Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2008.

PSICOSALUD 2008 CUBA

20080105213007-cubacbe.gif 

http://cencomed.sld.cu/psicosalud2008/

Queridos colegas:

La Sociedad Cubana de Psicología de la Salud y el Grupo Nacional de Psicología pertenecientes al Ministerio de Salud Pública de Cuba, convocan a la:

V Conferencia Internacional de Psicología de la Salud, PSICOSALUD 2008

que se celebrará del  13 al 17 de Octubre del año 2008, en el Palacio de Convenciones de La Habana, Cuba.

Esta Conferencia la realizamos tradicionalmente cada cuatro años, con el objetivo de propiciar el intercambio de experiencias entre especialistas cubanos y de otras latitudes, que con una concepción inter y multidisciplinaria, desarrollan sus actividades en el Sector de la Salud. 

Aspiramos a que se expongan y discutan en ella los adelantos alcanzados en la búsqueda de procedimientos avanzados aplicables a la solución de problemas de salud, en los que el papel del psiquismo y el comportamiento ocupan un lugar destacado en su determinación en diferentes contextos nacionales e internacionales.

Los psicólogos cubanos nos proponemos promover el desarrollo de la ciencia psicológica, velar por la calidad, la eficiencia y el prestigio de la Psicología de la Salud y expondremos nuestras experiencias de más de 30 años de práctica profesional, con el interés de intercambiar  criterios y aportes con colegas de países hermanos así como brindarles una visión integral de nuestro quehacer profesional.

Todos los participantes serán recibidos con la hospitalidad que caracteriza a nuestro pueblo.

Etiquetas: , ,

05/01/2008 21:30 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Nuevo cometario en Cubavision Internacional

20080108174345-31-12-2007.jpg

 

 

La Importancia del capitán del equipo.

http://www.cubavision.cubaweb.cu/comentarios_detalles.asp?ID=201

Etiquetas: , , ,

08/01/2008 17:14 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Rodrigo Cauas nos presenta un nuevo libro

20080108174430--cid-image001.jpg
08/01/2008 17:44 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Psicología y Deporte de Rodrigo Cauas

20080108180401--cid-image002.jpg

 

 

 

08/01/2008 18:04 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

SIPD

 

Amigos SOCIOS SIPD,
Se cierra el año y es el momento apropiado para hacer un breve balance del
2007, así como de desear a todos los Socios un muy feliz 2008!. El año
entrante lo consideramos especial, pues esperamos que sea el del empujón
definitivo a una Psicología del Deporte Iberoamericana. Si en el 2006 se
hizo historia con el I* Congreso SIPD* en Guadalajara (México), organizado
en el ITESO por el Mstro. Tomás Trujillo,  este 2008 nos trae la 2ª edición
de nuestro Evento, en este caso en la ciudad de Torrelavega, Cantabria
(España), donde el Mstro. Joaquín Díaz con su equipo, está organizando desde
hace meses la coyuntura para albergar un gran Evento. En estos momentos la
estructura ya está configurada, con 5 Conferenciantes Plenarios, más de 20
Simposios confirmados y las primeras propuestas de pósters. Sin lugar a
dudas, será un Congreso sin precedentes en España y en Iberoamérica. En la
página web www.sipd.org se irá informando de todos los avances en el
Programa, y en el mes de enero comenzaremos la difusión oficialmente, se
enviará el primer borrador con las actividades científicas que se van a
realizar, así como con las fechas claves a tener en cuenta para la
presentación de trabajos. Del 6 al 8 de Noviembre de 2008 en España sólo se
hablará de la PD Iberoamericana. Os esperamos a TODOS!.
En otro orden de cosas, me gustaría informaros que en los últimos meses
hemos aprovechado la colaboración de Paulo Sena, Cristina Oliveira y
Catarina Negra de Portugal, para actualizar los certificados, pagos y
carnets de socios (cada socio debe revisar en el momento que se envíen cual
es su situación). Todo se recibirá en el mes de enero junto a la revista
Cuadernos de Psicología del Deporte. El editor de CPD, Dr. Enrique Garcés de
Los Fayos, está ultimando el lanzamiento conjunto de los números 1-2 del
2007, que recibirán todos los socios en sus domicilios. Igualmente, hemos
solicitado al Mstro. David Peris más ejemplares de su obra dirigida a
padres, para que los socios que no pudieron recibirla con anterioridad lo
hagan próximamente. Nos enviará 40 ejemplares más para cubrir los envios
faltantes.
Una información relevante tiene que ver con las elecciones a la Junta
Directiva de la SIPD. Se realizará durante el Congreso de Torrelavega y en
los próximos meses se explicitarán las bases para poder presentarse como
candidato y para poder ejercer el derecho a voto.
Otra de las acciones que se ha comenzado a llevar a cabo con éxito en el
2007 es la de crear "secciones" SIPD en cada país, con la finalidad de que
tengan mayor autonomía a la hora de realizar actividades. En el 2008 se
desarrollará esta iniciativa, que ha tenido éxito en países "piloto" como
Guatemala. Cada país tendrá su representante, que estará en comunicación
constante con los Vicepresidentes de cada zona y que elebará las propuestas
de actividades a la Junta Directiva, para que cuenten con el auspicio de
SIPD. Pensamos que esta idea, unida a otras que están desarrollándose,
otorgarán un mayor dinamismo y visibilidad a la SIPD.
Por último también os enviamos una información sobre una Maestría en la que
están colaborando como profesores algunos miembros de la SIPD:

"Os informamos de una novedad que puede resultar de gran interés para todos
los miembros del SIPD: el Máster en Psicología Aplicada al deporte que
organiza el COPC ( Colegio Oficial de Psicólogos de Cataluña)ha llegado a un

acuerdo con la prestigiosa Universidad Abat Oliva, según el cual todos los
alumnos que realicen esta primera edición del máster 2008, se les
convalidará
el título como Máster Universitario.Además, todos los miembros del SIPD
tendrán precio de estudiante, es decir,en lugar de los 3.850 euros para
psicólogos no colegiados, pagarán 3.250 euros que se podrán pagar en 2
cuotas
separadas sin intereses.
Los licenciados en INEFC podrán cursar el máster,y se harán grupos de
prácticas separadas entre psicólogos y estudiantes de psicología y los
preparadores físicos o licenciados en Ciencias de la Actividad Física y el
deporte. Cualquier duda, dirigirse a la secretaria del Máster; Coral Orpí:
coralop@copc.es"

Nada más de momento, siguen muchos frentes abiertos y poco a poco se van
consiguiendo los objetivos que nos planteamos.
En el 2008 la ILUSIÓN de conseguir las metas establecidas nos hará el
trabajo más llevadero. La PERSEVERANCIA nos brindará la seguridad de que la
PD iberoamericana es posible, pero será la verdadera fuerza de la SIPD, los
SOCIOS, los que realmente conviertan a nuestra Sociedad en un referente
mundial.
Un cordial y afectuoso saludo,

Prof. Dr. Joaquin Dosil
Presidente SIPD
www.sipd.org
 <http://indernet.inder.co.cu/horde/util/go.php?url=http%3A%2F%2Fcongresosipd.wordpress.com%2F&Horde=1633bb380987a2d544603c03a00712fa>

Etiquetas: , , , ,

08/01/2008 18:47 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

20080110120247-slide0001-image002.jpg

 

 

Boletín Científico Técnico, No. 4. 1979. INDER. CUBA.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

Centro de Investigaciones e Informática del Deporte, INDER. CUBA.

Trabajo presentado en el 2do evento Científico de la Universidad de La Habana. Facultad de Biología Nov. 16 y 17 de 1979

RESUMEN:

Durante las carreras de larga duración el deportista experimenta múltiples percepciones que constituyen una valiosa información sobre su estado físico y psíquico y de algunos factores del medio que influyen en su acción. Al concluir la carrera, casi toda esa información ha sido olvidada, confundida o distorsionada, a tal punto, que resulta prácticamente inútil. Además, para ser de utilidad, dichas percepciones deben ser valoradas o referidas a una escala que opere como código de comunicación.

Con miras a explorar la utilidad de tales valoraciones y crear métodos para hacerlas y usarlas en el estudio y control del entrenamiento, se fueron incluyendo en los datos tomados durante las carre­ras de fondo que he realizado en los primeros 9 meses de un plan para mejorar la aptitud física. Desde el inicio se valoró el esfuerzo percibido o cansancio, poco después fue necesario incluir los dolores y molestias locales, casi siempre en las piernas y/o el tronco. Más tarde las sensaciones de calor, radiación solar, sed y debilidad. Siempre se empleó una escala de 0 a 100, y los datos se anotaron en tiempo real, corriendo con dos cronómetros, lápiz, cartulina y otros instrumentos.

Experiencias realizadas con otros corre­dores aficionados demostraron lo útil y fácil que es la valoración del esfuerzo percibido; sin la cual resulta deficiente cualquier intento de comparar. los rendimientos intra o ínter individuos. Se desarrolló un método cuantitativo para calcular el índice de Mérito Potencial de una carrera a partir de: la distancia; el tiempo y el esfuerzo realizado, Índice que permite comparar carreras dife­rentes en esos 3 aspectos, lo cual posibilita el pronóstico de actuaciones y los estudios evolutivos.

Las percepciones visual y somática de la radiación solar, del calor y la debilidad, están siendo útiles para estudiar los efectos de los factores térmicos en los rendimientos, mientras que la valoración de dolores y molestias locales están ayudan­do a detectar sus posibles causas y evaluar los remedios.

INTRODUCCION:

1. AUGE DE LAS CARRERAS DE RESISTENCIA

En la última década, la práctica de las carreras de resistencia ha experimentado en los países desarrollados un crecimiento vertiginoso, el cual aun continua. En nuestro país ,el proceso está en sus inicios. Tal auge se debe, en lo esencial, a la toma de conciencia sobre los beneficios que el ejercicio físico, y la carrera en particular, ejercen sobre la salud física y mental del ser humano.

2. PERFECCIONAMIENTO Y EVITACIÓN DE ACCIDENTES

La carrera, como cualquier otra actividad en fase de expansión, está siendo objeto de múltiples estudios, con miras a perfeccionar su práctica y hacerla más beneficiosa. Este perfeccionamiento va dirigido en dos sentidos complementarios: uno, a minimizar los tiempos, o sea, maximizar la velocidad para cada distancia, y otro, reducir al mínimo las consecuencias negativas que tal práctica implica, es decir, dolores, lesiones e incluso accidentes graves, tales como infartos, colapsos hipertérmicos, etcétera.

3. NECESIDAD DE REGULACIÓN ÓPTIMA A CORTO Y LARGO PLAZO

Para reducir al mínimo posible el tiempo de una carrera, resulta necesario que el sujeto corra en cada momento a cierta velocidad, la que, en general, varía de uno a otro instante y que, además, realice en la mejor forma cada uno de los movimientos y posturas idóneos para la carrera. Asimismo, si át tal carrera se llega luego de un proceso previo de entrenamiento, sólo se alcanzará el resultado óptimo para ese sujeto si cada día se realiza a la tarea adecuada. lo cual implica valores apropiados de distancia, velocidad repeticiones, etc., y, obviamente, hasta un adecuado modo de vida del sujeto. Todo ello significa que para obtener el resultado óptimo es necesario ejercer una regulación a corto y larga plazo sobre las actividades del individuo, sabiendo, precisamente, un curso óptimo, todo lo cual, dicho sea de paso, está muy lejos aún de ser posible.

4. REGULACIONES INCONSCIENTES

Tanto durante una carrera en particular como durante la serie de carreras que constituyen la esencia de un período de entrenamiento, el organismo humano puede autorregularse para acercarse a los objetivos perseguidos sin necesidad de una elaboración consciente y cognoscitivas de los complejos procesos implicados. Obviamente, el grado de perfección de tales acciones reguladoras aumentará con la repetición, o sea, con la experiencia del sujeto.

5. LIMITACIONES DE LAS REGULACIONES INCONSCIENTES

Las desventajas principales de apelar a tal método inconsciente o espontáneo de perfeccionamiento son: en primer término, su lentitud; en segundo, su inexactitud; y en tercer lugar, los riesgos siempre implícitos en los aprendizajes por prueba y error, que en este caso se convierten en una secuela de lesiones, accidentes, errores y frustraciones. Cabe decir que, en gran medida, los métodos actuales de entrenamiento no superan mucho a este método espontáneo.

6. NECESIDAD DE UNA REGULACIÓN CONSCIENTE COMPLEMENTARIA

No cabe la menor duda de que, para lograr la regulación óptima de cada carrera, así como de la serie de entrenamientos, es imprescindible ejercer una regulación complementaria de tipo consciente y empleando la mayor cantidad posible de los conocimientos científicos y empíricos disponibles de forma integrada y coherente. El carácter complementario irá pasando a fundamental en la medida que se amplíen los métodos cuantitativos aplicables a la práctica y derivadas de los conocimientos teóricos disponibles.

7- REQUISITOS PARA PODER EJERCER UNA REGULACIÓN CONSCIENTE.

Para ejercer una regulación óptima de un proceso cualquiera y obtener, por tanta, les mejores resultados, es conveniente, si no imprescindible: 1. Conocer las leyes según las cuales transcurre el proceso; 2. Disponer de información sobre el estado del sistema en las momentos adecuados, y 3. Poder ejercer influencia sobre dicho estado cada vez que se requiera.

Las posibilidades de satisfacer estos tres requisitos aumentan según el orden en que fueren expuestos, pues poco se sabe de las leyes cuantitativas según las cuales transcurre la carrera y, mucho menos. sobre las del proceso a largo plazo o entrenamiento. Sobre la obtención de información relativa al estado del sistema son mayores las posibilidades, pero limitadas en la práctica, ya que sólo una pequeña parte de las variables importantes pueden ser medidas con la frecuencia y exactitud necesarias. Mucho mayores son, sin duda, las posibilidades de ejercer control sobre el proceso, pues, conocido lo que debemos hacer, es casi cuestión volitiva, o, a lo sumo, de aprendizaje, poder realizarlo.

8. DATOS OBTENIBLES POR MEDICIONES INSTRUMENTALES

El sistema compuesto por el corredor y su medio, con el cual interactúa en cada momento, puede ser descrito por un conjunto de variables, las cuales pueden calificarse en tres grupos: las biomecánicas, que describen la acción deportiva, las biológicas, que describen a los sujetos, y las ambientales, que describen el medio (8). Entre las biomecánicas destacan la velocidad, la frecuencia del paso y su longitud. Entre las biológicas: el peso, la estatura, el consumo de oxígeno, la frecuencia cardiaca y el cansancio. Entre las ambientales: la distancia, el tiempo y las condiciones termo climáticas (temperatura, humedad, viento y radiación). Ahora bien, aunque todas estas variables, e incluso otras, son posibles de medir con las técnicas actuales en condiciones de laboratorio, muchas de las variables biológicas no son medibles durante la carrera misma- sin perturbar excesivamente al sujeto, y, por tanto, lo que se quiere medir. Además, una parte de los instrumentos idóneos resultan tan caros que no están al alcance de una buena parte de los entrenadores e instituciones deportivas, aun de los países desarrollados. Incluso contando con todos los recursos tecnológicos actuales, hay variables biológicas imposibles de medir ni durante la carrera ni, aun, en el laboratorio.

9, LAS PERCEPCIONES DEL CORREDOR COMO DATOS 0 SEÑALES DE ESTADO PARA EFECTUAR LA REGULACIÓN CONSCIENTE. DEL PROCESO

Entre las variables biológicas imposibles de medir en la actualidad, destacan las señales nerviosas correspondientes a las percepciones del corredor, tales como: esfuerzo, cansancio, dolor, calor, debilidad o agotamiento, estado general, etcétera. Dada la importancia que. para la regulación y optimación de la carrera tienen estas variables, resulta imprescindible apelar al recurso de valorarlas subjetivamente, esto es, hacer que el corredor les asigne un valor numérico guiándose por una escala establecida previamente, cuyos extremos, y quizás algún punto intermedio, tengan una significación precisa e inequívoca. Tal escala actúa, pues, como un código de comunicación entre el corredor y las demás personas relacionadas con su acción.

10/01/2008 12:02 ucha #. sin tema Hay 1 comentario.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Parte 2

20080111202902-slide0001-image002.jpg 

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

11 La relación entre el estímulo y la sensación correspondiente sigue una ley general descubierta por Stevens hace algunas décadas (14, 15') y cuya forma es:

               n

S=a+b E....(Ec. 1)donde a representa la respuesta espontánea o ruido, b es una constante dimensional y n es un exponente que tiene un valor característico para cada modalidad sensorial, y cuyo valor para la mayoría de las modalidades oscila entre 0,33 y 3,5.

El valor de a, por lo general, no es mayor que el 5 % de la sensación máxima, a la cual el sistema sensorial se satura. o sea, cuando las células sensoriales y/o las neuronas asociadas alcanzan una frecuencia máxima de disparo. Cabe aclarar que tal saturación no está incluida en la ley general expresada en la ecuación 1. Como casi nunca se llega a estos valores extremos es admisible operar con la ecuación anterior sin cometer gran error, más aún cuando el exponente n es menor que 1, en cuyo caso la curva resulta convexa, o sea, en el mismo sentido que la propia saturación.

Cuando el valor de a es pequeño puede suprimirse, con lo cual se reduce la ecuación y se simplifica consecuentemente su aplicación (5).

En este caso la ecuación queda así:

             n

S = b E° . . . . . . (Ec. 2)

Los valores de n para algunas de las modalidades sensoriales más importantes para la regulación de la carrera han sido determinados ya: 1,2 para el cansancio producido por un trabajo de gran potencia y corta duración. (4); 1,6 para él cansancio correspondiente a un trabajo de larga duración (4,l2); 0.7 para la radiación percibida en el cuerpo completo o grandes áreas de él: 1,7 para la fuerza muscular (13,15), Otros valores de n están por determinar e incluso, en algunos casos, falta establecer cuál es el estímulo que causa la sensación. Tal es el caso de algunos dolores muy frecuentes en las carreras. como los que ocurren en las zonas del hígado y los riñones.

Asimismo, la sensación de «debilidad» o agotamiento, claramente distinguible del cansancio o el esfuerzo.

11. ESFUERZO PERCIBIDO, FATIGA, CANSANCIO

Desde finales de la década del 50, varios .investigadores han venido estudiando las relaciones entre el trabajo muscular y la sensación de esfuerzo, fatiga, cansancio, etc., diversidad de nombres que refleja ciertas diferencias de concepción (4,6).

En general, predomina la tendencia o considerar tal percepción como la integración de muchas sensaciones en respuesta a la actividad física que se realiza, estimando algunos investigadores que tales percepciones de esfuerzo o cansancio son causadas, al menos en parte, por una interpretación subjetiva de las señales emanadas del sistema de receptores homeostáticos, entre los cuales se. encuentran los sensoras del seno carotídeo v de la vena cava, entre otros (1).

De las investigaciones realizadas se ha concluido que la ecuación psicofísica resulta adecuada para establecer la relación entre los datos experimentales. Los valores de n para el trabajo de larga duración (1 > 4 min.) han variado entre 1,2 v 1,6. Así, en los trabajos preliminares, Borg (2) propuso un exponente de 1.2 para una ecuación simple, o 1,6 si se añadía a la potencia real de. 200 kgm/ min. Sjoberg, en 1968, encontró un exponente 1,6 mientras que el propio Borg. en 1972. encontró en 27 de 28 sujetos un valor de n igual a 1,5 y un ruido o respuesta espontánea igual que el 49% del valor máximo de la percepción.

12. ESCALAS PARA EL ESFUERZO PERCIBIDO Y EL CANSANCIO.

En los trabajos de 1962. Borg (3) encontró que el coeficiente de correlación entre el esfuerzo percibido valorado en una escala del 6 al 20 y la frecuencia cardiaca absoluta fue igual a 0.85, mientras que el coeficiente entre la potencia mecánica entregada al ergómetro y el esfuerzo percibido valorado en relación con un máximo dé 100 resultó muy bajo. entre 0,2 y 0,5, lo que le indujo a proponer la escala del 6 al 20. la cual se muestra en la figura 1.

En una investigación anterior (11) utilizamos esta escala extensamente y comprobamos que resultó satisfactoria, pero

6-

7- Muy, muy ligera

8-

9- Muy ligera

10-

11- Medianamente ligera

12-

13- Algo fuerte

14-

15- Fuerte

16-

17- Muy fuerte

18-

19-Muy, muy fuerte

20-

Figura 1 Escala para valorar el esfuerzo percibido, ideada por G. Borg.

que no tiene ningún mérito especial por haber hecho coincidir sus extremos 6 y 20 con la décima parte de los límites normales de la frecuencia cardiaca promedio en las personas jóvenes. Por ello, con posterioridad volví a la escala porcentual que venía empleando desde 1974 para valorar el cansancio originado en nuestras carreras de entrenamiento. La escala porcentual de cero a 100 ha resultado de fácil aprendizaje y repetibilidad, al menos para el caso de las carreras de resistencia. Tai escala se muestra en la figura 2. Cabe- añadir que las valoraciones del esfuerzo percibida han resultado tan confiables que se ha propuesto utilizar el 17 en la escala de Borg como referencia en la determinación de la capacidad de trabajo físico (3).

Fig.2- Escala del autor para valorar cansancio y esfuerzo

13. DIFERENCIA ENTRE ESFUERZO Y CANSANCIO

Aunque el término esfuerzo percibido (perceived exertion) ha resultado de gran aceptación y con él se ha querido denominar a la realimentación que recibe el sistema nervioso central en respuesta al ejercicio (4), hemos observado que el significado habitual de la palabra esfuerzo en el idioma español tiende a producir una confusión conceptual en las personas a quienes se les pide evaluarlo. La razón para esta confusión radica en que, por lo general, la palabra esfuerzo se aplica inconscientemente a la acción del sujeto, mientras que a la reacción derivada de tal esfuerzo se la tiende a llamar cansancio o con menor frecuencia fatiga. En honor a la costumbre y en aras de la claridad he optado por reafirmar lo anterior, o sea, entendemos por esfuerzo la intensidad de la acción nerviosa que genera la acción motora, mientras que reservamos la palabra cansancio para, la integración de todas las respue9tas que origina esa acción en los diversos sistemas implicados en su realización. En tal sentido el esfuerzo queda ligado a la eferencia total del cerebro directa e indirectamente concatenada al ejercicio físico, mientras que el cansancio queda, ligado a la aferencia de la información al cerebro desde los órganos implicados en la acción.

Así las cosas, no resulta difícil comprender que el origen de la confusión radica en el hecho que el cansancio es una función demorada del esfuerzo, por lo cual es posible realizar un esfuerzo sin cansancio y sentir cansancio sin esfuerzo, situaciones respectivamente características del inicio de una carrera u otro ejercicio y de la fase de recuperación. Por ello, resulta algo raro preguntarle a una persona qué cansancio siente al cabo ,de los primeros 50 pasos de una carrera de fondo y absurdo preguntarle por el esfuerzo que, realiza cuando hace 5 minutos que terminó de correr.

En nuestro trabajo hemos tratado siempre de dejar bien claro en la mente de los corredores tal distinción, aunque cabe señalar que en la mayoría de los casos sólo hemos podido valorar el cansancio, que es la parte más desconocida, pues al esfuerzo está libado en tiempo real con la acción y en cierta medida, puede valorarse por ella en las etapas iniciales de la carrera, toda vez que al cabo de 10 minutos o más esfuerzo y cansancio se hacen equivalentes, ya que el esfuerzo psíquico ya dirigido a contrarrestar el cansancio manteniendo el movimiento.

14. NUESTRO OBJETIVO

Nuestro objetivo fue, y es, en primer término, utilizar el valor del cansancio como una medida del costo subjetivo e individual de la carrera, factor necesario para calcular las potencialidades máximas del sujeto e imprescindible para optimizar tanto una carrera en particular como la serie de entrenamiento. En segundo lugar, determinar las relaciones entre diversas variables biomecánicas, ambientales o incluso fisiológicas, con las percepciones correspondientes, para así utilizar, posteriormente, estas percepciones en la regulación óptima de las carreras y también en la prevención dé accidentes y errores.

15. EXPERIENCIAS REALIZADAS

Nuestras experiencias en la valoración de percepciones en las carreras se iniciaron en 1974 para distancias relativamente cortas: 400 m. a 800 m. y eventualmente 1200 m., en las cuales empleamos la escala porcentual ya mostrada en la figura 2. Durante el año 1977 realizamos experiencias con la valoración del esfuerzo percibido durante pruebas veloergométricas, algunas de las cuales fueron ya reportadas (11). A principio de 1978 se utilizó la valoración del cansancio como parte de una prueba integral de acción y recuperación para corredores de 400 m (9). En el propio año 1978 realizamos una serie de experiencias con corredores y marchistas, las cuales, por causas ajenas a nuestra voluntad, no pudimos concluir. Tanto en este trabajo como en el veloergométrico, empleamos la escala de Borg mostrada en la figura 1. Si algo puede concluirse de estas experiencias es:

1. Que la valoración del cansancio, o esfuerzo percibido, si se prefiere, es fácil de aprender a realizar con precisión del 5 al 10% en 2 o 3 sesiones, existiendo la tendencia a aumentar la coherencia y precisión de las valoraciones con la repetición de las mismas, máxime cuando el sujete es orientado por alguien experimentado y/o por las indicaciones de alguna variable fisiológica concatenada al gasto energético.

2. Que, efectivamente, la relación entre la potencia entregada y el cansancio es curvilínea y concordante con la ley psicofísica general y cuyo exponente varía entre un poco más de 1, para las personas no entrenadas, hasta cerca de 2, para los atletas de alto nivel.

A fines de noviembre de 1978 comencé un plan de mejoramiento de la aptitud física mediante carreras de resistencia. Desde el primer día corrí en una pista de 400 m provisto de 2 cronómetros, una tarjeta y un lápiz, y entre otros datos valoré el cansancio al cabo de cada media vuelta en las carreras menores de 2 Km. o de una vuelta en las mayores. Los demás datos iniciales fueron la frecuencia cardiaca al despertar, acostado aún, la previa y las posteriores a las carrera, siempre de pie, estas últimas con vistas a determinar las constantes de tiempo de la recuperación. Al principio me pesé cada semana, luego aumenté la frecuencia a 2 veces por semana tanto antes como después de la carrera. También, se valoró desde el principio el estado general del corredor,-para la cual se tomó el estado normal como 100 y el sueño o la inconsciencia como cero. Asimismo, durante la carrera se midió la frecuencia del paso y el tiempo parcial de cada vuelta.

Al cabo de unas semanas fue necesaria valorar los dolores y cansancios locales. principalmente en las piernas y el tronco, entre los cuales destacan: las pantorrillas y rodillas, en las piernas, y en las zonas cercanas al hígado y los riñones Para valorar estos dolores y cansancios se utilizó la escala porcentual, tomando como 100 un dolor imaginario realmente insoportable.

A partir de mayo, cuando el efecto conjunto de los días más largos y el aumento de la temperatura determinaron que las carreras se efectuaran en condiciones térmicas más agresivas, surtió la necesidad de valorar la percepción de calor tanto interno como externo ocasionado por la radiación solar. En correspondencia, también se comenzó a medir la temperatura ambiental, más tarde la temperatura de bulbo húmedo y actualmente la velocidad del viento, la radiación solar y lo que he dado en llamar «temperatura efectiva», en la cual se integran las cuatro variables anteriores para tener una medida del efecto conjunto que ejercen sobre el intercambio térmico entre el sujeto y el medio. Asimismo, comencé a medir la temperatura sublingual al despertar, antes de correr y en varios instantes posteriores a la carrera. En algunos días añadí la medición simultánea de la temperatura rectal para establecer la relación entre ambas.

La experiencia de correr en condiciones termo-climáticas muy desfavorables, por calurosas, determinó comenzar a distinguir primero y valorar después una sensación de «debilidad», o agotamiento claramente distinta del cansancio percibido cuando se corre en condiciones ambientales favorables. En consecuencia se inició la práctica de medir la temperatura sublingual en varias ocasiones durante la carrera. Para estudiar mejor los efectos deshidratantes de la carrera en condiciones ambientales de alta temperatura me pesé antes y después de la carrera y comencé a valorar la percepción de sed cuando se presentó.

Cabe subrayar que para poder retener esta cuantiosa información recorrimos a la práctica de anotarla inmediatamente de valoradas las percepciones o medidas las demás variables, pues resulta obvio que una vez concluida la carrera toda esta información es olvidada o confundida a tal punto que resulta inútil. Escribir mientras se corre a la velocidad de las carreras de resistencia no resulta difícil. máxime cuando se aprende a correr eficientemente, lo cual implica, entre otras cosas, reducir las vibraciones del tronco al mínimo posible.

A parte de las experiencias realizadas conmigo mismo, efectuamos otras con un grupo de corredores aficionados de diferentes edades y experiencias, quienes forman parte del Club de Corredores Andarín Carvajal y practican principalmente en el estadio de la Universidad de La Habana. En estas experiencias se midieron la distancia y los tiempos parciales, y se valoró el cansancio final, salvo en ocasiones en que se valoraron también los cansancios intermedios. Para este grupo ya se ha convertido en norma no sólo valorar el cansancio al final de sus competencias de hasta 30 Km., sino realizar sus pronósticos de tiempo para un determinado cansancio final.

Por último, se ha incorporado a la técnica de entrenamiento de un corredor de alto nivel la valoración del cansancio periódicamente durante sus carreras y al final de las mismas, dato que es utilizado en el cálculo de sus potencialidades y en el estudio de su evolución. Asimismo, este atleta ha comenzado a valorar su estado general con miras a conocer las influencias de las cargas de entrenamiento sobre su organismo, particularmente la fatiga inducida por una carrera, su grado de recuperación con el descanso y la fatiga acumulada durante una fase de entrenamiento. Al comenzar a ejecutar carreras más cortas y veloces, o trabajo de intervalos, y aparecer los característicos dolores musculares, se evidenció la conveniencia de valorar dichos dolores v seguir una escala cuantitativa. lo cual justamente acabamos de iniciar.

 

Etiquetas: , , ,

11/01/2008 20:29 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Figura 2

20080111203458-slide0001-image002.jpg

 

 

 

 

Etiquetas: , , , ,

11/01/2008 20:34 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Tercera parte

20080112134644-slide0001-image001.gifValoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

16. RESULTADOSLa figura 3 muestra la primera la cara de una tarjeta correspondiente a una carrera de 10 km., a la cual se añadieron las aclaraciones necesarias de los símbolos empleados. En el borde superior izquierdo aparecen les datos que sintetizan Ir carrera: distancia, tiempo, velocidad pro medio, cansancio final, cansancio promedio, y los índices de mérito real y potencial, cuya significación se explicará más adelante.
12/01/2008 13:46 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Cuarta parte

20080112135006-slide0001-image001.gif 

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

En la figura 4 aparecen las curvas de velocidad y cansancio correspondientes a esta misma carrera. Obsérvese que el cansancio es una función demorada de la velocidad y, en consecuencia, del esfuerzo, función a la que se le puede asignar a grosso modo, una constante de tiempo, en este caso del orden de los 2,5 minutos. Cabe valorar que, en realidad, la función del cansancio es mucho más compleja que una exponencial simple, pues no sólo depende de la velocidad y el tiempo, sino de otros factores biológicos y ambientales e incluso biomecánicos.

12/01/2008 13:50 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Quinta parte

20080112135444-slide0001-image001.gifValoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

La figura 5 incluye las curvas de la temperatura sublingual y de las sensaciones de calor y «debilidad» o agotamiento correspondientes a la misma carrera. Puede observarse con claridad que en la medida que la temperatura sublingual se incrementó sobre los 37° C resultó necesario ir reduciendo progresivamente la velocidad, con una pendiente mayor cuando la temperatura excedió los 37,4° C y apareció la referida sensación de debilidad, cuya cuantía creció incesantemente hasta el final de la carrera.
12/01/2008 13:54 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Sexta parte

20080112135747-slide0001-image002.jpg 

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

La figura 6 muestra la relación entre la velocidad y el cansancio final para una serie de carreras de velocidad creciente de una a otra, pero casi constante durante cada una. Obsérvese que a los puntos experimentales pueda ajustarse bien la ecuación psicofísica de exponente 2,0 cuando se le da a la constante b un valor adecuado para el sujeto en cuestión en ese momento de su desarrollo.

12/01/2008 13:57 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Figura 7

20080112140417-slide0001-image002.jpg 

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

Fig. 7: Velocidades medias a que corrieron 3 distancias 6 sujetos de diversas edades y preparaciones.

En la figura 7 apareen las velocidades correspondientes a 3 carreras de longitudes diferentes, pero terminadas con igual cansancio, para 6 sujetes de diversas edades y preparaciones físicas.

12/01/2008 14:04 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Octava parte

20080114060652-slide0001-image002.jpg 

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

17. ÍNDICE DE MÉRITO DE LA CARRERA

Para poder comparar directamente dos o más carreras de longitudes diferentes ejecutadas por uno o varios individuos, he propuesto previamente el índice de Mérito de la Carrera (10), el cual se calcula con la siguiente ecuación:

        n

I = v√d ....(Ec.  3)

donde I es el índice de mérito de la carrera; v, la velocidad en m/seg.; d la distancia en Km. y n, un parámetro que vale 13,24 para los hombres y 10,45 para las mujeres. Tal ecuación no es fruto de la imaginación, sino que fue deducida teniendo como datos las marcas mundiales de las carreras masculinas y femeninas vigentes el primero de enero de 1979.

18. CANSANCIO E INDICE POTENCIAL

En la ecuación anterior se obtiene el mérito de la carrera sin tener en cuenta cuánto le costó al corredor realizarla. Sin embargo, resulta posible incluir este costo en la valoración y obtener una cifra que representa lo que el corredor podía haber hecho para un determinado costo que se tome como norma, o, simplemente, comparar directamente dos o más carreras en las cuales el costo de la acción haya sido diferente. Como costo de la carrera podemos emplear el cansancio percibido, sea el final o, mejor aún, el promedio para la fase casi estacionaria de la carrera. Para obtener este Índice Potencial del Corredor es necesario integrar en una sola la ecuación del índice de mérito y la correspondiente a la ley psicofísica, de modo que:

          n    n

Ip = vdCn/Cr .......(Ec. 4)

donde Ip es el índice potencial del corredor; v, n y d tienen igual significación que en la ecuación 3; Cr., el cansancio real experimentado por el sujeto en la carrera; Cn., el cansancio que se adapta como norma y m, el exponente de la ley psicofísica cuyo valor es cercano a 1,6, y como ya se ha revelado, puede variar entre poco más de 1 hasta cerca de 2, según el entrenamiento del individuo sea mayor. Esta ecuación tiene el valor singular de estar formada por variables medidas instrumentalmente como la distancia y el tiempo, y una variable psicofísica, el cansancio, el cual ha sido valorado subjetivamente, y, además, dos parámetros relativos al sexo y a la preparación física del corredor.

19. APLICACIÓN DEL INDICE POTENCIAL A LA REGULACIÓN DEL ENTRENAMIENTO

El índice potencial puede aceptarse como una medida del estado físico del individuo y, por tanto, de su rendimiento como corredor en ese instante de su desarrollo. Por ello, la evolución de este índice en el transcurso de los días puede; ser de gran ayuda pira regular adecuadamente la cuantía del entrenamiento con miras a obtener un resultado cercano al óptimo en determinada fecha.

En la figura 8 se muestra la evolución de los índices real y potencial del autor durante una fase de su entrenamiento. Obsérvese que el cálculo del índice potencial permite eliminar gran parte de las variaciones diarias del índice real, o sea, las correspondientes a diferencias en el esfuerzo realizado y el cansancio percibido. No obstante, el índice potencial muestra tanto las variaciones de la aptitud física del sujeto causadas por el entrenamiento, el estado de salud, el peso y otros factores biológicos como las variaciones causadas por las condiciones ambientales, principalmente las termo-climáticas, e incluso puede reflejar otros factores como la geometría de la trayectoria y la naturaleza de la superficie del terreno.

La utilidad principal del índice de mérito potencial radica en que permite convertir cada carrera de entrenamiento en una prueba de control, sin que el corredor tenga que realizar un esfuerzo mayor que el adecuado para cada día.

En la práctica actual, la cuantía del entrenamiento se planifica con un alto grado de arbitrariedad y se regula casi a ciegas, ya que las pruebas de control, como demandan un esfuerzo casi competitivo, no pueden ejecutarse con la frecuencia necesaria so pena de fatigar y/o lesionar al propio atleta, y tampoco alcanzar la meta aspirada.

El índice potencial posibilita ir regulando día a día la cuantía del entrenamiento, es decir, la distancia y el tiempo el cansancio para cada una de las ca­rreras y el número correspondiente a cada día o sesión, y hasta observar no sólo los efectos de tal cuantía sobre el estado físico del corredor, sino los efec­tos de otros factores ambientales, nutri­cionales, de salud, etc., y tomar las me­didas pertinentes á tiempo, antes de que sea demasiado tarde.

14/01/2008 06:06 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Novena parte

20080114061100-slide0001-image002.jpg 

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

El gráfico de la figura 9 corresponde a la evolución del índice potencial de un corredor de alto nivel durante las primeras 6 semanas de entrenamiento, que concluyeron con su primera competencia de importancia.

14/01/2008 06:11 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Decima parte

20080114061444-slide0001-image002.jpg 

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

20. LA VALORACIÓN DEL ESTADO GENERAL Y LA REGULACIÓN DEL ENTRENAMIENTO

Fig. 10: Evolución del estado total, el índice potencial isotérmico y la longitud de las carreras del autor durante 6 semanas

Es bien sabido que el estado físico-psíquico de una persona puede variar mucho de un día a otro. Tal variación puede reflejarse mediante adjetivos más o menos claros. También se sabe que cuando el estado del sujeto está sensiblemente, por debajo del normal, sea por enfermedad, sea por agotamiento u otra causa, es conveniente o inclusive imprescindible reducir o suprimir la cantidad de entrenamiento durante cierto tiempo. Ahora bien, el mero hecho de utilizar un código de comunicación entre el atleta y el entrenador, de tipo cualitativo y ni siquiera sistemático, deja abierta la brecha a los errores tanto de apreciación y expresión por parte del atleta como de interpretación y regulación por parte del entrenador. Además, en un proceso de perfeccionamiento de tendencia claramente cuantitativa no caben los adjetivos, pues éstos no pueden formar parte de un modelo matemático ni ser procesados por computadoras. Por ello, resulta necesario cuantificar el estado general del sujeto. Tal cuantificación la hemos venido realizando con respecto al valor normal o habitual, el que, como ya se expresó, se toma como 100, con una referencia adicional para el sueño o estado de inconsciencia, al cual se le asigna el valor 0.

En el gráfico superior de la figura 10 se muestra la evolución del estado general del autor durante un período de 6 semanas, mientras que en la parte inferior de la propia figura aparece el correspondiente gráfico de las longitudes de las carreras.

14/01/2008 06:14 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Oncena parte

20080115114841-slide0001-image002.jpg 

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

La figura 11 muestra una relación individual entre el estado general y el índice potencial corregido para temperatura efectiva constante.

21. VALORACIÓN DE LOS DOLORES FRECUENTES EN LOS CORREDORES DE FONDO

Los corredores de fondo se ven afectados frecuentemente por diversos dolores, algunos que ocurren casi exclusivamente durante la carrera, como los llamados del hígado o los riñones, otros, característicos del reposo, que tienden a disminuir con el calentamiento consustancial a la carrera. Entre estos últimos se encuentran los dolores musculares, óseos v tendinosos.

Según su intensidad, cualquier dolor puede pasar desde una molestia sin consecuencia para las actuaciones del atleta hasta impedir del todo su actividad temporal o definitivamente. De ahí la importancia de prestarles gran atención desde la primera vez que se presentan, aunque sean leves, e iniciar inmediatamente una búsqueda de sus causas. Asimismo, si su intensidad lo requiere, reducir las actividades de entrenamiento o incluso su­primirlas del todo.

En cualquier caso, poder trazar el curso temporal de la intensidad del dolor y relacionar éste con las posibles causas y remedios resulta de vital utilidad e importancia para lograr no sólo suprimir las causas y seleccionar los remedios, sino para regular las magnitudes de entrena miento durante el período de afectación. Tanto para los propósitos específicos del entrenador como para los del médico, fisiólogo o psicólogo deportivos, es preciso establecer con el atleta códigos de comunicación seguros, inequívocos y coherentes. El caso de los dolores no es una excepción. 5e han realizado esfuerzos en el sentido de establecer dichos códigos. Por ejemplo, para los dolores de la pierna, particularmente los de la «canilla» (shinsplint), tan frecuentes y molestos en los corredores de fondo, se han sugerido 4 categorías según su intensidad y efectos (7). Pero entiendo que si bien para el trabajo clínico tal código o clasificación resulta adecuada, para el control del entrenamiento es necesario precisar algo más. Por ello extendí el uso de la escala porcentual, ya referida, al caso de los dolores, adoptando como referencia cero la ausencia de dolor y como 100, un dolor imaginario absolutamente insoportable, dejando al sujeto interpolar el suyo donde lo estime conveniente. La experiencia nos dice que la intensidad de los dolores típicos de los corredores por lo general no excede del 50%, y que cuando tal intensidad llega al 30%, ya perjudica el rendimiento del corredor. También hemos observado que el dolor umbral casi siempre se hace corresponder al 5%.

15/01/2008 11:48 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Docena parte

20080115115201-slide0001-image002.jpg 

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

A modo de ejemplo se presenta en la figura 12 la aparición y regulación, mediante la velocidad, de un dolor en la zona del hígado durante una carrera de 2,0 km.,

15/01/2008 11:52 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Figura 13

20080115115543-slide0001-image002.jpg 

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

...mientras que en la figura 13 se muestra la aparición y evolución de dolores musculares en los muslos y piernas luego de una carrera competitiva y esforzada.

 

15/01/2008 11:55 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Continuación...

20080115122715-slide0001-image002.jpg 

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

22. CALOR, DEBILIDAD E HIPERTERMIA

Como pudo apreciarse en la figura 5, la sensación de calor aumenta con la temperatura corporal, pero cuando ésta rebasa cierto límite personal da lugar a la aparición de una sensación distinta de agotamiento o debilidad que se manifiesta como la incapacidad de mantener la velocidad de la carrera, a pesar de que el ritmo respiratorio sea muy inferior al máximo lograble por el sujeto en condiciones normales. Cabe especular si el origen de tal percepción está directamente determinado por la hipertermia como una acción reguladora emergente del hipotálamo e inhibidora de la acción motora en evitación de nuevos aumentos en la temperatura corporal, o si se trata de una manifestación de que la capacidad de bombeo del corazón llegó a su límite, por lo cual todo aumento de la circulación periférica, imprescindible para la regulación térmica, debe ser acompañado de una reducción en el flujo sanguíneo de los músculos y órganos directamente ligados a la acción motora.

Sea cual fuese el origen, lo cierto es que tal percepción de debilidad o agotamiento actúa como una protección contra una mayor hipertermia, conducente quizás a la pérdida del control térmico y consecuentemente, al colapso. No obstante, he observado que ante una motivación superior determinados individuos pueden sobreponerse a este estado depresivo, percibidos como «agotamiento», y mantener, o hasta incrementar, la velocidad de la carrera, acción que, según la experiencia de otros y algunas observaciones propias conduce casi siempre, y en el mejor de los casos, al colapso térmico, y en ocasiones a la muerte. De ahí la importancia de distinguir y valorar tales percepciones y aprender a establecer los límites de seguridad que sólo han de excederse cuando sea necesario, con plena conciencia de los riesgos que implica.

Cabe señalar que estas percepciones de calor y debilidad son funciones muy demoradas de la acción física, en nuestro caso la carrera, por lo que para un óptimo control de la carrera es imprescindible una regulación consciente de la velocidad, de modo que en la fase inicial de carrera no resulte excesiva para condiciones térmicas existentes, y evitar tener que disminuirla drásticamente cuando los efectos hipertérmicos comienzan a manifestarse.

15/01/2008 11:59 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Figura 14

20080115120452-slide0001-image002.jpg 

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

23. SED Y DESHIDRATACIÓN

La sed es una función muy demorada del calor generado por la carrera, y de las condiciones termo-climáticas, pues ambos factores determinan el flujo de agita evaporada en la superficie corporal como medio de refrigeración y en aras de la regulación térmica del sujeto.

En condiciones normales, cuando el flujo de agua perdida por el organismo es pequeño, no tiene ningún peligro que la sensación de sed aparezca cuando ya se ha perdido 1 Kg. o más del agua corporal, pues hay reservas suficientes para dar tiempo a beber el agua necesaria mucho antes de que pueda ocurrir una hipertermia. Sin embargo, tal regulación lenta no resulta satisfactoria cuando los flujos de agua evaporada son muy altos como es el caso de la carrera en clima cálido y soleado. En tales condiciones, cuando la sed aparece, la hipertermia, por lo general, resulta inevitable de continuar la carrera con igual ritmo y condiciones, aunque se beba entonces, lo cual, generalmente, no puede realizarse por razones prácticas hasta un tiempo después de sentir la necesidad.

La figura 14 sirve de ejemplo a lo antes señalado. Las curvas mostradas corresponden a la velocidad y la temperatura sublingual durante una carrera experimental a muy alta temperatura, al mediodía y a pleno sol, carrera cuya longitud debió ser 10 km. Obsérvese que cuando la sed aplanó ya el sujeto estaba prácticamente deshidratado, pues casi simultáneamente dejó de sudar y, aunque bebió, fue inevitable interrumpir la carrera, pues la sudoración no se restableció y la temperatura sublingual, el cansancio y la «debilidad» iban en rápido aumento. La temperatura rectal 3 minutos después de terminar la carrera fue cercana a 40° C, en el borde de lo peligroso para quien no esté adaptado al trabajo físico intenso en condiciones tan agresivas.

15/01/2008 12:04 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia. Conclusiones

20080115122448-slide0001-image002.jpg 

Valoración de Percepciones en Carreras de Resistencia.

José R. López, I. E.

24. CONCLUSIONES Y PERSPECTIVAS

De todo lo expuesto puede concluirse que la valoración de percepciones puede resultar de gran utilidad para perfeccionar la regulación tanto de cada carrera de práctica o competencia en particular como de la gran serie que constituye el entrenamiento de un corredor, e incluso para tener en cuenta, valorar y en ciertos casos, regular la influencia de otros factores de los cuales también depende el rendimiento del atleta.

RECONOCIMIENTO

Aunque la gran mayoría de les datos expuestos en este articulo es resultado de una actividad individual del autor es necesario destacar la ayuda brindada por los siguientes compañeros: Francisco G. Ucha, psicólogo, quien colaboró en las experiencias inconclusas y las pruebas integrales realizadas ambas a principios de 1978 con varios corredores y marchistas.

Los miembros del Club de Corredores «Andarín Carvajal», que colaboraron en las experiencias de 1979. Julián Díaz, entrenador, y Luís Medina, corredor de medio fondo, con quienes comenzamos a aplicar una parte de los métodos que resultaron de los estudios previos del autor consigo mismo, tanto en el campo de lo aquí expuesto como en otros aspectos que se salen de este marco.

15/01/2008 12:09 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Obtiene grado de Master en Psicología del deporte la Dra. Mercy García

20080116214718-dra-1-.-mercy-garcia.jgp.jpg 

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE CIENCIAS PSICOLÓGICAS

INSTITUTO SUPERIOR DE POSTGRADO

LAS PRESIONES PRECOMPETITIVAS Y LA RELACIÓN CON EL RENDIMIENTO DEPORTIVO EN DEPORTISTAS DE RESISTENCIA, DE LA PROVINCIA DE PICHINCHA, 2007

TRABAJO DE INVESTIGACIÓN

PREVIO A LA OBTENCIÓN DEL GRADO ACADÉMICO

DE MAGISTER EN CIENCIAS PSICOLÓGICAS

CON MENCIÓN EN PSICOLOGÍA DEPORTIVA

(I PROMOCIÓN)

AUTORA: DRA. MERCEDES GARCÍA PAZMIÑO

TUTOR: DR. FRANCISCO GARCÍA UCHA

NOVIEMBRE, 2007

RESUMEN

La competición es el principal campo de prueba del deportista y es ahí justamente donde la mayoría de los atletas experimentan los factores generadores de altas presiones psicológicas, que influyen en la esfera psíquica y en la conducta del atleta. Todos los deportistas independiente de la especialidad, edad, experiencia deportiva; vivencian y afrontan las presiones precompetitivas de diferente manera; así en algunos atletas se desencadena emociones negativas: ira, ansiedad, miedo, desconcentración, desmotivación, tensión psíquica elevada y/o presencia de síntomas psicosomáticos; que inducen a inhibir o disminuir el rendimiento deportivo; mientras que en otros atletas que tienen una elevada autoestima y autoconfianza en sus capacidades; convierten a las presiones en retos; generando actitudes y expectativas determinantes significativas, que les permite alcanzar una disposición combativa óptima y un rendimiento acorde a sus propias posibilidades o por encima de las proyecciones y consecuentemente consistencia en el rendimiento. El estudio hipotético de esta investigación, relacionó el rendimiento deportivo con los factores condicionantes de naturaleza interna y/o externa, que ejercen presión o carga psíquica precompetitiva; y a su vez correlacionó con el Coeficiente de Valoración (CV) de los atletas seleccionados de la Concentración Deportiva de Pichincha, practicantes de deportes de resistencia: natación, ciclismo, atletismo y triatlón, en las especialidades de medio fondo y fondo; en quienes se determinó el grado de afectación de las presiones precompetitivas; en esta perspectiva se generó y dimensionó en los actores del deporte, una conciencia clara sobre la necesidad de la preparación psicológica integrada al proceso de preparación física, a fin de que el atleta rinda al máximo nivel; pero sobre todo para que encuentre el equilibrio entre el deporte y la vida.

Palabras claves: Presiones externas e internas; Emociones Negativas, Disposición Combativa, Rendimiento Deportivo, Coeficiente de Valoración,  Consistencia del Rendimiento.

16/01/2008 21:39 ucha #. sin tema Hay 2 comentarios.

Urgencias traumáticas de partes blandas más frecuentes en la selección nacional de atletismo velocidad 2005.

20080116220509-slide0001-image002.jpg 

Urgencias traumáticas de partes blandas más frecuentes en la selección nacional de atletismo velocidad 2005.

Lic. Annia Liuba Montalvo Pimentel.*

Dr. Abel Antonio Cueto Sanz. **

Dr. Pablo Castillo Díaz. ***

Resumen

Se realizo un proyecto de investigación de tipo descriptivo-analítico, retrospectivo y de corte longitudinal, la muestra estuvo constituida por la totalidad del equipo nacional de atletismo en la especialidad de velocidad en ambos sexos, en el macrociclo 2004-2005, nos propusimos clasificar las lesiones de partes blandas más frecuentes en la selección nacional de  atletismo velocidad, y correlacionarlas con otras variables.

Los resultados nos arrojaron una mayor incidencia de lesiones de partes blandas en el sexo femenino, que en el masculino, La etapa de la preparación donde se reportaron más lesiones fue la general con un total de 39 casos, el área anatómica más afectada fueron los miembros inferiores con un 62.9%. el mayor número de lesionados con un total de 68 casos correspondió al equipo nacional

Las lesiones musculares más frecuentes diagnosticadas fueron contracturas, distensiones, micro rupturas, contusiones y rupturas parciales en orden decreciente acorde a las etapas fue de la siguiente manera: especial con un 46,5%, la etapa general con un 30,2% y competitiva con solo el 23.2%, el área más afectada fue la región posterior con un total de 28 casos.

Las lesiones tendinosas más encontradas fueron las tendinitis con un 80% siendo en su mayoría de grado II y las fibrositis de inserción con un 20%, fueron más frecuentes en la etapa general de la preparación, siendo el área más afectada la región posterior de miembros inferiores

Palabras Claves: Lesiones, Urgencias, Traumatología, Atletismo

*Licenciada en Enfermería y Master en Urgencias Médicas

**Especialista en Medicina General e Integral, Especialista de Primer Grado en Medicina del Deporte

***Especialista de Primer Grado en Medicina del Deporte

Introducción

El atletismo es un deporte integral ancestral; que se remonta a tiempos prehistóricos, así en los tiempos más remotos de la humanidad ciertas manifestaciones atléticas podrían encontrarse en actividades relacionadas con el arte de la caza.

Más cercanas en el tiempo son las referencias que nos permiten pensar en una actividad atlética entre los sumerios y egipcios; de todas formas los datos que poseemos hoy son imprecisos y escasos. Las primeras referencias fiables que podemos dar de la práctica del atletismo, se remontan  a dos lugares distintos. GRECIA e IRLANDA.

En GRECIA se celebraban en Olimpia los juegos olímpicos, el primer campeón conocido fue Coreobus vencedor de la carrera de velocidad en el año 776 a.c. en la antigua Grecia no solo se celebraban los juegos olímpicos ,sino que también existían otras competencias en otras ciudades del imperio de aquella época.(1)

En nuestro país el atletismo constituye uno de los deportes que mayor aporte tienen en el medallero de los juegos regionales (Centroamericanos y Panamericanos) así como en los juegos Olímpicos, razón por la cual se hace necesario precisar las principales lesiones que en el ocurren, lo cual no se ha hecho de forma sistematizada en la literatura internacional y nacional, sólo se encuentran trabajos que se agrupan por lesiones, deportes, tecnopatias y/o tratamientos, no realizándose de forma homogénea y sistemática, como realizaremos en nuestro trabajo .

  • v La muestra donde predominan estudios en atletas no elites siendo lo más frecuente en corredores ocasionales.
  • v Tipo de estudio en ellos utilizan diferentes tasas las cuales no se adaptan a poblaciones tan limitadas como la nuestra que está constituida por la totalidad de la selección nacional juvenil y mayores de nuestro país
  • v Etapa del estudio, lejos de referirse a etapas de entrenamiento como haremos nosotros las correlaciones se realizan con las estaciones del año, lo cual en nuestro caso no es relevante,
  • v Los métodos utilizados para definir los diferentes aspectos, clasificaciones de lesiones musculares, tendinosas y ligamentosas.
  • v Es imprescindible al analizar las lesiones de que se trata, la observación de la epidemiología al respecto para poder comprenderlas mejor y actuar sobre los factores que inciden en su aparición, como el sitio de lesión, el sexo, la edad, el tipo de deporte y el nivel del deporte, por lo que se particularizará en algunos de estos factores.

En un estudio realizado en 3 olimpiadas pudo observarse que el 9% de las lesiones correspondieron a lesiones de tejidos blandos; de ellas, el 61% a distensiones, esguinces y contusiones, dicho estudio fue realizado en la totalidad del atletismo y no en el área de velocidad.

Aunque el atletismo ha sido ampliamente estudiado en Cuba  tanto desde el punto de vista morfológico como funcional,  no resulta de igual forma con las lesiones musculares que aparecen en los atletas de estas disciplinas,(5)  tampoco hemos podido encontrar en la literatura internacional actualizada revisada artículos que aborden esta problemática y que pudieran servirnos como punto de referencia.

Los procesos de cuantificación y de asociación de las lesiones del deporte y sus posibles factores causales son importantes para un mejor entendimiento sobre el asunto. De esta manera se estarán contribuyendo como objetivo del presente estudio a la observación de las lesiones deportivas (LD) reportadas por los médicos de asistencia lo cual permitirá realizar planes de índole profiláctico para las áreas anatómicas y articulaciones más afectadas en cada una de las etapas de entrenamiento.

Todo lo anterior provoca que nuestro trabajo represente una novedad.

la necesidad de disminuir al máximo las lesiones así como el tiempo de recuperación de las mismas, dado lo corta e intensa que resulta la vida deportiva de los atletas nos motivo a la realización de este proyecto de investigación.

Materiales y Métodos

Se realizo un proyecto de investigación de tipo descriptivo-analítico, retrospectivo y de corte longitudinal, la muestra estuvo constituida por la totalidad del equipo nacional de atletismo en la especialidad de velocidad en ambos sexos, están comprendidos en este grupo todos los corredores desde 60 hasta 800 metros con y sin obstáculos y  la misma está constituida por un total de 46 atletas los cuales se encuentran agrupados acorde a su edad en nacionales y juveniles, siendo del sexo femenino 25 atletas lo que constituye el 54,3% siendo para el sexo masculino la muestra de 21 atletas para un 45,6% los mismos poseen una edad cronológica promedio de 26.3 años, y una edad deportiva de 8,3 años como media, como se puede observar en la Tabla  1.

Tabla 1: Características generales de la muestra

Atletismo

Velocidad

Total

Femenino

Masculino

Edad

Cronológica

Edad

Deportiva

46

25

21

26.3

43.5

Se realizo un análisis de los reportes realizados por los médicos de dicha área, la cual esta atendida por dos especialistas en medicina del deporte, dos fisioterapeutas y una sicóloga, se revisaron las historias clínicas de los atletas reportados con el fin de precisar los datos necesarios en la investigación los cuales fueron vertidos en tablas y gráficos para su análisis estadístico y mejor interpretación de los mismos.

La investigación se sustento en los principios de la ética, con el consentimiento previo de los médicos para participar, tomándose en cuenta todos los aspectos establecidos al respecto.

El análisis estadístico de los resultados se realizo utilizando el paquete estadístico SPSS versión  10, las tablas y gráficos se realizaron con Excel XP y una computadora personal Pentium IV con ambiente de Windows XP.

 Resultados y  Discusión

En el periodo objeto de estudio se presentaron un total de 94 lesiones las cuales se comportaron con un predominio de lesionados en la selección nacional con 68 lesiones para un 72.3% del total , este es el grupo de mayor longevidad deportiva y con mayores compromisos de índole competitivo, el primer aspecto sin duda alguna se relaciona con la aparición de lesiones por sobre-uso las cuales aumentan su incidencia en relación directa y lineal a la mayor permanencia de estos atletas en el alto rendimiento, los compromisos competitivos por su parte conllevan largas e intensas sesiones de entrenamiento, las cuales producen en múltiples casos la fatiga muscular, la descoordinación y con ello la aparición de lesiones.

Etiquetas: , , ,

16/01/2008 22:05 ucha #. sin tema Hay 1 comentario.

Urgencias traumáticas de partes blandas más frecuentes en la selección nacional de atletismo velocidad 2005. Parte II

20080116221834-slide0001-image001.gif

Urgencias traumáticas de partes blandas más frecuentes en la selección nacional de atletismo velocidad 2005.

Lic. Annia Liuba Montalvo Pimentel.*Dr. Abel Antonio Cueto Sanz. **Dr. Pablo Castillo Díaz. ***Por su parte solo el 22.3 % y el 5.3 % correspondió a los atletas de la selección juvenil  e invitados respectivamente. (Grafico 1).El análisis por sexo nos lleva a ver una mayor incidencia en el sexo femenino con un total de 52 lesionados por 42 en el masculino, es de señalar que no existe diferencia significativa en la conformación de la muestra que fue objeto de estudio, razón por la cual podemos concluir que tuvo una mayor tasa de incidencia en la féminas.No existe unanimidad en los estudios publicados sobre la incidencia de las lesiones en el atletismo. Se presentan distintas cifras sobre incidencia, las diferencias en las definiciones de incidencia, de las características de la forma de correr así como en el diseño de la investigación influyen en el dato final, otras variables tales como tiempo de recogida de los datos, lo cual ha de tenerse presente para establecer cualquier comparación, no obstante citaremos algunos datos reportados, los estudios tienen un carácter prospectivo y retrospectivo. La tasa de incidencia varia del 24% al 77% si nos restringimos a estudios donde solo se emplearon muestras de más de 500 individuos la tasa de incidencia anual varía entre el 37 y el 56%6.En la tabla 1 se puede observar el comportamiento acorde a las etapas de preparación, debemos destacar que la etapa de preparación general se caracteriza por cargas de entrenamiento donde prima los volúmenes sobre las intensidades (capacidades aeróbicas), observamos que es la etapa de mayor incidencia de lesiones con un total de 39 lesionados para un 41,5% del total, una vez más nos vemos en la necesidad de correlacionar estos hallazgos con el sobreuso. Lysholm y Wiklander encontraron tasas de lesiones mayores cuando se recorrían mayores distancias y/o se realizaba durante todo el año (Walter y Cols).  La etapa de preparación especial donde predominan los trabajos de alta intensidad (capacidades anaeróbicas) se hallaron un total de 32 lesionados para un  34% y en la etapa competitiva 23 lesionados para un 24,5%. Grafica 2.Es importante señalar que en estas dos últimas etapas los atletas se encuentran inmersos en el máximo desempeño lo que origina una mayor dedicación y entrega al entrenamiento, con el objetivo de conquistar a forma deportiva. Los autores Walter y Cols  publicaron que no encontraron relación alguna entre la intensidad y la incidencia de las lesiones en el atletismo.
SEXOEPFGEPFE Competitivo
NACJUVINVNACJUVINVNACJUVINV
Femenino 214-123-93-
Masculino 104-1034641
Total 318-22641571
Tabla  1 Lesionados acordes a la etapa de preparación y grupo de pertenencia.  Por otra parte los estudios de Watson y Martíno halaron que el nivel de rendimiento, el riesgo a lesionarse y la velocidad de carrera siguen sin estar clara.Casi todos los autores citados establecen que la distancia recorrida es el factor de riesgo más importante para la aparición de lesiones, al aumentar la duración de los entrenamientos, de su frecuencia crece el número de lesiones.(Koplan y Cols.) La incidencia de lesiones cuando nos referimos al sexo podemos ver que fue mayor la frecuencia en las damas para un total de 52 afecciones reportadas por 42 los varones.Cuando realizamos un análisis de las tablas 1 y 2 se puede observar que no existe coherencia entre el numero de lesiones (98) y lesionados (94) lo cual está en correspondencias con varias lesiones en un mismo sujeto.En la tabla 2 se arrojan las áreas que presentaron mayor vulnerabilidad, siendo los miembros inferiores los más afectados con 61 lesiones de ellas 22 en la etapa de preparación general, 25 en la especial y 14 en la competitiva, en relación al tema no hay duda que el área de mayor trabajo será la más propensa a las lesiones, siendo no representativo el aporte del resto de las áreas las cuales en su conjunto presentaron 37 lesiones para solo un 37.7%, en el grafico numero 3 se puede observar la distribución porcentual al detalle y los cuales en orden decreciente se expresan en otros, columna vertebral, abdomen y miembros superiores respectivamente. Es importante destacar que en el acápite de otros se incluyeron algunos diagnósticos ajenos a la actividad deportiva pero que de alguna manera afectaron la preparación.
 EPFGEPFECompetitivoTotal
Miembros superiores 2--2
Miembros inferiores 22251461
Columna Vertebral 3--3
Abdomen -213
Otros 128929
Total 39352498
Tabla 2 Lesionados acordes al área anatómica lesionada y etapa de la preparación.  Las lesiones musculares las estudiamos partiendo de su clasificación, área anatómica afectada y etapa de la preparación. Tabla # 3Las contusiones se presentaron solo en numero de 3, 2 en la etapa general y 1 en la especial con una distribución anatómica de 1 y 2 anterior y posterior respectivamente.Las contracturas por su parte fueron las lesiones más frecuente con un total de 26 para un 60,5 % Grafico # 4 , el área más afectada fueron los grupos posteriores lo cual está en correspondencia con la mayor vulnerabilidad de los extensores de  la pierna que ceden ante el disbalance que reportan en relación al potente cuadriceps femoral el músculo de mayor masa muscular y potencia, la frecuencia fue de 8 para la región anterior y más del doble para la posterior que reporto 18 lesiones, la etapa de mayor incidencia fue la de preparación especial con 20 casos, etapa donde se incrementa la intensidad del entrenamiento y con ello la necesidad de contracciones musculares más enérgicas que produce las rupturas por distracción, consideramos vital la realización de planes profilacticos que preparen estos planos musculares para las intensidades a las cuales van a estar expuestos mejorando su fuerza, elasticidad y resistencia obsérvese que a pesar de ser la etapa general la de mayor incidencia en lesiones de partes blandas no ocurre así con las musculares que se expresan con un 46,5% del total en la etapa especial. 
LESIONESEPFGEPFECompetitivoTotal
ANTPOSTANTPOSTANTPOSTANTPOST
Contusiones11-1--12
Contracturas255914818
Distensión212-2-61
Micro ruptura-1-2-1-4
Ruptura parcial-- 1-2-3
Ruptura total--------
Total58712371528
Tabla  3 Lesiones musculares acorde atipo, etapa de la preparación y región anatómica.  Si se aplica una fuerza tensora excesiva, el músculo se estira en exceso y se produce una distensión, las distensiones con distracciones producen con frecuencia en el caso de músculos que se mueven entre dos articulaciones (Ryan y Remstrom)La capacidad de la unión músculo tendinosa para resistir los estiramientos desempeña un papel importante cuando se produce una distensión muscular, cuando el músculo contraído se estira, la carga es mayor en esta posición “antes de la rotura”, que cuando el músculo esta relajado; por lo demás todos los factores que disminuyen las propiedades tensoras del músculo aumentan el riesgo de que al estirarse se produzca una distensión (Garrett y Cols)Las distensiones se originaron en 7 ocasiones distribuyéndose anatómicamente con 6 para el grupo anterior y 1 para el posterior siendo la rodilla la articulación más afectada, de ellos 3 en la etapa general, 2 en la especial y 2 en la competitiva.Las rupturas musculares se originaron en el 100% de los casos en la región posterior expresión de lo antes expuesto, de ellas 4 microrupturas y 3 rupturas parciales, es importante señalar que no todos los atletas presentaban ecografía razón por la cual algunos de los diagnósticos tienen un carácter clínico, este método no invasivo y de fácil acceso en nuestro medio da un alto nivel de precisión en relación a la magnitud, localización y evolución de las lesiones musculares, así como de la aparición de alguna complicación en el proceso de regeneración tisular (Valls y Cols.) las etapas más afectadas son la etapa especial y competitiva expresión de la intensidad a la cual se trabaja.Hay que apreciar que durante un entrenamiento físico el sistema músculo esquelético se ve sometido a una carga mecánica considerable y que las sesiones de entrenamiento duras suelen causar microtraumas (pequeñas áreas de tejido dañado) en los componentes músculo esquelético, especialmente en músculos y tendones, y en las redes capilares y locales, y de tejido conectivo .Si se hace suficiente reposo, los tejidos no sólo se curan, sino que adaptan (remodelan) sus estructuras para aguantar mejor la tensión de las cargas mecánicas de entrenamiento y competiciones. Sin embargo cuando el período de reposo es insuficiente, el proceso de fatiga (frecuencia con que se produce el microtraumatismo) contrarresta el proceso de remodelación, de forma que se acumulan los microtraumatismo, y estos finalmente devienen en una lesión crónica o por sobrecarga (Williams).Los tendones por sus características histopatológicas son quizás las estructuras que de una forma más directa sufren estos efectos, los cuales se expresan en la patologías en ellos presentes y las cuales en nuestro estudio se comportaron de la siguiente manera, 12 tendinitis de ellas 4 grado I, 7 grado II  y una grado III, los grupos posteriores fueron los más afectados con 11 casos y la etapa general la más afectada con 6 y la competitiva con un total de 5 casos, por su parte se diagnosticaron 3 fibrositis de inserción las cuales se distribuyeron 2 en la etapa general y 1 en la especial, todas del grupo posterior de la pierna Tabla # 4. Estas lesiones son en muchos casos expresión de sobrecargas de entrenamientos los cuales pueden evitarse con planes de entrenamientos individuales y que comprendan las diferentes etapas de la rehabilitación de lesiones previas, por otra parte la utilización de calentamientos adecuados, la crioterapia, ejercicios de elasticidad y otros medios físicos con el objetivo de acortar el tiempo de recuperación y mejorar la fatiga de las áreas de mayor trabajo han de tenerse en cuenta en los planes fisioprofilacticos.Se han de tomar todas las medidas para evitar los factores desencadenantes. La distribución porcentual de las lesiones tendinosas se expresa en la Grafico # 5 donde podemos observar que las tendinitis grado II representan el 46 % seguidas por las de grado I para un 27 %, seguido de las fibrositis con un 20 % y cerrando el listado las grado III con un 7 %, es importante señalar la no presencia de rupturas totales lo cual es posible gracias al diagnostico y tratamiento en estas etapas que generalmente anteceden las rupturas en el atleta.
 EPFGEPFECompetitivoTotal
ANTPOSTANTPOSTANTPOSTANTPOST
Paratendinitis --------
TendinitisGrado I-2-1-1-4
Grado II-312-116
Grado III-----1-1
Ruptura total --------
Fibrositis de inserción -1---2-3
Total -613-5114
Tabla  4 Lesiones tendinosas acorde a tipo, etapa de la preparación  y región anatómica Conclusiones          Hubo una mayor incidencia de lesiones de partes blandas en el sexo femenino, que en el masculino, reportándose 10 casos más.          La etapa de la preparación donde se reportaron mas lesiones fue la general con un total de 39 casos.          El área anatómica más afectada fueron los miembros inferiores con un 62.9%.          El equipo nacional presentó el mayor número de lesionados con un total de 68 casos.          Las lesiones musculares más frecuentes fueron contracturas, distensiones, microrupturas, contusiones y rupturas parciales en orden decreciente con 26, 7, 4, 3 y 3 casos respectivamente.          La distribución de las  lesiones musculares acorde a las etapas fue de la siguiente manera: especial con un 46,5%, la etapa general con un 30,2% y competitiva con solo el 23.2%.          El área más afectada en las lesiones musculares fue la región posterior con un total de 28 casos.          No todos los lesionados presentaron ecografía diagnostica.          Las lesiones tendinosas más encontradas fueron las tendinitis con un 80% siendo en su mayoría de grado II y las fibrositis de inserción con un 20%.          Las lesiones tendinosas fueron más frecuentes en la etapa general de la preparación, siendo el área más afectada la región posterior de miembros inferiores. Recomendaciones          Realizar trabajos ulteriores que permitan ampliar la muestra, tiempo de estudio y evaluar etiologías.          Realizar ecografía diagnostica a todo atleta lesionado.          Establecer planes fisioprofilácticos hacia las regiones anatómicas más afectadas, tomando en cuenta la etapa de entrenamiento.Bibliografía.1)       Mansilla; Ignacio, Conocer el atletismo. Madrid España: Editorial Gimnos, editorial deportiva  S. L García de Paredes; 1994, 12, 2810. PP. 15-16.2)       Glez. Gallego J, Fisiología de la actividad física y del deporte. Primera edición. Editorial Interamericana-McGraw-Hill; 1992.  pp 237-274 3)       Wilmore JH, y Costill D.  Fisiología del esfuerzo y del deporte. Tercera edición. : Editorial Paidotribo; 2000. pp. 104-109. 4)       George J.D, Garth Fisher A,  Vehrs, PR, .  Test y pruebas físicas. Barcelona Colección Fitness; 19965)       Negrete Torres E. Correlaciones morfofuncionales de pruebas de laboratorio y terreno en corredores de 400 metros. Trabajo para optar por el título de especialista de primer grado de medicina del deporte. IMD. 19886)       Lars P, Renstrom P.  Sports Injuries. First Edition. London: Dunitz LTD 154; 1986.  
16/01/2008 22:18 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

COLEÇÃO PSICOLOGIA DO ESPORTE E DO EXERCÍCIO

20080117034020-slide0001-image002.jpg 

COLEÇÃO PSICOLOGIA DO ESPORTE E DO EXERCÍCIO

VOL. 1 - TEORIA E APLICAÇÃO

EDITORES
MARIA REGINA FERREIRA BRANDÃO
AFONSO ANTONIO MACHADO

EDITORA ATHENEU

INDICE

Prefácio

Apresentação

1. Fatos e Reflexões Sobre a História da Psicologia do Esporte

    Hiram Mario Valdes Casal

2. Áreas de Atuação da Psicologia do Esporte

    Dietmar Martin Samulski

3. Modelos de Prática Profissional na Psicologia do Esporte

    Hiram Mario Valdes Casal e Maria Regina Ferreira Brandão

4. Emoções no Esporte e na Atividade Física

    Luiz Carlos Couto de Albuquerque Moraes

5. Introdução aos Aspectos Psicossociais no Esporte

    Afonso Antonio Machado

6. Introdução ao Treinamento das Habilidades Psicológicas

    Marisa Cury Agresta e Maria Regina Ferreira Brandão

7. A Psicologia do Exercício e do Esporte e seus Desafios para o Milênio

   Maria Regina Ferreira Brandão

Etiquetas: , , ,

17/01/2008 03:40 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Diplomado de Psicología del Deporte.

20080120065832-slide0001-image001.gif
20/01/2008 06:58 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Aplicación de la psicología en el entrenamiento personalizado

20080121185344-slide0001-image002.jpg 

http://www.ista.com.ar/Articulos/psico.html

Aplicación de la psicología en el entrenamiento personalizado

Tener una comprensión acerca de cuales son los motivos que llevan a las personas a participar en un plan de entrenamiento constituye un aspecto importante para la interacción entre el instructor y el participante. Ello facilitara emplear los motivos como fuentes de energía psicológica para lograr los cambios necesarios por medio del entrenamiento. Por ejemplo, si se trata de obtener una buena figura, el instructor podrá reconocer los cambios que se producen en el cuerpo del entrenado y de esa manera reforzar su interés en el programa.

Velar por el grado de motivación por el programa de preparaciones fundamental. Las transformaciones obtenidas por medio del ejercicio dependen sobre todo de la disposición a rendir en el entrenamiento. La minuciosidad en el cumplimiento de las tareas, la perseverancia y sistemacidad son los patrones mediante los cuales se obtiene el éxito en un programa de preparación. Cuando el participante vacila en ejecutar las acciones, o se muestra capaz de cuestionar las instrucciones y el plan, rompe con la sistematicidad en el trabajo de preparación. y podemos pensar que esto se debe a la disminución de la disposición para entrenar.

Diversos factores deben ser considerados para sostener de forma estable e intensa el interés por el entrenamiento. Uno de ellos es el empleo frecuente del reconocimiento del participante. Es mas importante señalar las buenas acciones que criticar los errores y las deficiencias.

Dicho reforzamiento o reconocimiento puede realizarse por medio de tres tipos de estímulos:

Psicológico: cuando satisfacemos las necesidades de reconocimiento personal del entrenado reconociendo la mejora en sus resultados.

Simbólico: por medio de algún símbolo que lo distinga del resto de los practicantes gracias a sus magníficos resultados.

Material: cuando, fruto de sus resultados, hacemos algún regalo de tipo material.

Los tres tipos de estímulos pueden estar integrados en uno solo.

Estos estímulos pueden responder a metas alcanzadas por Los practicantes en su programa de entrenamiento. Gran parte de lo que se realiza en dicho programa puede ser identificado como una meta. Los pesos necesarios a alcanzar en Los ejercicios de musculación, el tiempo para una carrera, la longitud de un salto, etc. Las metas pueden ser a corto, mediano y largo plazo. Las metas a corto plazo, que son aquellas que se relacionan con la sesión de ejercicio o con Los resultados durante una semana, parece ser las mas estimulantes para su cumplimiento. Las metas a mediano y largo plazo pueden ser útiles siempre que resulten del cumplimiento de metas a corto plazo, pueden abarcar Los resultados de un ciclo de preparación. o un año de trabajo. Es muy importante que el instructor siempre reconozca al participante cuando Este alcanza una meta. Si esta no es alcanzada pero el practicante ha realizado un esfuerzo notorio para alcanzarla, también se le debe reconocer su actividad. Lo importante es el esfuerzo, mas que el éxito o el fracaso en Los resultados de la actividad. Al establecer metas es muy necesario que el entrenador logre el compromiso del participante, y que este compromiso sea resultado de una comprensión del mismo. Las metas para un practicante pueden aparecer en lugares de exposición del gimnasio de manera que sean de conocimiento del grupo de entrenamiento, y se sustituyan en un compromiso público. Este tipo de actividad puede estimular a muchos en cuanto a su disposición de entrenar.

En ocasiones pueden estar establecidas las metas, pero faltan elementos para llevar a cabo las acciones. En este caso se debe realizar algunas estrategias tendientes a estimular, por medio del pensamiento, al practicante. Por ejemplo, pensar en lo bien que se sentirá cuando logre sus metas, inhibir Los comentarios desalentadores u opuestos a las metas y Los resultados a alcanzar.

El Entrenador Personal tendrá siempre el énfasis de sus esfuerzos en mantener la disposición elevada por el entrenamiento. Por esta razón, sus relaciones con Los participantes deben ser afables, debe poseer, tanto cierto poder de persuasión, como la capacidad de colocarse n la situación en que se encuentran sus alumnos. Calor humano y empatía deben ser una norma de toda relación interpersonal.

En este tipo de actividad es necesario eliminar Los prejuicios y las sensaciones negativas que pueden derivarse del contacto con algunas personas. Es imposible que todos puedan caernos bien. Sin embargo, todos merecen el mejor trato. En esta coyuntura, el Entrenador Personal debe considerar siempre su papel como experto en relaciones interpersonales, siendo flexible y tolerante con sus discípulos a la vez de tener la capacidad para guiarlos en el proceso de enriquecimiento humano que surge de la práctica sistemática del ejercicio.

Dr. Francisco Enrique García Ucha

Aporte para la ISTA

Asesor en Psicología del Deporte de la ISTA (International Sports Trainers Association).

Vicepresidente de ISTA poara Centroamérica y el Caribe.

21/01/2008 18:53 ucha #. sin tema Hay 2 comentarios.

The Complete Book of Personal Training

20080121191554-featurepic.jpg 

The Complete Book of Personal Training

By Douglas Brooks, M.S.

608 pages/Hardback

This practical guide to all aspects of the personal training business is full of information about working with clients and designing programs. The Complete Book of Personal Training will help you:

Learn applicable information on fitness testing and assessment.

Identify your clients' goals and create fitness tests specifically for them.

Properly train and help special populations.

Understand the business side of personal training, including marketing yourself as a trainer, getting and retaining clients, and learning time management.

Learn how to expand your business.

Noted author, educator and personal trainer Douglas Brooks, digs deep into the world of personal training, offering solutions to the challenges that trainers face in daily life, and providing answers to many of the questions personal trainers ask throughout their careers. The book includes a thorough index to help readers quickly locate any topic, and more than 100 photos accurately illustrate proper technique for dozens of exercises. The Complete Book of Personal Training contains something for every personal trainer. Whether you're starting, running or growing a personal training business or career, this book is an essential tool to help you solve the daily organizational and business challenges of personal training.

21/01/2008 19:15 ucha #. sin tema Hay 1 comentario.

II Congreso Iberoamericano de Psicologia del Deporte SIPD

Para informacion reciente ir a:

http://sipd.wordpress.com

Saludos

Dr. Francisco Garcia Ucha

Vice Presidente para Centroamerica y el Caribe.

SIPD

 

Etiquetas: , ,

24/01/2008 09:54 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

MAESTRÍA EN PSICOLOGÍA DEL DEPORTE

20080126015622-slide0001-image001.png 

UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR

FACULTAD DE CIENCIAS PSICOLÓGICAS

INSTITUTO SUPERIOR DE POSTGRADO

MAESTRÍA  EN PSICOLOGÍA DEL DEPORTE

 

PRESENTACIÓN

La Universidad Central del Ecuador y la Facultad de Ciencias Psicológicas, consecuentes con los  fines de contribuir al desarrollo nacional y a sus objetivos de formación, capacitación y actualización de los recursos humanos de alta competitividad, ha decidido impulsar la ejecución del presente postgrado de Maestría, en el que se espera mejorar la calidad de los recursos humanos puestos al servicio del deporte y la actividad física.

Nuestro País está abordando de manera seria y científica el tratamiento del aspecto mental del deporte como una instancia fundamental en su estructura, tratando de ponerse a tono con la experticia mundial en el tema, que viene incorporando profesionales en la rama desde hace treinta años.

Consideramos de vital importancia para la Sociedad la incorporación del Deporte como mecanismo de formación personal y desarrollo de habilidades, valores y destrezas. Nuestro programa de Maestría mantiene dos frentes de acción, por un lado, el abordaje de la Salud Mental y la Prevención por medio de la motivación al movimiento y el ejercicio físico como una forma de recreación, y por otro lado, el tratamiento psicológico del alto rendimiento deportivo, instancia que contiene altas demandas del aspecto mental de quien lo practica.

Es así que, el Instituto Superior de Postgrado de la Facultad de Ciencias Psicológicas de la Universidad Central del Ecuador, impulsa la Maestría en Ciencias Psicológicas con Mención en Psicología Deportiva, evento académico que cuenta con la aprobación respectiva del CONESUP según oficio 000512 CONESUP-PPA del 3 de Febrero del 2006.

OBJETIVOS GENERALES DEL PROGRAMA DE MAESTRÍA

  • 1. Propender a través de la capacitación, la formación de recursos humanos profesionales altamente calificados para el manejo de las relaciones comportamentales que se dan en el deporte de alta competencia como en el recreativo.
  • 2. Formar especialistas con altos conocimientos y dominio de las técnicas de intervención psicológica en deportistas
  • 3. Impulsar programas de prevención en Salud Mental a través de la Actividad Física Terapéutica y la práctica deportiva.
  • 4. Promover la participación consciente y responsable del profesional Psicólogo Deportivo inserto en la comunidad deportiva nacional e internacional.

TÍTULO QUE OTORGA

Magister en Psicología del Deporte

FECHA DE INICIO

Marzo del 2008

FECHA DE CULMINACIÓN

Abril del 2010

COORDINACIÒN ACADÈMICA

Dr. MARTÍN J. BONILLA VELA

Psicólogo Clìnico

Especialista en Psicologia del Deporte

Telf. 2257948

         096 291086

         2521038             

Mail: marbonvel@yahoo.ec

 

 

Etiquetas: , , ,

25/01/2008 16:55 ucha #. sin tema Hay 13 comentarios.

Autovaloración del Comportamiento Competitivo por Atletas de Alto Rendimiento

20080126165755-slide0001-image001.png 

Con unas breves líneas coloco este post.

El trabajo que se presenta a continuación, superado esta.

Requiere en gran parte de una actualización de la postura teórica de la que se partió en su elaboración. Lo publico porque los datos son validos y aprovechables.

El contenido de la Bitácora se brinda como un suplemento para quienes se interesan en su capacitación en Psicología del Deporte y las Ciencias afines al Deporte.

Boletín Científico Técnico No. 1 1983. INDER. CUBA

Autovaloración del Comportamiento Competitivo por Atletas de Alto Rendimiento

Lic. Francisco García Ucha y Lic. Antonio Fernández Leonard.

Instituto de Medicina Deportiva. INDER.

RESUMEN:

Los autores estudiaron el comportamiento competitivo de atletas de alto rendimiento integrantes de un equipo de juego con pelota, mediante un cuestionario que tenía como objetivo recoger la autovaloración que cada uno de ellos realizó ante diversas situaciones del hecho competitivo, tales como: influencia del éxito o fracasos sobre los rendimientos, el miedo al fracaso, el grado de confianza, etc. Los resultados reflejaron que aun los atletas más experimentados pueden sufrir, como consecuencia del Stress de la competencia, pérdidas considerables en la movilización de sus capacidades y que no basta tener conocimiento de sus deficiencias o reacciones inadecuadas. Es necesario trabajar intensamente para lograr que esta autovalora­ción se convierta en una tendencia activa transformadora de los sistemas de respuestas del atleta ante la competencia.

INTRODUCCION:

En el deporte de alto rendimiento, quizás como en ninguna otra esfera de la práctica deportiva, se establece, como extraordinariamente apremiante, la valoración de la personalidad del atleta, y en ella los sistemas que determinan la regulación y control del comportamiento en las actividades de entrenamiento y competencia, teniendo en cuenta la complejidad de las acciones que se deben realizar con una gran perfección técnica, la magnitud e intensidad de los esfuerzos que se requieren para alcanzar la victoria y los obstáculos que tanto en el plano externo (demandas objetivas de la actividad) como interno (barreras psicológicas) debe vencer el atleta. Un papel fundamental en la regulación y control del comportamiento lo desempeña la autovaloración definida por los psicólogos marxistas R. Rubinstein (1977), L.

Bozhovich (1978) y E. Savonko (1978) como la capacidad del hombre para tener conciencia de sí mismo, de sus fuerzas físicas y aptitudes mentales propias, de las acciones motoras y objetivos de su comportamiento, de su actitud ante lo que le rodea, hacía otras personas y hacia sí mismo.

La autovaloración está presente en cada acto de la conducta, es un componente principal de la autoconciencia y, al mismo tiempo que un registro de sí mismo, un motivo para la actividad y la formación de la personalidad, por cuanto, como reflejo referido a uno mismo, de lo que uno toma conciencia con claridad, este conocimiento adquiere un carácter significativo para la actividad, pues, mediante él se comparan las cualidades que se cree poseer tanto en la realización de la conducta como frente a las exigencias de la vida y las aspiraciones futuras, de tal modo que influye activamente en el proceso de regulación motivacional. Ello posibilita la dirección necesaria para la realización exitosa de los motivos integrantes de la tendencia orientadora de la personalidad (F. González, 1977). Desde finales de la década de 1960 han estado apareciendo en la literatura de Psicología del Deporte, realizadas por autores de diferentes partes del mundo, diversas investigaciones sobre la autovaloración.

G. Borg (1961, 1962, 1972) desarrolló la investigación acerca de la autovaloración del esfuerzo percibido ante el trabajo; creó escalas para la auto estimación de la capacidad de trabajo físico, con el objeto de conocer el grado de dificultad frente a las tareas, etc.

D. Arosiev (1971) y N. Ozolin (1971) Ampliaron el campo de estudio de la autovaloración mucho más, por cuanto exploraron el estado de ánimo, los deseos de entrenar y participar en competencias, el cansancio (general, localizado, especial, antes y después del entrenamiento, por la mañana, durante el día; etc.), grado de descanso durante el sueño, apetito, etc.

D. Iarmitski (1974) empleó la autovaloración no sólo en la determinación del estado del atleta durante el desarrollo de la actividad, sino como estímulo motivacional para alcanzar los niveles adecuados de los esfuerzos musculares y volitivos en la ejecución de las acciones.

Un esfuerzo meritorio lo ha realizado N. Judadov (1978), quien aplicó métodos de autovaloración y con ello construyó un sistema de preparación psicológica especial, al cual denominó Psicodidáctico, que posibilita tanto una eficaz autorregulación y control de las reacciones emocionales del atleta en la competencia como garantiza la conservación de la Forma Deportiva, desde el punto de vista psicológico, en el período de competencias.

En nuestro país, J. R. López y F. E. García Ucha (1977) iniciaron estos estudios con el objeto de mejorar las pruebas de capacidad de trabajo físico y obtuvieron una valoración integral del estado del sujeto mediante la auto estimación.

A. Fernández y F. E. García Ucha (1979) estudiaron la autovaloración que realizaron los integrantes de un equipo de Polo Acuático de alto rendimiento y su relación con los resultados deportivos en los entrenamientos y competencias, lo cual confirmó que la autovaloración por el atleta de su estado general y el pronóstico de sus resultados están relacionados con el nivel de su preparación deportiva.

Por ello podemos afirmar que mediante la autovaloración el atleta llega a conocer sus particularidades físicas y psíquicas, los motivos y propósitos de la actividad, su actitud ante el colectivo.

El atleta se da cuenta del nivel de su preparación deportiva, del grado dé desarrollo de sus capacidades senso-preceptúales, pensamiento táctico y estratégico, estabilidad y reacción de sus emociones; cuáles son los motivos principales de su actividad y el modo con que logra alcanzar el resultado deseado. Todo ello posibilita la revelación, para él, de los aspectos que debe desarrollar, perfeccionar; cuáles son sus deficiencias y cuánto ha logrado, partiendo de lo que se había propuesto y de las manifestaciones de su nivel deportivo.

Etiquetas: , ,

26/01/2008 16:57 ucha #. sin tema Hay 1 comentario.

Autovaloración del Comportamiento Competitivo par Atletas de Alto Rendimiento. Parte dos

20080126205914-slide0001-image001.png 

Autovaloración del Comportamiento Competitivo par Atletas de Alto Rendimiento

Lic. Francisco García Ucha y Lic. Antonio Fernández Leonard.

Instituto de Medicina Deportiva. INDER.

Boletín Científico Técnico No. 1 1983. INDER. CUBA

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

El objetivo de este trabajo consistió en conocer los factores motivacionales y las barreras psicológicas implicadas en los resultados deportivos mediante la autovaloración del comportamiento competitivo por los atletas y analizar, además, el papel que dicha autovaloración desempeña en la regulación y control de las acciones.

PROCEDIMIENTO

La muestra fue formada por la población de los 15 atletas de alto rendimiento, integrantes de un equipo de juego con pelota, cuyas edades oscilaron entre los 19 y 26 años, con una experiencia deportiva comprendida entre los 9 y los 13 años de práctica deportiva; de estos años, siete, aproximadamente, como miembros de las preselecciones y selecciones nacionales de alto nivel. Ellos han participado en Olimpíadas, Campeonatos Mundiales, Panamericanos, Centroamericanos y en numerosos encuentros nacionales e internacionales.

Se empleó un cuestionario elaborado teniendo en cuenta los criterios de entrenadores especializados y de atletas, así como esquemas de cuestionarios desarrollados por otros investigadores, entre ellos F. Vladescu (1975).

El cuestionario contiene 31 preguntas relacionadas con diversos aspectos de la competencia y ordenado de la forma siguiente:

Una pregunta para caracterizar la participación de la muestra en competencias de diversos niveles.

Tres preguntas para establecer las relaciones de congruencia o discordancia entre el rendimiento en entrenamiento, pruebas de control y competencias.

Una pregunta acerca de la estabilidad o no de los resultados en las competencias.

Tres preguntas referidas a las actitudes de confianza o desconfianza relativas a las posibilidades de realizar el máximo rendimiento en competencias.

Cinco preguntas relacionadas con el miedo al fracaso después de un éxito o una frustración, y el temor a un revés en ciertas condiciones objetivas de competencia.

Cuatro preguntas que enjuician las repercusiones en los rendimientos posteriores a un fracaso, en entrenamiento y competencia.

Dos preguntas relacionadas con el cumplimiento de los pronósticos y el auto conocimiento anticipado de los resultados de la competencia.

Dos preguntas vinculadas con los sentimientos de responsabilidad ante la práctica deportiva.

Tres preguntas que caracterizan las reacciones de pre-arranque.

Cuatro preguntas relativas a caracterizar el nivel de preparación volitivo del atleta frente a ciertos contrarios, lugares de competencia, movilización de sus fuerzas, etc.

Una pregunta en la cual debe enjuiciar su capacidad para evaluar el período cuando se encontraba en forma deportiva.

Dos preguntas para valorar los efectos del éxito sobre su estado de ánimo y su actitud ante el entrenamiento.

La fase final de la confección de dicho cuestionario se sometió al juicio de un grupo de psicólogos y se efectuó, además, una pequeña prueba con los atletas del equipo juvenil del mismo deporte, con el objetivo de conocer las posibles dificultades que podrían confrontar con la aplicación de la prueba, de su contenido o con a existencia de algunas deficiencias.

El cuestionario tiene la particularidad de estar formado por preguntas cerradas, las cuales se contestan en pequeñas escalas que aparecen dispuestas inmediatamente. Los resultados se volcaron en cada una le las respuestas en que fueron clasificadas y se obtuvieron los por cientos de cada uno de ellos.

Cada cuestionario y las preguntas fueron analizados con los entrenadores, en un esfuerzo por reflejar las posibles deficiencias de los atletas en su autovaloración. Asimismo, se tomaron en consideración numerosas observaciones realizadas por uno le los investigadores en varias competencias que el equipo efectuó en nuestro país.

RESULTADOS Y DISCUSION

I. Participación en competencias.

El 100% de la muestra se caracterizó por haber participado en competencias de alto nivel.

II. Con relación a los rendimientos deportivos:

Un 53,3% de los atletas señaló que obtenían mejores resultados en entrenamiento que en competencias; el 33,3% planteó que sus rendimientos eran iguales.

El 46,6% expresó que sus - logros en las pruebas de control eran más altos que los obtenidos en competencias importantes; sólo el 33,3% consideró ambos desempeños iguales y el 20% que resultaban mayores en las competencias.

Estos rendimientos, dada su magnitud, nos llevaron a profundizar en las respuestas de los atletas mediante entrevistas posteriores, ya que esperábamos resultados contrarios totalmente a los encontrados. Los atletas manifestaron que las causas eran de orden psicológico, tales como la incapacidad para controlarse ante el "stress" de la competencia, dificultades para movilizar sus potencialidades y realizar una buena valoración de las exigencias de la competencia.

El 86,6% planteó que resultan mayores sus rendimientos en las competencias en el extranjero que en las nacionales, lo cual no significa que pierda en las competencias nacionales, sino que en el extranjero obtiene resultados más altos. Ello se debe a diversas causas, entre ellas, que la mayoría de las competencias de alto nivel se efectúa en otros países.

III. Estabilidad en los rendimientos:

El 13,3% dijo ser muy estable, el 80% como estable y sólo el 6,6% se evaluó como poco estable. Las exigencias para pertenecer a este equipo de alto rendimiento no permiten que a él pertenezcan atletas con rendimientos inestables, ya que cuando ello ocurre son separados, lo cual da lugar a que otras figuras de alta categoría lo integren.

En la obtención de estabilidad de los rendimientos participan variables psicológicas y fisiológicas, así como las del propio proceso de preparación deportiva. Entre

las psicológicas se destacan la elevada resistencia psíquica tanto a las cargas de entrenamiento como a las de competencias y la capacidad de carga psíquica.

IV. Actitud de confianza y desconfianza ante el rendimiento deportivo.

El 26,6% manifestó sentir confianza en todas las competencias para lograr altos rendimientos, mientras el 73,3% planteó sentir alguna.

El 100% tiene confianza en obtener altos rendimientos en competencias centroamericanas y nacionales y el 80% en las internacionales.

El 26,6% registra a veces vivencias de desconfianza para obtener altos rendimientos en competencias. Un 53% planteó que rara vez, y el 20% evaluó que nunca siente desconfianza.

La sensación de desconfianza e inseguridad con todas sus consecuencias en cuanto a inquietud, falta de concentración y obstrucción de las ejecuciones por la acción de las emociones, parecen estar acordes con las respuestas de los atletas que pueden aparecer en las 3/4 partes de la población aquí estudiada, lo cual manifiesta la necesidad del apoyo psicológico a los atletas en las competencias,

V. Miedo al fracaso:

El 40% siente que a veces tiene temor a fracasar, el 26,6% expuso que rara vez y un 33,3% manifestó que nunca teme perder en una competencia, de manera que el 66,6% puede llegar a sentir temor a una derrota en ciertas competencias.

El miedo al fracaso resulta una de las motivaciones para estimular al atleta a obtener rendimientos elevados, si bien, como dice D. Harry (1976), no la más idónea. En investigaciones realizadas por ella encontró que los atletas motivados al éxito más que al temor al fracaso tienen mejores rendimientos. Tal parece que el temor al fracaso, aunque puede presentarse en estos atletas, no es la motivación básica que los estimula en las competencias, lo cual es congruente con los logros de es­te equipo, que en los últimos períodos de su desarrollo es historia deportiva.

En cuanto a la aparición del temor a un revés en la competencia de acuerdo con el lugar en que se realiza, sólo el 40% planteó temor a fracasar en competencias internacionales. Desde luego, éstas, por su nivel, son las de mayor tensión y exigencia. Es necesario señalar, según F. Vladescu (1975), que si bien los adversarios, como tales, pueden ser confrontados directamente y el resultado de esta confrontación depende principalmente del valor y la forma deportiva, los lugares de competencia son asociados, por costumbre, a factores externos tales como árbitros, espectadores, fracasos anteriores en el mismo escenario, etc., que el deportista no puede controlar, sino parcialmente, de lo cual se desprende la necesidad del conocimiento profundo de las particularidades del lugar de la competencia, así como comportamiento de espectadores y árbitros.

Un 26,6% de los atletas planteó sentir, a veces, temor de fracasar después de un éxito en las competencias; el 33,3 %, rara vez, y el 40%, nunca.

En cuanto a los lugares de competencia y la sensación de temor, el 86,6% manifestó que nunca ha relacionado el lugar de competencia con la sensación de temor. El resto expresó que oscila entre rara vez y a veces,

VI. Fracasos:

Después de un fracaso, el 86,6% se siente triste, mientras que parte de esos mismos atletas, 40%, tiene, a la vez, esperanza vencer. Sólo el 6,6% se mantiene sereno.

El 53% planteó que después de un fracaso en una competencia importante sus rendimientos han sido altos y un 40% dice que igual.

En cuanto a la actitud para trabajar en lo entrenamientos tras un fracaso, el 4046 dijo que es mucho mayor, otro 40 superior, y un 20%, permanece igual.

Como podemos observar, el fracaso constituye tanto un reforzador positivo como negativo, aunque la tendencia general y 1 posibilidades tan frecuentes de fracaso hacen que ello se convierta más en un estimulador de los rendimientos que en factor de inhibición, en este nivel deportivo.

VII. Cumplimiento de los pronósticos.

El 80% de los atletas manifestó que cumple con los pronósticos de los resultados asignados para las competencias, el 13,3% a veces y 6,6% siempre:

Un 60% de los atletas señaló que conoce con anticipación cuáles serán sus resultados en las competencias; el 20% lo logra rara vez y el 6,6%, nunca, para un 13,3% al que le ocurre frecuentemente.

Etiquetas: , , ,

26/01/2008 20:59 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Autovaloración del Comportamiento Competitivo par Atletas de Alto Rendimiento. Parte final

20080126211320-slide0001-image001.png 

Autovaloración del Comportamiento Competitivo par Atletas de Alto Rendimiento

Lic. Francisco García Ucha y Lic. Antonio Fernández Leonard.

Instituto de Medicina Deportiva. INDER.

Boletín Científico Técnico No. 1 1983. INDER. CUBA

VIII. Responsabilidad.

El 46,6% expuso que le gustaría ser capitán o jefe del equipo, un 20%, rara vez, y otro 20%, nunca; un 6,6%, frecuentemente. El 93,3% señaló que nunca se ha arrepentido de sus éxitos deportivos y un 6,6%, rara vez.

IX. Pre-Arranque.

El 86,6% de los atletas dijo que no se le presenta síntomas psíquicos negativos antes de la competencia. Para quienes se le presentan, aparece: 6,6% agitados y 6,6% apáticos.

Estos síntomas, que tienen un carácter muy específico e individual, desaparecen al someter al atleta a diversos procedimientos psicoterapéuticos, lo que constituye, así, una de las actividades del psicólogo durante los momentos precedentes a la competencia.

Podemos señalar que un por ciento elevado de atletas no se ve perjudicado por sus reacciones emocionales de forma negativa días antes de la competencia. El 60% se siente entusiasta y fuerte; 53%, sereno y el 66%, dispuesto a competir, aunque un 53% siente, a veces, inquietud, aunada a las restantes manifestaciones positivas.

Los atletas sugieren que ellos emplean varios procedimientos para controlar sus nervios en las competencias.

El 46,6% se distrae, un 33,3% se auto convence de sus posibilidades de vencer; y 6,6%, va al masajista. Un 33,3% emplea el calentamiento para relajar la tensión, 13,3% se aleja mentalmente de la competencia; 26.6% habla acerca de ella; 46,6% piensa en su responsabilidad y 53%, en los contrarios.

X. Nivel Volitivo.

Un 73,3% alegó que aprovecha sus fuerzas con un esfuerzo grande; 13,3% muy grande y otro 13%, regular.

Ante adversarios difíciles, un 73,3% expuso que logra controlarse adecuadamente, y 26,6%, siempre.

El 53% presentó que tiene, a veces, mayor dificultad para competir con ciertos contrarios; un 26,6% rara vez y un 20%, nunca.

En cuanto al grado de dificultad para competir en ciertos lugares, expresaron: a veces, un 26,6%; rara vez, el 20% y nunca, el 53%.

XI Forma Deportiva.

Un 60% conoce siempre cuando está en forma deportiva, 26,6%, frecuentemente y 13,3% a veces.

XII. El éxito.

Un 80% evidencia un estado psíquico favorable después del éxito y se manifiesta alegre y entusiasta, pero un 46,6% se siente inquieto y el 53%, seguro.

El 20% muestra que su actitud ante el entrenamiento, después de un éxito, es alta; 60% regular y 20%, igual.

Un 26,6% indicó que las éxitos y fracasos han tenido una influencia muy fuerte en sus actuales resultados deportivos; en el 46,6% está influencia es fuerte y el 13,3% la siente unas veces regular y otras débil. Como se puede comprobar en las respuestas dadas por los atletas, ellos poseen un conocimiento bastante claro de las deficiencias que presentan, no obstante, éstas se continúan manifestando.

Por ello, podemos analizar la capacidad de autovaloración como una capacidad con dos funciones dinámicamente entrelazadas: la del conocimiento de sí mismo y la del conocimiento que va a la transformación del sujeto y a una adecuación de su comportamiento en relación con sus motivos y con sus potencialidades, dadas ya por sus capacidades, ya por el aprovechamiento de sus experiencias.

Por ejemplo, ellos enjuician que sus rendimientos son mayores en entrenamientos y topes de control que en las competencias, que sus rendimientos resultan más altos en las competencias internacionales que en las nacionales, pero no han podido convertir este conocimiento en un motivo para erradicar sus limitaciones.

Ello se destaca aún más en las respuestas que tienen un carácter negativo; así, tenemos que evalúan sus rendimientos como inestables, 6,6%, el 26%, que registra, a veces, vivencias de desconfianza para obtener altos rendimientos; el 40%, que siente temor a fracasar; otro 40%, que presenta rendimientos iguales después de un fracaso; 13%, que a veces logra cumplir los pronósticos; el 26,6%, que conoce sólo frecuentemente cuándo está en forma deportiva, etc. Todo lo anterior demuestra que los atletas no logran erradicar sus de­ficiencias, aún conociéndolas.

CONCLUSIONES.

Se pudo comprobar que los atletas presentan una autovaloración bastante adecuada de cada uno de los tópicos tratados en el cuestionario.

Este conocimiento no juega, todavía, un papel activo en la regulación y control del comportamiento competitivo; los atletas tienen vivencias de los motivos que tienen incidencia en los resultados, pero la tendencia a transformar sus potencialidades de manera activa, aún no se encuentra desarrollada.

RECOMENDACIONES.

No basta con que el atleta tenga una imagen de sus deficiencias y capacidades, es necesario ayudarlo a que logre, por sí mismo, transformar algunos de los aspectos antes señalados, de manera tal que obtenga un mayor ajuste con las exigencias de la actividad, para lo cual es recomendable la creación de programas de actividades que estimulen el desarrollo de nuevas actitudes y acciones, el análisis, dentro del colectivo, de las deficiencias del equipo y cada uno de sus miembros, y el reforzamiento positivo de aquellas pautas de conducta que van dirigidas a darles un ordenamiento más adecuado de las capacidades del atleta.

BIBLIOGRAFIA

Arosiev, D. Métodos de Autovaloración. Lijkaia Atletika, 16, 2, 1971, 02, p.20-21.

Borg, G. Psychological Aspects of Physical Activities. In Fitness Heath and Work Capacity by Leonard A. Lavsin. Mac. Millan Publishing Co. USA 1974, p. 141-166.

Fernández, A y F. García Ucha. La autovaloración de los atletas de alto rendimiento. Trabajo de Diploma. Facultad de Psicología, Universidad de La Habana, 1979.

González Rey, F. La educación de la autovaloración y su significado psicológico. Impresora Universitaria. Ciudad de La Habana, 1977.

Harry, D. Por qué practicamos deporte. Editorial JIMS. Barcelona 1976, p. 124-126.

Iarmitski, lu. Escala Psicofísica como base de la optimación de la programación de las cargas de entrenamiento. Tec. Pract. Cult. Fís. Moscú No. 6, 1974, p. 23-25.

Judadov, N. Comunicaciones Personales. Moscú 1978.

López, J. R. y F. García Ucha. Aspectos psicológicos de la ergometría cardiaca. Boletín Científico Técnico. No. 4, 1977. INDER. Cuba p. 15-24.

Ozolin, N. C. Autocontrol del atleta en dirección al proceso de entrenamiento. Teo. Pract. Fís. Moscú 32, 1970, 9, p. 5-8.

Rubinstein, R. Principios de Psicología General. Ediciones R. La Habana, 1977. p. 622-665.

Savonko, E. Correlación entre la orientación de los niños a la autovaloración y la orientación de la valoración hecha por otras personas. En Estudio de la motivación de la conducta de los niños y los adolescentes. L. Bozhovich. Editorial Progreso 1978, p. 79-100.

Vladescu, F. V. Sintomatología Motivacional Pre y Post Competitiva. Mouvement, Quebec. 1975, 4, p. 231-235.

Etiquetas: , ,

26/01/2008 21:13 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

"Semblanza psicológica de la preparación de los deportistas de alta calificación"

20080127213424-slide0001-image001.png 

"Semblanza psicológica de la preparación de los deportistas de alta calificación"

Autor: A. B. Rodionov. Cultura Física y Deporte. 1984

Traducción de Galina Shorojova para psicodeporte.net

Antes de tratar semblanzas psicológicas de la preparación de los deportistas de alto rendimiento, es necesario señalar que el especialista que trabaja con ellos, tiene ante sí a un contingente verdaderamente específico.

Esta especialidad (en condiciones del deporte soviético de alto rendimiento) se determina por:

1. La valoración social que obtiene el resultado deportivo de alto grado, la cual esta relacionada con el prestigio del deporte.

2. Las particularidades socio - psicológicas de la comunicación (deportista - deportista, deportista - entrenador, deportista - espectador).

3. Las exigencias para el dominio a la perfección de los complejos medios técnicos.

4. Las exigencias para alcanzar un elevado nivel de cualidades morales y volitivas.

5. Las elevadas cargas psíquicas y físicas, producto de lo cual, el establecimiento psíquico juega un papel especial.

6. La necesidad de dirigir el proceso para alcanzar la forma deportiva, con el objetivo de demostrar al máximo las fuerzas físicas y espirituales para un plazo determinado de la competencia de mayor envergadura.

7. La necesidad de combinar entrenamientos intensivos y voluminosos, con el estudio y con la actividad socialmente útil.

El deporte de alto rendimiento tiene carácter individualizado, en comparación con la actividad deportiva no relacionada con la finalidad de alcanzar la cima de la maestría. Ante todo, el mismo esta dirigido a satisfacer el interés para determinado tipo de deporte, a lograr elevados resultados deportivos, los cuales son reconocidos por la sociedad, a incrementar no sólo el prestigio personal y el del equipo, sino en un grado mayor, el prestigio de la Patria.

Este deporte de alto rendimiento esta relacionado con grandes tensiones físicas y psíquicas, con la necesidad de superar no solo la resistencia de un adversario fuerte, sino también las deficiencias particulares, con la gran responsabilidad en las competencias, donde el alto "valor" de cada error cometido, de cada arrancada falsa representa el factor que determina las exigencias precisas que se plantean a la psiquis del deportista.

El carácter especifico de la actividad competitiva en este deporte, consiste en que al actuar en la arena internacional, el deportista cumple una misión de representatividad.

En el deporte de alto rendimiento (a diferencia de la cultura física y el deporte masivo), la tendencia hacia los movimientos físicos y la actividad motora pasan a un segundo plano, siendo la motivación fundamental el logro del éxito, el cual social y condicionalmente se reconoce como el cumplimiento de la tarea planteada por la sociedad. Es precisamente por ello, que lo psicólogos que trabajan con los deportistas de alta calificación, le dedican mucho tiempo al estudio y al diagnostico de la motivación de los éxitos. Indudablemente, que toda la atención que en nuestro país se le dedica a los deportistas de alta calificación, aumenta considerablemente la motivación de los éxitos, dándole a esta, un matiz social especial.

La motivación en el deporte de alto rendimiento esta relacionada con la tensión psíquica, originada por la ausencia de correspondencia de las tendencias principales de la actividad, por las posibilidades del deportista, y esta dirigida a erradicar dicha tensión.) V. Goshek, M. Svoboda, 1973). En comparación con la mayoría de otros tipos de actividad, en este deporte el hombre no trata de re huir la tensión, sino todo lo contrario, ve en ella, la parte positiva de la lucha competitiva.

Debemos señalar que la tendencia diversa del entrenamiento, los variados métodos para el logro de los resultados en determinados tipos de deporte, forman también, los diferentes componentes de la motivación. Si en los tipos de deportes de carácter cíclico, donde se requiere resistencia, una de las motivaciones principales (según el criterio de M. Vanek, 1978) es la capacidad para soportar el cansancio, en los tipos de deportes de coordinaciones complejas, esta tendencia esta dirigida a dominar a la perfección los movimientos del cuerpo, y en los deporte de combate a vencer con efectividad al contrario. Aquí, se observa un momento socio - psicológico determinado. Independientemente del respeto que pueda gozar un deportista que entrene y sepa dominar el cansancio, a la hora de la competencia saldrá vencedor el jugador más técnico y tácticamente inteligente. De aquí, que el psicólogo con la información practica obtenida, pueda seleccionar ejemplo a imitar.

Si la fuerza motriz de la actividad constituye su motivación, entonces las actividades componentes (las acciones y los métodos para su realización) son sus operaciones. En dependencia de las condiciones de la actividad y del nivel de preparación del deportista, la acción al perder el objetivo (finalidad) puede pasar a una operación, y a la inversa. Esto entorpece al análisis psicológico de los diferentes tipos de la actividad deportiva, y por ende crea dificultades para el análisis psicológico de los errores técnico y para la búsqueda de medios psicológicos fundamentados, para su corrección o compensación.

Las investigaciones psicograficas en el deporte y la determinación del componente estructural y operacional de sus tipos diferentes, se desarrollan en el sentido de la descripción de los perfiles psicológicos de los deportistas y de los "modelos" psicológicos.

Sin embargo, en la actualidad de ha presentado una situación en donde la "búsqueda de modelos" (ante todo con fines selectivos), conduce a la vulgarización de la misma idea, a los intentos por determinar ciertas selecciones de cualidades psíquicas en sus características cuantitativas, (al parecer, en los representantes de un determinado tipo de deporte), sin tener en cuenta las condiciones de la actividad, ni las particularidades de la personalidad, sino considerando como lo fundamental, las posibilidades de compensación de los errores, esto con frecuencia determina también al atleta mas destacado. Con respecto a los anterior, estamos en el mismo inicio de este tipo de investigaciones de "búsqueda".

Se están dando los primeros pasos en el estudio de las leyes psicológicas de la dirección del proceso de entrenamiento.

En las distintas etapas de la preparación pre- competitiva (en dependencia del empleo fundamental de unos u otros medios de entrenamiento) varia no tanto la estructura de la actividad, como los estados psíquicos del deportista. Estos estados de manera sustancial influyen en el entrenamiento y se manifiestan con frecuencia como un efecto distanciado en la actividad competitiva.

El proceso de múltiples etapas de preparación para una competencia de mayor envergadura en una serie de deportes (fundamentalmente en juegos y deportes de combate) prevé tal tendencia de clases de entrenamiento en la cual prevalecen inicialmente.

Los medios de la preparación física general (PFG) y depuse de la preparación especial (PE). Ocurre que en estos tipos de deportes, la necesidad de conservar los estados óptimos y el nivel de las cualidades psíquicas entra en contradicción con la necesidad de elevar oportunamente las posibilidades funcionales y el grado de preparación de los atletas.

En la primera etapa de preparación cuando en un mayor volumen son utilizados los medios de la preparación física general los atletas, por regla general, se distinguen por las particularidades que se unifican en el concepto "frescura psíquica" (deseo de entrenar, soportar ligeramente las cargas, elevada reacción de la psiquis, etc.)

El aumento de la intensidad de los medios de la preparación física general y el a volumen de la preparación especial segunda etapa conduce no solo al mejoramiento de la preparación física, sino también al empeoramiento de la coordinación de las principales funciones psíquicas, relacionadas con las percepciones especializadas. Evidentemente, el genero de heterogeneidad de la variación de la preparación psíquica y física provoca subjetivamente en los deportistas la insatisfacción por la cualidad de las acciones técnico - tácticas realizadas, los cuales provocan una extraordinaria tensión psíquica y el lento restablecimiento después del entrenamiento. En este caso, la reducción general de las cargas no ayuda a la optimización del nivel de preparación psíquica y al mismo tiempo, empeora la preparación física. Resulta más efectiva la utilización de los medios de psico-regulación, conjuntamente con la disminución del volumen de los medios de preparación física general y con la elevación por corto tiempo de la intensidad de los medios de preparación especial, mucho antes de las competencias. En esto, observamos el "entrelazamiento" de los medios pedagógicos y psicológicos.

El carácter de la adaptación psicológica del deportista a las cargas de entrenamiento, indudablemente se determina no solo por el volumen y la intensidad de estas, sino también, por el grado de entrenamiento del propio deportista, y por consiguiente, por el equilibrio preciso de las funciones psíquicas y por el estado de disposición en correspondencia con el carácter especifico de la actividad realizada. Este equilibrio se define fundamentalmente por la influencia de los medios de preparación especial sobre la psicología del deportista. Con estos se relacionan los medios de regulación psíquica, empleados antes del inicio de la actividad, y los de recuperación psíquica, los cuales se utilizan después que concluye dicha actividad.

Etiquetas: ,

27/01/2008 21:34 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

"Semblanza psicológica de la preparación de los deportistas de alta calificación" 2

20080127214520-slide0001-image001.png 

"Semblanza psicológica de la preparación de los deportistas de alta calificación" 2

Autor: A. B. Rodionov. Cultura Física y Deporte. 1984

Traducción de Galina Shorojova para psicodeporte.net

El problema sobre la recuperación psicológica después de las cargas de entrenamiento, aun se estudia poco. Al analizarlo, es necesario tener en cuenta los factores tanto de carácter fisiológico (el agotamiento después de los ejercicios), como también los de carácter psicológico (excitación intensa después del éxito, estado depresivo depuse de los fracasos, etc.).

Debido a que los problemas psicológicos del entrenamiento deportivo eran tan significativos, la preparación del deportista o del equipo para las competencias se convirtió en la tarea fundamental de la psicología del deporte.

El proceso de preparación psicológica de los deportistas de alto rendimiento como sistema de influencia pedagógico psicológico y medico psicológico que tiene el objetivo de crear un elevado grado de entrenamiento, de aumentar la seguridad psicológica y la disposición para la actuación en las competencias de envergadura, constituye la parte componente más fundamental del sistema general de dirección de la preparación de los deportistas de este grado de rendimiento.

Durante la preparación psicológica, la cual directamente se incluye en la actividad del deportista o se realiza en forma de influencias especialmente organizadas fuera de la actividad de entrenamiento y de competencia, se perfeccionan y corrigen las cualidades y rasgos de la personalidad) su tendencia a la motivación, la estabilidad psicológica, la responsabilidad y compromiso social del deportista y otras cualidades); y además, se produce la optimización de los estados psicológicos ( la situación adecuada de la tensión psicológica).

Todos estos aspectos de la preparación psicológica constituyen objeto de un estudio integral, cuyo eslabón resultante fundamental es la elevación de la efectividad en la educación de los deportistas, el desarrollar en estos las cualidades y propiedades de la personalidad, el dirigir su conducta y actividad en el proceso de entrenamiento y las competencias.

Es aceptado dividir la preparación psicológica en general y especial. Las particularidades distintivas de la preparación psicológica general radican en que la misma esta directamente incluida en otros tipos de preparación (física, técnica-táctica y otras) y prácticamente no tiene medios propios a pesar de tener sus objetivos y tareas.

El objetivo de la preparación psicológica general consiste en la actualización de las posibilidades potenciales de un deportista dado o del grupo en conjunto, en la esfera de lo psicológico, lo que garantiza una actividad deportiva efectiva y eficaz. Prácticamente, cualquier otro medio pedagógico contribuye, en una u otra medida, al logro del objetivo de la preparación psicológica general.

El carácter especifico de la preparación general consiste en que todos los medios y métodos pedagógicos pueden tener en determinada forma un "psicologismo", teniendo en cuenta aquellas características que son prerrogativas de la psicología. Sobre los métodos especiales de la preparación psicológica general podemos referirnos solo en aquellos casos en que surge la necesidad de prevenir o (si esto no ha sido posible) reducir la sobre tensión de las funciones psicofisiológicas, lo cual se origina como consecuencia de las cargas físicas y psicológicas intensas que provocan el entrenamiento y competencia.

Sin embargo, durante toda la "duplicidad" de la preparación física general, incluida en los distintos tipos de actividad de entrenamiento, se pueden distinguir algunas de sus tareas particulares, las cuales se resuelven mediante la utilización de los medios psicológicos y pedagógicos relativamente independientes. Entre estas tareas podemos nombrar las siguientes:

1. La creación de un clima psicológico de completo valor en el equipo (el psicólogo debe asumir posiciones claves al resolver las cuestiones referentes a la separación de los deportistas del entrenamiento, a la selección de las actividades recreativas y de descanso, a prestarle ayuda en la elevación de su grado de conocimiento y cultura);

2. El perfeccionamiento de la preparación especial, mediante el trabajo en los aparatos especiales de entrenamiento (la construcción de la mayoría de dichos aparatos, se apoya en muchos requisitos psicológicos: la información planteada, los medios de su codificación, etc.), por eso, en el proyecto de elaboración de estos aparatos, se cuenta con la colaboración directa de los psicólogos).

3. La optimización de los estados psicológicos de los deportistas en el entrenamiento (aquí nos referimos no sólo a las distintas variantes de regulación autógena, sino también, a las influencias psicorreguladoras suplementarias, tales como la variación de la gama de colores de la iluminación de los lugares de entrenamiento, la utilización de música, de video tape, de afiches, de consignas, etc.).

La preparación psicológica especial, a diferencias de la general se distribuye por tiempos: en principio es posible determinar el inicio y el final de las influencias especiales sobre la psiquis del deportista tanto antes, como durante y después de las competencias. Esto naturalmente no excluye las influencias que son prácticamente constantes sobre la psicológica del deportista, las cuales están relacionadas con los irritantes de situaciones, así como también, con los irritantes espontáneos que surgen de los personas que los rodean (médicos, administrativos, familiares del mismo y otros).

Es posible clasificar los medios y métodos de preparación psicológicos especiales por los indicios siguientes:

En relación con el momento de la competencia: los medios que se utilizan antes, durante y después de la misma son medios de recuperación.

En relación con la duración de las influencias de corto tiempo. Por ejemplo, la sesión de entrenamiento psicorregulador y los que actúan constantemente por medio de los espectadores y otros asistentes a la competencia y que ejercen una influencia especial sobre el deportista.

En relación con al independencia: son aquellos medios utilizados por el propio deportista como la auto influencia y la influencia heterogénea;

Por su tendencia: los psicofisiológicos, por ejemplo, el masaje, los relacionados aquí, debido a que además de al influencia directa, la comunicación con el masajista y la valoración, por parte del deportista, de los consejos que este le da, juegan un papel primordial en ello los psicólogos y los psicopedagogos.

Con el fin de tratar mas profundamente lo relacionado con el aseguramiento psicológico de la preparación de los deportistas de alto rendimiento debemos incluir tales aspectos como el diagnóstico y la dirección.

El psicodiagnóstico se emplea para la valoración de los componentes psicológicos determinados, los cuales caracterizan al individuo, o al grupo. Los métodos del diagnostico pueden ser utilizados en las condiciones de laboratorio para valorar, por ejemplo, las propiedades del carácter y del temperamento con ayuda de los test impresos; en el proceso de entrenamiento para valorar el desarrollo de las cualidades psicológicas especiales y el control sobre la capacidad de soportar las cargas; en las competencias para determinar el grado de disposición psicológica.

Los métodos de psicodiagnóstico se emplean mas ampliamente en el proceso de entrenamiento, debido a que sin los mismos en estos momentos seria imposible dosificar las cargas y lograr que el deportista adquiera un nivel superior de entrenamiento.

Lo fundamental en el trabajo del psicólogo es la utilización de los medios de regulación, dirigidos a la creación en los deportistas del tono moral volitivo correspondiente necesario para la disposición psicológica. Los medios de regulación se diferencian en dependencia de los tipos de preparación psicológica, esta preparación puede ser distanciada y directa,

La preparación distanciada se realiza en el entrenamiento diario, y en el deporte de alto rendimiento, cualquier entrenamiento esta supeditado a las tareas de preparación para las competencias, frecuentemente muy alejadas, sobre este entrenamiento, es posible hablar durante el trabajo con los deportistas en las primeras etapas de las selecciones precompetitivas.

La preparación directa prácticamente comienza desde el momento en que se realizan los micros ciclos de "choque" y se inicia la etapa llamada "final de la forma deportiva". Con frecuencia, esto coincide con la llegada al lugar de las competencias.

Si a las tareas de la preparación distanciada se dirigen preferentemente a garantizar el logro oportuno de la forma deportiva, las de la preparación directa se basan en la formación de la disposición del deportista para ser capaz de movilizar todas sus posibilidades en las competencias.

En calidad de elementos de la preparación psicológicas directas de los deportistas durante los ultimas sesiones de entrenamiento, podemos señalar: La amplia utilización de los ejercicios respiratorios especiales y de los ejercicios de relajación.

La elevación del tono de los deportistas, con ayuda de distintos rituales durante los entrenamientos como, por muestra, hace los boxeadores y los saltadores.

El empleo de la música en el proceso de calentamiento y en la parte final de las sesiones de entrenamiento.

Conversaciones que se formen en un ambiente de situación precompetitiva.

Para el restablecimiento psicológico después de los entrenamientos se emplean sesiones independientes y por grupo de entrenamiento de relajación autógenos, de psico regulación o psico muscular, también, la ionización del aire, la música y el video.

Para eliminar la tensión psicológica intensa en el momento de salir a competir se utiliza:

1. Los pensamientos sobre la actividad técnico-táctica y no sobre el resultado probable de las competencias.

2. El auto convencimiento y la auto orientación.

3. El convencimiento del entrenador.

4. El retraso voluntario de los movimientos que expresen el estado de excitación.

5. El control de la mímica y su reducción hasta que corresponda con el estado de reposo.

6. La regulación libre de la respiración, con ayuda de los cambios en los ritmos de inspiración y expiración.

7. La alternación de la tensión y del relajamiento de los grupos musculares.

8. El entrenamiento psicorregulador.

Si no se observan de alteración excesiva en las competencias, entonces se emplean los métodos de regulación psicológica siguiente:

1. La concentración de los pensamientos para el logro de la victoria.

2. La creación de un sentimiento de superioridad sobre el contrario.

3. El recuerdo de algunas situaciones de fracaso, lo que provoque la necesidad de la rivalidad.

4. La representación de los resultados de la victoria.

5. La utilización de las acciones tonificantes en coordinación con la hiperventilación breve.

6. El empleo de irritantes fríos como lo es el cloruro de etilo en regiones locales.

7. El entrenamiento psicorregulador en su variante de movilización. Es necesario señalar que el entrenamiento psicorregulador es más usual en los tipos de deporte de carácter cíclico, y en aquellos donde se ejecutan los intentos y als aproximaciones. Para los juegos y deportes de combate, el empleo de este entrenamiento no siempre es conveniente. Una de las variantes de combinación de los medios señalados, ha sido elaborada por A. V. Alekseev.

La mayoría de los medios señalados se utiliza para dirigir el estado y la conducta de los deportistas directamente en la competencia, por ejemplo, entre los intentos de una carrera y otra, etc., y posteriormente en caso que demoren mas de un día.

Naturalmente, la utilización de todos estos medios se determina por las condiciones concretas de las competencias que no siempre se pueden pronosticar, así como también, por las características individuales de los deportistas. El efecto práctico del empleo de los medios psicológicos depende de cómo estos se introducen de manera consecuente y dirigida en los equipos.

Etiquetas: ,

27/01/2008 21:45 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Con ISTA en Argentina

20080129034356-ista-ucha.jpg.jpg

 

En la foto el Prof. Jorge Brisco "Mr. MUndo" Presidente de ISTA, Garcia Ucha, Vice Presidente de Centroamerica y el Caribe de ISTA y el Prof. Hernan Brisco Jefe de Proyecto, también de ISTA

La foto es de febrero del 2006.

Saludos

Ucha

Etiquetas: , ,

29/01/2008 03:43 ucha #. sin tema Hay 1 comentario.



La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris