Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Marzo de 2007.

Teorema del éxito de R. Castellanos Cruz

20070305105241-slide0001-image002.jpg

"Teorema del éxito"

Una contribución del amigo Lic. Rodeloy Castellanos Cruz.

"Si el hombre define una situación como real, esta será real en sus consecuencias". De este modo se resume lo que en psicología conocemos como el Teorema de Thomas. Basta que usted interprete un contexto, situación o momento de cierta manera y, de inmediato, comenzará a actuar "como si" esta lectura fuera un hecho indiscutible. Lógicamente toda acción engendra reacciones y es así como lo que pensamos deviene en realidad. ¡Claro! esperar que el Sol se detenga porque lo creemos posible merecería una visita urgente a la consulta psiquiátrica mas, parémonos al borde de un desfiladero y, por un breve segundo, alimentemos la idea de nuestra caída. Todos sabemos el fin de esta historia, contrario al deseo de auto conservarnos el cuerpo, irrespetuoso, actuará "como si" ya estuviera cayendo.
Este paradójico fenómeno se verifica día a día en la vida de los deportistas, especialmente en aquellos que se enfrentan a situaciones de "alto voltaje". La cima, real o metafórica (cima en tanto gloria, fama) es el lugar más próximo a la dura caída. Se precisa mucho entrenamiento mental para no echar a andar un pensamiento catastrófico constituyente del fracaso. En esto radica el centro de la cuestión. Una vez activado un pensamiento negativo, automáticamente se resiste a no cumplir su fatídica misión. De hecho, su anclaje en la mente tiene mucho que ver con la confirmación involuntaria que hacemos. No importa que la situación en que nos vemos envueltos nos indique múltiples salidas, esta idea fija que nos asusta reconocer por la ansiedad que genera, nos lleva de la mano y nos demuestra su "realidad". En resumen, sucede que la doble dirección del par impresión-interacción se destruye. Parecería una especie de complot psicológico: la impresión negativa que una situación nos causa nos invita a evitar cualquier interacción con ella. Esta artimaña, generalmente inconsciente, impide nuestro aprendizaje al no poder formar impresiones alternativas. El resultado final es que nuestra creencia primaria se fortalece.
Lo dicho hasta aquí permite comprender el por qué un deportista se nos presenta, en ocasiones sin recursos para manejar algunos de sus retos deportivos. Para una mejor comprensión citaré un sencillo ejemplo: estamos frente al deportista en su minuto más amargo. ¿Por qué esta derrota? Posiblemente responda que la situación, el clima, el público, son las causas explicativas del mal desempeño. Este tipo de atribución, hija de interpretaciones pasadas, evita aquí y ahora aprender del error personal. Con frecuencia no será lo externo, sino nuestra lectura cargada de ansiedad, la causa inicial del descalabro.
Aún cuando estas líneas no aspiran a englobar todos los casos posibles, creemos que la reflexión resulta útil por lo que el deportista puede extraerle. Primero, que se impone un trabajo psicológico serio dirigido a evitar el nacimiento de ideas irracionales en situaciones de presión; su activación tiende a hegemonizar el resto de las funciones psicológicas. Para ello conocer a fondo las condiciones de cada competición concreta y sus imprevistos nos parece esencial. Segundo, una vez instalados los pensamientos amenazantes, su desmontaje se convierte en un imperativo. La combinación de técnicas cognitivas y corporales han mostrado ser sumamente eficientes en este sentido. Por último, el Teorema de Thomas, a primera vista indeseable, se convierte en un teorema del éxito si nuestras interpretaciones de los momentos difíciles van acompañadas de una lectura segura y optimista lo cual es posible.

Etiquetas: , , , , ,

01/03/2007 10:15 ucha #. sin tema Hay 2 comentarios.

Acerca de la Autovaloración del Deportista

20070303040715-autovaloracion.png

Boletín Científico Técnico No. 1 1983. INDER. CUBA

Autovaloración del Comportamiento Competitivo par Atletas de Alto Rendimiento

Dr. Francisco García Ucha y Lic. Antonio Fernández Leonard.

Instituto de Medicina Deportiva. INDER.

RESUMEN:

Los autores estudiaron el comportamiento competitivo de atletas de alto rendimiento integrantes de un equipo de juego con pelota, mediante un cuestionario que tenía como objetivo recoger la autovaloración que cada uno de ellos realizó ante diversas situaciones del hecho competitivo, tales como: influencia del éxito o fracasos sobre los rendimientos, el miedo al fracaso, el grado de confianza, etc. Los resultados reflejaron que aun los atletas más experimentados pueden sufrir, como consecuencia del Stress de la competencia, pérdidas considerables en la movilización de sus capacidades y que no basta tener conocimiento de sus deficiencias o reacciones inadecuadas. Es necesario trabajar intensamente para lograr que esta autovaloración se convierta en una tendencia activa transformadora de los sistemas de res­puestas del atleta ante la competencia.

INTRODUCCION:

En el deporte de alto rendimiento, quizás como en ninguna otra esfera de la práctica deportiva, se establece, como extraordinariamente apremiante, la valoración de la personalidad del atleta, y en ella los sistemas que determinan la regulación y control del comportamiento en las actividades de entrenamiento y competencia, teniendo en cuenta la complejidad de las acciones que se deben realizar con una gran perfección técnica, la magnitud e intensidad de los esfuerzos que se requieren para alcanzar la victoria y los obstáculos que tanto en el plano externo (demandas objetivas de la actividad) como interno (barreras psicológicas)) debe vencer el atleta. Un papel fundamental en la regulación y control del comportamiento lo desempeña la autovaloración definida por los psicólogos marxistas R. Rubinstein (1977), L.

Bozhovich (1978) y E. Savonko (1978) co­mo... la capacidad del hombre para tener conciencia de sí mismo, de sus fuerzas físicas y aptitudes mentales propias, de las acciones motoras y objetivos de su com­portami

La autovaloración está presente en cada acto de la conducta, es un componente prin­cipal de la autoconciencia y, al mismo tiempo que un registro de sí mismo, un motivo para la actividad y la formación de la personalidad, por cuanto, como reflejo referido a uno mismo, de lo que uno toma conciencia con claridad, este conocimiento adquiere un carácter significativo para la actividad, pues, mediante él se comparan las cualidades que se cree poseer tanto en la realización de la conducta como frente a las exigencias de la vida y las aspiraciones futuras, de tal modo que influye activamente en el proceso de regulación motivacional. Ello posibilita la dirección necesaria para la realización exitosa de los motivos integrantes de la tendencia orientadora de la personalidad (F. González, 1977). Desde finales de la década de 1960 han estado apareciendo en la literatura de Psicología del Deporte, rea­lizadas por autores de diferentes partes del mundo, diversas investigaciones sobre la autovaloración.

G. Borg (1961, 1962, 1972) desarrolló la investigación acerca de la autovaloración del esfuerzo percibido ante el trabajo; creó es­calas para la auto estimación de la capacidad de trabajo físico, con el objeto de conocer el grado de dificultad frente a las tareas, etc.

D. Arosiev (1971) y N. Ozolin (1971) Ampliaron el campo de estudio de la autovaloración mucho más, por cuanto exploraron el estado de ánimo, los deseos de entrenar y participar en competencias, el cansancio (general, localizado, especial, untes y después del entrenamiento, por la mañana, durante el día; etc.), grado de descanso durante el sueño, apetito, etc.

D. Iarmitski (1974) empleó la autovaloración no sólo en la determinación del esta­do del atleta durante el desarrollo de la actividad, sino como estímulo motivacional para alcanzar los niveles adecuados de los esfuerzos musculares y volitivos en la ejecución de las acciones.

Un esfuerzo meritorio lo ha realizado N. Judadov (1978), quien aplicó métodos de autovaloración y con ello construyó un sistema de preparación psicológica especial, al cual denominó Psicodidáctico, que posibilita tanto una eficaz autorregulación y control de las reacciones emocionales del atleta en la competencia como garantiza la conservación de la Forma Deportiva, desde el punto de vista psicológico, en el período de competencias.

En nuestro país, J. R. López y F. E. García Ucha (1977) iniciaron estos estudios con el objeto de mejorar las pruebas de capacidad de trabajo físico y obtuvieron una valoración integral del estado del sujeto mediante la auto estimación.

A. Fernández y F. E. García Ucha (1979) estudiaron la autovaloración que realizaron los integrantes de un equipo de Polo Acuático de alto rendimiento y su relación con los resultados deportivos en los entrena­mientos y competencias, lo cual confirmó que la autovaloración por el atleta de su estado general y el pronóstico de sus resultados están relacionados con el nivel de su preparación deportiva.

Por ello podemos afirmar que mediante la autovaloración el atleta llega a conocer sus particularidades físicas y psíquicas, los motivos y propósitos de la actividad, su actitud ante el colectivo.

El atleta se da cuenta del nivel le su pre­paración deportiva, del grado dé desarrollo de sus capacidades senso-perceptuales, pensamiento táctico y estratégico, estabilidad y reacción de sus emociones; cuáles son los motivos principales de su actividad y el modo con que logra alcanzar el resultado deseado. Todo ello posibilita la revelación, para él, de los aspectos que debe desarrollar, perfeccionar; cuáles son sus deficiencias y cuánto ha logrado, partiendo de lo que se había propuesto y de las manifestaciones de su nivel deportivo.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

El objetivo de este trabajo consistió en co­nocer los factores motivacionales y las barreras psicológicas implicadas en los resultados deportivos mediante la autovaloración del comportamiento competitivo por los atletas y analizar, además, el papel que dicha autovaloración desempeña en la regulación y control de las acciones.

PROCEDIMIENTO

La muestra fue formada por la población de los 15 atletas de alto rendimiento, integrantes de un equipo de juego con pelota, cuyas edades oscilaron entre los 19 y 26 años, con una experiencia deportiva com­prendida entre los 9 y los 13 años de práctica deportiva; de estos años, siete, aproximadamente, como miembros de las preselecciones y selecciones nacionales de alto nivel. Ellos han participado en Olim­píadas, Campeonatos Mundiales, Paname­ricanos, Centroamericanos y en numerosos encuentros nacionales e internacionales.

Se empleó un cuestionario elaborado te­niendo en cuenta los criterios de entrenadores especializados y de atletas, así como esquemas de cuestionarios desarrollados por otros investigadores, entre ellos F. Vladescu (1975).

El cuestionario contiene 31 preguntas relacionadas con diversos aspectos de la,' competencia y ordenado de la forma siguiente:

Una pregunta para caracterizar la participación de la muestra en competencias de diversos niveles.

Tres preguntas para establecer las relaciones de congruencia o discordancia entre el rendimiento en entrenamiento pruebas de control y competencias.

Una pregunta acerca de la estabilidad o no de los resultados en las competencias.

Tres preguntas referidas a las actitudes de confianza o desconfianza relativas a las posibilidades de realizar el máximo rendimiento en competencias.

mucho más, por cuanto exploraron el estado de ánimo, los deseos de entrenar y participar en competencias, el cansancio (general, localizado, especial, untes y después del entrenamiento, por la mañana, durante el día; etc.), grado de descanso durante el sueño, apetito, etc.

D. Iarmitski (1974) empleó la autovaloración no sólo en la determinación del estado del atleta durante el desarrollo de la actividad, sino como estímulo motivacio­nal para alcanzar los niveles adecuados de los esfuerzos musculares y volitivos en la ejecución de las acciones.

Un esfuerzo meritorio lo ha realizado N. Judadov (1978), quien aplicó métodos de autovaloración y con ello construyó un sistema de preparación psicológica es­pecial, al cual denominó Psicodidáctico, que posibilita tanto una eficaz autorregu­lación y control de las reacciones emocio­nales del atleta en la competencia como garantiza la conservación de la Forma De­portiva, desde el punto de vista psicoló­gico, en el período de competencias.

En nuestro país, J. R. López y F. E. García Ucha (1977) iniciaron estos estudios con el objeto de mejorar las pruebas de capacidad de trabajo físico y obtuvieron una va­loración integral del estado del sujeto me­diante la auto estimación.

A. Fernández y F. E. García Ucha (1979) estudiaron la autovaloración que realizaron los integrantes de un equipo de Polo Acuático de alto rendimiento y su relación con los resultados deportivos en los entrenamientos y competencias, lo cual confirmó que la autovaloración por el atleta de su estado general y el pronóstico de sus resultados están relacionados con el nivel de su preparación deportiva.

Por ello podemos afirmar que mediante la autovaloración el atleta llega a conocer sus particularidades físicas y psíquicas, los motivos y propósitos de la actividad, su actitud ante el colectivo.

El atleta se da cuenta del nivel le su pre­paración deportiva, del grado dé desarrollo de sus capacidades senso-perceptuales, pensamiento táctico y estratégico, estabilidad y reacción de sus emociones; cuáles son los motivos principales de su actividad y el modo con que logra alcanzar el resultado deseado. Todo ello posibilita la revelación, para él, de los aspectos que debe desarrollar, perfeccionar; cuáles son sus deficiencias y cuánto ha logrado, partiendo de lo que se había propuesto y de las manifestaciones de su nivel deportivo.

PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

El objetivo de este trabajo consistió en conocer los factores motivacionales y las barreras psicológicas implicadas en los resultados deportivos mediante la autovaloración del comportamiento competitivo por los atletas y analizar, además, el papel que dicha autovaloración desempeña en la regulación y control de las acciones.

PROCEDIMIENTO

La muestra fue formada por la población de los 15 atletas de alto rendimiento, integrantes de un equipo de juego con pelota, cuyas edades oscilaron entre los 19 y 26 años, con una experiencia deportiva com­prendida entre los 9 y los 13 años de práctica deportiva; de estos años, siete, aproximadamente, como miembros de las preselecciones y selecciones nacionales de alto nivel. Ellos han participado en Olim­píadas, Campeonatos Mundiales, Paname­ricanos, Centroamericanos y en numerosos encuentros nacionales e internacionales.

Se empleó un cuestionario elaborado te­niendo en cuenta los criterios de entrenadores especializados y de atletas, así como esquemas de cuestionarios desarrollados por otros investigadores, entre ellos F. Vladescu (1975).

El cuestionario contiene 31 preguntas relacionadas con diversos aspectos de la,' competencia y ordenado de la forma siguiente:

Una pregunta para caracterizar la participación de la muestra en competencias de diversos niveles.

Tres preguntas para establecer las relaciones de congruencia o discordancia entre el rendimiento en entrenamiento) pruebas de control y competencias.

Una pregunta acerca de la estabilidad o no de los resultados en las competencias.

Tres preguntas referidas a las actitudes de confianza o desconfianza relativas a

las posibilidades de realizar el máximo rendimiento en competencias.

Cinco preguntas relacionadas con el miedo al fracaso después de un éxito o una frustración, y el temor a un revés en ciertas condiciones objetivas de competencia.

Cuatro preguntas que enjuician las repercusiones en los rendimientos poste­riores a un fracaso, en

entrenamiento y competencia.

Dos preguntas relacionadas con el cumplimiento de los pronósticos y el auto conocimiento anticipado de los resultados de la competencia.

Dos preguntas vinculadas con los senti­mientos de responsabilidad ante la práctica deportiva.

Tres preguntas que caracterizan las reacciones de pre-arranque.

Cuatro preguntas relativas a caracterizar el nivel de preparación volitivo del atleta frente a ciertos contrarios, lugares de competencia, movilización de sus fuerzas, etc.

Una pregunta en la cual debe enjuiciar su capacidad para evaluar el período cuando se encontraba en forma deportiva.

Dos preguntas para valorar los efectos del éxito sobre su estado de ánimo y su actitud ante el entrenamiento.

La fase final de la confección de dicho cuestionario se sometió al juicio de un ;cupo de psicólogos y se efectuó, además, una pequeña prueba con los atletas del equipo juvenil del mismo deporte, con el objetivo de conocer las posibles dificultades que podrían confrontar con la aplicación de la prueba, de su contenido o con a existencia de algunas deficiencias.

El cuestionario tiene la particularidad de estar formado por preguntas cerradas, las cuales se contestan en pequeñas escalas que aparecen dispuestas inmediatamente. Los resultados se volcaron en cada una le las respuestas en que fueron clasificadas y se obtuvieron los por cientos de cada uno de ellos.

Cada cuestionario y las preguntas fueron analizados con los entrenadores, en un esfuerzo por reflejar las posibles deficiencias le los atletas en su autovaloración. Asimismo, se tomaron en consideración nu­merosas observaciones realizadas por uno le los investigadores en varias competencias que el equipo efectuó en nuestro país.

RESULTADOS Y DISCUSION

I. Participación en competencias.

El 100% de la muestra se caracterizó por haber par­ticipado en competencias de alto nivel.

II. Con relación a los rendimientos depor­tivos:

Un 53,3% de los atletas señaló que obte­nían mejores resultados en entrenamiento que en competencias; el 33,3% planteó que sus rendimientos eran iguales.

El 46,6% expresó que sus - logros en las pruebas de control eran más altos que los obtenidos en competencias importantes; sólo el 33,3% consideró ambos desempeños iguales y el 20% que resultaban mayores en las competencias.

Estos rendimientos, dada su magnitud, nos llevaron a profundizar en las respuestas de los atletas mediante entrevistas posteriores, ya que esperábamos resultados contrarios totalmente a los encontrados. Los atletas manifestaron que las causas eran de orden psicológico, tales como la incapacidad para controlarse ante el "stress" de la competencia, dificultades para movilizar sus potencialidades y rea­lizar una buena valoración de las exigencias de la competencia.

El 86,6% planteó que resultan mayores sus rendimientos en las competencias en el extranjero que en las nacionales, lo cual no significa que pierda en las competencias nacionales, sino que en el extranjero obtiene resultados más altos. Ello se debe a diversas causas, entre ellas, que la mayoría de las competencias de alto nivel se efectúa en otros países.

III. Estabilidad en los rendimientos:

El 13,3 % dijo ser muy estable, el 80 % co­mo estable y sólo el 6,6% se evaluó como poco estable. Las exigencias para pertenecer a este equipo de alto rendimiento no permiten que a él pertenezcan atletas con rendimientos inestables, ya que cuando ello ocurre son separados, lo cual da lugar a que otras figuras de alta categoría lo integren.

En la obtención de estabilidad de los rendimientos participan variables psicológicas y fisiológicas, así como las del propio proceso de preparación deportiva. Entre las psicológicas se destacan la elevada re­sistencia psíquica tanto a las cargas de entrenamiento como a las de competencias y la capacidad de carga psíquica.

IV. Actitud de confianza y desconfianza ante el rendimiento deportivo.

El 26,6 % manifestó sentir confianza en todas las competencias para lograr altos rendimientos, mientras el 73,3 % planteó sentir alguna.

El 100 % tiene confianza en obtener altos rendimientos en competencias centroamericanas y nacionales y el 80 % en las inter­nacionales.

El 26,6 % registra a veces vivencias de desconfianza para obtener altos rendimientos en competencias. Un 53 % planteó que rara vez, y el 20% evaluó que nunca siente desconfianza.

La sensación de desconfianza e inseguridad con todas sus consecuencias en cuanto a inquietud, falta de concentración y obstrucción de las ejecuciones por la acción de las emociones, parecen estar acordes con las respuestas de los atletas que pueden aparecer en las 3/4 partes de la pobla­ción aquí estudiada, lo cual manifiesta la necesidad del apoyo psicológico a los atletas en las competencias,

V. Miedo al fracaso:

El 40% siente que a veces tiene temor a fracasar, el 26,6% expuso que rara vez y un 33,3% manifestó que nunca teme perder en una competencia, de manera que el 66,6% puede llegar a sentir temor a una derrota en ciertas competencias.

El miedo al fracaso resulta una de las motivaciones para estimular al atleta a obte­ner rendimientos elevados, si bien, como dice Dorothy Harry (1976), no la más idónea. En investigaciones realizadas por ella encontró que los atletas motivados al éxito más que al temor al fracaso tienen mejores rendimientos. Tal parece que el temor al fracaso, aunque puede presentarse en estos atletas, no es la motivación básica que los estimula en las competencias, lo cual es congruente con los logros de este equipo, que en los últimos períodos de su desarrollo es historia deportiva.

En cuanto a la aparición del temor a un revés en la competencia de acuerdo con el lugar en que se realiza, sólo el 40 % planteó temor a fracasar en competencias internacionales. Desde luego, éstas, por su nivel, son las de mayor tensión y exigencia. Es necesario señalar, según F. Vladescu (1975), que si bien los adversarios, como tales, pueden ser confrontados directamente y el resultado de esta confrontación depende principalmente del valor y la forma deportiva, los lugares de competencia son asociados, por costumbre, a factores externos tales como árbitros, espectadores, fracasos anteriores en el mismo escenario, etc., que el deportista no puede controlar, sino parcialmente, de lo cual se desprende la necesidad del conocimiento profundo de las particularidades del lugar de la com­petencia, así como comportamiento de espectadores y árbitros.

Un 26,6% de los atletas planteó sentir, a veces, temor de fracasar después de un éxito en las competencias; el 33,3 %, rara vez, y el 40%, nunca.

En cuanto a los lugares de competencia y la sensación de temor, el 86,6 % manifestó que nunca ha relacionado el lugar de competencia con la sensación de temor. El resto expresó que oscila entre rara vez y a veces,

VI. Fracasos:

Después de un fracaso, el 86,6 % se sien triste, mientras que parte de esos mismos atletas, 40%, tiene, a la vez, esperanza vencer. Sólo el 6,6 % se mantiene sereno.

El 53 % planteó que después de un fracaso en una competencia importante sus rendimientos han sido altos y un 40 % dice que igual.

En cuanto a la actitud para trabajar en lo entrenamientos tras un fracaso, el 40 % dijo que es mucho mayor, otro 40 superior, y un 20 %, permanece igual.

Como podemos observar, el fracaso constituye tanto un reforzador positivo como negativo, aunque la tendencia general y 1 posibilidades tan frecuentes de fracaso hacen que ello se convierta más en un estimulador de los rendimientos que en factor de inhibición, en este nivel deportivo.

VII. Cumplimiento de los pronósticos.

El 80 % de los atletas manifestó que cumple con los pronósticos de los resultados

Un 60 % de los atletas señaló que conoce con anticipación cuáles serán sus resultados en las competencias; el 20 % lo logra rara vez y el 6,6 %, nunca, para un 13,3 % al que le ocurre frecuentemente.

 

VIII. Responsabilidad.

El 46,6% expuso que le gustaría ser capitán o jefe del equipo, un 20 %, rara vez, y otro 20 %, nunca; un 6,6 %, frecuentemente. El 93,3 % señaló que nunca se ha arrepentido de sus éxitos deportivos y un 6,6%, rara vez.

IX. Pre-Arranque.

 

El 86,6% de los atletas dijo que no se le presenta síntomas psíquicos negativos antes de la competencia. Para quienes se le presentan, aparece: 6,6% agitados y 6,6% apáticos.

 

 

Estos síntomas, que tienen un carácter muy específico e individual, desaparecen al someter al atleta a diversos procedimientos psicoterapéuticos, lo que constituye, así, una de las actividades del psicó­logo durante los momentos precedentes a la competencia.

 

Podemos señalar que un por ciento eleva­do de atletas no se ve perjudicado por sus reacciones emocionales de forma negativa días antes de la competencia. El 60 % se siente entusiasta y fuerte; 53%, sereno y el 66 %, dispuesto a competir, aunque un 53% siente, a veces, inquietud, aunada a las restantes manifestaciones positivas.

Los atletas sugieren que ellos emplean varios procedimientos para controlar sus nervios en las competencias.

 

 

El 46,6 % se distrae, un 33,3% se auto convence de sus posibilidades de vencer; y 6,6 %, va al masajista. Un 33,3 % emplea el calentamiento para relajar la tensión, 13,3 % se aleja mentalmente de la competencia; 26.6 % habla acerca de ella; 46,6 % piensa en su responsabilidad y 53 %, en los  contrarios.

 

X. Nivel Volitivo.

 

Un 73,3% alegó que aprovecha sus fuerzas con un esfuerzo grande; 13,3 % muy grande y otro 13%, regular.

 

Ante adversarios difíciles, un 73,3 % expuso que logra controlarse adecuadamente, y 26,6 %, siempre.

 

El 53 % presentó que tiene, a veces, mayor dificultad para competir con ciertos contrarios; un 26,6% rara vez y un 20 %, nunca.

 

En cuanto al grado de dificultad para competir en ciertos lugares, expresaron: a veces, un 26,6 %; rara vez, el 20 % y nunca, el 53 %.

XI Forma Deportiva.

Un 60 % conoce siempre cuando está en forma deportiva, 26, 6%, frecuentemente y 13,3 % a veces.

XII. El éxito.

 

Un 80 % evidencia un estado psíquico favorable después del éxito y se manifiesta alegre y entusiasta, pero un 46,6 % se siente inquieto y el 53 %, seguro.

El 20 % muestra que su actitud ante el entrenamiento, después de un éxito, es alta; 60 % regular y 20 %, igual.

Un 26,6 % indicó que las éxitos y fracasos han tenido una influencia muy fuerte en sus actuales resultados deportivos; en el 46,6 % está influencia es fuerte y el 13,3 % la siente unas veces regular y otras débil. Como se puede comprobar en las respuestas dadas por los atletas, ellos poseen un conocimiento bastante claro de las deficiencias que presentan, no obstante, éstas se continúan manifestando.

Por ello, podemos analizar la capacidad de autovaloración como una capacidad con dos funciones dinámicamente entrelazadas: la del conocimiento de sí mismo y la del conocimiento que va a la transformación del sujeto y a una adecuación de su comportamiento en relación con sus moti­vos y con sus potencialidades, dadas ya por sus capacidades, ya por el aprovechamiento de sus experiencias.

Por ejemplo, ellos enjuician que sus rendimientos son mayores en entrenamientos y topes de control que en las competencias, que sus rendimientos resultan más altos en las competencias internacionales que en las nacionales, pero no han podido convertir este conocimiento en un motivo para erradicar sus limitaciones.

Ello se destaca aún más en las respuestas que tienen un carácter negativo; así, tenemos que evalúan sus rendimientos como inestables, 6,6 %, el 26  %, que registra, a veces, vivencias de desconfianza para ob­tener altos rendimientos; el 40%, que siente temor a fracasar; otro 40 %, que presen­ta rendimientos iguales después de un fracaso; 13%, que a veces logra cumplir los pronósticos; el 26,6 %, que conoce sólo frecuentemente cuándo está en forma deportiva, etc. Todo lo anterior demuestra que los atletas no logran erradicar sus de­ficiencias, aún conociéndolas.

CONCLUSIONES.

Se pudo comprobar que los atletas presentan una autovaloración bastante adecuada de cada uno de los tópicos tratados en el cuestionario.

Este conocimiento no juega, todavía, un papel activo en la regulación y control del comportamiento competitivo; los atletas tienen vivencias de los motivos que tienen incidencia en los resultados, pero la ten­dencia a transformar sus potencialidades de manera activa, aún no se encuentra desarrollada.

RECOMENDACIONES.

No basta con que el atleta tenga una imagen de sus deficiencias y capacidades, es necesario ayudarlo a que logre, por sí mismo, transformar algunos de los aspectos antes señalados, de manera tal que ob­tenga un mayor ajuste con las exigencias de la actividad, para lo cual es recomendable la creación de programas de actividades que estimulen el desarrollo de nuevas actitudes y acciones, el análisis, den­tro del colectivo, de las deficiencias del equipo y cada uno de sus miembros, y el reforzamiento positivo de aquellas pautas de conducta que van dirigidas a darles un ordenamiento más adecuado de las capacidades del atleta.

BIBLIOGRAFIA

Arosiev, D. Métodos de Autovaloración. Lijkaia Atletika, 16, 2, 1971, 02, p.20-21.

Borg, G. Psychological Aspects of Physical Activities. In Fitness Heath and Work Capacity by Leonard A. Lavsin. Mac. Millan Publishing Co. USA 1974, p. 141-166.

Fernández, A y F. García Ucha. La autovaloración de los atletas de alto rendimiento. Trabajo de Diploma. Facultad de Psicología, Universidad de La Habana, 1980.

González Rey, F. La educación de la autovaloración y su significado psicológico. Impresora Universitaria. Ciu­dad de La Habana, 1977.

Harry, D. Por qué practicamos deporte. Editorial JIMS. Barcelona 1976, p. 124-126.

Iarmitski, lu. Escala Psicofísica como base de la optimación de la programación de las cargas de entrenamiento. Tec. Pract. Cult. Fís. Moscú No. 6, 1974, p. 23-25.

Judadov, N. Comunicaciones Personales. Moscú 1978.

López, J. R. y F. García Ucha. Aspectos psicológicos de la ergometría cardía­ca. Boletín Científico Técnico. No. 4, 1977. INDER. Cuba p. 15-24.

Ozolin, N. C. Autocontrol del atleta en dirección al proceso de entrenamiento. Teo. Pract. Fís. Moscú 32, 1970, 9, p. 5-8.

Rubinstein, R. Principios de Psicología General. Ediciones R. La Habana, 1977. p. 622-665.

Savonko, E. Correlación entre la orien­tación de los niños a la autovaloración y la orientación de la valoración he­cha por otras personas. En Estudio de la motivación de la conducta de los ni­ños y los adolescentes. L. Bozhovich. Editorial Progreso 1978, p. 79-100.

Vladescu, F. V. Sintomatología Motiva­cional Pre y Post Competitiva. Mou­vement, Quebec. 1975, 4, p. 231-235.

Etiquetas: , , , , , , ,

01/03/2007 10:33 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Acerca de deportistas Retirados

Estado emocional y enfermedades crónicas no transmisibles en deportistas retirados.

Dr. Leonel Tula Suárez.

Dr. Francisco García Ucha.

Resumen:

Se estudiaron 24 deportistas de alto rendimiento, retirados, que asistieron a la consulta de Medicina Interna. A estos se les practicó un examen clínico y pruebas de laboratorio a fin de detectar enfermedades crónicas no trasmisibles. Al final de este estudio se exploro el estado de animo de los mismos, aplicando el test POMS, (Perfil Mood Stated de McNair y cols.), que se determina mediante la respuesta a la aceptación o no de una serie de adjetivos sobre su situación mental, a una encuesta con escala de valores de 0 a 4, que determinan en el sujeto su situación psíquica, calificando seis estados; Tensión-Ansiedad, Depresión-Melancolía, Cólera-Hostilidad, Vigor-Actividad, Fatiga Inercia y Confusión-Perplejidad. Lo que se refleja en un gráfico de acuerdo a los valores alcanzado en cada uno de ellos según la respuesta dada. Este gráfico se compara con el patrón que representa al sujeto normal, obtenido por los creadores en el estudio original que fue realizado examinando deportistas elites en periodo de éxitos competitivos, donde el resultado del grafico daba un pico en cuya cima se encontró el factor Vigor-Actividad.

En nuestros resultados no se comprobó diferencia entre los sujetos que al concluir el examen medico resultaron sanos con los que padecían enfermedades crónicas no transmisibles, pero en el análisis del total de la muestra se obtuvo una curva diferente a la considerada como normal, predominando el estado de Cólera-Hostilidad y Depresión-Melancolía, lo que pudiera corresponder al patrón del deportista retirado.

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

02/03/2007 12:59 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Yes, You Can de Unestahl Relajación física

20070303035704-relajacion.png

Relajación Física:
- Aprender para ser como un niño de nuevo.
De repente Ud. está parado ojo a ojo frente a un tigre con los dientes afilados como sables o frente a un oso asesino el cual se precipita hacia Ud. en la oscuridad de un bosque. En la fracción de un segundo su cuerpo se prepara para luchar o huir.
Una serie de diferentes hormonas del estrés se difunden por medio de la sangre, el pulso se incrementa, la respiración es más rápida, la presión arterial aumenta dramáticamente. Precisamente tan dramáticamente que la actividad eléctrica del cuerpo cambia. Los músculos del cuello e ponen rígidos para la alerta, los músculos del estómago se convierten en una armazón dura el órgano sexual y el ano se contraen. La salivación y los procesos digestivos se paralizan, mientras que las glándulas sudoríparas se activan para enfriar el cuerpo en el proceso de lucha o huída para preservar su vida. Los ojos se dilatan, como lo hacen las pupilas, mientras que los orificios nasales se ensanchan para permitir la respiración máxima.
Todos los recursos de su cuerpo los cuales son necesarios para enfrentar la amenaza o se ponen en juego dentro de la más diminuta fracción de segundo. Los mecanismos de defensa se agitan al máximo, los cuales usan enormes cantidades de energía, tanto en los músculos como en los órganos interiores. Es el valor, ya que en corto tiempo Ud. tendrá seleccionada su estrategia - para huir o luchar - y Ud. necesita estar en forma óptima para una u otra alternativa.
Ni la lucha ni tampoco la huída durarán para siempre. La cosa principal es que todos sus recursos estén disponibles para ser usados precisamente en este momento.
¿Ud. reconoce Ud. mismo? No, claro que no. La situación es la que nuestros antecesores podrían haber encontrado hace muchos años atrás.
Los tigres con dientes afilados como sables y los osos asesinos pertenecen al mundo de los cuentos de hadas, en cuanto a que nosotros nos preocupamos en el presente.
Trata de convencer a tu cuerpo de esto, para la próxima este se prepara el mismo para todo lo posible, tanto combatir como huir.
El hecho es que Ud. reacciona exactamente de la misma manera que cuando se acerca a la situación completamente peligrosa como lo hacían las personas quienes poblaron la tierra diez mil años atrás.
Todas las hormonas del cuerpo, músculos y órganos tienen exactamente el mismo patrón de acción hacia el estrés y el miedo los cuales predominan en la vida del hombre moderno.
La diferencia es que el estrés aparece más a menudo, los temores son permanentes y en ningún lugar nosotros encontramos el alivio que la relajación nos trae con esta.
Después de la condición de crisis la cual domina durante el esfuerzo máximo, el cuerpo debe retornar a sus funciones normales, restablecer todas sus rutinas normales a ritmo bajo y permitir a los músculos relajarse. La señal para retornar al descanso es el final de la lucha o la huida, cuando ambos, el cuerpo y las sensaciones se relajan.
Cuando este estado no es experimentado y la señal no aparece, esto significa que muchos de nosotros estamos viviendo dentro de sistemas de defensa constantemente activados los cuales nunca han sido desechados.
Nosotros a menudo logramos con éxito frenar y acelerar al mismo tiempo - un gasto inconsciente de uno de nuestros mejores recursos.
De esta manera nosotros nos dirigimos a avivar tanto el acelerador como el pedal de freno al mismo tiempo. Nosotros inconscientemente abusamos de uno de nuestras mejore recursos, así pavimentando el camino hacia un estado de salud pobre.
Buen estrés o mal estrés.
El estrés no es en sí un término negativo. Existe una cosa tal como un buen estrés y un mal estrés. El tipo d e estrés que nuestros antecesores sintieron mientras se encontraban un tigre o un oso era sin dudas de buen tipo este los ayudó a ellos reunir rápida e inmediatamente todos, sus recursos mentales y físicos. En aquellos días hubo una relación automática y muy bien definida entre la tensión y la relajación, es decir, primero la tensión y, después la relajación para reordenar las funciones del cuerpo a escala normal.
¿Pero cómo funciona para Ud. y para mí? ¿Con cuanta rapidez y cuán totalmente nos relajamos después de tensionarnos? La verdad es que probablemente la mayoría de nosotros nunca hemos tratado el asunto. Nosotros no tenemos una idea clara sobre qué nos estresa, que ocurre con nosotros en situaciones estresantes, o cómo nosotros podríamos ser capaces de retornar a una condición no estresante.
En cambio, nosotros vivimos una vida súper estresada donde raramente alguna vez recobramos la condición normal de la total relajación.
Nosotros nos acostumbramos al estrés, hasta la medida que nosotros paramos de notarlo como único acontecimiento. Cuando nosotros más tarde notamos que estamos con temperamento inusual e irritables, tensionados e impacientes, somos a menudo incapaces de ver como podríamos tomar control de la situación y relajarnos.
Cuando un estado de tensión no está seguido por otro de relajación ni el cuerpo ni el alma pueden mantener su balance físico y psíquico.
Las señales del cuerpo son obvias - aun así, muchos de nosotros crecemos acostumbrados a ignorarlas.
Nosotros tenemos dolores de cabeza, tensiones en nuestro hombro y en las espaldas (los cuales conforman al final casi una armazón muscular impenetrable) y sufrimos de problemas estomacales de diferentes clases extendiéndose desde dificultades de la digestión hasta úlceras sangrantes.
Y aún así, nosotros, refutamos ver la raíz del mal - es más fácil y seguro ir al médico o al hospital y exigir un cuidado adecuado. Preferiblemente nuestras propias intenciones deben ser limitadas a las injerencias de medicinas en un periodo de tiempo recetado en el cual lo significante que nosotros esperamos es ser saludables de nuevo.
La propia vida tiene que enseñarnos que no es justamente tan simple.
- Estar en la búsqueda de las enfermedades relacionadas con el estrés.
Por largo tiempo los investigadores han sido capaces de mostrar la unión indispensable entre el estrés y las enfermedades psíquicas.
Lo más difícil ha sido el tiempo que nos hemos relacionado con los factores del estrés en nuestras vidas, lo que más probablemente nos atrae son tanto los problemas físicos y las enfermedades las cuales se originan en el estrés.
Como si esto no fuera suficiente - mucho estrés nos causa envejecer más rápido. Uno de los pioneros de la investigación en este campo, Hans Selye, expresa lo siguiente:
Lo que nosotros llamamos envejecimiento no es nada menos que la suma total de todas las cicatrices que hemos acumulado del estrés de la vida.
La imagen se convierte aún más complicada cuando los investigadores señalan que nosotros estamos estresados por acontecimientos tanto negativos como positivos en la vida.
El estrés ocurre tanto como una consecuencia de hechos trágicos, como la muerte entre nuestros parientes más cercanos, como también los eventos de celebración como una boda o logros de alzas en el trabajo. El hecho de que algo tenga carácter positivo no nos protege de reacciones de estrés, las cuales son naturales al cuerpo y al alma.
Es suficiente que la situación sea inusual para las hormonas del estrés estar dispersadas por medio de nuestros sistemas...
En suma, nosotros podemos estar estresados tanto como por pequeños estímulos como por muchas cosas.
La persona que experimenta que la vida carece de significado como también aquel que no alcanza la oportunidad de desarrollar la creatividad o de sentirse necesitado o querido, desarrolla en conjunto el mismo estrés relacionado con enfermedades como aquel del cual nosotros normalmente pensamos de ser una persona estresada. Un investigador por ejemplo ha encontrado indicaciones claras que el estado de desempleo contiene un factor de estrés fuerte e inusual, en cual causa a la persona desempleada corre el riesgo de desarrollar cualquier cosa desde los nervios, problemas psicosomáticos hasta serios problemas psicológicos.
"El libre albedrío como un tropezadero"
No importa como nosotros entretejemos y transformamos el problema, el hecho o el asunto aun se mantiene un nivel de normalidad existe donde nos sentimos mejor. Precisamente como este estado ideal de relajación y equilibrio, se ve y varía en algo desde el individuo hasta el individuo.
La interrogante es ¿cómo nosotros aprenderemos a relajarnos rápidamente en los momentos que más lo necesitamos?
El centro del problema reside en el reino de lo que pudiera ser llamado "Tensionar la voluntad. Justamente, ¿cómo alguien se relaja por libre preferencia?
Imagínese Ud. mismo acostado despierto, deseando que el sueño venga hacia Ud. No interesa que Ud. hace, este se lo impide. No interesa sus esfuerzos, todo su logro es el efecto opuesto. Si Ud. aprieta firmemente todos sus dientes de conjunto, y prueba. Que para todo Ud. tiene valor, el resultado no es solo que Ud. no puede dormir, sino además que Ud. se siente molesto o experimenta un terrible sentimiento de impotencia.
La idea de que Ud. debe dormir, ante las exigencias del próximo día, incrementa su tensión y lo encierra en un estado de insomnio. Ud. muerde su almohada y se enreda Ud. mismo en la desesperación.
¡No desespere!. Existen métodos que le enseñan a Ud. como controlar gran parte de tu vida diaria. La palabra "enseñar" debe ser realmente cambiada con esa de "reaprender" ya que guarda mucha relación con esa de "re despertar lo natural", tropezando con el conocimiento del arte de la relajación con el cual todos nosotros nacimos.
Este es un arte el cual puede ser observado en cada niño feliz y saludable, como con los perros, gatos, vacas y caballos. Los caballos tienen el arte de pararse firmes hasta la medida de poder dormir parados.
Como adulto Ud. ha perdido gran parte del regalo dado por Dios si Ud. no pertenece al afortunado grupo de quienes vieron en épocas tempranas la importancia de preservarlo, o quizás dirigido a buscar y a encontrar una de las muchas formas de meditación las cuales han encontrado ahora un nicho aun aquí en el mundo occidental. El problema con muchas técnicas de meditación es que ellas exigen mucho tiempo como también especiales circunstancias.
Desde que la vida ejerce una variedad de exigencias sobre la mayoría de nosotros no existe siempre el tiempo o el lugar para usar la meditación cuando nosotros necesitamos relajarnos.
Lo ideal es entonces una técnica la cual es aplicable en todas las situaciones, no interesa donde podíamos estar. Para lograr esta meta es necesario entrenarse y entrenarse de nuevo, recobrar la manera infantil de ser capaz de relajarnos al momento.
- La vía para la relajación.
El primer paso es estar consciente de los puntos de estrés de la persona. ¿Cómo es que se siente estar perfectamente relajado?
No es estar tranquilo, la misma cosa que estar dormido o en sueño ligero. Por supuesto, uno puede estar relajado aún así, pero el objetivo aquí es enseñar relajación como un medio de dirigir las tensiones físicas e intelectuales.
La relajación es la puerta de entrada a un gran control por encima de la parte inconsciente de nosotros mismos. Si tenemos éxito en establecer este control nosotros podemos entonces usar la relajación tanto para ser capaz de dormir cuando lo deseamos, como para estar alerta y preparado, para lograr la ejecución optima cuando la necesitamos. Nosotros sufrimos tanto de tensiones mentales como físicas. Para tomar control sobre las causas de esto, tenemos que descubrir los obstáculos básicos para ser capaces de relajarnos.
Uno de los problemas más grandes es que no sabemos cómo se siente estar tensos o como se siente estar relajados. Para comenzar con lo más tangible de estos problemas, comenzamos con el cuerpo.
Apriete su mano derecha tan fuerte como Ud. pueda.
Piense sobre cómo se siente tenerla tensa. Experimente la sensación.
Entonces relaje su mano derecha totalmente.
Piense sobre cómo tener su mano totalmente relajada. Experimente la sensación.
Continúe tensando su antebrazo justamente el antebrazo, no la parte de encima del hombro.
Las oportunidades son que Ud. automáticamente tensionará grandes porciones de la parte superior de su brazo al mismo tiempo. Esto demuestra ya, qué molesto es estar tratando de limitar las tensiones en nuestro cuerpo. ¡Pero puede ser hecho!
Compárelo entonces, hacia cómo se siente estar relajado.
¡Tensione sus músculos y relájese!

Etiquetas: , , , ,

02/03/2007 15:53 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La movilización de las energías del deportista.

20070305105356-slide0001-image002.jpg

La movilización de las energías del deportista.
Una preocupación intensa de los entrenadores consiste en la urgencia de incrementar los rendimientos de sus deportistas a grados superiores a los alcanzados en competencias anteriores. Hago énfasis en la palabra urgencia. Ya sabemos que los deportistas se preparan para avanzar en sus resultados pero aquí se trata de romper todas las barreras, y en sueño preciado de cada entrenador con determinados deportistas. Aquellos que ellos estiman pueden llegar aun más lejos.
En muchos casos son deportistas con cualidades físicas excepcionales pero que no llegan a actualizar su potencial hasta sus límites. A menudo, deportistas que rinden en un grado superior en entrenamientos y no en competencias.
Asimismo, podemos encontrar deportistas que presentan características técnicas excepcionales y no son capaces de darle solución a los problemas del juego.
Varias son las estrategias que emplean los entrenadores para darle solución a su inquietud por lograr mayores rendimientos que los esperados.
Para tal propósito emplean con frecuencia:
Incrementar la intensidad y los volúmenes de las cargas de entrenamiento para lograr un desarrollo superior de las cualidades deportivas, bien sean físicas, técnicas o tácticas, por ejemplo, para compensar la debilidad de algunas cualidades de la voluntad, se aumenta considerablemente al capacidad de trabajo del deportista, lo que facilitara la resistencia al grado de esfuerzo a realizar.
Otro de los recursos de lo entrenadores es preocuparse por encontrar las llamadas ayudas ergogénicas con las cuales incrementar las energías, garantizar la recuperación del deportista y la reposición de los recursos biológicos perdidos durante las cargas de entrenamiento y competencia.
No es raro que se corran riesgos muy peligrosos con el empleo de sustancias que pueden estar dentro de la lista de las prohibidas como doping. El entrenador debe confiar la dirección del empleo de los recuperantes y otras sustancias al médico.
Otra de las orientaciones que sigue el comportamiento de los entrenadores consiste en realizar intervenciones de tipo psicológica que responden más a su propia experiencia personal que a una propuesta surgida de los conocimientos acabados de la Psicología.
En estas operaciones psicológicas empíricas emplean elementos de persuasión y sugestión, aplican refuerzos positivos y de igual forma acciones punitivas con el deportista tales como críticas, castigos, sarcasmos y hasta la acción física contra el deportista. Se han hecho estudios que evidencian en ocasiones la utilización del mobbing y el atrapamiento del deportista por entrenadores.
Esta incursión en la psicología sin un conocimiento profundo de la misma y ni la colaboración de un psicólogo tiene más resultados negativos que frutos beneficiosos para el deporte y al formación de los deportistas.

Etiquetas: , , , , , , ,

02/03/2007 15:57 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Yes, You Can de Unestahl (3ra. Relajación mental)

20070305135018-20070224085203-slide0001-image001.png

UD. puede de esta forma ir por medio de todo su cuerpo - brazos, piernas, hombros, estomago, cara, mandíbulas, etc.
El principio básico es que existe un estado opuesto que está por encima del cual nosotros necesitamos estar conscientes. El estado opuesto tiene que ver tanto con las tensiones conscientes e inconscientes en nuestros músculos como opuesto al estado de tener totalmente relajados y liberados nuestros músculos.
- Entrenándose con el casete.
La mejor forma para practicar la relajación muscular, como un principiante que está sólo es obtener UD., mismo una grabación acompañada por instrucciones.
La grabación lo guiará a UD., hacia un estado de relajación, por medio de instrucciones que se comprenden fácilmente.
Muchos guiones han comenzado tal programa agradecen poder llevar el casete con ellos al trabajar para tomar un descanso rápido por medio de la relajación a veces durante el día laborable. La misma cosa es posible cuando UD. está en casa de nuevo después de tener un día fuerte.
Justamente encienda su grabadora y disfrute relajarse - es un placer que las personas experimentan más y más todos los días. Una vez que UD. haya aprendido este método, esté se convertirá en más integral con la unión entre su cuerpo y su psiquis, que una simple pregunta y pequeña cantidad de respiración será suficiente para servir como señal de relajación.
En este punto, la relajación aparecerá más rápido y este es el momento para ir mas allá en su desarrollo para enseñar su psiquis una técnica similar.
La relajación mental le ofrece a Ud., nuevas y divertidas posibilidades para entrar en contacto con recursos que están escondidos en su subconsciente.

Relajación mental.
- Entrar en contacto con su subconsciente.
¿Podríamos nosotros invitarte a compartir un poco de gimnástica mental?
Tómate 2 minutos para completar estos dos ejercicios siguientes.
Revive la práctica honorable y antigua de contar excitada y rápidamente imagínate que producto pudiera ser de 14 X 19.
Tan rápido como pueda cuente cuantas ventanas UD., tiene en su casa y en su lugar de trabajar.
Entonces agregue cuantas ventanas tiene en su casa.
Alguien que esté observándolo a UD., mientras piense podría notar que Ud. mira fijamente en diferentes direcciones durante los diferentes ejercicios.
Por supuesto, las respuestas por si misma no son especialmente significativas a nosotros - es su comportamiento durante el tiempo en que UD., estuvo trabajando en los ejercicios el que es interesante. Si UD., había tenido un observador durante ese tiempo, el o ella habría notado que UD., miró fijamente hacia la derecha durante el primer ejercicio y hacia la izquierda durante el 2do., a pesar de que en ambos casos fue un asunto de contar algo.
Lo que estamos tratando de hacer aquí es ilustrar cómo usamos el cerebro de manera diferente en diferente situaciones, a pesar del hecho de que estamos convencidos que estamos haciendo exactamente la misma cosa todo el tiempo.
El investigador americano del cerebro Roger Sperry es uno de los que ha organizado como las diferentes partes del cerebro controlan diferentes tipos de habilidades, pensamientos y sentimientos. Una división aproximada indica que la mitad derecha del cerebro es el centro para los sentimientos, mientras que la mitad izquierda es el centro para el pensamiento lógico.
- La interacción entre sentimiento y lógica.
La teoría sobre como nosotros usamos los lados derecho e izquierdo del cerebro durante diferentes actividades está siendo discutida, ya que la vida no puede estar dividida y en categorías simples y sujetas a pistas científicas. Sin embargo, Roger Sperry nos ha hecho a nosotros los orientales un gran servicio por medio de su trabajo, para lo cual él recibió el Premio Nobel en 1981. El puso la atención en la interacción entre las mitades del cerebro.
En lo que respecta, nuestra cultura intelectualmente orientada ha sido conducida para hacernos comprender y darnos cuenta que el cerebro tiene muchas funciones mas valiosas para ofrecer que únicamente esa del pensamiento lógico. Estos recursos no explotados son necesarios para entre otras cosas, un sentido de bienestar, resolver el problema alternativo y la creatividad. Nosotros debemos además tener acceso a estos recursos para ampliar las fronteras de nuestras habilidades mentales.
La mayoría de las investigaciones del cerebro están de acuerdo en que nosotros solamente usamos la más pequeña y diminuta parte de la enorme capacidad mental con la cual nosotros estamos formados.
Para usar estos recursos en la manera mejor posible que aprender a controlar tanto como incrementar la producción de energía psicológica, como también como encontramos métodos para ser capaces de conservar energía y cargarnos nosotros mismos en el momento preciso.
Precisamente como es el caso con el cuerpo humano nosotros debemos comenzar a aprender la técnica de relajación mentalmente.
La relajación física es la puerta de entrada al aprendizaje de esta técnica.
Sólo cuando UD., haya aprendido a relajarte completamente en su cuerpo, estará UD., preparado para tratar con al relajación mental. Esta puede tomar diferentes cantidades de tiempo para diferentes personas. Si UD., realmente desea entregarse UD., mismo una posibilidad decente de aprender este método - lo cual beneficiará a través de toda su vida - entonces UD., mismo debe invitarse al entrenamiento. Una vez que la técnica haya sido asegurada, UD., será capaz de relajarse, tanto física como mentalmente en momentos de circunstancias que pueden ser tensas, no interesa donde UD., podría estar.
- Las tres fieles compañías de viaje.
Su entrenamiento mental pretende dejarlo a UD., con los tres importantes amigos del viaje de su vida:
- El primero es la habilidad para disminuir su grado fundamental de tensión.
Ud., aprenderá a afectar la tensión general la que existe tanto en su cuerpo como en su psiquis hasta el límite que ésta disminuya a un grado confortable.
Esto significa que UD., estará bien preparado para reaccionar rápida y adecuadamente a desafíos físicos y mentales. Si UD. continua en muchas de estas tensiones las cuales son muy altas, sus recursos está constantemente escapándose sin ser de ningún uso. Llevado hasta sus límites exteriores este estado es usualmente llamado "consumiéndose Ud. mismo". Como UD. probablemente conoce el riego de consumirse es un gran problema en nuestros tiempos.
- El segundo amigo de viaje es la habilidad hacia la relajación total.
Cuando tus músculos están totalmente relajados, su cuerpo se siente animado y bien. Con una buena sensación medio animadas y relajadas en su cuerpo, es difícil sentirse nervioso y lastimado. Existe además una correlación entre la relajación muscular y mental. Cuando Ud. experimenta esto, Ud. tiene las mejores condiciones posibles para cargar tanto su cuerpo como su psiquis con la energía nutritiva de la vida.
- El tercer amigo de viaje es la habilidad para relajarse mentalmente.
Las palabras aquí son cuidadosamente seleccionadas para señalar que quiere decir relajación mental. Esta fase significa que Ud. disminuye su tensión mental cada vez que avanza más.
UD. puede estar perfectamente calmado y seguro, sus alrededores están puestos a una distancia que los sonidos inquietantes y factores externos irritantes es quitados y desaparecen. UD. abre la puerta de entrada a un estado alternativo de la conciencia. Los estados o ánimos comunes de referencia yacen en un lado para hacerle el camino a otros recursos psicológicos.
En este estado es UD. mismo quien controla el show sin la influencia de los factores externos.
UD. esta creando su propia realidad.
- La mina de oro mental.
UD. reacciona con la expresión estado alternativo de la conciencia". Esto es lo que más comúnmente llamamos "lo subconsciente" o "lo inconsciente". Lo opuesto es conciencia de vigilia o lo que nosotros tranquila y simplemente llamamos la conciencia.
Aún desde que Freud comenzó a cavar en la diferencia entre lo que llamamos lo consciente y lo que inconsciente deseamos lo inconsciente ha sido de hecho para tomar un lugar de vergüenza. Se ha visto como un deposito psíquico donde botamos todo lo que está defectuoso y sucio de lo cual deseamos deshacernos las cosas las cuales están brillantemente limpias y de las cuales deseamos librar nuestra personalidad. Es la hora suprema para una total reevaluación. En verdad, nosotros debemos ver lo subconsciente - o la conciencia alternativa, como nosotros preferimos llamarla - una mina real de oro.
Es por medio de la conciencia alternativa que nosotros podemos ganar acceso a los mecanismos de dirección invisibles los cuales afectan grandes partes de sus acciones diarias.
Entrenándose UD. mismo para entrar en contacto con la conciencia alternativa UD. se entrena UD., mismo para ver claramente UD. puede tomar control sobre su vida y UD. puede conscientemente seleccionar su camino por medio de la vida. En otras palabras, aprendiendo la técnica de entrar en contacto con el estado alternativo del pensamiento es como ir de ser sordo y ciego a tener total uso de ambos sentidos.
- Es UD. quien toma el timón.
Cuando sus ánimos lógicos de referencia son puestos a un lado, diferentes estados mentales son totalmente activados para aquellos que UD. suele usar: UD. experimenta que sus pensamientos se mueven solo en diferentes líneas, UD. puede llamar cuatro imágenes desde el interior suyo que tienen una fuerte influencia en la solución de problemas de diferentes tipos y UD. abre canales para sistemas de control potentes y diferentes. UD. deja el estado más común de estar, donde UD. está en; las manos de su subconsciente y toma el timón UD. mismo, guiando sus propios curso.
Cuando UD. práctica la relajación muscular UD. experimenta la sensación de que su cuerpo está pesado. Esto es totalmente natural ya que un músculo relajado realmente es pesado. Esto le causa a UD. variar la experiencia de sensación de hundirse hacia un estado de placer y clama UD. mismo puede enseñarse usar esta sensación de viajar hacia la profundidad como una vía de trasladarse hacia un estado alternativo de conciencia.
- Respirar como un gatillo.
Siempre comience su entrenamiento de relajación mental tomando algunos profundos y largos suspiros. La respiración juega un rol central, UD. ha llegado a aprender a respirar correctamente justo desde el comienzo. A menudo respiramos superficialmente a la altura del pecho - en vez de tomar la respiración debajo en el diafragma.
La correcta respiración es el primer paso para la relajación.
Ud. experimenta la sensación de hundimiento hacia un estado de calma y placer de existencia. La sensación de trasladarse hacia debajo puede ser usada como vía enseñarse Ud. más fácilmente como ir hacia un estado alternativo de conciencia.
Además, aprenderá a usar alguna respiración profunda como un gatillo una vez que la técnica este bien integrada con su sí interior. Un gatillo es algo que los deportistas usan pro ejemplo para ser capaz de concentrar y preparar tanto su cuerpo como el pensamiento para hacer lo mejor en una competición, un gatillo es una señal que le ofrece una ruta más corta para la relajación y concentración.
UD. piensa que suena extraño hablar sobre concentración y relajación al mismo tiempo?
En un capítulo posterior discutiremos la relación entre ellas dos - ellas no son del todo opuestas una de las otras como la mayoría de las personas piensan.
- En el camino hacia un sitio intimo.
La relajación comienza mentalmente con el simple acto de tomar algunos suspiros profundos. Para continuar desde ahí su habilidad de crear imágenes íntimas entrar en juego. Las imágenes las cuales tenemos en nuestro interior - nuestra habilidad mental para proyectar algo - nos afectan profundamente sin notarlo de forma particular.
Por ejemplo, UD. puede comenzar su viaje hacia lo subconsciente visualizando una escalera por la cual UD., caminará para viajar hacia abajo.
La escalera es un medio de utilización de la sensación de peso de movimiento hacia debajo la cual afecta su cuerpo cuando este está totalmente relajado. Cuando UD. se ve UD. mismo viajando hacia de debajo por la escalera, su subconsciente (o el estado alternativo de la conciencia) viaja hacia abajo con UD.
Cuando UD. se encuentre UD. mismo en la profundidad de la escalera, visualice un sitio mental ahí donde puede sentirse en casa y totalmente seguro. Para obtener la sensación completa de tener una esfera privada y psíquica donde UD. y sólo UD. decide por encima del medio ambiente, amueblar la habitación de la forma que lo haga sentirse mejor. La habitación puede ser una habitación ordinaria con los muebles, telas, colores que UD. prefiere. Esto además puede localizado en un escenario natural tal como una playa privada justamente para UD., o la cima de una montaña con una vista exquisita. Esto puede ser una bola de cristal enorme el cual lo protege a UD. o un jardín lleno de perfume de flores florecientes.
Su sitio mental pertenece a UD. solamente - UD. es el único que mejor conoce donde está lo que más lo hace sentirse en paz con todo lo que le rodea.
La cosa principal es que a UD. verdaderamente le guste el sitio que UD. seleccione.
Su sitio mental aumenta si seguridad y su inspiración. Este es un lugar donde UD. puede encontrares UD. mismo y buscar renovación, su propio desarrollo y una aumentada sensación de estar vivo.
- UD. puede hipnotizarse UD. mismo.
Entrenándose con la ayuda de una grabación con casete le hace más fácil a UD. lograr una relajación mental.
El entrenamiento lo lleva a UD. hacia un estado de conciencia alternativa - uno pudiese llamar a esto auto hipnosis. La hipnosis no es un método, es un estado. La hipnosis no es nada notable ni tampoco peligroso en ella ni de ella. La única cosa peligrosa sobre la hipnosis es que nosotros vamos hacia un estado hipnótico justamente a menudo sin estar consciente de esto. Esto puede ser provocado por pensamientos negativos o sentimientos los cuales dominan nuestras acciones hasta el límite que no controlamos la manera de cómo nos sentimos o como nos comportamos. Esta nueva revelación sobre la hipnosis puede ayudarnos a ser uso de la auto hipnosis en una forma constructiva.
El curso básico en entrenamiento mental toma tiempo. Las mismas reglas se aplican aquí como con la relajación mental. Todos nosotros necesitamos diferentes cantidades de entrenamiento para el método que vamos a trabajar.
Una cosa es cierta todo el mundo puede aprender la técnica.
Además, cuando UD. haya aprendido tanto la relajación muscular como mental, UD. no necesita pasar por todo el programa cada vez que UD. desee entrar en contacto con la conciencia alternativa.
Por medio del uso de la respiración profunda, como un disparador UD. sea capaz de entrar en un estado de relajación profunda en menos de un minuto.
UD. además tendrá acceso hacia un método efectivo el cual mentalmente lo prepara a UD. para situaciones deferentes, donde quiera que UD. esté.

 

05/03/2007 13:50 ucha #. sin tema Hay 1 comentario.

Yes, You Can de Unestahl (4ta. Su propia imagen)

20070317172706-slide0001-image001.png

Su propia imagen.
Como ganar seguridad en sus propias habilidades.
Imagínese a alguien tomando un tablero corriente y le pida a Ud. balancearse sobre el caminando desde el final de la habitación hasta la otra.
¿Se siente dudoso en cuanto a esto? Probablemente no esta no es una de las cosas más difíciles que alguien alguna vez le haya pedido.
Imagínese, entonces, que alguien le pida a Ud. tomar el mismo tablero y situarlo sobre un cañón de 75 pies de profundidad y repita el mismo acto de balanceo.
¿Cuál es la diferencia realmente entre estas dos situaciones? Bien, sus expectativas en cuanto podría pasar han cambiado. En el 1er. Caso Ud. puede haber pensado algo así, Estoy arriesgando mi vida aquí ¡Me caeré!.
Aún si el tablero es el mismo Ud. piensa de la nueva situación como que es un problema. Sus expectativas negativas son más fuertes que las positivas.
Si, a pesar, de todo, Ud. se atreve a subir el tablero, el riesgo de caerse se incrementa dramáticamente cuando la tierra esté a 75 pies de profundidad más distante que cuando el tablero yacía llanamente en el piso.
- Nosotros somos lo que pensamos.
Esto fue un ejemplo típico del hecho de que cuando existe un conflicto entre el libre albedrío y nuestras expectativas, las expectativas ganan. Nuestras imágenes interiores íntimas guían nuestra conducta mucho más que nuestra conciencia en libra albedrío.
Nuestras imágenes interiores son controladas por el subconsciente. El subconsciente además afecta la manera que nosotros nos vemos a sí mismos y los recursos que creemos que tenemos. Nosotros creamos para nosotros mismos una imagen de realidad la cual controla nuestra conducta. Esta imagen se convierte en cambio tan integrada con nuestra personalidad que no podemos expresar la diferencia entre la causa y el efecto. Nosotros creemos totalmente en la imagen que hemos creado. Cuando esta imagen es irresistiblemente negativa, adquirimos una confianza selectiva y limitada en nuestros propios recursos.
Piensa acerca de cuántas veces Ud. ha oído a alguien decir; Yo nunca fui bueno en Matemática o Yo soy enteramente carente de talento cuando este para aprender los idiomas. Estos son típicos ejemplos de lo que más nosotros sufrimos. Aún, existen tantas investigaciones que claramente muestran que una expectativa de lo que nosotros vamos a lograr afecta en una gran medida el resultado final más que cualquier talento natural nato.
Nosotros tenemos una pobre confianza en sí mismos. Si alguien le dice a un estudiante que está mal en cierta asignatura éste mostrará definitivamente una conducta, la cual puede ser llamada profecía de auto obligación en el cumplimiento de una tarea.
La creencia de que alguien es incapaz, da como resultado una ejecución más pobre el cual en cambio confirma la convicción de ser talentoso. Este refuerzo de una auto imagen pobre, establece la base para el próximo fracaso.
Esta es la manera para estar atrapado en un círculo vicioso del cual es extremadamente difícil escapar por el uso de un esfuerzo consciente de la voluntad Ud., ve nuestras imágenes interiores poseen un poder increíble.
En lo que creemos es en lo que hacemos.
Existe aún otra forma extraña de comportamiento conducta la cual es llamada impotencia condicionada.
En el siguiente ejemplo, los conductistas ilustran el significado de este concepto. Un lucio es situado en un acuario. Una lamina de cristal divide el acuario en dos. Los investigadores vierten unos cuantos pequeños peces suculentos en el agua detrás de la lamina de cristal - los mismos tipos de los cuales el lucio se alimenta en su medio natural.
El lucio ataca el pez, golpea su nariz contra el cristal y repite su ataque. Él repite su lucha una y otra vez, luchando por coger el pez, pero existe un limite de cuantos reveses exactamente uno puede tomar, aun por el lucio al final desiste.
En este punto los investigadores cambian de lugar la lamina de cristal. Los peces están ahora al alcance del lucio. Ellos nadan justamente hacia la parte frontal de su nariz, pero el no responde. Él está totalmente apático. El hecho es que él nunca más tratará de coger un pez de nuevo, mientras que su presa perdurará, viviendo una larga y feliz vida. Ud. ve, en el mundo del lucio, el pez no puede ser atrapado por mas tiempo, no interesa conde ellos se encuentren.
Esta es la forma condicionada en que la impotencia trabaja.
Por supuesto, existen muchos ejemplos asombrosos de efectos que las expectaciones tienen sobre los seres humanos.
Las muertes de los Voodo en Haití son ni misterios ni tretas.
El psicólogo americano W. B. Cannon fue el primer científico en estudiar el asunto de la muerte por la magia negra, donde la muerte puede atraer a aquellos quienes reciban el mensaje que un enemigo con poderes mágicos ha enviado una maldición de muerte a ellos.
Cannon encontrón una conexión fuerte entre la advertencia recibida sobre la inminente muerte y sobre la víctima que se enferma o muere.
La muerte aun puede declararse dentro del espacio de algunas horas después que el mensaje haya sido recibido o precisamente en el día que haya sido llamado.
Lo más frecuente fue que no era posible explicar la muerte como habiendo tenido una causa medica - más bien esto pareció ser un caso de muerte psicológica. Uno muere porque uno tiene; la creencia intensa que va a morir.
- La Victoria de lo subconsciente.
La imagen que Ud. tiene de sí mismo y la habilidad para tener confianza en sus propios recursos es la fuerza motriz ante su desarrollo personal.
Se ha convertido en bastante popular últimamente decir Crea en Ud. mismo. Un mensaje el cual ciertamente contiene un elemento de verdad, pero el cual tiene un efecto singularmente pobre cuando es ofrecida a alguien en la forma de ánimo de tentempié con un auto imagen débil y poca auto confianza.
Esto ocurre porque una pobre auto imagen produce una descarga continua de murmullos desde el subconsciente. Cuando la conciencia entonces chilla y responde "No se preocupe", Ud. es estupendo, esto realmente no ayuda en una larga carrera.
Las personas quienes se jactan y se enorgullecen de ellas mismas, la mayoría proporciona un ejemplo iluminador, aquí para estos son mas frecuentes las personas con las auto imágenes más pobres.
Por otra parte, una persona con buen equilibrio psíquico quien está perfectamente consciente de los recursos no tiene específicamente una fuerte necesidad de ser prolijo en cuanto a esto. Una fuerte auto confianza es algo para esforzarse. (Lo opuesto se llama auto vindicación y auto glorificación).
- Positivo significa "seguro".
Una expresión mas popular la cual mucha gente ha estado lanzando es "Piensa Positivamente".}Esta expresión ha sido muy sobre usada que causa una fuerte reacción en muchas personas. Muchas personas reaccionan extremadamente de forma negativa cuando oyen esto porque se usa en lo que respecta a muchas situaciones poco seguras. La expresión ha sido de poco uso a las personas quienes han buscado apoyo y guía para lograr un buen equilibrio en sus sensaciones de inquietud, ansiedad, nerviosidad e insuficiencia.
Si alguien retorna al significado origina de la expresión, la imagen se obtiene más clara. La palabra positivo significa "seguro".
Ud. además aprenderá a convertirse seguro en sus pensamientos, ser serio sobre su propósito de la vida y pensar ordenadamente la meta, en vez de estar inseguro y poco profundos, esforzándose.
Añada a esto, el hecho de que su subconsciente no conoce que significan las palabras "imposibles" y "nunca". Ahora Ud. tiene una posibilidad mejor de comprender sobre todo con lo que tiene que ver la palabra "positivo". Dentro de esta comprensión se encuentra la explicación de por qué uno debe pensar positiva en vez de negativamente.
Si Ud. se dice "Ahora, no voy a estar nervioso y haré un tonto de mí, mientras que este ofreciendo el discurso en el almuerzo hoy, una imagen aparece inmediatamente, muy profundo en su interior. La imagen lo muestra a Ud. parado delante de los huéspedes, sintiéndose totalmente nervioso e inhábil a gusto. Esto no lo tranquiza a Ud. al contrario.
Si Ud. en cambio "será una diversión hacer este discurso. Estaré haciendo una contribución útil y ambos, los huéspedes como yo, nos beneficiaremos con esto", entonces las oportunidades de la aparición de una imagen similar en su interior se incrementaran. Si Ud. tiene una pobre confianza en sí mismo en este tipo de situación, la imagen positiva sólo flameará y la imagen negativa de temor tomara su lugar. Su cuerpo además se afecta por la imagen que Ud. ha creado. Ud. pudiera comenzar a sudar, tiene un dolor en su estomago y experimenta cuantas ideas simples sobre el discurso le provoca a Ud. sentirse enteramente indispuesto. El resultado final es obvio ‘ su actitud mental tiene un efecto fatal tanto en su cuerpo como en su psiquis. Además, Ud. no puede ganar una victoria por encima de su subconsciente usando métodos conscientes.
Su conciencia alternativa está dominada por otras leyes y para hablarle a ella, Ud. tendrá que aprender enteramente una nueva forma de comunicarse con ella.
"Nosotros podemos aprender de nuestros errores".
¿Por qué algunos deportistas son tan exitosos? Ellos nacieron con una psiquis ventajosa, son talentosos, tienen voluntad para ganar, se entrenan y entrenan una y otra vez. Sin embargo, hay deportistas prometedores quienes desaparecen a lo largo del camino solo una selección poco parece ser capaz de alcanzar la cima. Aquellos quienes logran el éxito no siempre son lo que parecen tener la mejor oportunidad desde el comienzo. Este fenómeno ha sido naturalmente de gran interés para el deporte mundial, y numerosos estudios han sido hechos para descubrir la razón de por qué algunas personas logran el éxito y otras pierden.
Las experiencias de muchos estudios psicológicos muestran que existe una diferencia primaria entre deportistas quienes logran grandes éxitos y aquellos quienes solo avanzan una corta distancia a lo largo del camino.
La diferencia no es tanto uno de habilidades físicas naturales como uno podría creer. En cambio lo que hace toda la diferencia es el estado de equilibrio mental de uno y la actitud para con la cual uno está implicado.
La manera en que una persona reacciona a pobres resultados o a la perdida en competencias es importante causa toda la diferencia en el mundo. Un deportista exitoso o una mujer verán que ellos pueden aprender algo nuevo de la experiencia. Ellos no experimentan el fracaso - ¡Justamente los errores!. Y los errores pueden ser corregidos - Ud. obtiene una nueva oportunidad una y otra vez.
- Entrene su fuerza mental.
De lo que estos e trata es de tener confianza en sus propias habilidades confianza en sus propias habilidades confianza en sí mismo, como nosotros decimos en nuestro lenguaje cotidiano. Buena confianza en sí mismo provoca la diferencia en como la carrera deportiva se desarrollar{a.
Por esta razón, el programa para incrementar la confianza en sí mismo fue introduciendo entre los mejores atletas hace cerca de 10 años atrás. Los resultados han sido que las personas usan mas y más el entrenamiento mental regular para desarrollarse ellos mismos y alcanzar sus metas.
El entrenamiento es necesitado aún por aquellos quienes sienten que ellos tienen suficiente confianza en si mismos incluso antes de ellos comenzar.
La fuerza mental es una habilidad la cual puede ser entrenada y desarrollada por medio de toda la vida. Ningún deportista elite podría dejar de entrenar simplemente porque él se sintió en forma óptima, más bien podría entrenar regularmente para mantenerse esta forma y mejorarla.
El entrenamiento mental es de la misma manera, un proceso a lo largo de la vida mental. Nadie nace con los poderes mentales completamente desarrollados. Nosotros estamos constantemente afectados por nuestros alrededores y no nuestra fuerza mental permanece unida con nuestra interpretación de la realidad - como nosotros pensamos y nos sentimos en cuanto a las dificultades y los encantos que encontraremos en la vida.
En muchos de nosotros tenemos la idea que no existe nada que podamos hacer en cuanto al camino que la vida tome que nosotros somos victimas incapaces de circunstancias desde nuestra infancia y la adolescencia. Nosotros encontramos que nonos sentimos bien y decimos en toda nuestra sabiduría. "No es sorprendente después de todas las cosas terribles que he experimentado en mi vida.
¡Esto no tiene que ser de esta manera!
Con la información apropiada en cuanto al entrenar sus habilidades mentales, Ud. será capaz de fortalecer su psiquis y tomar control sobre su vida. Ud. será capaz de mejorar sus habilidades de tal forma que más cosas positivas que negativas ocurran en el mundo.
Ud. será capaz de enfrentar dificultades con mayor fuerza, de tal forma que su efecto en su vida no sea tan devastador como antes. Ud. será capaz de construir metas claras para ser logradas tanto en su vida social como en su vida laboral.
Ud. comenzará a aplicar uno de los estupendos principios en la vida - ¡Que estamos diseñados para el desarrollo continuo mientras que estemos vivos!

 

05/03/2007 23:37 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Yes, You can de Unestahl (5ta parte Sus actitudes)

20070317172417-slide0001-image001.png“No le permita al temor entrar en su camino”.Carol Jonson nació con un solo brazo. En 1980 ella ganó el segundo premio en la Barra de Equilibrio y Estilo Libre en el campeonato americano de gimnástica. No, no los Campeonatos de Impedidos. Por medio de toda su carrera ella participó en competencias regulares, donde ella compitió contra los mejores gimnastas y entrenadores al máximo. Su actitud para con la vida y con ella misma la llevo adelante hacia su meta.“Yo puedo hacer exactamente lo que otras personas hacen. Yo quizás solo tanga que hacerlo de otra forma”, dijo Carol.Ella dice que agradecerlo a sus padres porque ellos nunca la trataron como si ella fuera diferente. Eso no fue hasta que ella tuvo tres años y vio a otra muchacha con solo un brazo en la televisión y que ella se dio cuenta de la verdad.Sus padres simplemente dijeron “Eso no importa porque Ud. puede lograr cualquier cosa que Ud. desee lograr de todas maneras.Ella se dedicó al patinaje sobre hielo y a la gimnástica, para probar esto y logra el éxito por encima y más allá de las esperanzas de todo el mundo las de ellas propias.Determinando Valorando los riesgos.¿Qué es lo realístico? ¿Qué es lo real?Si, hasta cierto punto, nosotros podemos determinar valorar los riesgos que yacen ante nosotros, pero antes hemos tratado algo, los riesgos no son más que posibilidades.En su mayor parte, nosotros estamos satisfechos con la valoración de que los riesgos son bastantes grandes. Nosotros aún no lo tratamos.Nosotros formamos de esta manera nuestra imagen de la realidad.Nosotros no lo sabemos.Nosotros creemos.¿Qué si no existe tal cosa como realidad? ¿Qué si nosotros creamos nuestra propia realidad?La realidad es subjetiva. Nosotros no podemos arribar puramente a la realidad objetiva, solo a nuestra interpretación de esto.El equipo principal que tenemos para interpretar la realidad son nuestras sensaciones. Las sensaciones sin embargo son una parte totalmente integrada de nosotros mismos – ellas no permanecen solas y no pueden funcionar objetivamente. Por eso, su realidad no será exactamente la misma mía.La no-realidad es lo verdadero.Los principios subjetivos, tales como intereses, puntos de vista y actitudes son las cosas las cuales más afectan nuestra percepción de la realidad. De esta forma tiene que ser. Nosotros nunca podemos escaparnos de esto.Por otra parte, existe mucho de lo que podemos hacer para desarrollarnos nosotros mismos. Si nosotros logramos con éxito independizarnos nosotros mismos de un perfil de un perfil de vida rígido, este con esperanza llevará con él un incremento en nuestra habilidad para comprender y querer a nuestros correspondientes seres humanos.¿Ud. desearía experimentar algunas faltas simples por medio de estas líneas? Primero, pare de decir que la realidad es una forma segura. Entonces, pare de decir que su forma de ver la realidad es mejor o más verdadera que la de otro. Enteramente muchos de nosotros desperdiciamos el tiempo y la energía tratando de convencer a otras personas que ellas están equivocadas.En cambio, nosotros podemos usar esta energía para formar la base de una realidad mejor.El primer paso es estar conscientes de su propia forma de interpretar la realidad. Para la mayoría de las personas la interpretación aparece automáticamente.Esto significa que con toda probabilidad nosotros nunca pensamos sobre como nosotros consideramos a nuestro alrededor y con nosotros. Reaccionamos a un patrón decidido. Ciertos sucesos pueden ser aceptados, otros se sienten bastante bien, algunos aún no los notamos y otros son justamente terribles, nos hacen pedazos y son imposibles de aguantar.La vida en su mayor parte está formada de muchos problemas más que de ocasiones alegres, ¿bien? El pesimismo y el optimismo existen como parte de la propia realidad sus interpretaciones son diametralmente opuestas. ¿ Qué realidad es más verdadera?Tome nota de algunas lecciones.Par moverse uno mismo hacia nuevos canales de pensamiento, uno puede comenzar con algunos principios simples los cuales pueden ser difíciles para aprender.A cada momento Ud. confronta un problema o tropieza con una dificultad, Ud. se pregunta  Ud. mismos.¿Qué puedo yo aprender de esto?Si los vecinos están disfrutando de una fiesta una noche y Ud. llega a casa cansado, necesitando una buena noche de sueño antes del próximo día de trabajo, entonces parece bastante ridículo decir.¿Qué puedo aprender de esto?La situación yace incompletamente fuera de su control. Los vecinos tienen que celebrar y Ud. tiene que tener su sueño. La realidad de este asunto es que Ud. no puede dormir con golpes de altos tacones en su techo, o con música retumbando sus paredes.¿O es posible de que Ud. haga uso de esta experiencia?.El nadador sueco Par Arvidsson, tuvo gran éxito durante su carrera elite. En una ocasión, justamente antes de una carrera, él describió como él particularmente se sintió lento precisamente antes de hacer sus carreras de calentamiento en el agua. ¿Cuál fue entonces su actitud?“Bueno”, dijo él, “desde el mismísimo primer momento yo me sentí de esa manera, yo mismo me dije”. Bien. Ahora yo seré capaz de ver Por eso yo no lo veo como cualquiera problema particular.

“Los problemas son un desafío”

Nosotros realmente no necesitamos ver los problemas como problemas. ¡Ud. puede verlos como desafíos!

En el caso de vecinos bulliciosos, Ud. encontrará una oportunidad excepcional para entrenar su habilidad de dormir en medio de un ambiente bullicioso. ¿O Ud., realmente creyó que Ud. podría estar viviendo bajo tales circunstancias protegidos para el resto de su vida, que nunca podría necesitar una habilidad tal como esta en un futuro conocible?

Pero había adquirido su manera de mirar hacia las cosas a través del uso sistemático del programa para el entrenamiento mental.

Un equipo americano de natación usó los casete exactamente de la misma forma en la preparación para una competencia en San Diego. Un total de ocho equipos estaban involucrados. Cuando los equipos estuvieron juntos reunidos el gran día, hubo vuelco repentino en el tiempo.

La temperatura tuvo una imprevista caída. Esto se convirtió en frío, invernal y lluvioso.

“Esto es estupendo” pensó el equipo. Desde que nosotros hemos probado el entrenamiento mental, exponiendo a los otros equipos que sería una ganga/cosa segura. Ellos no habían sido entrenados como nosotros tenemos que relacionarnos con las dificultades en la mejor forma posible.

Y ellos tenían razón. Cuando la competencia había alcanzado la marca a mitad de camino, ya era el final. El equipo había ganado una victoria total.

Cada uno de los diecisiete miembros del equipo había además excedido su propio record personal.

Su actitud causa toda la diferencia

Quizás Ud. aún está convencido que existen diferencias mayores entre Ud. mismo y aquellos “superpersona”. La vida no consiste en carreras y en desafíos emocionantes. Esta en cambio está formada por jefes molestos, niños ingratos, y divorcios consumados – tales son las realidades que dominan las vidas de la mayoría de las personas.

¿Es posible ver algo positivos por ejemplo habiendo perdido el trabajo?Por supuesto, es difícil, pero seguramente Ud. ha notado diferencias en estas situaciones serias. Ciertas personas son totalmente derribadas por la adversidad. Otros parecen tener una fuerza increíble la cual ellos usan el recobrarse a sí mismos y continúan la marcha.Una cosa es segura – nosotros nos sentimos peor si le permitimos a los problemas que se nos posesionen y que golpeen lo material fuera de nosotros. Nosotros nos sentimos mejor si sentimos que podemos influenciar la situación.No existe explicación exactamente de cómo Ud. va a ser capaz de resolver sus problemas en el preciso momento en qué ellos surgen. Sin embargo, si como un principio básico Ud. ve acontecimientos adversos en su vida como un comienzo en vez de un final, entonces Ud. ya tiene acceso a un motor de arranque inestimable, el cual golpea el motor para la solución del problema en acción.“Trabajar para deshacernos librarnos del miedo”.Muy a menudo, no es la propia situación la que más amenaza su sentido de existencia, sino el mismo temor que Ud. experimenta cuando encuentras una situación.La expresión “Yo estuve paralizado por el miedo” bien describe de que sufren muchas gentes. El miedo puede paralizarla a Ud. privándole a Ud. de actuar en la situación.El miedo es una emoción.Las emociones son interpretaciones de la realidad, Ud. puede realmente entrenarse Ud. mismo de no ser temeroso. Para empezar, entrénese Ud. mismo en ser menos temeroso.Ud. probablemente ha leído historias sobre psicólogos quienes han curado a personas del miedo de volar, del miedo de estar libre fuera de la casa y el miedo de estar entre muchas grandes personas. “Oh, pero esto no es un asunto de serios trastornos psicológicos. ¿Es posible que Ud. no sufra ninguna fobia y que sea totalmente normal?La verdad es que la definición del termino fobia muestra un numero aplastante de personas que sufren una fobia común. Sienten una extrema sensación de inquietud en cuanto a dar un discurso a un gran numero de personas. Esta es la fobia típica, un temor al cual esta fuera de la proporción hacia el grado de peligro en una situación dada.Una persona nunca puede quitarle el miedo que tiene otra persona. Uno tiene que hacer lo uno mismo con nuestros propios recursos. Sin embargo, un forastero puede a veces ayudar a hacer los recursos mas visibles. Esta es la forma para trabajar a liberarnos del miedo.Una alta auto  confianza, metas claramente descritas y un trabajo continuo en cambiar actitudes da como resultado en sus er, ser capaz de tomar control de su vida, Ud. tiene la oportunidad de ganar mucho una victoria por encima de los desafíos que la vida tiene que ofrecerle. Dentro de proceso de la vida existen muchos obstáculos y dificultades a encontrar alrededor y por medio del camino nuestro. Usando la actitud de un deportista sobresaliente apara llevar a cabo todo esto no es una idea tan mala.No existe cosa tal como el fracaso.Existen solo nuevas experiencias y hay algo que yo puedo aprender de cada una de ellas.Existen siempre nuevos desafíos y nuevas metas para alcanzar.Yo voy a lograr el éxito y yo voy a disfrutar yo mismo en el proceso. 

 

06/03/2007 03:40 ucha #. sin tema Hay 1 comentario.

Maestría de Psicología del Deporte ISCF "Manuel Fajardo" La Habana Cuba

20070308150255-img-logo.jpg

El próximo 12 de marzo del 2007 estaré impartiendo el modulo Psicología Contemporánea del Deporte en la Maestría de Psicología del Deporte del I.S.C.F "Manuel Fajardo", de La Habana. Cuba.

Momento propicio para lanzar mi proyecto "La Nueva Psicología del Deporte" donde expongo mis ideas fundamentales acerca de las perspectivas de desarrollo nuestra especialidad en los próximos cinco años.

Forman parte de este proyecto mis seguidores, quienes inquietos por la tendencia a la redundancia de los temas en el área, vamos a contribuir a la búsqueda de nuevas alamedas para la Psicología del Deporte en temas de actualidad dentro de la Psicología.

Vamos a andar sumando a los demás, con todas las ideas de progreso y humanidad, en un tejido de oro que permita novedosas luces sobre la acción con osadía.

Viene "La Nueva Psicología del Deporte".

 

 

08/03/2007 03:48 ucha #. sin tema Hay 3 comentarios.

Yes, You can de Unestahl (6ta. Motivación y Metas)

20070308234748-20070222154706-metasunestahl6.png

Motivación y metas.
En 1945 Gunder Hagg, un sueco corredor de media distancia, corrió la milla inglesa en poco más de 4 minutos. El recibió la aclamación internacional por implantar un nuevo record mundial. Gunder fue el superhéroe de su época en carrera y su nombre es aún una palabra familiar en Suecia.
Un nuevo record mundial y todavía Gundler no estaba satisfecho. Él decidió sobre pasar su propio record con un tiempo menor de 4 minutos.
El aprendió de una lectura de un libro que era psicológicamente imposible correr este tramo en menos del tiempo record. Esta teoría fue defendida por muchos expertos., Durante los años 1952 y 54 al menos mantuvieron en una variedad de revistas internacionales que el cuerpo humano jamás iba a correr más rápido que lo que Giunder había corrido. Este hecho detuvo a Gunder aun de tratar exactamente la forma en que esto detuvo a la mayoría de sus compañeros corredores contemporáneos.
El corredor británico Roger Banister fue entrenado suficientemente inteligente en no-dar oído a aquellas aclamaciones científicas. En 1954él corrió la histórica milla del ensueño.
Su proeza no fue en sí mismo la cosa más notable pero más bien las consecuencias de este logro. Dentro de dos años no menos de 50 corredores había repetido su hazaña y corrieron 50 nuevas Millas de Ensueño.
Roger Bannister probó que esto era posible y fue seguido por varios otros quienes además conocían que esto estaba dentro del reino de la habilidad humana. De este modo el termino fue inventar el efecto Bannister el cual significa que teniendo un modelo potente es excepcionalmente importante cuando este para en como nosotros ejecutamos.
Un modelo negativo - por ejemplo cuando una autoridad dice que algo es imposible - puede tener un efecto paralizador sobre nuestra habilidad para actuar. Un modelo positivo y potente funciona de otra manera como el gas en un fuego. El da energía e inspiración para relacionarnos con las tareas de desafío reto.
Las imágenes proporcionan la motivación.
La palabra modelo realmente dice todo acerca de como nosotros obtenemos la motivación para actuar. Cada acción es precedida por una idea - una imagen interior acerca de lo que vamos a hacer. Si Ud. está hambriento, una imagen de alimento aparece su estomago comienza a gruñir y sus funciones físicas exigen que Ud. satisfaga su necesidad de comer.
Si Ud. va a participar en una importante cita, su pantalla interior funciona de la misma manera.
Ud trata de imaginar quien estará allí, cómo Ud. se sentirá mientras que Ud. este allí. En un caso como este, sus imágenes serán más claras si esto es una repetición de algo que Ud. ha hecho antes. Si esto es un nuevo hecho en su vida, las imágenes serán borrosas, aun así, cuando algo dentro de Ud. lo auxilia lo ayuda preparándolo emocionalmente como mejor esto pueda.
Los pensamientos y las visualizaciones son importantes herramientas las cuales en su mayor parte nunca toman un descanso.
Justamente trate de detener el pensar y Ud. verá que duro es!. A veces es igualmente difícil pensar solo sobre un área seleccionada de concentración. Si nosotros nos concentramos, esto significa que nos enfocamos en aquello lo cual es más importante por el momento. Usualmente nuestras intenciones para concentrarnos dan como resultado mencionarnos nosotros mismos hasta el extremo con un duro esfuerzo controlador de la voluntad.
La clave está en el hecho de que la concentración y el estar relajado pasa de mano en mano.
Concentración en la meta.
Cuando nos relajamos nos protegemos de los trastornos en nuestro medio y nos enfocamos exclusivamente en lo más en el momento. De esta forma nosotros incrementamos nuestra concentración y excluimos los pensamientos desagradables los cuales están girando alrededor de nuestra cabeza.
Un buen deportista ha aprendido el arte de concentrase por encima de una tarea a pesar de las distracciones desde el publico y los compañeros competidores. Ella o él logra esto yendo hacia un estado alternativo de la conciencia, donde todo lo que interesa es la tarea a la mano. La ejecución está estrechamente relacionada con la realización de una meta clara. Esta meta existe en su forma más pura como una imagen interior clara.
No es suficiente estar relajado y concentrado. Nosotros además tenemos que tener una imagen clara de la meta que intentamos alcanzar. Los deportistas pueden imaginarse lanzando ellos mismos por encima de la meta, con una distancia saludable entre ellos y el próximo competidor.
Ellos pueden imaginar una jabalina chillando su senda por medio del aire y enterrándose ella misma en la hierba a varios metros delante del record de lanzamiento.
El acto mental de dirigirse hacia un objetivo juega un papel increíblemente importante en lograr la máxima ejecución. Estoy está demostrado en un estudio comparativo hecho entre los primeros deportistas.
Para imaginarnos hasta qué límite la relación entre los factores físicos y psicológicos afectan la máxima ejecución fue tomado y dividido en cuatro grupos antes del comienzo de una carrera.
El primer grupo se preparo el mismo con el entrenamiento físico común. El segundo grupo se le ordenó tomar un tiempo de descanso hasta que comenzara la carrera. El tercer grupo se entrenó únicamente imaginando como ellos emprenderían corriendo la carrera. El cuarto grupo usó tanto el entrenamiento físico y mental.
¿Cómo obtener su objetivo mental?
El entrenamiento mental comprende la integración de sus objetivos con sus procesos mentales. Esto significa que mientras que el deportista esta en un estado de relajación profunda por medio de su autosugestión o auto hipnosis - si Ud. desea - él o ella imaginará las secuencias de una carrera completa.- Ud. mismo se ve preparándose, dirigiendo hacia el arranque, corriendo la carrera y ganando. Este proceso des repetido día tras día hasta que la representación interior de un acontecimiento futuro es frecuentemente asegurada en la conciencia alternativa.
El experimento con los cuatros equipos iguales dio los siguientes resultados. La mejor realización fue dada por el grupo quienes habían entrenado tanto física como mentalmente.
El próximo mejor grupo estuvo formado por los que solo entrenaron mentalmente.
En el tercer lugar estaba el grupo al cual se había entrenado físicamente. Finalmente, apareció el grupo el cual no se había preparado del todo. Aquellos quienes solo se habían mantenido en sus sofás y ejercitando sus habilidades mentales derrotaron el grupo el cual había pasado por medio del esfuerzo del entrenamiento físico usual.
En términos simples esto tiene que ver con las tres áreas siguientes de importancia:
- Sintiéndose motivado.
- Estableciendo objetivos claros.
- Integrando los objetivos con lo inconsciente.
Aun sin pensar sobre esto, lo consciente es dirigido por un gran grupo de imágenes mentales las cuales existen en su subconsciente. Estas imágenes son bastante potentes que ellas funcionan automáticamente. Es como tener un autopiloto programado en computadora el cual controla sus acciones.
Tome el siguiente ejemplo trivial:
Ud. esta manejando hacia un destino que parece estar bastante cerca del lugar donde Ud. trabaja. De pronto Ud. se da cuenta que está entrando en sui lugar de parqueo de Lunes por la mañana en vez de haber arribado a su intencionado destino... No es Ud, sin su auto piloto, quien está realizando la dirección.
Este poder en su conciencia alternativa puede ser usado para su ventaja.
Ud. mismo puede enseñar un método para programar sus objetivos mentales en su subconsciente - Los objetivos mentales los cuales llegan a ser tan claros, tan potentes y tan atractivos que ellos lo atraen a Ud. hacia el objetivo sin ningún esfuerzo consciente de su parte. Los deportistas en el experimento derrotan a sus compañeros competidores exactamente de la misma forma, a pesar del hecho de que no habían entrenado en la manera tradicional.
A veces Ud. esta conduciendo su carro Ud. se encuentra fuera de su lugar de trabajo en vez de en el intencionado destino. Su autopiloto ha tomado posesión.
Ud. esta guiado por su subconsciente.
Lo que Ud. hace continuamente se afecta por una serie de objetivos propósitos variados. Esto puede ser un asunto de cosas cotidianas, tales como satisfacer el hambre y la sed o esto puede ser un asunto de cosas mucho mas complicadas, tales como la profesión que Ud. seleccionaba lo que Ud. piensa acerca de sus contribuciones para la vida en este planeta.
Ciertos objetivos pueden ser de largo alcance y otros inmediatamente logrados mientras que Ud. aún lleva consigo otros propósitos.
Muchos de estos propósitos mentales que Ud. lleva consigo existen aún sin estar familiarizados con ellos.
Los objetivos mentales negativos tiene la habilidad de vivir a su manera, vidas dentro de muchos de nosotros.
Ellos obtienen su fuerza del temor al fracaso y nos estorban en nuestras intenciones para desarrollar y disfrutar la vida. La única cura es derrotarlos por medio d e la admisión de una vida energizada y de objetivos mentales positivos para controlar y poner a un lado lo que nos esta estorbando. Esto es lo que Bannister hizo cuando rompió la barrera psicológica superando la declaración negativa de los expertos para probar que él era físicamente capaz de correr la milla del ensueño.
Como establecer buenas metas.
Para llevar un buen objetivo debe tener las siguientes características:
- El objetivo debe ser concreto.
- El objetivo debe ser positivo.
- El objetivo debe ser atrevido pero alcanzable.
- El objetivo debe tener una naturaleza desarrollada.
- El objetivo debe estar auto seleccionado.
- El logro del objetivo debe prestarse a chequeos de control.
Si Ud. desea tener una sensación de integridad total en su vida, Ud. debe tomar el tiempo para pensar por medio de la situación de su vida entera antes de que Ud. formule las imágenes del propósito. Comience desde donde Ud. está en estos momentos y piense pronto. Establezca un objetivo.
Trabajo. Relaciones. Salud.
Use el tiempo presente en sus formulaciones y hable en la 1ra. Persona.
Un ejemplo que Ud. pudiere usar en su vida laboral pudiera parecerse a este:
"Estoy en mi camino hacia el trabajo, sintiéndome contento y excitado. Todos los días yo puedo ver como me estoy desarrollando mas y más dentro de mi área de particular y disfruto la apreciación que yo recibo tanto de mis colegas como de mí mismo.
Hoy (usa la fecha de hoy) yo voy a experimentar la ruptura final en el desafió que he elegido. En términos concretos, lo que esto significa es..."
Para recorrer una ruta segura hacia su objetivo de largo plazo, Ud. necesitará formular el plazo corto los objetivos secundarios.
Los objetivos secundarios deben ser alcanzables dentro del espacio de dos meses a un año. Estos objetivos deben tener los mismas características y ser formulados de la misma manera como los objetivos a largo plazo.
Un objetivo parcial dentro del reino del trabajando pudiera parecer a este.
"Hoy (la fecha de hoy) tomo mi lugar en mi nuevo papel como jefe de investigaciones en el área de mi especialidad favorita (un título concreto). Mis compañeros de trabajo se acercan dando sus congratulaciones y nosotros mismos nos sentamos para redactar el resumen para nuestro plan. Nosotros dividimos los detalles de trabajo para la satisfacción de todos. Me siento realmente bien acerca del entusiasmo y el serio compromiso de aquello alrededor de mí ya que nos preparamos nosotros mismos para el trabajo emocionante que se encuentra ante nosotros.
En términos concretos esto significa que..."
Haga formulaciones de sus objetivos más fáciles asegurándose en percepciones reales. Ud. debe ser capaz de percibir los olores de la habitación o del lugar que Ud. está visualizando. Ud. debe ser capaz de ver colores, rostros, muebles y alrededor, Ud. debe ser capaz de oír lo que se está diciendo como tanto ser capaz de oír lo que se esta diciendo como tanto ser capaz de oír sonidos que aparecen a su alrededor.
Piense sobre el hecho de que el subconsciente no puede diferenciar entre realidad y aquello que Ud. mismo ha creado dentro de su imaginación. Lo subconsciente cree totalmente en las imágenes poderosas que Ud. tiene la habilidad para proyectarse dentro de sí mismo.

08/03/2007 23:47 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Yes, You can de Unestahl (7ma. Buen humor y alegría)

20070308234838-20070222153403-mjeressonrien7m0.png

Buen humor y alegría.
La risa es un asunto serio.
Cuando al periodista americano Norman Consins se le dijo que tenía una enfermedad incurable, él estuvo naturalmente seriamente afectado por la noticia. El pensó por mucho tiempo y profundamente sobre esta situación y por fin, él se dio cuenta que él y solo él podría tomar completa responsabilidad para intentar combatir la fatalidad de la enfermedad como además el dolor extremo del cual él sufría.
Ya una vez que él había alcanzado este punto de percepción el reunió tantas películas de los Hermanos Marx y otras comedias como él pudo conseguir. Día a día el miraba sus películas favoritas y leía tanto libros de humor como pudo encontrar. El tomó ventaja de cada oportunidad posible para reír. Por fin él se rio interiormente justo hacia una buena salud.
Hoy él vive en un estado altamente deseable de bienes escribiendo libros sobre sus experiencias de la risa que cura, y él es un doctor honorario en la Facultad de Medicina de la Universidad de California en los Ángeles.
La vida es disfrute.
Norman Cosins tenía percepción hacia algo que muchos de nosotros pasamos por alto - el hecho de que nosotros estamos designados por la naturaleza para ser felices y disfrutar la vida.
Ahora, si Ud. no ha manejado integrar la idea a su personalidad, esto no es extraño. Por cientos de años la negación de la felicidad y el placer ha sido profundamente arraigada en nuestra cultura.
Existen ejemplos innumerables con los cuales ilustrar esto. Uno de ellos es que no hace mucho tiempo atrás existió la tradición en la parte norte de Suecia usar las mercancías más viejas horneadas cuando invitando a personas a la casa a tomar café, aún si uno había horneado una remesa fresca del mismo día. Los nuevos bollos eran almacenados fuera para sacarlos. Comer nuevos bollos horneados era tal gran deleite que esto fue visto como siendo un pecado.
Nosotros exactamente no hicimos la misma cosa hoy, pero muchos de estas viejas ideas rondan como algún tipo de herencia invisible. Muchos de nosotros toman el enfoque incorrecto cuando encaramos los asuntos serios de la vida. Esto a menudo explica por un sentimiento difuso de culpa el cual surge como una neblina cuando nosotros pasamos finalmente a disfrutar algo bueno en la vida.
Al final, existe tal fuerte efecto de condicionamiento que nosotros a menudo buscamos lo opuesto de la felicidad tan pronto como se presenta. Esto es casi tanto de una practica oculta como usar cierto amuleto para protegernos nosotros mismos del "mal de ojo" como está hecho en algunas culturas.
Tome su felicidad seriamente.
Cousins estuvo afectado por dolores intensos durante el periodo de su enfermedad. Él descubrió que diez minutos de risa le daba a él al menos dos horas de sueño libre de dolor. El además noto que cada período de risa traía consigo un decrecimiento en la cantidad de inflamación de su cuerpo. Sus observaciones eran bastante correctas.
La risa que es genuina y viene de lo profundo dentro de si es seguida por sensaciones placenteras en cada parte de sus ser.
Numerosos estudios científicos verifican el hecho de que cuando nosotros nos sentimos mentalmente entonces nos sentimos bien físicamente - y lo opuesto es además verdadero.
Cuando estamos sufriendo de ansiedad, dolor y depresión entones el funcionamiento de nuestro órganos internos empeora, nuestros sistemas inmunes se debilitan y somos susceptibles a convertirnos en enfermos.
La risa y la felicidad, de otra manera significativamente fortalecen nuestros sistemas inmunes. No es frecuente que uno llegue a estar enfermo sintiéndose verdaderamente feliz y en paz con la vida y mirando adelante hacia el futuro con un sentimiento de confianza e inspiración.
Este estado debe entretanto estar integrado a nuestros seres enteros.
Existen muchas personas quienes mientras creen estar satisfechos, están en efecto dominados por sentimientos negativos y deseos suprimidos.
Esto es cuando la enfermedad toma posesión como una verificación de cómo nosotros realmente nos sentimos profundamente en nuestro interior.
Un buen sentido del humor su aliado en tiempos de estrés.
Este no puede dañado para tratar de engañar al cuerpo con simples trampas psicológicas. Genuina y profundamente sentida la risa puede producir un sentimiento placentero por medio de su organismo entero.
Con la distracción de sus ideas negativas con la risa y la alegría, Ud. puede influenciar en su estado de estrés, nerviosismo y depresión.
Cuando Ud. se ríe Ud. emplea varios músculos en su cuerpo y recibe algo de trote interior donde el pecho, diafragma, corazón, pulmones e hígado recibe un efecto substancial.
El impulso para reírse provoca reacciones extensas en el cerebro. Los efectos positivos se extienden de la corteza cerebral hacia el hipotálamo y la glándula pituitaria.
A su vez, estos centros para la reproducción de hormonas rápidamente incrementan la liberación de hormonas activas, las cuales estimulan el flujo de la sangre, actividad cardiaca, glándulas y otros órganos.
Existen indicaciones que la mitad derecha del cerebro pasa a ser más químicamente activa y que la habilidad del cuerpo para contrarrestar el dolor incrementa en actividad.

La alegría sana y cura

La risa puede ser vista como un tipo de psicología para curar. Cuando los espasmos de la risa no se hayan extinguidos gradualmente, la proporción del pulso incrementado penetra más allá del nivel normal y los músculos del esqueletos pasan a estar profundamente relajados.
Tanto el cuerpo como el alma alcanzan una condición de relajación, descanso y equilibrio.
El efecto sanativo y curativo de la risa ha dado por resultado el hecho de que ciertos hospitales e instituciones en Estados Unidos de América lo hayan establecido en varios departamentos, centros para el buen humor, donde los pacientes son tratados con tal medicina como la risa y la alegría. La terapia del humor se usa como complemento interesante para otros tratamientos psicológicos y médicos.
La risa en sí misma es sólo una de la muchas dimensiones de la alegría y equilibrio mental.
Obviamente Ud. no puede alcanzar reírse el día entero.
Por otro lado, Ud. puede oponerse a afectar su salud mental completa y obtener esto guiándola en la dirección correcta. Para ser capaz de hacer esto Ud. necesita pensar más en quién es Ud. y dónde está Ud. en la vida, qué metas Ud. desea alcanzar y cuáles actitudes Ud. necesita tener para alcanzar mejor estas metas/objetivos.

Desee Ud. una oportunidad

Aquí de nuevo, surge una comparación con el mundo del deporte.
Las conexiones entre sentirse bien y el buen funcionamiento es una comparación indisputable.
Es por eso que una de las responsabilidades principales de un psicólogo deportivo durante períodos de competencias es ver que los atletas mantengan un buen estado mental aún cuando cometan errores específicamente en etapas tempranas.
Si un esfuerzo trae malos resultados -por ejemplo, un juego malamente efectuado del club de golf- el cual es entonces seguido por un mal presentimiento que toma ventaja, el riesgo es grande, que el primer error será seguido por más.
Recuerde lo que nosotros dijimos anteriormente sobre que el subconsciente nunca había oído la palabra "imposible". Dígase Ud. mismo durante un juego de golf, "ahora, no golpearé la pelota en lo absoluto hacia el hoyo".
Piense en cambio "ahora lo voy a hacer por encima del hoyo en elegante estilo y la pelota va ir a dar a la bandera".
Esto es pensando con seguridad -un pensamiento positivo dentro del significado correcto de la palabra.
La sensación de vencer tiene un fuerte efecto en la posibilidad de ganar. Ud. probablemente ha escuchado algunas historias fantásticas sobre como personas deportistas mediocres has logrado resultados sorprendentes en ciertas situaciones.
Lo opuesto y peligroso de la sensación de ganar es estar al borde de perder. Desdichadamente, muchas personas se han atacado en este sentimiento, no solamente en el contexto de los deportes y competiciones, sino a través de la vida, como una carga / peso que nunca es disminuido.
Manteniendo en mente todo lo que ha sido dicho anteriormente sobre las profecías de autorrealización Ud. puede fácilmente ver que enorme riesgo es andar con una continua sensación de ser un perdedor.
Es justamente como yo tener tan mala suerte -"yo siempre tengo mala suerte". "Es realmente extraño que todo me fue muy bien, probablemente será peor mañana". Tales adiestramientos del pensamiento son fatales ya que ellos tienen un increíble y fuerte efecto en el subconsciente.

Aprenda de sus sentimientos

Para sentirnos bien nosotros tenemos que encontrar una forma para experimentar buenos sentimientos más a menudo.
Ud. probablemente conoce a profundidad dentro de sí que los sentimientos positivos dependen no sólo de circunstancias externas sino además de la actitud de las cuales prevalecen en nuestra cultura.
"Si solo fuera como esto o si solo esto fuera como aquello en vez de ser como es, yo sería capaz de..." Esa es una de las expresiones más populares nuestras que describen / estampan la mayoría de las veces un suspiro de conformidad de aquellos alrededor de nosotros.
Un enfoque totalmente diferente es aprender de nuestros pensamientos positivos y de los sentimientos y repetirlos tantas veces como sea posible. Todos los jugadores de golf conocen como se siente hacer un vuelo -los mejores jugadores logran un mejor éxito a través de la integración de este sentimiento con sus personalidades. Si los alcanzadores mediocres tuvieron la habilidad para aprender de este sentimiento y seguir adelante a menudo y regularmente, ellos también podrían convertirse en jugadores de gran times. Esta es la técnica la cual el programa de entrenamiento mental puede ayudarlo a Ud. a dormir.

Viva la vida y ahora

Un aspecto más general del tema "obtener lo máximo fuera de la vida", es aprender como vivir la vida y ahora.
Cuando uno no está presente en lo que está sucediendo ahora, uno no está en realidad viviendo totalmente en modo alguno. Aún así, es extremadamente común para las personas ocupar sus pensamientos en el pasado y el futuro. Esto es probablemente porque muchas personas no se atreven a vivir sin el sentimiento de confianza. Existe más seguridad en el pensar hacia delante o hacia atrás en el tiempo en vez de ponerlo todo lo que Ud. ha obtenido en esta vida y ahora y dándole a ella que justamente venga hacia Ud.
Con metas bien definidas, no es necesario estar así. Si Ud. establece sus propias metas las cuales se derivan de sus necesidades más íntimas, entonces Ud. simplemente será empujado hacia ellas por el poder de sus propios deseos. Esta es una combinación insuperable.
Esto es cuando Ud. tiene bien definido sus objetivos para su vida que Ud. pueda tomar control. Este es el punto en el cual Ud. se libera del temor al fracaso y comienza a sentirse seguro en sí mismo en vez de estar a merced de las circunstancias.
Ud. está atraído hacia sus objetivos cuando haya establecido las metas que siente fuertemente, su psiquis entonces pone sus perspectivas a lo largo de un camino el cual se dirige a alcanzar tal meta.
En su senda allí Ud. puede concentrarse simplemente en el disfrute del viaje. El temor al fracaso perderá su interés ya que nadie más que Ud. estará juzgando los esfuerzos que Ud. hace para alcanzar su propio objetivo personal. Ud. será capaz de permitirse Ud. mismo ver sus errores como las experiencias útiles en vez de los fracasos miserables.
En su certeza y curiosidad sobre la vida, Ud. verá cada etapa como un punto de partida hacia nuevos y emocionantes descubrimientos antes de ver el final del camino.
Con la ayuda / el auxilio de un buen sentido del humor sobre sí mismo y sobre otros, Ud. puede desarrollar la habilidad para disfrutar su medio y obtener lo mejor de la vida cotidiana.
Cuando el elite nadador sueco Pär Arvidsson había logrado uno de sus objetivos soñados ganando la medalla de oro en las Olimpiadas de Moscú, sus palabras espontáneas expresaron lo que nosotros quisiéramos decir a Ud. "Esto parece bien porque yo he estado dirigiéndome hacia esto por muchos años, pero lo que sucedió acá es absolutamente la cosa más importante de todo".

Etiquetas: humor, alegria, salud, mental, Unestahl

 

08/03/2007 23:48 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Yes, You can de Unestahl (8ta. Poder creativo)

20070308235438-20070219234818-creatividad8.png

Poder creativo
Trabajando mientras Ud. duerme.
Un día, cerca de 200 años antes del nacimiento de Cristo, el físico griego, Arquímedes, se estaba preparando para tomar un baño en su ciudad natal, Siracusa, Sicilia. Arquímedes estaba en dificultades -él tenía problemas en su mente.
Su Real Majestad había empezado a sospechar que la corona regiamente dorada era sólo una mezcla barata de metales - ¿había posiblemente trampeado el orfebre combinando la plata con el oro para hacer un poco de dinero extra?
Ahora bien, el Rey mandó a Arquímedes a averiguar cuál era la historia real sin dañar la preciosa corona.
El problema ensombreció la existencia del físico griego y le dejó preocupación. Él tenía que resolver el problema, pero inmediatamente se fue a relajar en una elegante y caliente bañadera y a pensar en nada...
Cuando él caminó hacia la bañera en una casa de baño público, notó como el agua fue apartada y se desbordaba por encima del borde. La solución al problema estalló como un rayo que salió de golpe del claro cielo. Arquímedes salió precipitadamente de la bañera y corrió descalzado a través de las calles por todo el camino a casa, mientras él gritaba excitadamente "¡Eureka!" "¡Yo lo he encontrado!"
La historia está llena de cuentos clásicos y aún si nosotros no podemos creer que esto está exactamente como ocurrió, existe mucha materia en qué pensar en cada caso. La secuencia de hechos describe bastante claro el papel de la creatividad en la solución de problemas.
Primero los problemas aumentan como montañas no ascendibles ante nosotros. Nosotros reflexionamos, tratamos de pensar lógicamente, analizamos todos los hechos, y añadimos un poco y quitamos un poco.
Al final estamos forzados a situar el problema a un lado por un tiempo y tratar de relajarnos. Esto es cuando la solución perfecta se encuentra totalmente inesperada y fuera de lo estricto. Esta no es la solución del problema realmente que se encuentra fuera de lo estricto, pero más bien fuera de nuestro subconsciente o más decididamente fuera del centro oculto para solución del problema el cual es llamado lo pre-consciente.
Allí en lo pre-consciente; es donde los problemas pueden ser tratados desde todos los ángulos posibles. No estamos dominados allí por las dominantes y lógicas actividades de la mitad izquierda del cerebro. En lo pre-consciente todas las funciones del cerebro pueden trabajar juntas en la búsqueda de la solución.
Podemos trabajar con el espectro / gama entero y darle a la parte intuitiva de nuestras personalidades, liberarse en la caza de las piezas del rompecabezas, las cuales no pueden ser encontradas usando la lógica.

Deje a sus ideas correr libremente

Para muchos intelectuales occidentales esa forma de razonamiento. A pesar de esto, profundo en sus almas, ellos conocen que esta es una manera de los humanos funcionar.
Pudiera ser confortante para el dudoso saber que existe una multitud de reportes de científicos altamente calificados, quienes han estudiado esta asignatura creativamente.
Todo apunta al hecho de que la solución ocurre con la ayuda de ambos, de su trabajo consciente e inconsciente a través de los motivos del problema.
Las ideas pueden fluir con menos restricciones en el nivel pre-consciente.
Los límites usuales para el pensamiento se borran y nuevas combinaciones y asociaciones surgen las cuales el pensamiento consciente no puede producir.
Lo consciente no está fijado a normas existentes y a formas socialmente aceptada de pensar, las cuales varían de cultura a cultura y persona a persona.

La alegría es creatividad

En la mayoría de los modelos científicos relacionados con los procesos creativos existe un pensamiento descrito por una precipitada y clara visualidad, cuando las ideas se liberan ellas mismas y se impulsan a través de las barreras alrededor de nuestros pensamientos. Las descripciones son consistentes en su similitud -nuevas ideas se presentan en ellas mismas con mayor frecuencia, de una manera imprevista e inesperada. Además ellas a menudo se presentan en su totalidad, es decir, nosotros obtenemos la solución completa como si esta fuera presentada en una fuente de plata.
La expresión "esto me golpeó como un rayo de luz" adecuadamente describe sobre qué estamos hablando. Innumerables científicos e inventores han testificado que un rompimiento en nuestros sentidos, se experimenta en términos de estar entre dos luces. Por un tiempo ellos experimentan un estado mental alterado, este es marcado por fuertes sentimientos de felicidad, alta energía y una sensación psicológica de haber dado a luz.

Ofrézcale a su cerebro al material de trabajo que este necesita.

A pesar de todo lo que hemos dicho, existe una verdad profunda en lo que Edison señaló: que la solución de problemas consta de 5% de inspiración y 95% de perspicacia. Nuestro pre-consciente necesita material de trabajo antes de que él realice su función. Este material consiste en una investigación consciente para todos los posibles hechos los cuales pudieran ser necesitados para completar el complicado rompecabezas.
Una técnica probada es "dormir sobre esto".
Sólo cuando la voluntad ha añadido su paja al montón, es tiempo para que los recursos en el subconsciente entren en juego.
Muchas personas creativas están en estrecha alianza con las horas nocturnas.
Ese es un momento más creativo. El período de tiempo entre el sueño y el despertar parece tener una influencia especialmente grande en nuestra habilidad creativa. Es precisamente en estos momentos que las ideas usualmente flotan hasta la superficie para que lo pre-consciente entre en contacto con lo consciente.
Eso se explica por el hecho, de que nosotros pasamos a través de un estado particular en nuestro camino hacia un sueño profundo. Los investigadores llaman a eso la fase - alfa, a causa de las ondas cerebrales, las cuales pueden ser medidas en este período entre el sueño y el despertar. El mismo recorrido de las ondas EEG en 8 a 12 ondas por segundo puede ser registrado en diferentes estados meditativos, por ejemplo en yoga.
Mucho antes fue posible usar las ondas EEG; fue descubierto que las autosugestiones dadas antes de que uno duerma, tienen un efecto especialmente positivo. Una de las formas más fácil de influenciarse Ud. mismo es hablarse cada noche antes de irse a dormir. Decida que Ud. desea programar para su subconsciente y repítalo bastante cuando Ud. sienta que el sueño le llega. Si Ud. formula esto como una frase con cierto ritmo, es más fácil repetir. Añada algo sobre ser capaz de dormir calmado y cómodamente. Si, además, Ud. aplica técnicas de relajación antes de dormir, Ud. prepara el camino para un sueño efectivo y sosegado, el cual refresca tanto el cuerpo como el alma.
Utilice el sueño como un apoyo.
Ud probablemente se ha ido a la cama muchas veces con un problema difícil como su compañero de cama, más tarde despertándose con una nueva idea sobre cómo el problema puede ser resuelto.
A veces Ud. tiene la buena suerte de despertarse con la completa solución en su cabeza, otras veces Ud. pudiera recordar que ha despertado durante la noche y que ha tenido la solución a mano, pero que más tarde desapareció de nuevo. Una nueva técnica se necesita aquí, para que Ud. haga uso de esta labor, la cual continúa en su interior sin estar realmente su ser, consciente de esto.
Una simple trampa es tener siempre papel y bolígrafo cerca o quizás una pequeña grabadora a la cual Ud. le pueda decir las palabras claves.
Es un asunto de apoderarse de ideas mientras que Ud. está en vuelo -los mensajes desde la conciencia son de otra manera, fáciles de perderse otra vez.
Edison solía escribir una lista por la noche sobre las cosas que deseaba tener concluidas la próxima mañana. Walter Scott a menudo decía cuando él estaba careciendo de ideas "No, importa, la tendré cerca de las 7:00 de la mañana".
Sí, existen aún ejemplos de descubrimientos hechos durante el sueño de tal importancia que al final ellos vencen a su descubridor el Premio Nóbel: Otto Loewis fue uno de estos quien resolvió su problema mientras dormía.

Etiquetas: creatividad, dormir, consciente, Unestahl

08/03/2007 23:54 ucha #. sin tema Hay 1 comentario.

Yes, You Can de Unestahl (9na Entrenamiento)

20070309000832-20070220000036-unestahl9entrenamiento.png

¡Ofrézcase 15 minutos al día!
Escuche la grabación de casete y desarrolle sus mejores cualidades.
Este pequeño libro está propuesto para servir como un despertador de pensamiento. Una vez que Ud. haya finalizado de leerlo, Ud. probablemente estará preguntándose sobre qué es verdad y qué no.
¿Puede uno realmente afectar el subconsciente?
¿Puede una persona insegura realmente incrementar toda la auto confianza por su cuenta?
¿Es posible enseñarse a uno mismo a relajarse y a detener la sensación perseguida por el estrés?
¿Existen realmente métodos que puedan permitirle a uno alcanzar desafíos y aspirar a metas sin esforzarnos para ellas?
¿Puede uno entrenarse uno mismo a llevar una vida realizada y más placentera?
Existe sólo una persona con las respuestas- ¡Ud.! Si Ud., realmente desea probar un método de entrenamiento está disponible para su uso. Ud. puede penetrar a través del programa de entrenamiento sin cambiar nada en su vida diaria. Lo que Ud. necesita es alrededor de 10 a 20 minutos al día, mientras Ud. escucha sereno una grabación de un casete y le permite a su cuerpo y mente relajarse.
Lars Eric Unestähl, Doctor en Psicología ha compilado tres audios casetes colectivamente titulados: "El Íntimo Campeón", "Entrenamiento Mental para la Ejecución Máxima" y "El Desarrollo Personal".
Estos casetes forman un programa el cual a Ud., paso a paso va entrar en contacto con sus recursos personales más profundos y fuertes. En la caja de grabaciones Ud. encontrará una guía de instrucción detallada que explica cómo Ud. debe trabajar con los casetes.
El entrenamiento reclamará un poco de su tiempo en el que Ud. estará usando en el viaje de 15 minutos al día, 5 días a la semana para hacerlo. Note, sin embargo, que este es un programa sólido profesionalmente de entrenamiento desarrollado, ¡este no promete un cambio revolucionario de la noche a la mañana!
Si Ud. desea ofrecerse Ud. mismo, la oportunidad de convertirse en la persona que Ud. ha deseado siempre ser, Ud. debe hacer un serio esfuerzo para completar el entrenamiento. El programa entero toma tres meses para concluirse.
¿Quizás tres meses le suene como un largo período a Ud.? Una vez que Ud. haya comenzado sería sorprendente si Ud. deseara detenerse. El programa no requiere de esfuerzos de su parte. Al contrario, esta parte del día puede convertirse fácilmente en el momento que Ud. más anhela para un período refrescante de tiempo justamente para Ud., el cual le ofrece energía y entusiasmo para la vida, ambos sobre una base diaria y para períodos a largo plazo.

Estrictamente hablando, el programa se asemeja a esto:

Semana 1
Ud. aprende a relajar los músculos en su cuerpo.

Semana 2
La relajación se profundiza y es más fácil lograrla.

Semana 3
Ud. aprende a entrar en contacto con su subconsciente. Entrenamiento en la auto hipnosis, donde Ud. crea su propio espacio mental.

Semana 4
Su entrenamiento mental se profundiza con la ayuda de la autosugestión y la imaginación.

Semana 5
Ud. presentado a los conceptos C - Calma, Comprometido, Concentrado, Confidentes, Consistente.

Semana 6
Para que Ud. finalmente, sea capaz de llevar a cabo el entrenamiento mental todos los días o en medios ambientes de distracción, esta semana se dedica a la disociación y a las técnicas de entrenamiento de separación.

Semana 7
Ud. verá como es capaz de guiar e influenciar cosas con sus ideas y además aprenderá como programar sus metas.

Semana 8
El entrenamiento de la semana anterior continúa.

Semana 9
Ud. aprende que el pasado es recurso para obtener un futuro mejor. Entrenamiento en la solución de problemas.

Semana 10
Ud. aprende a llegar a conocer a su propio consejero íntimo. Las soluciones a casi todos los problemas existen dentro de sí mismo.

Semana 11
Entrenamiento positivo. Ud. llega a un estado diferente de la conciencia donde su auto criticismo negativo decrece y Ud. se convierte receptivo a todas las influencias positivas. De esta manera Ud. ve más claro sus propios recursos e incrementa su propia confianza en sí mismo.

Semana 12
La concentración comprende ambos, el aprendizaje a ser más atento hacia un área limitada y el aprendizaje a ignorar o prestar menos atención hacia otros estímulos ajenos. Esas habilidades se desarrollan durante este programa.

La tercera grabación ofrece un número de estrategias a corto plazo donde de nuevo la relajación, el control de la respiración y las imaginaciones son puestas en juego para realizar la preparación excelente y armoniosa, necesaria para una acción específica.
Los niveles de activación son elevados por medio del incremento de la velocidad de la respiración, la asociada tensión positiva con la inhalación y el estar estimulado por una música movida.
Este ensayo mental se acentúa llevándolo a Ud. de nuevo hacia la sensación anterior de ejecución positiva y, entonces proyectando esto hacia delante.
Finalmente, un gran número de sugestiones generales positivas se hacen para establecer una perspectiva apropiada para la ejecución.

 

09/03/2007 00:08 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Nuevo Libro: Training Professionals in the Practice of Sport Psychology

20070316231541-slide0001-image001.pngFitness Information Technology a division of the International Center for Performance Excellence West Virginia University
www.fitinfotech.com
Training Professionals in the Practice of Sport Psychology
1st Edition
John Silva Bart Lerner Jon Metzler
Acknowledgments
1 The Emergence of Applied Sport Psychology
2 Preparing to Practice Sport Psychology
3 Initiating Counselor Development
4 Educational and Training Experiences Fundamental to the Practice of Sport Psychology
5 Developing a Mental Training Program
6 The Supervision Process
7 Counselor Self-Enhancement
ISBN: 9781885693761
Copyright: 2007

Etiquetas: ,

16/03/2007 23:15 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Acerca de la Resiliencia:

20070317171309-slide0001-image001.png

El deporte de alto rendimiento se encuentra presente tanto el éxito como el fracaso. Y es necesario destacar que la adversidad es más frecuente que fortuna de la victoria.

Sólo hay una medalla de Oro, seguida la de Plata y el Bronce en cada modalidad deportiva.
Un poco más de 10 corredores de velocidad llegan a las finales de la carrera de 100 metros olímpica, dejando detrás a miles de competidores. Si lo vemos en un plano histórico fueron millones los que comenzaron a competir y solo uno va a obtener el Oro Olímpico.

Por todo ello, los deseos de coronarse como campeón, el obtener la Copa u ostentar una medalla en cualquiera de los certámenes conlleva pasar un camino lleno de esfuerzos y dificultades donde no sólo hay que poseer cualidades físicas, técnicas y tácticas sino que además requiere de una recia personalidad capaz de resistir el distres que resulta de la percepción de la amenaza de no alcanzar lo deseado, del conflicto y el fracaso que tienen lugar en las condiciones de la competencia.

Por tanto, la presencia de la adversidad en muchas de las actividades que realiza el deportista debe ser reconocida y tenerse en cuenta en la preparación mental de los mismos.
Desde hace unos años expertos del comportamiento humano, dedicados al estudio de la respuesta al estrés han captado que determinadas personas son capaces de hacer frente a la adversidad, sobrepasarla y asimismo transformarse positivamente en medio de ella, mientras que otros se tornan cada vez mas vulnerables.

Esta capacidad para enfrentar la adversidad es definida como Resiliencia para distinguir a aquellas personas cuya personalidad resulta resistente en situaciones limites mediante sus sistemas de afrontamiento que le permiten adaptarse a diferentes eventos estresantes.
El concepto de resiliencia, es tomado de otras ciencias como otros que emplean los psicólogos. Recordemos la obra de Lewis, donde habla de vectores y componentes de fuerza para explicar el comportamiento.

Resiliencia es un término que surge de la metalurgia y hace referencia a la capacidad de los metales de resistir su impacto y recuperar su estructura.

En Medicina, la osteología emplea el término para significar la capacidad de los huesos de crecer en el sentido correcto después de una fractura.

Es necesario puntualizar como lo hace Bertrán, Noemí y Romero (1998.). "Esta capacidad es sometida a prueba, o más bien dicho se activa frente a situaciones de estrés severo y prolongado, lo que generaría a su vez, una serie de condiciones que provocan mayor resistencia o vulnerabilidad.

La resiliencia ha resultado evidente en personas que se encontraron en campos de concentración, la guerra, la enfermedad y la presencia inminente de la muerte.
Es un atributo de esta capacidad que quien la posee termine obteniendo mayores potencialidades y experiencias enriquecedoras en el proceso de afrontar las condiciones que imponen el distres.

Ya la antigua filosofía china había destacado que la palabra "Crisis" tenia como aspecto positivo el hecho de ser una coyuntura para el crecimiento y desarrollo personal.
Los autores que se han dedicado al tema de resiliencia han llegado a describir un perfil de la personalidad resiliente que abarca:

Compromiso: con lo que esta haciendo, consideran su actuación interesante y valiosa y tiene un sentido personal significativo para ellos mismos y su grupo de referencia.

Control: Manifiestan una sensación de control. Son capaces de realizar intentos por influir en las circunstancias o personas. Desarrollan ya cometen planes de acción.

Reto: Consideran que las situaciones estresantes forman parte de un desafío despojado del sentido de amenaza.

Son personas que admiten con agrado el conflicto más que la solución.
Visto desde esta perspectiva el perfil de personalidad resiliente no puede quedar separado de los aspectos afectivos, lo que, de hacerlo, nos llevaría a una visión parcial y reducida.
Debemos considerar que es resultado de la personalidad y no exclusiva de los mecanismos de afrontamiento. Los elementos afectivos, emocionales y sentimentales están indisolublemente unidos a los cognitivos antes señalados.

La persona resiliente se caracteriza por su focalización optimista de la vida. Por una actitud positiva y por un grado elevado de congruencia entre sus creencias y comportamiento.

Son capaces de concentrar su esfuerzo en los aspectos del conflicto o del problema que enfrentan que pueden ser cambiados. Ahorrando sus energías en lo que resulta incambiable.

Esta selectividad en los aspectos transformables de la situación estresante deviene tanto de su experiencia como de la propia intuición. Teniendo como base un pensamiento positivo.

Son personas que si bien en un caso expresan esperanzas en otros manifiestan el sentimiento de poder para alcanzar sus metas.

Los estudios realizados con personas resilientes reafirman la postura que representa el papel activo de la personalidad y la capacidad de la misma para la construcción de aspectos reguladores que dan lugar a respuestas adaptativas y transformadoras.

Considerándose que la resiliencia deviene de las elaboraciones de la personalidad en su interrelación con su medio y la apropiación de las experiencias tanto propias como las adquiridas en el intercambio con otras personas.

Algunos enfatizan que la resiliencia se relaciona con la tendencia a poseer experiencias tempranas en las que el niño haya tenido éxito y sea estimulado a la formación de significados personales positivos. Wawa, K. (sin fecha).

Aunque, esto no explicaría muy bien como algunos de los niños criados en la calle, sin el apoyo paterno han llegado a convertirse en personas resilientes.

En un monográfico sobre resiliencia Lara Molina, E y colaboradores (2000) destacan:

Los niños que tienen un alto grado de resiliencia al cual se vinculan a una elevada autoestima y buen auto concepto presentan características particulares, tales como:

Motivación de logro.
Mayor actitud de acercamiento a situaciones y personas nuevas.
Autosuficiencia.
Actitud dirigida a la resolución de problemas.
Menor evitación de los problemas.
Menos fatalismo frente a situaciones difíciles.
En cuanto a temperamento. Muestran un humor básico positivo.
Coeficiente intelectual verbal y matemático normal.

Por otra parte, se señala que es posible fomentar una personalidad resiliente en etapas posteriores de la vida.

En suma: ¿Qué importancia tienen las experiencias y conocimientos sobre resiliencia para un psicologo del deporte?

El desarrollo de la resiliencia puede mejorar los recursos personales y sociales de los deportistas. Entre estas, se relacionan: la autoestima positiva, los lazos afectivos y de compromiso con el equipo, la creatividad, el estado de animo, y una concepción del mundo y de la vida que permita una mayor resistencia y tolerancia a la frustración y al dolor, disminuir la respuestas emocionales negativas a las situaciones de distres en el deporte.

Especialistas de la Universidad de Pennsylvania desarrollaron un protocolo de entrenamiento en resiliencia designado para incrementar los rendimientos en ejecutivos y estudiantes en circunstancias de adversidad. Un programa paralelo fue elaborado para el desarrollo de la autoestima en niños. Un estudio longitudinal mostró que la resiliencia puede ser aprendida y uno de sus beneficios es alentar a las personas a que se orienten al logro.

Robert J. Schinke, y Wendy C. Jerome, desarrollaron un trabajo dirigido a la aplicación de tres destrezas dirigidas del aprendizaje al optimismo en un equipo nacional como parte de un programa para alcanzar la resiliencia.

Tomando como base teórica los trabajos de Weiner (1985) y Abrahamson, Seligman y Teasdale (1978) acerca de las atribuciones causales y la incapacidad aprendida focalizaron su acción sobre la estabilidad, el locus de control y la compenetración.

La estabilidad se refiere a la constancia en asignar las causas de los resultados en el futuro, puede ser tanto positivas como negativas. El locus de control se relaciona con la evaluación de la responsabilidad causal y puede ser externo o interno y la compenetración se refiere a percibir la extensión en la cual un atributo en una actividad puede extenderse a otras facetas de la vida.

El aprendizaje de la resiliencia en deportistas comienza para ellos con una evaluación preliminar de las asunciones acerca de las valoraciones que realizan los deportistas de sus errores y las relaciones entre sus interpretaciones del pasado y las expectativas sobre sus rendimientos futuros.

El segundo paso se trata de disputar los pensamientos negativos por medio de estrategias de intervención, ver Schinke y Peterson (2002b: 2002c).

Por último, se realizan intervenciones dirigidas al descatastrofismo. Aquí se reduce o descartan los pensamientos de contenido catastrófico que pueden inhabilitar al deportista a emplear sus potencialidades. Ver Hazte y colaboradores (2000).

El desarrollo de las destrezas antes señaladas al ser investigadas sugiere que el pensamiento constructivo, la percepción de control y de éxito en condiciones de adversidad puede tener un efecto positivo.

No obstante, la experiencia demuestra que estas intervenciones y otras requieren mas que un inmediato cambio en la interpretación de las alternativas que enfrenta el deportista de cambios en sus patrones habituales de pensamiento. De manera que la acción del psicologo sobre el deportista puede culminar cuando advierte que ellos han integrado estas estrategias de manera habitual.

En síntesis, encontramos que el tema es muy significativo y que resultaría muy ventajoso como una perspectiva mas en la preparación psicológica de los deportistas.

Referencias:

Abramson, L. Y., Seligman, M. E., & Teasdale, J. D. (1978). Learned helplessness in humans: A critique and reformulation. Journal of Abnormal Psychology, 87 (1), 49-74.
Bertrán. G.; Noemí. P., y Romero, S. (1998) Resiliencia: ¿enemigo o aliado para el desarrollo?. Santiago de Chile: CIDE documentos, No. 9.
Brawley, L. R. & Rejeski, W. J. (1983). Attribution in sport: Current status and new perspectives. Journal of Sport Psychology, 5, 77-99.
Gillham, J., Jaycox, L., Reivich, K., Seligman, M. E. P. & Silver, T. (2001). Penn resiliency program: Depression prevention for school children. Leader's Manual. King of Prussia, PA: Adaptive Learning Systems.
Lara Molina, E. y colaboradores. (2000) Resiliencia: La esencia humana de la transformación frente a la adversidad. Concepción. Noviembre
Peterson, C. (1980). Attribution in the sport pages: An archival investigation of the covariation hypothesis. Social Psychology Quarterly, 43, 136-140.
Peterson, C. (2000). The future of optimism. American Psychologist, 55 (1), 44-44.
Schinke, R. J. (2000). The relationship between support-infrastructure and major-games competence development. Unpublished doctoral dissertation.
Schinke, R. J. & da Costa, J. (2000). Qualitative research in sport psychology. Avante, 6 (3), 38-45.
Schinke, R. J. & da Costa, J. (2001). Understanding the development of major games competitors' explanations and behaviours from a contextual viewpoint. Athletic Insight, 3 (3). Available on the World Wide Web: http://www.athleticinsight.com/Vol3Iss3/ExplanationDevelopment.htm .
Schinke, R. J. and Jerome, W. Understanding and Refining the Resilience of Elite
Athletes: An Intervention Strategy http://www.athleticinsight.com/Vol4Iss3/43IssueHome.htm
Schinke, R. J. & Peterson, C. (2002a). Enhancing the hopes and performance of elite athletes through optimism skills. The Journal of Excellence, 6, 36-47.
Schinke, R. J. & Peterson, C. (2002b). Resilience training for national teams: Athlete Manual. University of Pennsylvania. Schinke, R. J. & Peterson, C. (2002c). Resilience training for national teams: Coaching staff manual. University of Pennsylvania.
Seligman, M. E. P. (1975). Helplessness: On depression, development, and death. San Francisco, CA: Freeman.
Seligman, M. E. P. (1991). Learned optimism: How to change your mind and your life. NY: Pocket Books.
Seligman, M. E. P., Nolen-Hoeksema, S., Thornton, N. & Thornton, K.M. (1988). Explanatory pattern as a mechanism of disappointing athletic performance. Psychological Science, 1, 143-146.
Shatté, A. J., Gillham, J. & Reivich, K. (2000). Promoting hope in children and adolescents. In J. E. Gilham's (Ed.) The science of optimism and hope: Research essays in honor of Martin E. P. Seligman. Philadelphia, PS: Templeton.
Wawa, K. (s/f) Resiliencia y factores protectores. URL http://www.prode,uch.gob.pe/setai/kusisgawaea/castellano/kw_11_resiliencia.htm
Weiner, B. (1979). A theory of motivation for some classroom experiences. Journal of Educational Psychology, 71, 3-25.
Weiner, B. (1985). An attribution theory of achievement motivation and emotion. Psychological Review,92 (4), 548-573.
Weiner, B. (1986). Attribution, emotion, and action. In R. M. Sorrentino & E. T. Higgins (Eds.) Handbook of motivation and cognition Vol. #1 (pp. 281-311). NJ: Erlbaum.
Nota.
Miguel Humara, Ph. D., Editor de Athletic Insight www.athleticinsight.com
Señala la existencia de los trabajos en dicho URL.
* Understanding and Refining the Resilience of Elite Athletes: An Intervention Strategy (R. J. Schinke & W. C. Jerome)
* Assessing The Potential For Alcohol-Related Issues Among College Student-Athletes (J. C. Watson)
* Participation Motives in Leisure Center Physical Activities (E. M. Trembath, A. Szabo, & M. J. Baxter)
* Self-reported Hostile Aggression in Contact Athletes, No Contact Athletes and Non-athletes (P.
Lemieux, S. J. McKelvie, & D. Stout)

Etiquetas: , , , , ,

16/03/2007 23:28 ucha #. sin tema Hay 5 comentarios.

Estados emocionales negativos: La aparición del disgusto.

20070317171639-slide0001-image001.png

Estados emocionales negativos: La aparición del disgusto.

Dr. Francisco García Ucha

mailto:ucha@infomed.sld.cu

Existen numerosos estudios realizados sobre ansiedad, miedo, tensión, estrés y hostilidad en deportistas. Todo lo cual demuestra que se halla un abanico amplio de estados emocionales y sentimientos que se encuentran presente como resultado de la interrelación del deportista con la actividad que realiza, sea esta el entrenamiento o la competencia.

Algunas de las respuestas psicológicas al estrés que surge de la práctica de la actividad deportiva pueden ser muy complejas como lo es el "choking", el burnout, el sobreentrenamiento y la fatiga crónica en deportistas.

Asimismo, los sentimientos de frustración que surgen como consecuencia de la derrota puede alcanzar toda una gama de matices y perdurar de manera tal que lleve al deportista al abandono del deporte.

En una revisión de la literatura encontramos un trabajo de P. Schwenkmezger, que plantea entre los estados afectivos que pueden tener su aparición en el transcurso de la competencia se encuentra el sentimiento de disgusto. 

Diversas circunstancias internas de la personalidad del deportista pueden dar lugar al disgusto y este expresarse en sentimientos de culpa, afectando la auto confianza, disminuyendo el esfuerzo, deteriorando la concentración de la atención como también abandonando las metas a lograr.

Los sentimientos de disgusto aparecen como consecuencia de la frustración o por la apreciación de que se hace inalcanzables los objetivos propuestos en la tarea deportiva.

La presencia de la frustración o la anticipación de la misma pueden tener a su vez múltiples causas que se relacionan con la acción inadecuada de los árbitros y hasta del propio entrenador o los compañeros de equipo.

Aunque este aspecto no ha recibido la misma atención que la ansiedad y la agresividad como respuesta a las valoraciones subjetivas de las condiciones de la competencia, resulta evidente que tiene un carácter frecuente entre los deportistas.

Basta analizar que en el deporte lo más generalizado es la derrota, ya que de un número elevado de participantes sólo tres ocuparán los lugares más relevantes. La interpretación de la derrota depende entre otros factores de la orientación a logro del deportista y a la vez, es evidente que la inmensa mayoría de los deportistas se orientan más al éxito que a alcanzar un grado elevado de maestría.

Lo que a su vez no quiere decir que los deportistas de elevada experiencia no tengan los mecanismos psicológicos y los sistemas de enfrentamiento lo suficientemente fuertes como para resistir los embates de un fracaso.

No obstante, el tema del disgusto ocupa a nuestro modo de ver un aspecto de interés en el trabajo de preparación mental del deportista.

De manera, que el disgusto al igual que otras reacciones de orden afectivo esta muy vinculado a las circunstancias en que se desenvuelve el deportista, sin dejar de tomar en cuenta las características de su personalidad.

De estas circunstancias el disgusto puede aparecer cuando:

Podía evitarse una derrota si se hubiera aplicado la gama de destrezas disponible por el deportista o un grado sostenido de esfuerzo.

No se alcanzan los objetivos de la competencia fruto de errores y fallos cometidos por el deportista o un compañero de equipo.

El fracaso es fruto de una respuesta descontrolada del deportista o el entrenador o de ambos.

Los resultados alcanzados aunque favorables no llenan las expectativas del deportista o/y el entrenador.

Los objetivos no son logrados por la acción de árbitros o la conducta no correcta de los contrarios, él público u otro de los factores psicosociales presentes en el ambiente de la competencia.

Información no veraz o insuficiente acerca de la competencia, los contrarios o las condiciones de ejecución durante la competencia.

Los aspectos antes mencionados pueden dar origen al disgusto en cualquier deportista que este sometido a estas circunstancias.

Sin embargo, resulta evidente que algunos deportistas son capaces de enfrentar de forma adecuada estas situaciones mientras que otros presentan características que los predisponen con más facilidad a alcanzar el disgusto.

Un mediador psicológico de esta predisposición es factible encontrarlo en aquellos deportistas cuyo grado de regulación de la personalidad esta predominantemente regido por sus rasgos de temperamento.

Así, los deportistas con tendencia a mostrarse coléricos o cuyo humor tiene un marcado tinte melancólico, deben de recibir un amortiguamiento psicológico ante las situaciones anteriores que resultan precipitantes para la aparición del disgusto.  

Es imprescindible señalar que existen deportistas que reúnen ambas características, en una tendencia casi transparente, ya que presentan una mezcla de cólera con melancolía. De esta forma, reaccionan ante todas las circunstancias como ocurre con quienes son predominantemente coléricos y a la vez no se olvidan de las circunstancias por las que pasan o han pasado en la competencia como ocurre con los melancólicos.

Con ello, no se establece una critica ni un veto a quienes poseen estas cualidades de temperamento que de hecho pueden ser muy útiles para determinados tipos de tareas deportivas y en deportes señalados.

Aunque, el énfasis de nuestro trabajo no se refiere a estas condiciones sino a la aparición del disgusto.

Diversos procedimientos de carácter intensivo pueden modificar como señalamos la aparición de estas respuestas afectivas en quienes tienen esta disposición al disgusto.

Aquí la evaluación psicológica previa del deportista permite establecer las estrategias de intervención que facilitan prever la ocurrencia de los sentimientos de disgusto. 

Como en otras ocasiones, partimos de la creencia que no debe ser empleado un solo método de investigación para determinar la valoración de las posibles conductas del deportista.

De la gama de métodos que pueden conducirnos a la elaboración de un diagnóstico adecuado tenemos:

La entrevista.

La observación sistemática del deportista.

El empleo de test psicológicos como el Inventario de Personalidad de, Eysenck o cualquier otro test que facilite la evaluación del temperamento así como otros instrumentos entre los que se pueden adicionar el POMS de, Douglas M. Mc Nair, Maurice Lorr  y Leo F. Droppleman y el Inventario de Expresión de Hostilidad de, C. D. Spielberger.

En nuestra experiencia empírica, los psicólogos pueden desarrollar sus propios cuestionarios sobre los propósitos de su evaluación, facilitando de esta forma la búsqueda de las señales significativas que precisan la expresión y aparición del enojo.

Están dentro de esta estrategia de predicción las herramientas que nos brindan el enfoque de análisis de contenido de las reflexiones del deportista acerca de su vida en el deporte y las diversas circunstancias por la que transcurre.

Si bien el diagnostico nos puede permitir discriminar las condiciones internas de la personalidad que pueden ser factores de predisposición del disgusto y las circunstancias precipitantes de este, la tarea del psicólogo se debe extender a la búsqueda de los sistemas de regulación de las manifestaciones emocionales negativas por medio de las intervenciones psicológicas, las cuales pueden abarcar desde la visualización, relajación hasta la reconstrucción cognitiva.

Extraer del disgusto la energía necesaria para revertirla en alcanzan las metas forma parte de la tarea del psicólogo.

El rol del entrenador puede constituir un factor de importancia para la regulación de los estados de disgusto en el deportista, mediante una intervención de tipo comunitaria el psicóloga colocará a todo el personal que influye al deportista en disposición de regular su estado emocional. En algunos casos será más conveniente escuchar al deportista, permitirle la expresión de sus sentimientos y pensamientos y más que en explicar las causas que han producido la aparición del disgusto.

16/03/2007 23:37 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La Psicología en el deportista lesionado

20070317173917-slide0001-image001.png

La Psicología en el deportista lesionado.

Dr. Francisco García Ucha

El tema de las lesiones del deportista recibe una atención prioritaria por parte de los entrenadores, el personal médico y psicólogos vinculados al deporte de alto rendimiento debido a las frecuentes repercusiones psicológicas negativas que aparecen en los deportistas lesos.

Las lesiones deportivas se hacen cada vez más frecuentes fruto de las altas exigencias del deporte y pueden tener consecuencias para la continuidad de su práctica.

Las lesiones pueden ocasionar la perdida del grado de rendimiento y con reiteración resultan una de las causas de abandono del deporte y, cuando esto ocurre casi siempre influyen en la correcta adaptación a la vida social de aquellos deportistas que se ven obligados por su causa a renunciar al deporte.

La perdida de la auto confianza, el temor, el deterioro de las destrezas y hasta la posibilidad de nuevas lesiones puede tener lugar después de un episodio traumático. García Ucha, F. (2001).

Por esta razón, se requiere de un programa de investigación y desarrollo sobre la prevención y rehabilitación de las lesiones, asimismo de una revisión constante de los artículos y la critica de los estudios acerca de los aspectos psicológicos de las lesiones en deportistas, incluyendo las intervenciones psicológicas que se realizan.

Esto debe abarcar la reflexión acerca de la fundamentación teórica de las intervenciones, los programas de rehabilitación y prevención, las bases conceptuales sobre las que se sustenta la actuación de los especialistas y el análisis de casos.

En este sentido algunas organizaciones deportivas como National Athletic Trainers Association (NATA) indagaron la percepción de los entrenadores, sus actitudes, creencias y aplicación de estrategias psicológicas en el tratamiento y rehabilitación de deportistas lesionados por medio de, "The Athletic Training and Sport Psychology Questionnaire" (ATSPQ), que fue adaptado de instrumentos desarrollados por Wiese, Weisss, y Yukelson (1991) y Brewer, Van Raalte, y Linder (1991).

El cuestionario fue distribuido a 1000 entrenadores. Sólo 482 que representan el 48.2 % enviaron las respuestas al mismo y en ellas el 47% de los entrenadores señalaron que los deportistas lesionados sufren de traumas psicológicos. Un 24 % planteó que tenían referencias de deportistas que estuvieron en consulta acerca de las repercusiones psicológicas de la lesión y 25 por ciento señaló que cuenta con la ayuda de psicólogos dentro del equipo médico que los atiende.

El estudio revela la necesidad de la formación de los entrenadores en todo lo relativo a los impactos psicológicos de las lesiones y sus tratamientos.

Esta indagación fue llevada a cabo por Larson, G. A. (1996).

En otro estudio, Ford, I. W. (1998) utilizó entrevistas y registros con entrenadores y terapeutas de Australia y Canadá, que atienden a los deportistas lesionados sobre la frecuencia y el significado de las emociones y el comportamiento desplegado por los deportistas durante su tratamiento y la importancia de las técnicas psicológicas en la regulación de la lesión.

Los datos del estudio arrogaron los resultados siguientes:

a) El regreso al deporte sin la solución de todos los problemas de la lesión y a veces con rapidez lleva a los deportistas a experimentar con frecuencia ansiedad y frustración, indisciplina y negativismo durante la rehabilitación y la recuperación la efectividad en la actividad deportiva se ve afectada significativamente.

b) El entrenamiento en destrezas psicológicas y el aprendizaje para atender las respuestas psicológicas a la lesión facilita un tratamiento más efectivo.

c) Los deportistas reciben un impacto significativo de acuerdo con el estilo de la atención y el apoyo que le brindan los entrenadores y el personal médico.

De este modo, los hallazgos sugieren la necesidad de un programa de entrenamiento en psicología a los entrenadores y terapeutas.

En este campo se han desarrollado programas de capacitación en intervenciones psicológicas al personal que atiende a los deportistas lesionados. Ver: Gordon, S. (1998).

Los programas incluyen un currículo psicoeducacional donde se describen las aplicaciones de los conocimientos alcanzados en las investigaciones en esta área para los especialistas implicados en la atención a lesionados.

En estos programas se exponen la efectividad de determinadas estrategias psicológicas en la rehabilitación del deportista. Por muestra, se constató que cuando los entrenadores y deportistas han recibido un entrenamiento psicológico previo en caso de lesionarse los deportistas, estos han logrado adaptarse mucho mejor al proceso de rehabilitación y han facilitado su tratamiento. Greenfield, D. (1997).

El deportista leso pasa por diferentes etapas desde el inicio de la lesión. Heil, J. (2000) cita el trabajo de Kubles-Ross de 1969 en que estas etapas se nombran de la forma siguiente: Negación, Enojo, Negociación o regateo mental de la situación, depresión y aceptación y reorganización.

La etapa de la Negociación se distingue por un estado de shock, una ausencia cognitiva de respuesta ante la situación y esta puede ser rápidamente modificada en los deportistas que tienen una preparación previa para la lesión.

El deportista esta apremiado por redefinir su rol y su auto imagen.

Los factores psicosociales son trascendentes en la prevención, control y rehabilitación de las lesiones del deportista las cuales deben ser analizadas desde una perspectiva social.

Ahern, D. K. (1997), y Cupal, D. (1998) señala que hay argumentos para afirmar que las intervenciones psicológicas en deportistas lesionados tiene una determinada eficacia.

Por tanto, la psicología del deporte en el área de la rehabilitación de las lesiones deportivas abarca un área de creciente interés práctico y de indagación.

Algunos investigadores como Gilbourne, D. (1998) exploran las posibilidades de las teorías actuales de motivación para proveer una base teórica a las intervenciones en la rehabilitación de deportistas lesionados.

Una de las teorías que se emplean como base de las intervenciones se identifica como la perspectiva de metas.

En este sentido, se habla de los programas de establecimiento de metas.

Cuando se establecen metas se pretende dentro del programa de prevención y rehabilitación potenciar al deportista a enfrentar su lesión, estimulando la orientación a las tareas, creando un sentido de control durante la crisis e incrementando la dirección de un estilo de vida más adaptado a la situación.

El establecimiento de metas brinda la oportunidad para que diferentes habilidades sean empleadas en las diferentes fases del proceso de rehabilitación.

Otras intervenciones utilizadas se relacionan con la terapia racional emotiva de Ellis, la Relajación, la Visualización y la autosugestión. Weinberg, R. y Gould, D. (1996).

Dentro de los temas tratados sobre la rehabilitación de las lesiones del deportista está presente el relacionado con la adherencia a los programas de rehabilitación que se desarrollan.

Existen determinados comportamientos de adherencia a las estrategias que se manejan en la rehabilitación.

En las investigaciones se  desarrollan test y pruebas psicométricas para el registro de estos comportamientos con el propósito de desarrollarlos Brewer, B. W. (1998).

Otro ángulo que es explorado se vincula con las relaciones entre las circunstancias de la lesión y las características de personalidad y el estado psicológico del deportista.

Hay evidencias de que ciertas condiciones de la personalidad pueden convertirse en factores predisponen y precipitantes de la lesión.

Grove, J. R. (1997) estudió los componentes de la personalidad de deportistas lesionados relacionando neuroticismo, severidad de la lesión y el afrontamiento con la rehabilitación. El autor pudo establecer algunos vínculos de interés sobre las variables en estudio.

Weinberg, R. y Gould, D. (1996) argumentan el grado de estrés en la vida del deportista, su estado de ansiedad, las dificultades en la concentración de la atención pueden predecir la posibilidad real de una lesión.

A pesar de lo planteado quedan alternativas que no han sido estudiadas con profundidad o sencillamente los diseños metodológicos de las investigaciones tienen insuficiencias o han estado mal planteados.

Se requiere el desarrollo de estudios que evalúen la personalidad y otras variables psicológicas de los deportistas durante dos o tres años, ya que es posible que el deportista no se lesiones nunca. Que estas evaluaciones sean fiables y sistemáticas y permitan conocer cuál era el estado psicológico previo a la lesión.

Un modelo de este tipo de investigación fue presentado por Johnson, U. (2001).

Algunas opiniones deben ser también atendidas de manera rigurosa. Por ejemplo, resulta cierto o no que los deportistas con temor al éxito pueden ser más propensos a lesionarse que otros.

Dependen las lesiones y accidentes del compromiso muy intenso con las metas de rendimiento. Puede en este caso la lesión constituir una salida para explicar un fracaso.

Finalmente, insistimos tanto en los programas de capacitación del personal médico y entrenadores en el manejo del deportista leso como en la necesidad de generalizar un enfoque interdisciplinario del tratamiento de las lesiones deportivas. Ver: Giscafre, N. y García Ucha, F. (2001).

Bibliografía:

Ahern, D. K. Psychosocial factors in sports injury rehabilitation. Clinics in sports medicine (Philadelphia); Oct 1997; vol. 16; pp. 755-768.

Brewer, B. W. Adherence to sport injury rehabilitation programs. Journal of applied sport psychology (West Lafayette, Ind.); Mar 1998; vol. 10; pp. 70-82.

Cupal, D. Psychological interventions in sport injury prevention and rehabilitation. Journal of applied sport psychology (West Lafayette, Ind.); Mar 1998; vol. 10; pp. 103-123.

Ford, I. W. Perspective of sport trainers and athletic therapists on the psychological content of their practice and training. Journal of sport rehabilitation (Champaign, Ill.); May 1998; vol. 7; pp. 79-94.

García Ucha, F. Psicología de las Emociones en el Deporte. Segunda Edición. Poligráfico Omega. España. 2001.

Gilbourne, D. From theory to practice: the integration of goal perspective theory and life development approaches within an injury-specific goal-setting program. Journal of applied sport psychology (West Lafayette, Ind.); Mar 1998; vol. 10; pp. 124-139.

Giscafre, N. y García Ucha, F. Interdisciplina en la rehabilitación de los deportistas con lesiones de

sobreuso. http://www.efdeportes.com/ Revista Digital - Buenos Aires - Año 6 N° 39 - Agosto de 2001

Gordon, S. Toward a psychoeducational curriculum for training sport-injury rehabilitation personnel. Journal of applied sport psychology (West Lafayette, Ind.); Mar 1998; vol. 10; pp. 140-156.

Greenfield, D. Perceived adequacy of professional preparation in sport psychology among NCAA Division IA head athletic trainers. Eugene, Ore. : Microform Publications, Int'l Inst for Sport & Human Performance, University of Oregon. 1997.

Grove, J. R. Neuroticism, injury severity, and coping with rehabilitation. Corporate Author: International Society of Sport Psychology (ISSP) In, Lidor, R. (ed.), Bar-Eli, M. (ed.), Innovations in sport psychology : linking theory and practice: proceedings, Netanya (Israel), The Zinman College of Physical Education and Sport Sciences, The Wingate Institute for Physical Education and Sport, 1997, pt. I, p. 298-300.

Larson, G. A. Psychological aspects of athletics injuries as perceived by athletic trainers. Sport psychologist (Champaign, Ill.); Mar 1996; vol. 10; pp. 37-47.

Heil, J. The injured athlete. In Yuri L. Hanin (Eds.) Emotions in sport. Human Kinetics. 2000, pp. 245-266.

Kolt, G. S. Doping sport psychology with injured athletes. In. M. B. Andersen (Ed.). Doing sport psychology. Champaign IL. Human Kinetics. 2000, pp. 223-235.

Johnson, U. and cols. Prediction of sport injuries by profile of mood state. A case study of one rower and one handball player at national team level in Sweden. 1o World of Congress of Sport Psychology, Skiathos, Hellas, 2001, pp. 81-83

Weinberg, R. Gould, D. Psicología y lesiones en el deporte. En su: Fundamentos de Psicología del Deporte y el Ejercicio Físico. Editorial Ariel, S. A. 1996, pp. 466-489.

16/03/2007 23:56 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Equipos de juego con pelota.

20070317173118-slide0001-image001.png

Equipos de juego con pelota.

Francisco García Ucha

Los estudios sobre los equipos de juego con pelota resaltan la importancia de que sean realizados desde la óptica del enfoque en sistema. Se deben tomar en consideración aspectos relacionados con la cohesión del equipo y el grado de desarrollo que llegan a alcanzar en su ciclo de vida.

Las investigaciones sobre los juegos con pelota en Psicología del Deporte comienzan

ha hacerse notables a finales de los años 60 y continúan hasta la actualidad aunque

no ocupan un lugar predominante entre los temas de estudio.

Quizás una de las razones se debe a que muchos psicólogos se centran en la atención individual de los deportistas como consecuencia de que tienen una formación clínica.

La integración entre las aplicaciones a grupos por la Psicología Clínica y las que se realizan en Psicología Social no son lo suficientemente claras ya que guardan objetivos diferentes y la propia dinámica de la intervención psicológica no es similar.

No resulta equivalente la terapia de grupo y las técnicas para incrementar la eficacia y eficiencia en grupos de trabajo.

Otro inconveniente es que los psicólogos con frecuencia no cuentan con el tiempo para realizar las sesiones de intervención con todos los miembros del equipo.

A esto se agrega que los entrenadores en muchos casos no tienen una idea exacta de los conocimientos acabados acerca del trabajo en equipo. Por ejemplo: ¿Cómo estos conocimientos pueden ahorrar tiempo y asegurar el incremento de los resultados deportivos?.

Los entrenadores tienen preocupaciones sobre los jugadores de forma particular. Por muestra, "Juan juega mal en tal situación o en esta etapa". "Pedro crea dificultades dentro del partido".

Cuando no afloran preocupaciones de ese tipo, por parte del entrenador, se señalan otras, por norma, los problemas entre los atacadores, los defensas y los pasadores.

Los entrenadores hablan con frecuencia de conflictos y falta de armonía en el equipo, aunque no tienen una visión exacta de lo que constituye el equipo.

Es importantísimo capacitar a los entrenadores a una comprensión cabal de cómo el equipo en conjunto puede afectar a un jugador más que cómo el jugador puede producir un impacto en el equipo.

De este modo, resulta de importancia explicar y aplicar alguna metodología que permita el análisis de los fenómenos que tienen lugar en la vida del equipo.

En este sentido, es recomendable el enfoque en sistema para una comprensión de lo planteado.

El enfoque en sistema no constituye un aparato o instrumento especial que pueda ser construido por el entrenador o el psicólogo.

El enfoque consiste en una metodología, esto es, un ordenamiento especial de los métodos al investigar un grupo o equipo, incluyendo principios y categorías que hacen más idónea la investigación.

El enfoque en sistema es generalizable al estudio de muchos objetos y fenómenos.

En relación con un equipo deportivo se trata de un reordenamiento de los métodos

que se emplean tradicionalmente como la observación o el registro de los comportamientos y resultados a partir de los postulados del enfoque.

En primer lugar, se trata de concebir el equipo como un sistema.

Una definición general de sistema es la siguiente: Un sistema es un conjunto de elementos ordenados de una determinada forma, vinculados por una estructura, que tiene una conducta única total con respecto al medio, es decir, la totalidad se explica en esa conducta integral que tiene el objeto respecto al medio externo.

Así, un equipo cuenta con elementos que son los jugadores y cuyas acciones y operaciones están ordenadas por las reglas del juego y tiene una finalidad que es ganar la competencia.

Esto se expresa en que el comportamiento de cada jugador esta en interdependencia

de las operaciones, acciones y ejecuciones simultaneas de los otros jugadores o compañeros de equipo.

Uno de los atributos del sistema (equipo) es su integridad; que esta constituida por

las cualidades o propiedades sistémicas diferentes a las cualidades o propiedades de los elementos (jugadores) que integran el sistema.

Las partes están integradas en el sistema. Necesariamente son compatibles al sistema, aunque pueden ser también contradictorias bajo el riesgo de ser excluidos o de que en interacción con otros elementos lleguen a modificar o destruir el sistema.

La interacción de los jugadores ratifica al equipo en el marco de la calidad dada, aseguran el funcionamiento y desarrollo de este equipo en lograr un fin determinado.

El jugador debe integrase y asimilar de forma activa esas propiedades sistémicas del equipo o de lo contrario será de una forma u otra excluido del equipo. Bien por los conflictos que causa, por violar las normas del equipo o por no resistir su atmósfera psicológica y social.

De esta noción se deriva que al sumarse a un equipo el jugador deja parte de sus propiedades y características personales y de personalidad para asimilar las propiedades y características sistémicas del equipo al cual se ha insertado.

Si presenta una crisis de angustia en un juego no es simplemente la reacción de su personalidad sino de su personalidad en las condiciones de integración a un equipo deportivo.

Quizás esta manera de ver lo que acontece, nos lleve a cuestionarnos los estudios comparativos entre determinadas variables psicológicas en deportes individuales y de equipo donde las situaciones no son las mismas e implican la personalidad del deportista.

La aplicación de estos principios del enfoque en sistema se puede ejemplificar en un equipo de voleibol. En el voleibol, cada sexteto que juega forma un sistema e inmediatamente que se produce el cambio de un jugador por otro se establece un nuevo sexteto y con ello se estructura un nuevo sistema con sus propias peculiaridades que no son añadidas por la incorporación del jugador de cambio sino por las propiedades que van a formarse al unirse este jugador.

Si un entrenador de Voleibol, entrena un equipo debe considerar cuantos equipos tiene en el momento del entrenamiento pensando en cuantos sextetos se forman durante un juego.

Por tanto resulta de importancia la planificación del entrenamiento sobre la base de la formación de sextetos.

De igual modo, el registro estadístico de las acciones positivas y negativas de un sexteto durante el partido de competencia.

Se puede concluir que los cambios dentro del juego consiguen tener un impacto muy significativo y que no se debe pensar que todos juegan por igual en cada sexteto.

Desde luego, esta idea complica el trabajo del entrenador, aunque es lo único que puede garantizar una correcta preparación deportiva.

Aunque exponemos el ejemplo del voleibol de igual forma ocurre en el fútbol, baloncesto, béisbol y otros juegos con pelota.

La exposición de todas las aplicaciones del enfoque en sistema a los equipos de juego con pelota abarcaría varias páginas. No obstante, resulta de interés anunciar sus posibilidades.

Tanto para aplicar el enfoque en sistema como para tener una visión exacta de las regularidades que rigen los acontecimientos y a los jugadores en un equipo se hace necesario una revisión de la bibliografía sobre el tema.

Un artículo que nos brinda una síntesis sobre la Psicología del Equipo Deportivo se puede encontrar en: A. García Mas y P. Vicens Bauzá (1994), quienes exponen una visión panorámica del tema.

Enfatizan sobre la definición del equipo deportivo, su ciclo vital, la cohesión de grupo y la cooperación.

Otro trabajo es de, F. García Ucha (1998) donde aparecen algunos de los atributos de los equipos deportivos, las relaciones interpersonales entre los deportistas y, también de ellos con el entrenador, como los factores que generan conflictos en los equipos deportivos.

Un examen de la literatura nos habla acerca de que las indagaciones en este tema están fundamentalmente ligadas al estudio de la cohesión de grupo en el equipo deportivo como una variable de importancia crucial para garantizar los rendimientos.

A. V. Carron (2002), A. C. Martín (2002), B. Hemmings (2002)

El énfasis en los estudios sobre cohesión de grupo ha dejado con frecuencia en un segundo plano otros aspectos de importancia como lo es el ciclo de vida del equipo, la comunicación, el manejo de conflictos y hasta el liderazgo.

Se realizan estudios sobre las relaciones entre la cohesión del equipo y el tamaño del grupo de deportistas, W. N. Widmeyer, (1990); la armonía del equipo, la edad, experiencia deportiva de los integrantes, el sexo, L. Hodges, (1992); la eficiencia del liderazgo del entrenador y otros deportistas como el capitán, la naturaleza de las tareas y la división de las mismas entre los participantes, la intensidad de los motivos, el tipo de metas que se plantean a los jugadores, C. D. Bray,(2001); grado de satisfacción, la ansiedad, P. C. Terry. (2000); la valoración de los fanáticos acerca del equipo, el éxito y la derrota en las competencias, J. Palmi Guerrero (1994) y A. V. Carron. (2002).

Para algunos investigadores como F. G. Grieve, (2000) el éxito tiene mas impacto sobre la cohesión que la cohesión sobre el éxito.

Los estudios de cohesión de grupo en el deporte cobraron una dirección algo diferente durante los años 80 y principio de los 90 cuando psicólogos de Europa del Este, entre ellos V. V. Spalinski (1980) y P. Slepicka (1988) llamaron la atención sobre dos cuestiones:

1. Analizar la cohesión fundamentalmente sobre la base de los resultados de la actividad del equipo deportivo.

2. Estudiar las características de la cohesión considerando la etapa de desarrollo del equipo en su ciclo de vida.

En sus indagaciones la cohesión es definida como la unidad valorativa y de disposición de los integrantes del equipo respecto a los aspectos esenciales de la actividad conjunta y a los intereses del equipo como un todo.

Para llevar a cabo la exploración de ambas propuestas se establecieron cuestionarios

que permitieron la ponderación del grado de coincidencia de opiniones, valoraciones

y posiciones de los miembros del mismo, en lo referente a los fines que le son más importantes.

Los estudios de P. Slepicka (1988) mostraron variaciones en el grado de cohesión de los equipos durante el desarrollo de su ciclo de vida.

Con todo, no quedo totalmente aclarados cual podría ser los mediadores que daban lugar a los cambios en el grado de cohesión.

De la cohesión de equipo se paso con firmeza a la investigación sobre el desarrollo de los equipos durante su ciclo de vida.

Un equipo deportivo es un sistema abierto donde hay un flujo de salida y entrada de nuevos miembros, bien porque unos se retiran y otros vienen a sustituirlos, igualmente los equipos se conforman a veces de acuerdo a la temporada o al inicio del ciclo olímpico.

Se realizó una clasificación del grado de desarrollo de los equipos, el cual varió de acuerdo con la propuesta de un autor a otro.

En una escala de clasificación del grado de desarrollo de los equipos en su ciclo de vida que abarcaba alto, medio y bajo se pudo apreciar que los equipos de alto rendimiento deben ser tipificados como mínimo de grado de desarrollo medio.

Las variables empleadas para determinar el grado de desarrollo del equipo en su ciclo de vida se identifican con la valoración social del contenido de la actividad del equipo, las metas que se proponen, el grado de organización del equipo y la calidad de las relaciones interpersonales de sus miembros.

Sin embargo, estas investigaciones lamentablemente no se continúan reportando en la literatura en los últimos años.

En suma, nos encontramos frente al problema de los equipos de juego con pelota y a pesar de los esfuerzos de los investigadores se hace evidente que hay un largo trecho que recorrer antes de poder exhibir las competencias necesarias en la conducción de estos deportes.

Se requieren más conocimientos, desarrollo de tecnologías psicológicas para saber cómo desarrollar la cohesión y el grado de progreso de un equipo así como las habilidades para sobrevivir a los cambios internos y externos a los cuales debe adaptarse el equipo.

Los psicólogos, entrenadores y deportistas de estos equipos deben de preguntarse  que han aprendido en los últimos tres años sobre este tema. Si la respuesta es negativa no deben de perder el tiempo y ponerse en movimiento para elevar su competencia en este tema.

Referencias bibliográficas:

Bray, C.D.; Team cohesion, effort, and objective individual performance of high

school basketball players. Sport psychologist (Champaign, Ill.); Sept 2001; vol. 15;

pp. 260-275;

Carron, A. V. Team cohesion and team success in sport Journal of sports sciences

(London); Feb 2002; vol. 20; pp. 119-126

García Mas, A. Y P. Vicens. La psicología del equipo deportivo: una reflexión. Revista de Psicología del Deporte Núm. 6 -Diciembre de 1994. p. 79-89

García Ucha, F. El equipo deportivo. http://www.sportquest.com/revista/ revista digital Buenos Aires Nº 12. Diciembre 1998

Grieve, F. G. An experimental examination of the cohesion-performance relationship in and interactive team sport. Journal of applied sport psychology (West Lafayette, Ind.); Sept 2000; vol. 12; pp. 219-235

Hemmings, B. Group cohesion in English professional football; a study of youth Trainees In Spinks, W. (ed.), Science and football IV, London, Routledge, 2002, p. 283-287

Hodges, L. Collective efficacy and group performance International journal of sport psychology (Rome); Jan/Mar 1992; vol. 23; pp. 48-59

Martin, K. A. Development and validation of coaching staff cohesion scale. Measurement in physical education and exercise science (Mahwah, N. J.) 2002; Vol. 6; pp. 23-42

Palmi Guerrero, J. La cohesión y el rendimiento en deportes de equipo: experiencia en hockey patines alto redimiendo. Apunts: Educacion Fisica y Deportes (Barcelona, Spa); en 1994; pp. 38-43

Slepicka, P. The coach sportsmen interaction in a competition VII FEPSAC Congress Leipzig 1988. pag. 691.

Spalinski, V. V. Diagnóstico del grado de actividad intra grupo en colectivos deportivos. Congreso Mundial de Ciencias del Deporte. Tbilisi, URSS, 1980. Pág. 284.

Terry, P. C. Perceptions of group cohesion and mood in sport teams. Group dynamics (Washington) Sept 2000; vol. 4; pp. 244-253.

Widmeyer, W. N. The effects of group size in sport Journal of sport & exercise Psychology (Champaign, Ill); June 1990; vol. 12; pp. 177-190.

17/03/2007 17:31 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La disposición de los deportistas… (1)

20070320190503-slide0001-image001.png

La disposición de los deportistas...  (1)

Dr. Francisco Enrique García Ucha.

mailto:ucha@infomed.sld.cu

Resumen:

En este trabajo se expone los diferentes aspectos que caracterizan a los deportistas que tienen una baja disposición a rendir en los entrenamientos y las competencias.

Se describe el entramado de la disposición con los procesos cognitivos y afectivos y otras formaciones de la personalidad. Las señales de comportamiento que permiten su valoración, así como las recomendaciones para el posible manejo de esta deficiencia en los deportistas.

 

Soy entrenador de fútbol. Tengo un problema con un jugador. A este jugador lo considero con una buena capacidad técnica. Valioso para el equipo, categoría, etc...

No es que fuese un jugador que siempre ocupará el grupo regular pero jugaba bastante en el equipo. Ahora lo veo falto de motivación, juegue el tiempo que juegue. El otro día por poco provoca la derrota del partido cuando salió al campo. Dejándose ir, sin ataque ni defensa. Como queriendo que perdiéramos el partido.

¿Qué debo hacer?. Creo que a este jugador le falta mucha madurez. Pero yo no entiendo.

 

Se trata ante todo de un problema de disposición del deportista  a rendir en el entrenamiento y la competencia.

Si Ud. es entrenador le interesará conocer:

  • ¿Qué es la disposición?.
  • ¿Cómo se integra a otros procesos psicológicos?.
  • ¿Cómo conocer si un deportista tiene una disposición adecuada o no para rendir en entrenamiento y competencias?.
  • ¿Qué orientaciones existen para enfrentar la falta de disposición?

 

Definición del concepto:

La disposición representa nuestras tendencias u orientación hacia una cosa, tarea o persona.

En este caso, es un estado subjetivo de preparación para la acción. 

La disposición envuelve características que incluyen aspectos corporales del comportamiento. Tal como los gesto, posición del individuo, que va vinculada a un estado de animo y que se manifiesta por la actitud corporal.

La disposición es el resultado de una tendencia duradera de los procesos de motivación.

Estos procesos le dan orientación, dirección e intensidad al comportamiento del deportista.

La disposición no se encuentra aislada en la esfera psicológica del deportista sino se integra y es resultado de creencias y formas de asimilar y darle valor de manera activa a las tareas deportivas.

Las dificultades que enfrentan los entrenadores con los deportistas en las sesiones de entrenamiento y competencia relacionadas con la disposición a rendir ocupan una parte importante de su tiempo y conllevan un número determinado de tensiones que afectan tanto al deportista como al entrenador.

El 60 %  de los deportistas que abandonan el deporte lo hacen quejándose de la dureza del entrenamiento y del trato que reciben del entrenador durante los  mismos.

Esta situación deja a veces una huella tan profunda en el participante que puede incluso inhibirlo para volver a realizar deporte durante toda su vida.

Los entrenadores del mismo modo destacan que muchos de los deportistas que abandonan el deporte no tenían capacidad para resistir el esfuerzo y que eran blandos y débiles.

Nos encontramos en un área donde todo el mundo parece tener razón y donde resulta muy importante que el entrenador tenga  la capacidad  para poder influir sobre los deportistas.

Cualquiera que sea el grado de rendimiento en que se encuentre el deportista desde el deporte infantil hasta el deporte elite de jóvenes o adultos, si el deportista entrena tiene grandes garantías para obtener resultados en competencias.

Todos los que exhiben una respuesta positiva al entrenamiento llegan a tener resultados notorios en sus actuaciones.

T. Orlick, (1986) señala que una de las características más estables de los deportistas que alcanzan elevados rendimientos se relaciona con el grado de compromiso por el deporte. Entendiendo por compromiso esforzarse para entrenar más duro y más tiempo.

El compromiso puede ser identificado en muchos aspectos con la disposición a rendir.

Al respecto, plantea que el compromiso y el autocontrol son la llave de la auto excelencia.

T. Orlick, (1986) recomienda encuestar a los deportistas respecto a su grado de compromiso. Para ello emplea una escala de compromiso personal por el deporte que se describe a continuación:

Escala de compromiso personal

Ubica la importancia de tu deporte en la siguiente escala de 1 al 10. Un 10 indica que es la cosa más importante en tu vida (alto compromiso); un 1 indica que no es muy importante en general (bajo compromiso) y un 5 indica un punto medio entre los dos.

¿Cuán importante es tu deporte para ti?

No muy importante 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 La cosa más importante en mi vida.

Mediante esta escala T. Orlick, (1986) encontró que cuando un grupo grande de maratonistas respondió a su escala de compromiso, se hizo evidente que para quienes correr era lo más importante (puntuaciones de 9 y 10) fueron los corredores de mejor resultado.

En la medida en que decrecieron las puntuaciones de compromiso, la ejecución decreció proporcional­mente. Lo mismo fue cierto para deportistas en otros deportes.

Resultados similares fueron encontrados por el autor de este trabajo en estudios con deportistas cubanos y peruanos. F. García Ucha, (2000, 2001).

Al respecto, podemos señalar que entre los factores que intervienen en las respuestas del deportista al entrenamiento,  el factor psicológico, en este caso, la forma que el deportista interpreta las tareas a realizar y la capacidad de regulación de su comportamiento.

La valoración subjetiva por el deportista del entrenamiento y la competencia se produce sobre la base de las reflexiones del deportista apoyadas en sus experiencias sobre situaciones iguales o parecidas en las que participó y cuando al mismo tiempo evalúa sus propias potencialidades y recursos. 

Aquí juegan un papel regulador los motivos y aspiraciones, los sentimientos y emociones del deportista.

En este sentido, la disposición a rendir en entrenamiento y competencia es una  de las variables más importantes dentro de la actividad deportiva.

Hay que destacar que la disposición a rendir en el entrenamiento implica a toda la personalidad del deportista y mediante ella se logra la regulación de su comportamiento durante la actividad.

A partir del grado de disposición a rendir en el entrenamiento y la competencia el entrenador encontrará varios tipos de deportistas, a saber:

  1. Los que entrenan bien y compiten bien. Estos no constituyen un problema de disposición para el entrenador.
  2. Los que entrenan bien y compiten mal. Aquí se pueden plantear algunas hipótesis a verificar:
    • El problema  puede tener su origen en la calidad de las cargas de entrenamiento, 
    • El desarrollo alcanzado por el deportista en la etapa anterior, el cual puede ser insuficiente.
    • Problemas de orden psicológico, debido a una baja disposición a rendir en la competencia o el deportista no puede enfrentar el estrés de la competencia, bien por su grado de ansiedad o por miedo.
  3. Los que entrenan mal y compiten bien. Casi siempre son deportistas con cualidades extraordinarias, verdaderos talentos. Al no entrenar de forma adecuada limitan su vida deportiva, ya que están expuestos a sufrir lesiones como consecuencia de la intensidad o el volumen de la carga en la competencia. También, está a expensa de  que aparezcan enfermedades relacionadas con el ejercicio intenso ejecutado sin la correcta preparación para su realización, etc.
  4. Los que entrenan mal y compiten mal. Estos tiene el potencial, si fueron bien seleccionados para el deporte, que aun no se ha actualizado debido a que carecen del entrenamiento adecuado el cual rechazan realizar de forma correcta. Aquí hay que considerar el hecho de que si se encuentran en el deporte se debe a que existen posibilidades para alcanzar los rendimientos requeridos.

Un tipo u otro de deportista pueden cambiar su actitud de rendir ante determinadas condiciones.

El cambio en la disposición a rendir puede tener diferentes causas.

En ello desempeña un papel de importancia la valoración subjetiva acerca de:

  • Las posibilidades de éxito o el fracaso en competencia,
  • La ocurrencia de lesiones o accidentes,
  • Medidas disciplinarias consideradas injustas,
  • Actuación incorrecta de los árbitros,
  • Las relaciones con los entrenadores,
  • El clima psicosocial del entrenamiento, 
  • La aparición de alguna actividad de interés no relacionada con el deporte.

En síntesis, la modificación de la disposición a rendir en el entrenamiento o la competencia depende del estado físico y psicológico del deportista, por ejemplo, la fatiga, el cansancio, las variaciones en la intensidad de los motivos por entrenar, y los estados de ánimo negativos.

Autores clásicos en Psicología del Deporte como B. Ogilvie, y T. Tutko, (1966) señalan al respecto:

"Una de nuestras constataciones más formales en lo que conciernen las cualidades emocionales de los deportistas de gran clase, es que éstos son fáciles de entrenar. Hemos visto pocas excepciones durante nuestros estudios con deportistas de las principales disciplinas deportivas, por lo que debemos concluir con lo siguiente: la disponibilidad para ser entrenado constituye una de las cualidades más esenciales para quien desea realizar hazañas".

En suma, la manera mediante la cual un deportista se adapta al entrenamiento resulta de una mezcla juiciosa de tres características de la disposición para rendir en el entrenamiento:

  • Su necesidad de orden.
  • Su capacidad para respetar y establecer confianza en su entrenador.
  • Su necesidad de autodeterminación.

A ello, debemos agregar su orientación a mantener su estado psicológico de forma positiva, enfrentar las situaciones que aparecen en el entrenamiento de manera conveniente a la obtención de los objetivos propuestos, incluyendo sus decisiones y valoraciones de las tareas.

De esta forma, la disposición a rendir en el entrenamiento posibilita que el deportista asuma las tareas a realizar decidiendo esencialmente los efectos del entrenamiento y el proceso de adaptación al mismo.

A pesar de la importancia de la disposición para rendir en el entrenamiento y la competencia, encontramos un número apreciable de deportistas que no realizan su mayor esfuerzo en la unidad del entrenamiento o en la competencia.

Estos deportistas en no pocas oportunidades reconocen que su disposición para rendir en el entrenamiento y la competencia es pobre.

No obstante, la observación de sus actuaciones nos brinda  la clave para conocer la carencia de disposición. 

Las señales más comunes de que el deportista tiene una baja disposición a rendir en entrenamiento fueron descritas por B. Ogilvie, y T. Tutko, (1966) consisten en:

1. Tendencia marcada a evitar los contactos con el entrenador, incluso cuando resulta de interés del propio deportista. Mientras el entrenador imparte sus instrucciones los deportistas prestan atención a otras cuestiones, inclusive miran en dirección contraria a donde se encuentra el entrenador, y no responden a las preguntas que hace el mismo o lo hacen con monosílabos.

2. Cuando interactúan con el entrenador tienden a la  argumentación estéril, de una forma frecuentemente muy agresiva.

3. El entrenador constata que debe repetir con frecuencia sus instrucciones para que sean comprendidas o cumplidas.

4. El deportista se apoyará en otras referencias con vistas a llevarle la contraria a los argumentos de entrenador, sobre todo acerca de los medios a emplear en el entrenamiento, la repetición de los ejercicios, los intervalos de descanso y el orden de realización de las actividades en la sesión de entrenamiento.

5. Estos deportistas con frecuencia se inclinarán hacia la búsqueda de apoyo y de instrucciones con antiguos entrenadores u otros especialistas que resulten contraria a lo planteado por el entrenador.

6. Se oponen al programa de entrenamiento definido por el entrenador porque:

  • No lo encuentran bueno.
  • Piensan que no responde a sus necesidades particulares.
  • Manifiestan que pueden llegar a perjudicarlos, en el sentido de "aflojarlos" o de producirle lesiones y otros daños físicos.

7. Intentan probar defectos personales a su entrenador. Le pondrán rudamente a prueba buscando su punto débil.

8. Por medio de, la desconfianza en los entrenadores justifica la no-realización de esfuerzos volitivos tendientes al cumplimiento de las tareas de entrenamiento.

9. Protestarán hasta el aspecto más insignificante de las recomendaciones del entrenador, recurriendo a oscuras referencias extraídas de publicaciones llamadas especializadas para juzgar la veracidad de sus planteamientos.

 

Etiquetas: , , , , ,

19/03/2007 23:50 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La disposición de los deportistas… (2)

20070320191700-slide0001-image001.png

La disposición de los deportistas...  (2)

Dr. Francisco Enrique García Ucha.

mailto:ucha@infomed.sld.cu

Continuación del anterior...

10. La evidencia de su forma desorganizada de actuar en el entrenamiento resultará probada por simple observación. Por ejemplo:

  • No son puntuales, llegando más tarde a las actividades.
  • Descuidan la vestimenta y los equipos puestos a su disposición.
  • Tienen dificultades para regirse por un plan de entrenamiento.
  • Tienen una fuerte tendencia a "dejarse caer" cuando se cuenta mucho con ellos en las tareas del deporte.

11. Estos deportistas no sólo tendrán problemas con el entrenador sino de igual forma con sus ayudantes, por ejemplo, el preparador físico o el medico del equipo y el resto de los deportistas, sobre todo aquellos de mayor status por su experiencia, por muestra, el capitán del equipo o incluso aquellos que tienen más bajo status debido a su pobre experiencia en el deporte.

Lo planteado con anterioridad se circunscribe a los patrones de comportamiento de los deportistas con baja disposición a rendir en el entrenamiento y competencia.

En  nuestro trabajo, se pudo verificar que los deportistas que de manera estable presentan  una disposición baja a rendir en los entrenamientos y competencias muestran  una configuración psicológica que es fruto de su propia concepción del mundo lo que hace mucho más difícil el cambio hacia un grado elevado de disposición  a rendir.

Así, por ejemplo, los deportistas con baja disposición para rendir se muestran distraídos con frecuencia, no tienen un sentido de responsabilidad y pertenencia al equipo del cual forman parte. Los aspectos organizativos de las distintas actividades relacionadas al régimen de entrenamiento y competencia pueden resultarles indiferentes hasta el punto de estar "despistados" en medio de una competencia.

Los deportistas con una elevada disposición a rendir expresan más sentimientos positivos, emociones sanas, concentración y sirven de apoyo en casi todos los momentos de la actividad, sea esta el entrenamiento o la competencia.

Los deportistas con una pobre actitud para entregarse a las tareas deportivas en entrenamiento y competencia no son felices y son victimas de ellos mismos, aunque rápidamente culpen a otros o a las circunstancias cuando se le habla sobre su inaceptable comportamiento.

Abandonan su libertad.

Esperan que el mundo los haga felices y esto no sucede con frecuencia y cuando sucede no dura mucho.

Ellos piensan que se lo merecen todo.

No tienen la fuerza y la auto disciplina para tratar de cambiar.

Por tanto, también sufren como consecuencia de sus malos hábitos.

Las mejores actitudes aparecen en los deportistas que se auto comprenden y entienden el deporte.

Ellos son desinteresados en lugar de egoístas, se concentran en su propio comportamiento en lugar de "en que le pasa a ellos".

En la solución de este problema el entrenador debe jugar el papel de motivador.

En nuestro análisis de la disposición a rendir en entrenamiento y competencia se impone llevar una determinada metodología en las acciones a realizar, donde la ayuda del psicólogo del deporte es fundamental en la posible solución de estos problemas y se requiere conocer los aspectos siguientes:

  • Identificar las características psicológicas del deportista. Intensidad de los motivos para la participación deportiva. Grado de aspiración. Autovaloración de su condición como deportista. Desarrollo de su voluntad.
  • Evaluación de la relación entrenador deportista. Evaluación de las condiciones del deportista. Grado de entrenamiento. Estado de salud. Capacidad de recuperación y régimen de descanso. Alimentación.
  • Impacto del contexto social y natural sobre el deportista.

La influencia del entrenador sobre el deportista en las sesiones de entrenamiento debe ir dirigidas a:

  1. Reducir los efectos negativos de la carga de entrenamiento.
  • 2. Acrecentar las cualidades psicológicas del deportista para que logre alcanzar los rendimientos propuestos dentro del plan de preparación.
  • 3. Perfeccionar el grado de entrenamiento incrementando las capacidades físicas, técnicas y tácticas del deportista.

Para llevar a cabo esta influencia debe tener en consideración:

  • Los objetivos, contenidos e importancia del entrenamiento a realizar.
  • El grado de entrenamiento y desarrollo de las cualidades psicológicas del deportista.
  • El estado psicológico que presenta el deportista.

Es necesario comprenden que a veces la falta de disposición para rendir puede deberse a:

La disposición del deportista depende de los obstáculos que tiene para comprender la situación, la tarea deportiva y las dificultades que tiene en hacer un plan de acción.

Para algunos deportistas, cuanto mayor complejidad y problemas encuentran en la tarea y en las condiciones de su realización existe mayor probabilidad de fracaso, por tanto su grado de esfuerzo puede disminuir.  Mientras que si la situación permite accesibilidad con objetivos simples y claros, se tiende al éxito.

Si el deportista no comprende la tarea deportiva o no sabe elaborar un plan de acción para su abordaje, la tendencia es hacia la ineficacia resolutiva; mientras que, si interpreta coherentemente la actividad y planifica su conducta, logra un mayor control de sí mismo y de resultados apetecidos.

Si la tarea deportiva es muy difícil de ejecutar y no se tiene el repertorio físico, técnico y táctica, la probabilidad de resolución positiva es mínima. Al contrario, si esta entrenado para ejecutar cierto tipos de operaciones y acciones, complejas o no, así como disponer de un repertorio flexible y polifacético, propicia resoluciones más adaptativas.

No todos los deportistas tienen condiciones para que se logre modificar su disposición a rendir en entrenamientos y competencias.

Los mejores resultados se presentan en aquellos que se caracterizan por:

  1. Grado de Educación.
  2. Responsabilidad personal y social.
  3. Capacidad para tomar relaciones internacionales.
  4. Motivación para cambiar.

De las intervenciones más empleadas para estimular la disposición a rendir en entrenamiento y competencia se tiene:

  • El establecimiento de metas. R. Mark, (2001), y H. K. Hall, (2001)
  • Orientación a la acción. J. Kuhl, J. (1989) y J. Kuhl, y J. Beckman, (1992).
  • Refuerzo Positivo. H. Valdés. (1996).
  • Sugestión indirecta. G. D. Gorbunov. (1988).
  • Terapia breve. El uso de directrices. F. García Ucha. (2002).

Muchas de estas técnicas de intervención están exhaustivamente desarrolladas en la literatura en Psicología del Deporte y son de dominio de los psicólogos y hasta de entrenadores.

Aunque ellas no agotan todos los recursos que la creatividad de los especialistas pueden llegar a desarrollar en un problema tan crucial para el correcto desarrollo de muchos deportistas.

A nuestro modo de pensar si las estadísticas fueran utilizadas con más precisión seguramente tendríamos conciencia más clara del gran potencial humano que se pierde en el deporte como consecuencia de la falta de disposición para rendir.

 

Etiquetas: , ,

19/03/2007 23:59 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La Nueva Psicología del Deporte: Seligman

20070322015820-slide0001-image001.png

Dentro del programa de lo que hemos denominado la Nueva Psicología del Deporte tenemos que destacar la necesidad de ampliar el abanico de conocimientos que en el campo de la Psicología General y de otras especialidades pueden ser aplicadas a la Psicología del Deporte.

Algunos psicólogos van siguiendo ese camino, por ejemplo Dr. Caroline Silby, en su sitio Web http://www.carolinemiller.com/ después de señalar las diferentes técnicas de intervención psicológica más usadas dentro de la Psicología del Deporte nos anima al conocimiento de la obra de Martin Seligman y el desarrollo por parte de este destacado psicólogo de La Psicología Positiva.

Dr. Caroline Silby, recibió el Master en Aplicaciones de la Psicología Positiva de la Universidad de Pennsylvania.

Seligman desarrolla una concepción acerca de la Felicidad y las formas para encaminarse en alcanzarla.

¿Es que acaso los deportistas no son felices?

La respuesta radica en que no siempre las cosas son de color de rosa. A veces, es necesario esfuerzos descomunales, resistir el disconfort cumplir con un régimen de vida estricto para poder llegar a una buena recuperación, mantener el peso corporal, soportar las molestias musculares y pasar un proceso de rehabilitación como consecuencia de una lesión. También, sobreponerse a un fracaso.

Pueden ser circunstancias donde se requiere sostener un estado de ánimo y disposición elevada. Es allí, donde los ejercicios de Seligman para alcanzar la felicidad puede resultar un sistema de auto ayuda que permita sobre llevar las crisis y los llamados malos momentos.

Seligman paso de la "desesperanza aprendida" a la búsqueda de las vías para vivir mejor. Incluso ha superado la categoría bienestar subjetivo.

Para Nick Baylis, de la Universidad de Cambrigde, y seguidor de la Psicología Positiva "Si alguien es feliz es más popular, más saludable, vive más tiempo y es incluso más productivo en el trabajo".

Seligman estudia desde hace muchos años la categoría Felicidad. Parte de su trabajo puede localizarse en los sitios Web http://www.authentichappiness.com/ y http://www.psicologia-positiva.com/

Para Seligman la felicidad es la vida con sentido. Se trata de encontrar aquello en lo que realmente creemos y de poner todas nuestras fuerzas a su servicio.

Martin E. P. Seligman edito su libro La auténtica felicidad, donde explica su concepción de esta categoría.

En el libro se explican algunas de las investigaciones del autor y se demuestra como por medio de nuestras propias fortalezas y recursos podemos enfrentar los momentos difíciles de la vida. Todo esta, en aplicarlo al deporte.

La orientación psicología dedicada a la búsqueda de la felicidad o de estados de satisfacción, no es exclusiva de Seligman, aunque quizás sea este autor quien logra tratar el tema con una mayor creatividad.

Seligman, ha desarrollado una serie de ejercicios para ponderar y establecer la felicidad. La simpleza de los ejercicios pone en duda su eficacia. Sin embargo, los resultados siguen siendo alentadores.

Uno de estos ejercicios consiste en: "Antes de irse a la cama hoy, y durante los próximos siete días, tienes que escribir tres cosas que han ido bien durante el día y el por qué han ido bien."

Entre las vivencias reportadas hay personas que han llegado a encontrar hasta 20 cosas satisfactorias y han resuelto sus trastornos depresivos y del dormir.

Los invito a seguir a Seligman y toda esta psicología positiva.

En suma, lo más importante es que Seligman nos habla de la felicidad de colocar nuestras mejores capacidades en llevar adelante las mejores causas definidas por su carácter ético e ideal.

Etiquetas: , , ,

22/03/2007 01:58 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La Psicología del Deporte en el ámbito del Deporte Infantil.

20070323085316-slide0001-image002.jpg

La Psicología del Deporte en el ámbito del Deporte Infantil.

Francisco García Ucha.

El Deporte Infantil es una de las áreas donde es reclamado con mayor fuerza el psicólogo por entrenadores, padres, directores de escuelas, clubes y asociaciones deportivas.

Desde el surgimiento de las primeras ideas sobre Psicología del Deporte está presente el tema de los factores psicológicos involucrados en el deporte infantil.

P. Lesgaft, en 1901, incorporó de manera decisiva la Psicología a la Educación Física, su obra más destacada fue "Guía de la Educación Física de la edad escolar". Consistía de un manual sobre la educación del movimiento y sus repercusiones en la psiquis del niño.

Se le brinda atención a la presencia de los niños en el deporte desde el I Congreso Mundial de la Sociedad Internacional de Psicología del Deporte celebrado en Roma, Italia, durante 1965 hasta el último, efectuado en Skiathos, Grecia en el año 2001.

Una visión rápida de las memorias de los Congresos nos permite captar que durante el 3er. Congreso de la Sociedad Internacional del Psicología del Deporte, B. Cratty focalizó su trabajo en la importancia de las modificaciones de los atributos intelectuales por medio del ejercicio. Esta ponencia era importante en una época donde se concentraban las ideas sobre las repercusiones fisiológicas y físicas de la práctica del ejercicio.

B. Cratty (1968) había dedicado varios capítulos de su obra "Psicología de la Actividad Física" para exponer los resultados tanto de sus Investigaciones como las de otros estudiosos acerca de la dinámica psicológica de la participación del niño en el deporte.

De igual modo, en el Congreso de Ottawa en 1981, R. Martens abordó junto a otros ponentes el tema del Deporte Escolar y sus connotaciones psicológicas.

El tópico del deporte escolar se intensificó y se extendió en los congresos de Singapore en 1989 y en Lisboa durante 1993.
En los últimos congresos las ponencias muestran la tremenda sistematicidad con que se estudia lo psicológico en el niño que práctica deporte.

A pesar de los avances teóricos, metodológicos y tecnológicos que se han llevado adelante sobre estos aspectos, resulta impresionante que los problemas que se han tratado durante largos años se conservan con una frescura natural extraordinaria.
La Psicología no ha llegado a agotar el tema.

Las interrogantes de los entrenadores y los padres siguen en píe, a veces, por el hecho de que los resultados no son lo suficientemente conocidos.

A nuestro modo de ver, falta una mayor divulgación y una más intensa capacitación de los entrenadores, los padres y quienes dirigen las instituciones. Los propios psicólogos del deporte deben incrementar sus herramientas al trabajar en este campo.

El hecho de que la Psicología del Deporte surge en las fronteras entre dos áreas del saber: El Deporte y la Psicología. Reclama un enfoque multidisciplinario de las tareas que asume.

La Psicología del Deporte no puede ser considerada por ello una disciplina tangente si no como ciencia que incluye toda la Psicología, en conjunto, asumiendo aquellas ramas como la Psicología General, Clínica, Educacional, Infantil, Laboral, Experimental y otras.

Entonces, el psicólogo tiene que tener un conocimiento profundo de la Psicología del Niño y de la Metodología del Entrenamiento en esta área.

La asistencia del psicólogo debe ser de alta eficacia y eficiencia, entre otras razones por las implicaciones éticas en el trabajo con niños y porque este es el sector del deporte donde más se requiere su presencia.

Aquí los entrenadores se encuentran muy presionados debido a que enfrentan por una parte la complejidad de perfeccionar un organismo que no esta acabado, sino en proceso de desarrollo, físico y psicológico.

La presencia muy frecuente de padres que resultan un elemento perturbador para la actuación de sus hijos y además instituciones u organizaciones deportivas que "acosan" al entrenador, bien imponiendo reglas de actuación dañinas al niño o creando circunstancias que no propician el adecuado desarrollo de la preparación y entrenamiento deportivo.

¿Por qué la Psicología en el Deporte Infantil?.

 

Resolver conflictos. (Entrenador, padres, publico, niño)

Desarrollo social del niño.

Manejo del estrés.

Para el desarrollo de la personalidad.

Estimular la investigación en el área.

Filosofía de salud.

Estudiar la permanencia o no en el Deporte.

Para muchos especialistas el problema más grave es el abandono del deporte. Allí termina todo.

Se calcula que de cada 100 niños que comienzan a practicar deporte, en una corta etapa, 80 lo abandonan perdiendo con ello los beneficios de esta actividad para la calidad de la vida y la socialización.

Las causas más comunes por la que ocurre el abandono radican en:

Problemas con los entrenadores.

Ausencia de disfrute

Poco tiempo para jugar

Poco éxito

Falta de motivación

Demasiado énfasis en la competencia.

Entrenamientos muy duros.

Aburrimiento.

Refinando la búsqueda de las causas de abandono, en las investigaciones se consideran como:

Sobre énfasis en las competencias.

Entrenamiento físico duro.

Presión de los padres por participar.

Fracasos percibidos.

Entrenamientos punitivos.

Actitudes negativas de los entrenadores.

Fatiga mental y burnout.

Abandono por causa de maltrato de los entrenadores.


Se encontró:

5 x 10 razones en varones.

4 x 10 razones en hembras.

No-reforzamiento.

Castigo.

Instrucciones punitivas.

Mientras que los motivos para participar se identifican con:

Disfrutar.

Mejorar habilidades.

Capacidades.

Atmósfera de equipo.

Arte y pericia en el Deporte.

Viajes.

Recompensas extrínsecas.

Para mejorar el deporte escolar y juvenil se requiere.

Refuerzo no solo del éxito sino también del esfuerzo.

Mejorar la capacitación de los entrenadores.

Menos competencias por rivalidad.

Instrucciones individuales.

Más refuerzo positivo.

Más desarrollo de la autoestima por más sentimientos positivos.

Orientación del logro hacia la maestría. (El éxito contra sí mismo, no contra otros.).

Desarrollar la cooperación y fomentar entre los niños estrategias de razonamiento moral en las clases de E. F.

Educación de los padres.


¿Qué pueden perfeccionar los entrenadores?

- Representar con exactitud las regularidades del desarrollo evolutivo del niño desde el punto de vista psicológico.

- Contar con herramientas psicológicas que garanticen el grado de motivación necesario para que los niños tengan una buena disposición a rendir en el entrenamiento. Esto incluye el empleo adecuado del refuerzo positivo, el establecimiento de metas y otros procedimientos.

- Tener una concepción clara de las relaciones entre motivación y aprendizaje. El asunto no es estar motivado para aprender, si no aprender para estar motivado. Los deportistas con mayores habilidades, hábitos y destrezas son los más motivados. Hay que reforzar las vías y los métodos de enseñanza y entrenamiento para lograr grados superiores de eficacia y eficiencia.
Aprender a relacionarse con los padres amortiguando sus ansiedades. Tomar curso sobre relaciones interpersonales, dinámica familiar y dominar algunas técnicas de terapia breve y solución de conflictos resulta esencial para el entrenador.

- Identificar a los niños que tiene problemas de ansiedad y conocer qué le pueden solicitar al psicólogo para apoyar su labor con estos niños.

- Adquirir la destreza para mantener la objetividad necesaria no involucrándose emocionalmente en los problemas familiares y de estudio de los deportistas. Esto no quiere decir que se restringa el afecto y atención a los deportistas. El entrenador debe delimitar cual son sus tareas y que puede controlar. Debe mantener un encuadre de su actividad.

- Dominar las técnicas de influencia psicológica para la formación de valores sociales y principios éticos del deporte y la sociedad.

En el caso de las instituciones y organizaciones deportivas deben de considerar:

- Contribuir al desarrollo de un Clima Psicológico centrado en la Educación.
- Mayor conducta social positiva de los padres.
- Mejorar la formación y asesoramiento de Entrenadores de niños de edad escolar.
- No tolerar conductas inapropiadas de los espectadores.
- Evitar el campeonismo.
- Respetar las necesidades lúdicas de los niños.
- Formar y asesorar a los árbitros.
- Promoción de la Educación Deportiva de la población mediante campañas nacionales e internacionales sobre el juego limpio.

Las relaciones de los padres de los niños con los entrenadores y las instituciones u organizaciones constituyen una de las partes álgidas de este tema.

Una de las salidas a los posibles conflictos que pueden surgir de la desavenencia de los padres con entrenadores, el sistema deportivo y hasta con sus propios hijos, está en establecer reglamentos alrededor del comportamiento de los padres.

Por ejemplo, en algunas organizaciones deportivas en Estados Unidos de Norteamérica se compromete a los padres a cumplir con los derechos del niño deportista:

Lista de derechos para deportistas niños y adolescentes:

Derecho a participar en actividades deportivas.

Derecho a participar a un nivel adecuado con la maduración y habilidad de cada niño.

Derecho a ser capacitado por el adulto.

Derecho a jugar como un niño y no como un adulto.

Derecho a tomar parte en la dirección y toma de decisión de su participación deportiva.

Derecho a participar en ambientes saludables y seguros.

Derecho a preparación propia para la participación en actividades deportivas.

Derecho a iguales oportunidades de esforzarse por triunfar.

Derecho a ser tratado con dignidad.

Derecho a divertirse en los deportes.

Otros reglamentos plantean que los padres no deben establecer conductas inadecuadas en los momentos de las competencias, no deben interferir las sesiones de entrenamiento ni cuestionar los planes de preparación de los entrenadores.

En resumen:

- Esta es un área importante de trabajo para los psicólogos en el deporte.
- Requiere de conocimientos profundos en la psicología infantil y en las habilidades para resolver y mediar en los conflictos.
- El psicólogo puede resultar un consultante imprescindible para el entrenador y los padres.

22/03/2007 11:16 ucha #. sin tema Hay 8 comentarios.

Nuevo Número de la Rev. de Psicología del Deporte

20070323085659-slide0001-image001.png

S U M A R I O

 

EDITORIAL ..... 163-165

ARTÍCULOS

L. Navas Martínez, J. A. Soriano Llorca y F. P. Holgado Tello

Orientaciones de metas en las clases de educación física: un análisis centrado en la Educación Secundaria Obligatoria.......167-181

 S. Serpa y T. Castro

Psicología de los Juegos Olímpicos: la percepción de los entrenadores...183 -199

 M. Regina F. Brandáo, H. Valdés Casal, A. A. Machado y A. Ramires

Percepción del estrés competitivo y cultura en futbolistas profesionales de Brasil y Portugal.....201-217

 P. Hellín Gómez, J. A. Moreno Murcia y P. L. Rodríguez García

Relación de la competencia motriz percibida con la práctica fisico-deportiva .....219-231.

C. Delforge y C. Le Scanff

Influencia parental en jugadores de tenis: estudios de caso .....233-248

 J. Granda Vera, A. Mingorance Estrada, J. C. Barbero Álvarez, M. T. Reyes Domínguez, D. Hinojo Sánchez y Mohamed Maanan, N.

Diferencias en el desempeño en pruebas de software visual en función del género. Un estudio con jugadores y jugadoras de baloncesto de 13 años .... 249-261

 C. Sousa, J. Cruz, M. Torregrosa, D. Vilches y C. Viladrich

Evaluación conductual y programa de asesoramiento personalizado a entrenadores (PAPE) de deportistas jóvenes .......263-278

 J. O. Garay Plaza, A. Hernández Mendo y V. Morales Sánchez

Sistema de codificación y análisis de la calidad del dato en el tenis de dobles .....279-294

 V. Cagigal de Gregorio y R. Bohórquez

Cagigal- retrato del hombre .....295-306

 G. Balagué

Apostilla a Cagigal.- retrato del hombre" .......307-308

PRÁCTICA PROFESIONAL

A. Ramírez, 1. Alonso-Arbiol, F. Falcó y M. López

Programa de intervención psicológica con árbitros de futbol.......311-325

REVISTAS Y LIBROS.............327-335

AGENDA............. 337-338

ÍNDICE DE AUTORES............ 339-341

ÍNDICE DE REVISORES ............343-344

NORMAS DE PUBLICACIÓN .........345-346

Los resúmenes de los trabajos publicados en la Revista de Psicología del Deporte se incluyen en las siguientes bases de datos: SIRC (Sport Informations Resource Centre); PsycINFO (Pychological Abstracts, APA); SPORT DISCUS; EBSCO Host; IBECS; Qualis (CAPES, Brasil); SciELO; HERACLES; PSICODOC; ISOC - Psicología (CINDOC - CSIC); Catálogo LATINDEX, e índice INRECS.

23/03/2007 08:56 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

The Sport Psychologist

20070326111732-0736011072.jpg

The Sport Psychologist

Volume 21, Issue 1 (March 2007)

Applied Research

Athlete Burnout: A Longitudinal Qualitative Study
Scott L. Cresswell; Robert C. Eklund

Prevalence of Burnout in Competitive Adolescent Athletes
Henrik Gustafsson; Göran Kenttä; Peter Hassmén; Carolina Lundqvist

College Coaches' Experiences With Stress-"Problem Solvers" Have Problems, Too
Melinda Frey

A Qualitative Study of Rugby Coaches' Opinions About the Display of Moral Character
Philippe Romand; Nathalie Pantaleon

Building and Communicating Collective Efficacy: A Season-Long In-Depth Study of an Elite Sport Team
Lars Tore Ronglan
Professional Practice

The Long and Winding Road: Professional Development in Sport Psychology
David Tod

Reflections on the Application of Reflective Practice for Supervision in Applied Sport Psychology
Zoe Knowles; David Gilbourne; Victoria Tomlinson; Ailsa G. Anderson
Bulletin Board

Bulletin Board
Stephen Mellalieu

 

26/03/2007 11:05 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.



La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces

Free counter and web stats


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris