Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Diciembre de 2007.

Simposio de Psicología del Deporte Brasil

20071201160107-slide0001-image002.jpg

I SIMPÓSIO SERGIPANO DE PSICOLOGIA DO ESPORTE: AS CONTRIBUIÇÕES E OS AVANÇOS DA PSICOLOGIA E DAS CIÊNCIAS DESPORTIVAS PARA A PROMOÇÃO DA QUALIDADE DO ESPORTE E DA SAÚDE 07 a 09 de dezembro de 2007.

INFORMAÇÕES: psi.esporte.sergipe@hotmail.comCRP-03: (79) 3214-2988REALIZAÇÃOWilson B. da Fonseca e André FaroAPOIO: CA Ψ-PIO XCentro Acadêmico de Psicologia da Faculdade Pio Décimo;

CRP-03; LIVRARIA POYESIS; Faculdade PIO Décimo

01/12/2007 16:01 ucha #. sin tema Hay 1 comentario.

Universidad Autonoma de Bucaramanga, Bucaramanga, Santander, Colombia

Al visitante de la Bitacora del día de hoy puede ponerse en contacto conmigo directamente por mi e mail. Tenemos que seguir denunciando los plagios.

ucha@infomed.sld.cu

01/12/2007 16:19 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Revista Psicodeportes de APDA

20071203075852-slide0001-image002.jpg

 

 

Marcelo Roffé el Presidente de la Asociación de Psicólogos del Deporte de Argentina, sostiene la Revista Psicodeportes de dicha Asociación.

El número más reciente pertenece al año 15 de la Revista.

Felicitaciones.

Pronto podran ver la caratula aquí

Saludos

Ucha

03/12/2007 07:52 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El último número de APDA en su 15 aniversario.

20071204202028-slide0001-image002.jpg
04/12/2007 20:20 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Entrevista al Prof- Gregorio Salorio

Los estudios acerca de las características de los entrenadores es motivo de estudio en el ámbito de la Psicología del Deporte desde la década de los 60 en que Ogilve y Tutko presentaron sus primeros trabajos, seguido por un grupo de investigadores de ellos Arnold LeUnes, Hendry que en el tercer congreso de la ISSP en Madrid presento un interesante trabajo y las investigaciones continúan. La conducta del entrenador es tan importante que uno de mis trabajos sin un gran vuelo científico fue plagiado por Helda Rangel Sánchez en un libro editado por ella. En mi labor como psicólogo del deporte de equipos de Voleibol Femenino me interesé en la concepción del deporte por parte del entrenador, aun pendiente por publicarse.Tuve la oportunidad en un congreso de singular importancia, efectuado en Calbuco, Chile de conocer a Gerardo Salorio, Preparador Físico, especialista de la Asociación de Fútbol Argentina. Advierto que este especialista es una enciclopedia viviente. Que es algo más que un erudito, es un creador.Me motive a realizarle una pregunta:¿Cuáles eran a su juicio las cualidades de un buen director técnico?Este Haouse del Fútbol me envió la respuesta siguiente:Comentario del Prof. Gregorio SalorioEstimado Doctor Francisco García Ucha.Aquí le envió mis consideraciones sobre su pregunta.A lo largo de mi carrera, tuve la suerte de trabajar con directores técnicos con todo tipo de características diferentes.01. El motivador02. El que cree que lo sabe todo y no necesita de nadie03. Aquel que posee un gran ojo para colocar a cada jugador en la posición correcta04. El que sabe delegar05. El que sabe planificar cada movimiento06. El que se maneja por el instinto07. El que va elaborando el trabajo sobre la marcha08. Aquel que impone distancia, para creer que con esa actitud impone respeto con el jugadorEn toda la nota podríamos seguir elaborando innumerables tipo de personajes que posee el director técnico.Desde, mi experiencia, lo primero que debe tener es un diagnostico claro de la situación que se va encontrar y desde esa posición elaborar un planificación, adecuada al lugar que se encuentra.Es de vital importancia no efectuar todos los cambios de golpe, además de no criticar que todo lo que se efectuó esta mal, debemos recordar que en el grupo seguramente van a quedar adeptos al técnico saliente y es imprescindible ganar la confianza de los jugadores con paso firmes y seguros.La segunda etapa saber elegir a los componentes del cuerpo técnico, en cada cargo es importante elegir a aquellos que puedan desarrollar las tareas que están planificadas para cada área, no creerse que uno es el centro de todo, la tercera medida es saber delegar e impartir la orden correcta para conformar un gran equipo, algunos profesionales cometen el error de efectuar todas las tareas juntas y comenten el error de que la gente tenga miedo de no poder comentarle cosas que observa por miedo a ser rechazados.La autocrítica grupal es la cuarta enmienda que debe poseer un jefe de grupo, esto le dará credibilidad y fortaleza en el manejo de la gente, este cargo se debe tener un gran manejo político, además de saber escuchar a todos para luego elaborar y dar forma a la planificación semanal.La quinta tarea es el manejo de dirigencia, esta área es importante tener un manejo inteligente teniendo informado de cada movimiento de nuestro plan de trabajo entendiendo cual es el manejo del club que el dirigente quiere elaborar.El director técnico debe tener un amplio concepto del manejo de grupo y esta informado de todo, ejerciendo sobre su cuerpo técnico el liderazgo que se necesita para lleva a cabo un proyecto.A mi entender a veces es importante contar con la ayuda psicológica, para el jefe de grupo ya que hay oportunidades que se suele perder el rumbo y es necesario el consejo profesional para volver el rumbo deseado, esto lo he observado de las dos maneras, con aquel que cree que puede todo solo y termina en un gran fracaso y el otro que recurre al análisis y sale de situaciones comprometidas.Sobre los jugadores en estos 13 años al frente de las selecciones nacionales Argentinas, el jugador a tenido innumerable metamorfosis, en mis comienzos llegar a la selección era lo máximo, y el jugador sabia que en este lugar solo venia a obtener algo que no se compra en ningún lado que es la gloria.Con el correr del tiempo la aparición del dinero en forma desmedida, y la entrada al fútbol de los representantes, nos llevo a penetrar en una área donde es muy difícil moverse, el dinero ganado en forma muy fácil, las presiones que son sometidos desde pequeños, el manejo de los representantes los cuales le quitan a mi entender opinión a los jugadores , esta transformando la perdida de liderazgo de los jóvenes esto luego es llevado al campo de juego lo que produce que el compromiso en los proyectos sea cada ves menor.Es importante que armar los grupos cada ve más compacta y que los profesionales que están en los cuerpos técnicos traten de involucrar a los protagonistas en proyectos, que no sólo el dinero. sea lo más importante, si la importancia histórica de poder escribir una pagina de gloria que con el paso de los años nunca se va a poder borrar, la gloria no se compra en cualquier lugar hay que ganarla y es lo único que nunca se pierde.Esto es lo mas importante que se debe trabajar en la actualidad, la lucha con los jóvenes es cada ves mas dificultosa, las tentaciones y la llegada del dinero fácil es una lucha a veces desigual para el cuerpo técnico, por lo tanto se debe poseer profesionales cada ves mas competentes para poder contener estos inconvenientes.Estimado doctor este es mi pensamiento, soy un simple profesional que vuelca sus experiencias un abrazo muy grande

Profesor Gerardo Salorio

Etiquetas: , , ,

05/12/2007 18:55 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Congreso Internacional Psicología Deportiva Univ. Mayab

20071210134154-dsc01016.jpg 

Congreso Internacional Psicología Deportiva Universidad Mayab

Noticias

http://www.idey.gob.mx/noticias/ver_noticia1.asp?id=3123

http://www.idey.gob.mx/noticias/ver_noticia.asp?id=3062

Mérida, Yucatán, México. La Gobernadora Ivonne Ortega Pacheco inauguró el Congreso Internacional de Psicología deportiva, dirigida a deportistas, entrenadores y educadores de la cultura física y el deporte en México, evento que se realizó en el Auditorio de la Universidad del Mayab.

Ortega Pacheco estuvo acompañada en el presidium por el RP. José María Sabín Sabín, rector de la Universidad del Mayab, Dr. Porfirio Trejo Zozaya, director del IDEY, Lic. Tito Sánchez Camargo, regidor de Deportes del Ayuntamiento de Mérida y Prof. Carlos Briceño Alonso, director de Educación Física de la SEGEY, durante la ceremonia de inauguración.

En dicho congreso fueron presentados a los diferentes ponentes entre los que se incluyen los cubanos Dr. Francisco García Ucha, Psicólogo Jorge López Abascal y LEF. Narciso Boue García, además de los mexicanos Alejandro González Novelo y Alejandro Escalante.

Durante los 3 días del evento se contará con la participación de destacados ponentes en las áreas de psicología deportiva de trayectoria internacional, así como con la exposición de experiencias deportivas de diferentes dirigentes deportivos.

Las conferencias se realizarán los días 5, 6 y 7 de diciembre, terminando el próximo viernes a las 14.30 horas cuando se realizará la clausura y entre las principales ponencias se contó con las conferencias "la psicología del Deporte: retos y desafíos" a cargo del Dr. Francisco García Ucha, "Perspectivas actuales en la Metodología Del Entrenamiento" a cargo del LEF. Francisco Boue García y "Competencias Deportivas, aspectos psicológicos del Deportista" por el Psic. Jorge Luís López Abascal.

Mérida, Yucatán, México. Del 5 al 7 de diciembre se realizará en la Universidad del Mayab el Congreso Internacional de Psicología Deportiva que organizan de manera conjunta la Unimayab y el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Educación y el Instituto del Deporte, dónde estarán presentes diferentes ponentes internacionales.

El Dr. Francisco García Ucha de Cuba quien es egresado de la Facultad de Psicología de la Universidad de la Habana y Doctor en Ciencias Psicológicas del Instituto "Manuel Fajardo" de Cuba que fue psicólogo de las delegaciones deportivas de su país en los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

Otro de los ponentes es el Dr. Jorge Luís López Abascal, graduado con el Título de Oro en la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana, Cuba que ha participado en la preparación psicológica de atletas de élite para Juegos Panamericanos, Centroamericanos, Copas del Mundo y los Juegos Olímpicos de Atlanta en 1996, Sydney en 2000 y Atenas en 2004.

El LEF. Narciso Bowe García, licenciado en Cultura Física con postgrado en Planificación Deportiva, Psicología y Masoterapia. Sus atletas han obtenido medallas en los Juegos Centroamericanos y Universitarios y finalmente, el Maestro Alejandro González Novelo de México que es Licenciado en Psicología con maestría en Terapia Familiar, una especialidad en orientación vocacional y un diplomado en hipnoterapia clínica. Es terapeuta en el Instituto "Albert Ellis" de Nueva York y es director de la Escuela de Psicología de la Universidad del Mayab

El Prof. Raúl Comas Bolio, coordinador deportivo de la Universidad del Mayab de manera conjunta con el Dr. Porfirio Trejo Zozaya, director del IDEY y Prof. Carlos Briceño Alonso, director de Educación Física de la SEGEY, son los promotores principales de éste Congreso Internacional.

http://www.idey.gob.mx/noticias/ampliar_imagen.asp?id=13406

Galeriade fotos

http://www.mayasdeyucatan.com/news/?p=91

Mayas de Yucatán

 

10/12/2007 13:33 ucha #. sin tema Hay 2 comentarios.

Fotos finales Congreso de Psicología Deportiva UniMayab

20071211011828-slide0001-image002.jpg

 

En la foto el Prof. Raúl Comas Bolio, Coordinador Deportivo de la UniMayab, Dr. Francisco Garcia Ucha, Subdirector de Investigaciones y Docencia del Instituto de Medicina del Deporte de Cuba, Lic. Nury Suemy, y el Lic. Jorge Luis Lopéz Abascal Subdirector de Psicología del Deporte del Instituto de Medicina del Deporte de Cuba. 

11/12/2007 01:18 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Sociedad Iberoamericana de Psicología del Deporte Guatemala

20071211012631-slide0001-image002.jpg
11/12/2007 01:26 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Referencias sobre jóvenes deportistas y desordenes alimentarios

 

David P. Dillard

Publicó una lista de referencias bibliográficas sobre:

Youth Sports and Disordered Eating

Here are some article citations that may help provide you with content and ideas you can use in your article. Weighing the odds for young overweight athletes

Burnell, Susie.

Sports Coach 2004 v. 27 no. 2 p. 17-19

Exercise and children's health

Lou J E,

Current Sports Medicine Reports 2002 December v. 1 no. 6 p. 349-353

Nutrient Needs of Young Athletes

Willenberg, Barbara; Hemmelgarn, Melinda

Elementary School Journal

v. 91 no. 5  p. 445-456  May 1991

Weight control through exercise and diet for children and young athletes

Williams, M. H.

Academy Papers: American Academy of Physical Education

1985 no. 19  p. 88-113

Risk factors for no contact ankle sprains in high school football players: the role of previous ankle sprains and body mass index

Tyler T F

American Journal of Sports Medicine

2006 March v. 34 no. 3 p. 471-475

Elitism in Youth Sports Yields Physical Fatness

Reed, Ken.

New York Times

2/1/2004 v. 153 no. 52746 Sports Sunday p. 15

Oxygen-Uptake Efficiency Slope as a Determinant of Fitness in Overweight Adolescents

Drinkard, Bart; Roberts, Mary D.; Ranzenhofer, Lisa M;

Han, Joan C.; Yanoff, Lisa B.; Merke, Deborah P.; Savastano, David M;

Brady, Sheila; Yanovski, Jack  A.

Medicine and Science in Sports and Exercise

October 2007 v. 39 no. 10 p. 1811-1816

Fatness, Fitness, and Cardiovascular Disease Risk Factors in Children and Adolescents

Eisenmann, Joey C.; Welk, Gregory J.; Ihmels, Michelle; Dollman, James

Medicine and Science in Sports and Exercise

August 2007 v. 39 no. 8 p. 1251-1256

11/12/2007 01:35 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Arbitrar es mucho más que conocer el reglamento

20071215220114-slide0001-image002.jpg

 

 

 

Arbitrar es mucho más que conocer el reglamento

Sergio Reinaldo Lauseker.  (Paraguay) Psicólogo, especializado en deporte

Uno de los temas deportivos más comentados en la semana es el arbitraje. Es una lástima, nadie se acordó ni comentó el golazo de Diego Martínez por ejemplo, de la estupenda actuación de Pablo Zeballos o de la regularidad que mantiene el tremendo jugador Ramón Cáceres del "3", o del excelente trabajo que está realizando Leonardo Bordad, arquero de estimables condiciones, que con sacrificio, dedicación y esmero es el titular bajo los tres palos del Olimpia, relegando inclusive a uno de los arqueros de la selección paraguaya, pero  entiendo: esto no vende. Me adhiero totalmente a lo que dice Xavier de Losantos Omar, ex-árbitro profesional de la liga española de fútbol: "Vivimos una actualidad excesivamente presionante, parece que estamos subiendo una cuesta empinada que no tiene fin, y el ambiente recuerda esos días de verano en los que no se puede ni tan siquiera respirar. Busquemos una sombra en la que nos podamos refugiar y, refrescándonos, reflexionemos." Según comentaban mis abuelos, y mi padre que sigue disfrutando y sufriendo del fútbol, la cuestión arbitral en nuestro país es de larga data, y no precisamente por lo bueno. Con más de 3 décadas de fútbol acuesta también sigo conviviendo con titulares que dicen: "Libertad y la punta van de la mano" o con mensajes que dicen: "Circulo de árbitros 39 puntos, Cerro Porteño 38..." tirando por tierra todo el sacrificio de los equipos en disputa. ¡Cuánto daño, injusto e interesado, condenan (condenamos) al arbitraje, y por ende al fútbol!

Todos tenemos en claro que el primer componente que debe tener una persona para ser árbitro es el de ser honrado y honesto, dicho de otra forma, no corrompible ni sobornable. Pero en nuestro fútbol de lo que menos se habla son de estas cualidades personales, lanzando frases o términos que golpean al oído como: conspiración, manipulación, etc., etc.

Está visto que arbitrar es mucho más que conocer el reglamento, a mi juicio se le debe agregar: el esfuerzo y trabajo mental, preparación física, responsabilidad, aptitudes comunicativas y de relaciones humanas. Hago hincapié en el esfuerzo mental, aspecto en el que se tiene en cuenta el grado de concentración necesario para el desarrollo de las funciones que le corresponde al árbitro, y es oportuno introducir aquí a los "Líneas" o "Jueces de raya" como se los conoce en la jerga popular, parecería ser que cuando hablamos de los árbitros los "banderines" no entran en juego. Ellos también tienen una responsabilidad enorme en el transcurrir del juego, una posición adelantada, o si una mano fue dentro o fuera del área es trabajo que le compete en mayor grado a los "líneas".

Me permito citar al excelente árbitro profesional de fútbol Carlos Manuel Torres, que reconoció públicamente el haber cometido un grueso error al no observar la mano cometida por un jugador liberteño y sí ver la infracción que el portero de Nacional comete en esa jugada sancionando un tiro libre que al final favoreció a Libertad. Haciendo honor a su honestidad y sinceridad Carlos Torres dijo al programa Purofútbol de Radio Ñandutí: "Me hubiera gustado tener cámaras -de televisión- en mis ojos para que se pueda mostrar a la gente cómo he visto yo esa jugada" y por último dijo: "lamento que ese error haya beneficiado a un equipo, perjudicado a otro y afectado al mismo tiempo a (...) Cerro Porteño. Asumo el error como una falla del grupo arbitral, en el cual el responsable principal soy yo" Carlos M. Torres  demostró toda su grandeza como persona y es ahí donde apunto la falencia de muchos otros.

No estoy descubriendo nada, pero creo que no hay crisis "solo" en el arbitraje, creo que la crisis está en el fútbol paraguayo, creo que la crisis está en la sociedad paraguaya, creo que la crisis está en todos los medios que tienen que ver con el fútbol en el país. Lo que nosotros tenemos que apuntar es que el arbitraje es el equipo de nadie.

El tema del arbitraje sirve para hacer noticia cuando de pronto se comete un error en un partido o el árbitro realiza un trabajo discutido, pero esto no es relevante para el fútbol. En mi opinión lo importante es pedirle a los árbitros que cooperen cada vez más con el fútbol de alta competencia, que no se dejen convencer por la coyuntura, por la inoperancia del jugador incapaz que quiere la complicidad de un árbitro cuando no puede más con su condición física.

lauseker69@yahoo.com.ar

15/12/2007 22:01 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El manejo de las emociones en los arqueros.

20071217025020-tiro-con-arco.jpg 

El "manejo" de las emociones y el deportista

Sergio Reinaldo Lauseker.  (Paraguay Psicólogo, especializado en deporte

El deporte es una actividad altamente compleja, donde se pone de manifiesto la personalidad de los participantes. El estudio de los distintos elementos que se conjugan en la participación del hombre con la actividad deportiva y su sentido psicológico está en la base de los trabajos que se pueden realizar con ellos, nos dice en una parte de su libro "Herramientas psicológicas  para entrenadores y deportistas" el Dr. Francisco García Ucha, de Cuba.

La posición de arquero exige al máximo el manejo de las emociones, por que así como "eleva" el rendimiento deportivo, también lo puede "bajar" o reducir dicho rendimiento. Es importante que el jugador sepa controlar sus emociones.

Cuando las emociones no se pueden controlar, crea un problema que afecta al atleta, al grupo y al cuerpo técnico. ¿Por qué fue expulsado Roberto "El toro" Acuña en el juego Olimpia - 12 de Octubre? Clubes del fútbol paraguayo, posiblemente por no controlar sus emociones, a sabiendas de que ya contaba con una tarjeta amarilla durante el juego y al convertir un gol "la alegría invade, la emoción es incontrolable" y digamos que por un festejo desmedido se gana la segunda tarjeta amarilla y... a las duchas antes de que culmine el juego. La Real Academia Española dice que la emoción es:

1.f. Alteración del ánimo intensa y pasajera, agradable o penosa, que va acompañada de cierta conmoción somática.

2. f. Interés expectante con que se participa en algo que está ocurriendo.

En circunstancias como las expuestas, las emociones pueden exasperarnos, es decir esa "rabia" o emoción contenida puede expresarse en errores trascendentes que afecta la participación en el juego o en la actividad deportiva. Por ello se requiere que los deportistas tengan conocimiento y las formas de manejar con destreza el torrente de su manifestación que sube en nuestros corazones y muchas veces amenaza ahogarlos.

La colega Patricia Wightman sostiene que la psicología del deporte sabe que "las emociones óptimas para el mejor rendimiento son individuales" y que cada atleta debe buscar las suyas y entrenarse para rendir con ellas. Prepararse mentalmente igual a otro atleta, solo porque aquél triunfó no es una garantía de éxito. Sus emociones pueden ser ideales para él, nefastas para Usted. Por esto el trabajo mental hoy debe centrarse en que usted y su grupo de trabajo (entrenador, preparador físico, psicólogo, etc.) entiendan cuales son las mejores emociones, tanto positivas como negativas, que lo pueden llevar a su pico de rendimiento. Tradicionalmente se ha puesto mucho énfasis en el estudio de la ansiedad y su influencia sobre el rendimiento. Actualmente el espectro se ha ampliado para incluir a las demás emociones.  Las emociones pueden producir:

cambios fisiológicos relacionados con el Sistema Nervioso Autónomo: cambios en el ritmo cardíaco o en  la presión sanguínea; manifestaciones positivas como por ejemplo: alegría, vigor, confianza, relajación, calma o alerta; y las displacenteras como por ejemplo: miedo, enojo, ansiedad, preocupación o insatisfacción.

Existen emociones "negativas que mejoran el rendimiento" y emociones "positivas perjudiciales para el rendimiento". Se debe entender que esto toma en cuenta la existencia de emociones positivas que perjudican el rendimiento y de emociones negativas que mejoran el rendimiento. Uno de los ejemplos más claros es el del enojo que muchas veces impulsa a algunos deportistas hacia la acción mientras que hace que otros se quedan "enroscados" en sí mismos y no rindan de acuerdo con su potencial.

Es fundamental recalcar que cada deportista tiene su propio perfil Emocional Óptimo que se debe evaluar individualmente.

Por ejemplo, las emociones en juego durante una competencia seguramente van a ser diferentes que las involucradas durante un entrenamiento. La importancia de detectar cómo las emociones afectan el rendimiento de cada deportista radica en que luego se puedan desarrollar estrategias y aprender técnicas que lleven al deportista a tomar conciencia de su estado emocional y que pueda reproducir aquellas emociones que lo ayudan y evitar aquellas que lo perjudican.

Esto requiere de una intervención psicológica individual que lleve al deportista hacia el camino del auto conocimiento y la optimización del rendimiento.  La emoción es un "fluir" y  este "fluir" es la llave para una vida óptima, aunque eso no signifique estar totalmente "feliz". El científico Húngaro-americano Mihalyi Czikszentmihalyi dijo: Fluir es una experiencia positiva e ideal de gozar y divertirse en el deporte, precursora de lo que sería "la Felicidad". En otras palabras, es la habilidad de estar totalmente inmerso en una actividad, por un período de tiempo, en donde la atención está centrada en la tarea y nada más importa.

lauseker69@yahoo.com.ar

15/12/2007 22:04 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Ganas de vivir. Ganas de jugar

20071217024944-6863128-7-2.jpg 

Ganas de vivir. Ganas de jugar

Sergio Reinaldo Lauseker.  (Paraguay) Psicólogo, especializado en deporte

La vida y el fútbol van tomados de la "mano" para esta gran persona, llamada Julio González Ferreira. Por tantas historias duras, adversas, tristes y dramáticas ha pasado el fútbol, que hoy, también me emociono con la otra cara de la moneda: el ejemplo de vida que nos da Julio. Así como trajo tanta alegría a su familia cuando vino al mundo un 26  de agosto de 1981, también nos trajo tanta tristeza un 22 de diciembre de 2005, cuando en busca del aroma a flor de coco y del abrazo  familiar, el jugador paraguayo del Vicenza -en aquel entonces - fue víctima de un terrible accidente de tránsito, en la carretera rumbo a un aeropuerto de Italia. Julio perdió el control de su vehículo y chocó sucesivamente contra dos camiones, y en consecuencia los médicos le amputaron el brazo izquierdo. Su carrera futbolística tendría que haber acabado en ese instante, según los médicos que lo atendieron.

Pero Julio, valeroso, gallardo y combativo, ha decidido continuar escribiendo historias y relatos de vida tan significativos, para el siguiente capítulo de su vida. La nueva versión de su libro tiene un final feliz, para una carrera que ya se anunciaba prometedora. "El joven delantero albirrojo, que contaba con 24 años en el momento del accidente, ya había conocido los honores de la medalla de plata en el Torneo Olímpico de Fútbol Atenas 2004, y esperaba ser incluido en los planes del seleccionador nacional para la Copa Mundial de la FIFA Alemania 2006. El destino decidió otra cosa" dice en un apartado muy especial que le dedica la FIFA a Julio. Futbolísticamente, tal vez Julio se tendrá que reacomodar o readaptar dentro del campo de juego, pero para la vida, para nosotros y principalmente para el deporte, Julio ya se adaptó. Y envía mensajes a todo el mundo: "El accidente que he sufrido no ha sido tan terrible, porque me ha ayudado a comprender la verdadera belleza del mundo y de la vida", declaró con entereza, "En el hospital, he visto a personas en peores estados que el mío, pero siempre sonrientes. Hoy, yo también quiero enviar mensajes de esperanza a quienes los necesitan" "No quiero que me tomen por un chalado (chiflado o trastornado), pero en un rincón de mi cerebro guardo todavía la idea loca de volver a jugar algún día". "Quiero que me traten como a cualquier jugador, que me marquen, que me pateen, porque yo voy a jugar así". "Es una emoción muy linda, muy grande para mí haber vuelto a jugar al fútbol. Será una fecha inolvidable. Es el principio de una etapa en mi carrera profesional", afirmó al término del partido, donde su club el Tacuary empató con Olimpia, el 16 de noviembre pasado. Julio, el jugador más ovacionado por el público que asistió al estadio del Olimpia, agregó: "sólo faltó el triunfo" pero sin embargo, Julio, ese encuentro deportivo fue el mejor gol de tu vida.

Un gladiador

Fuerte fue el impacto del accidente que sufrió Julio, fuerte fue el golpe emocional que nos dio cuando ingresó al campo de juego, y para demostrar a propios y extraños  que mantiene intacta su habilidad futbolística,  en menos de lo que dura un pestañeo realiza un auto pase y le regala a Roberto "El Toro" Acuña un hermoso "túnel o caño" para el deleite de todos. Si anteriormente su 1,91 de estatura imponía respeto futbolístico en el área como un buen número 9, ahora su esbelta figura ya no sólo impone respeto, sino que: admiración, orgullo, ejemplo, emoción y alegría.

Ojala el paradigma de Julio, sirva para que muchos jugadores que con el cuerpo completo que poseen, y que no hacen ni el cincuenta por ciento de lo que Julio está realizando, lo tengan como espejo y modelo. Y como si todo lo pasado y vivido por Julio fuera poco, tiempo después del accidente fallece su querida madre, la señora María Estela, ¡qué golpe! pero Julio parece estar hecho para estas cosas, porque la otra explicación del audaz resurgimiento de Julio, aparte de su voluntad de hierro, es su familia. "Cuando me percato del peligro que corrí, el hecho de poder regresar a casa, y de hablar y jugar con mis hijos es un don de Dios", dice Julio. Por las ganas de vivir, las ganas de jugar, la superación constante, la emoción y el ejemplo de vida que proyecta, es una victoria deportiva mencionar: JULIO GONZÁLEZ FERREIRA... GOL!

lauseker69@yahoo.com.ar

15/12/2007 22:05 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

A los directores Técnicos

 

A los Directores Técnicos, con mucho respeto

Sergio Reinaldo Lauseker. (Paraguay Psicólogo, especializado en deporte

Debo decir que siento admiración y respeto por el trabajo que realizan todos los técnicos que trabajan en el deporte, con esto, no estoy ignorando a los preparadores físicos oportunamente dedicaremos un espacio para los mismos Me centraré en el protagonismo que tienen los técnicos y en especial a los que se dedican al fútbol. Veo y llego a sentir que poseen una trascendencia hasta si se quiere sobrenatural sobre el equipo, un "todo poderoso".

Es oportuno aclarar que no haré referencias particulares, sino que, me referiré a todos por igual. De hecho, el técnico es y debe ser el líder de todo grupo o equipo, de ahí, que todos posean esa cualidad, calidad y actitud para desempeñar el rol... La experiencia "in situ" deja sus dudas. Existen técnicos que por el sólo hecho de haber sido "muy buen jugador", asumen la responsabilidad de dirigir un equipo, es cierto, realizan un curso para entrenadores de 1 o 2 años pero eso no basta. Si pedimos y apuntamos a gritos que los atletas deben tener una formación integral, ¿qué tipo de formación deberíamos pedirle a los técnicos? como mínimo lo mismo. Ellos son gerenciadores de recursos humanos, un entrenador comanda y dirige personas y para el mismo, debe poseer capacidades acorde al rol requerido, es decir: conocer a todo el plantel, manejar las diferencias individuales, saber escuchar, dialogar y explicar, temperamento, carácter y personalidad, nivel escolar-cultural y hasta la familia de los jugadores.

El deportista, y principalmente el futbolista es un ser muy especial, que necesita de constante estímulo positivo y "palmoteo" de su jefe, de su líder, de su director técnico, de quién lo "pone" y lo "quita" del equipo. Más de uno se preguntará, ¿por qué existen técnicos tan exitosos? ¿Qué tiene el que viene de afuera? ¿Es diferente un técnico paraguayo formado fuera de casa? ¿Dónde está el problema? En una mañana cálida de primavera allá por 1986 decía mi padre: "mi hijo, para conocer y saber un poco más deberás salir de tu casa" y esta frase con mis 17 y tantos años de edad, en gran parte marcó el rumbo de mi vida. Traigo a colación esta anécdota porque nuestros técnicos -no todos- se vuelven reacios a seguir formándose. Hagamos una encuesta entre todos los técnicos en actividad y preguntemos: ¿Cuál fue el último curso de especialización o actualización que realizó y en qué año? Qué sería de un psicólogo, de un abogado, de un médico o de un docente si se estancara con su título y no se actualizara, ¿tendrían credibilidad sus trabajos?  La respuesta cae de maduro.

En gran parte el fútbol y el futbolista paraguayo sufre aquí dentro como cuando sale afuera, porque todos apuntan a sus piernas y casi nadie apunta a la cabeza, parte importante del cuerpo humano que guía todo el andar de una persona. El técnico es el profesor y los jugadores son los alumnos, con las primeras dos o tres clases el alumno ya quita "sus" conclusiones sobre "su" profesor; los futbolistas lo hacen de la misma forma. Decía el gran Bill Shankly "Juega como si nunca pudieses cometer un error, pero no te sorprendas cuando lo hagas" y "Si estás en el área de penal y no sabes que hacer con la pelota, métela en la red y ya discutiremos las alternativas más tarde".

Un ejemplo de todo lo planteado es Bill Shankly, será recordado más por sus méritos como el hombre que dirigió al Liverpool F C en su periodo de dominio en el fútbol inglés durante los años 60 que como jugador, a pesar de ser un futbolista de talento. Shankly era capaz de obtener lo mejor de sus jugadores, añadiendo al talento el esfuerzo. Hacía creer a sus equipos en sus propias fuerzas para ganar. Cuando sus jugadores se hicieron mayores y se dispersaron, Shankly rehizo un nuevo equipo, logrando el campeonato inglés en 1972/73 así como la Copa de la UEFA.

lauseker69@yahoo.com.ar

15/12/2007 22:06 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Jet Lag 1

20071217024918-mundo1.gif 

LOS DESAJUSTES DE LOS RITMOS CIRCADIANOS DEL DEPORTISTA EN VUELOS DE LARGA DISTANCIA, UN ANÁLISIS IMPORTANTE PARA LA PREPARACIÓN OLÍMPICA.

Dr. C. René Romero Esquivel

 DTM 

El deporte de alto rendimiento, en su conceptualización, encierra el  perfeccionamiento bio-psico-funcional del atleta desde todos los puntos de vista, con otras palabras, exige de ese organismo vivo, clasificado como Talento deportivo el eficiente y eficaz funcionamiento de este, para alcanzar altos niveles de productividad competitiva ó de resultados deportivos. Todo este fenómeno de expresión social trae consigo el perfeccionamiento sostenible de medios, métodos y sistemas con el propósito de optimizar los recursos naturales del ser humano disponibles, con herramientas científico-metodológicas naturales, ó sea el talento de nuestros atletas, con el respaldo de los conocimientos y experiencias de los entrenadores, metodológos, médicos y otros profesionales que giran en torno al apoyo de las ciencias aplicadas a esta actividad competitiva.

En el deporte de alta competición, no solo con el talento humano competitivo,  se alcanzan siempre los mayores éxitos. Para estos fines es sumamente necesario la utilización de diferentes técnicas y proporciones de apoyos tanto en la Logística de Dirección y Gestión del proceso, como también en la organización técnico metodológica de las cargas del entrenamiento sistemático y su control.

Es  conocida por todos los especialistas de esta esfera la importancia que tiene tanto para el entrenador, como para el atleta, tener conocimiento de los escenarios competitivos. Esto brinda la posibilidad de elaborar con una proyección estratégica los ciclos de Modelaje competitivos pertinentes.

Cuando se producen cambios  de horarios bruscos al viajar, se origina una discordancia de las funciones orgánicas y de la capacidad para el trabajo entre los ritmos diarios y los nuevos horarios. Concretamente, el desajuste del ritmo diario natural del desempeño cotidiano, mediante los sincronizadores exteriores (intensidades de la Luz y temperatura del día) durante los vuelos de larga distancia, se manifiesta como una de las causas primordiales del estrés temporal.  

Inmediatamente después del vuelo, los ritmos habituales no se acoplan al cambio de día y noche del lugar nuevo, experimentándose  una falta de sincronización exterior.   Más tarde, debido a la reestructuración de las funciones del organismo en diversos momentos, tiene lugar una discordancia, es decir, una inestabilidad interior (O. P. Panfilov 1986)   Las consecuencias de este síndrome se caracterizan por incomodidad, alteración del sueño, disminución del rendimiento al realizar cargas de distinta orientación metodológica (K. E. Klein et al. 1972; D. W. Hill et al 1993), disminución de los resultados deportivos (J.O. Davis, 1988; M. Ledoux, 1988), etc. Estos efectos psicobiológicos, producidos por la influencia externa de los cambios bruscos de la luz y la temperatura del medio ambiente, provocados por los largos viajes a que se someten  nuestros atletas para participar en los múltiples eventos competitivos que existen, es también conocido como el síndrome del JET-LAG.

Si la diferencia horaria del viaje es de 7 horas, sólo se observa alguna reacción al sexto día como consecuencia del ajuste relativo del organismo a las condiciones del cambio.   En esta situación, los cambios más  importantes suelen ser los que conciernen  a los ritmos de los  procesos fisiológicos y físico-químicos que afectan a los órganos, a las células  y a las estructuras  sub-célulares  y  que son determinantes en la composición de la  sangre y  de los líquidos tisulares se mantienen durante largo tiempo  en el nivel habitual y  su transformación tiene lugar al cabo de un período  de tiempo más prolongado.

Otros especialistas consiguieron resultados análogos. La alteración del ritmo como fruto de un vuelo de más de 6-7  horas (cambio  de huso horario) repercute en una evidente desarmonía  de los ritmos diarios influyendo, a su vez, en las capacidades del rendimiento y en las reacciones fisiológicas a las propias cargas.   La adaptación a las condiciones nuevas exige un tiempo considerable.

Paralelamente, la velocidad en el desarrollo de las reacciones de adaptación se diferencian de la de otros índices y al mismo tiempo, se puede decir que viene determinada en cierto modo por las características particulares de los deportistas y también de las particularidades de cada deporte,  oscilando entre los 2 y 18 días (L.S. Rosenblatt et al. 1973; K.E. Klein et al. 1977).  En el momento de despertarse y de acostarse la actividad psicomotora y mental se normaliza habitualmente según múltiples autores, cuando han transcurrido de 2 a 7 días; la velocidad de reacción a los 2 días; la temperatura interna a los 4 -6 días; la frecuencia cardiaca a los 6-8 días; la capacidad para el trabajo se recupera al cabo de 3-5 días; otros índices se normalizan más tarde, tras 7-10 días o más (T. Sasaki, 1980; J. E. Wright et al. , 1983). Por ejemplo, según  los datos de O.P. Panfilov (1986), con el cambio de 7-8 franjas horarias los valores de VO2 máx. disminuyen bruscamente a lo largo de los 2-3 días posteriores al vuelo, después se van recuperando paulatinamente hasta alcanzar  los resultados iniciales e incluso más elevados a los 7-13 días, produciéndose una normalización total tan sólo al cabo de 18-20 días.

La adaptación al movimiento de varios tipos y las dificultades diversas exigen un período de tiempo diferente. La recuperación de las capacidades coordinativas complejas, se produce más lentamente que la de las simples (K.Klein et al., 1972) Las capacidades de fuerza rápida de los deportistas se ven restablecidas con mayor rapidez que la capacidad para realizar un ejercicio prolongado que exija un elevado nivel de resistencia (V.N.Platonov, 1991). Debido a todo ello, es evidente que los deportistas especializados en aquellas modalidades caracterizadas por una elevada dificultad  de coordinación y por exigencias de los diversos  sistemas funcionales del organismo, se adaptan de un modo diferente a las nuevas condiciones temporales.

En una investigación realizada hace algunos años (D.W.Hill et al. , 1993) se estudió la influencia que ejercían los vuelos en dirección al oriente y a occidente sobre la capacidad de trabajo de los deportistas durante la ejecución de un ejercicio de carácter variado (Juegos con pelota y Combate). Se concluyó que los vuelos de larga distancia casi  no influyen en el nivel de fuerza isométrica de la mano pero, sin embargo, provocan un descenso significativo tanto de la  fuerza rápida como de la fuerza lenta dinámica al día siguiente del vuelo.   En los últimos días la fuerza se recupera hasta alcanzar el nivel inicial e incluso, puede superarse.   En lo concerniente a la calidad del sueño, muy al contrario, el efecto ya se manifiesta con suficiente intensidad desde la primera noche.   Este estado está supeditado al cansancio general, ya que al día siguiente el sueño empeora, o es mayor. se observaron cambios.

Valores promedios del 1951 hasta el Verano del 2007 de temperatura y humedad relativa de la sede olímpica de Beijing 2008

Indicadores estudiados 

Agosto 1-10

Agosto 11-20

Agosto 21-31

Media de 24 hr Temperatura (F/C)

78.4 / 25.8

76.5 / 24.7

75.0 / 23.9

Media de Temperatura Máxima (F/C)

86.7 / 30.4

85.1 / 29.5

84. 6 / 29.2

Temperatura Máxima Excepcional (F/C)

100.9 / 38.3

95.5 / 35.3

96.3 / 35.7

Media de Temperatura Minina (F/C)

71.4 / 21.9

69.3 / 20.7

66.7  / 19.3

Temperatura Minina Excepcional (F/C)

60.1 / 15.6

57.9 / 14.4

52.5  / 11.4

Precipitación (in/mm)

3.6 / 91.2

2.62 / 66.5

1.3 / 32.7

Media de los días de lluvia

5.1

4.1

3.6

Humedad Relativa (%)

81

79

75

Media de la Velocidad del Viento (m/s)

1.7

1.6

1.6

Media de los Dias de Viento Fuerte

0.20

0.27

0.14

Media da Presion de Aire (mm Hg / mbar)

751.3 / 1001.7

752.9 / 1003.8

752.8 / 1003.6


Los vuelos de larga distancia también fomentan una disminución considerable de la capacidad de trabajo: la capacidad  anaeróbica láctica y aláctacida disminuyen a lo largo de los primeros dos días después del vuelo.   La recuperación de la capacidad de trabajo surge al tercer o cuarto día ( ver Grafica 1). La disminución de la fuerza, de la capacidad de trabajo, así como de la calidad del sueño, se comporta con alteraciones en los parámetros psicológicos importantes, tales como empeoramiento del estado de ánimo, aumento de la fatiga, depresión, estados que normalmente aparecen tras los vuelos en dirección hacia el este.

 

Etiquetas: , ,

16/12/2007 18:57 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Jet Lag 2

20071217015219-slide0001-image002.jpg

 

 

LOS DESAJUSTES DE LOS RITMOS CIRCADIANOS DEL DEPORTISTA EN VUELOS DE LARGA DISTANCIA, UN ANÁLISIS IMPORTANTE PARA LA PREPARACIÓN OLÍMPICA.

Dr. C. René Romero Esquivel

 DTM

En lo que concierne a las capacidades de fuerza y a la capacidad de trabajo, según la Literatura revisada a nuestro alcance, después del vuelo hacia el este o hacia el oeste no se observaron cambios.

En los desajustes de los ritmos diarios y en el tiempo indispensable para la adaptación a las nuevas condiciones se observan diferencias individuales importantes. Cerca del 25% de las personas tras un vuelo que cruza 5-8 franjas horarias casi no siente ninguna molestia a causa del brusco cambio horario. Por otro lado, el 20-25% de la gente se adaptan con gran dificultad o simplemente no pueden adaptarse. Los deportistas entrenados y habituados a competir en diferentes horarios y que a menudo realizan vuelos de larga distancia y están acostumbrados al cambio de ritmo diario, se adaptan al cambio de horario con mayor rapidez que aquellos  que poseen un ritmo diario estable (C. W. Winget et al., 1985; J. Crakes, 1986). Existen datos que demuestran que la sincronización de los ritmos diarios después de un vuelo hacia el oeste se produce con una velocidad  de 95 minutos por día, mientras que tras un vuelo hacia el este, es de 57 minutos por día (F. P. Suslov, 1995).

Durante los vuelos hacia el oeste la adaptación se produce un 30-50% más rápido y con mayor facilidad que durante los vuelos hacia el este. Dicha asimetría tiene su fundamento en el hecho de que el período natural del ritmo cotidiano, si lo comparamos con la mayoría de las funciones vitales, supera las 24 horas. Por eso, a la persona le resulta más fácil " alargar" su día tras un vuelo hacia el oeste que " acortarlo" en un vuelo hacia el este (K. E. Klein et al., 1977, A. N. Nicholson et al., 1993). El continente australiano y en particular  Sydney, ciudad sede de los próximos Juegos Olímpicos se encuentra situada a los 35º de latitud Sur y en los 150º de longitud Oeste.

En los vuelos hacia el este el nivel de cambio producido en la capacidad para el trabajo y en los procesos fisiológicos importantes es superior. Durante los primeros cinco días después del vuelo hacia el este se observa una alteración más profunda del sueño y de las capacidades psicomotoras  y mentales, en comparación con los cambios provocados por un vuelo hacia el oeste (C. M. Winget et al., 1985). Es por este hecho que si para llegar al lugar en el que se celebrará la competición, el atleta debe pasar por 10-12 franjas horarias es mucho más ventajoso volar en dirección este.

Al traspasar 5-8 franjas horarias en dirección oeste los deportistas se duermen la primera noche con mayor facilidad si durante el vuelo han pasado la noche despiertos y en consecuencia el momento de descanso nocturno tarda en llegar considerablemente (J. M. Taub, B. J. Berger, 1973; A. N. Nicholson et al., 1993). Esto permite descansar bien tras el vuelo. Durante  las 2/3 noches siguientes es posible que se produzca un estado de insomnio a medianoche. La estructura normal del sueño se recupera a los 2/4 días (C. A. Czeisler et al., 1980). El vuelo hacia el este está estrechamente vinculado a una aguda alteración del sueño. Los intentos durante muchos días ( 5/6 o más) de acostarse más temprano no obtienen el éxito esperado. Es oportuno señalar, que los vuelos en dirección este (de regreso de Europa para la Habana) normalmente se realizan por la noche y el pasar toda la noche despierto durante el vuelo puede provocar que el deportista se duerma con facilidad y descanse mucho durante la primera noche. De este modo, las necesidades de descanso ya están cubiertas en los días sucesivos y el deportista inevitablemente se despertará frecuentemente durante la noche y padecerá insomnio según A .N. Nicholson, 1993.

Es necesario examinar la influencia que ejercen tanto los vuelos de larga distancia como los cambios de husos horarios en el estado psicológico del deportista. Es evidente que en el deportista influyen diversos  tipos de estrés, que pueden comportar tanto un carácter positivo como negativo. La naturaleza del estrés puede ser bien de carácter general, nivel de vida, alimentación, estudios, trabajo, relaciones familiares o con los amigos, clima, tiempo atmosférico, sueño salud, etc./ o específico, es decir, vinculado con las actividades de entrenamiento y de competición / capacidad de trabajo en el entrenamiento y en las competencias, cansancio y recuperación, nivel técnico/táctico, necesidad de descanso, interés por los ejercicios y por la actividad, sensación de malestar en los músculos y órganos internos, etc.-B. S. Ruchall, 1975; W. R. Morgan, 1980).

Los desajustes de los ritmos diarios de las diversas funciones vitales influye en todas las fuentes de estrés mencionadas anteriormente, alterando de este modo el estado psicológico del deportista. El cambio de 5-8 franjas horarias provoca un brusco aumento en la cantidad de síntomas negativos durante la valoración de las reacciones sugeridas ante las diversas fuentes de estrés de la vida ordinaria y del entrenamiento y competición (B. S. Ruchall, 1990), lo que sirve para evidenciar un deterioro en el estado general del deportista y en su preparación para soportar las cargas del entrenamiento y de la competencia.

El regreso al propio hábitat plantea unas exigencias menos duras para alcanzar la adaptación del deportista; además, la recuperación del ritmo cotidiano transcurre con mayor rapidez que lo que había sido, su formación durante los vuelos de larga distancia en un medio ambiente poco habitual.

La fase inversa del proceso ocurre con eficiente velocidad al primer o al tercer día, dependiendo de las diversas funciones fisiológicas (<biblio>). La explicación de tal suceso debe buscarse tanto en las causas de orden psicológico como fisiológico. En concreto, se puede suponer que en relación con ciertas funciones fisiológicas la permanencia bajo condiciones nuevas durante 2/3 semanas y después de vuelos de larga distancia, es insuficiente para concluir las fases de adaptación de ciertas funciones fisiológicas. Tras el regreso al hábitat ordinario estas funciones, en particular, pueden comportar una influencia sincronizada sobre otras funciones más variables contribuyendo de este modo al reestablecimiento de su ritmo habitual (G. T. Hauty, T. Adams, 1966 b).

Es interesante remarcar que los vuelos de larga distancia en dirección norte a sur o a la inversa no influyen en los ritmos diarios; sin embargo, también conllevan una sensación de fatiga y un marcado deterioro de las funciones psicológicas  y fisiológicas (G. T. Hauty, T. Adams, 1966 c).

Mediante un régimen racional de trabajo y de descanso se puede conseguir un estado de normalización del deportista que ha realizado vuelos de norte a sur y viceversa en 1 o 2 días.

De este modo, la duración de la reestructuración de los ritmos del organismo tras vuelos de larga distancia puede establecerse en un período que abarque de 1-2 días hasta 7-10 o incluso más. Todo depende de muchas causas, entre las cuales, es imprescindible distinguir las siguientes: 

  • Vuelo de larga distancia ( un cambio en 3 - 4 franjas horarias puede resultar casi imperceptible para el organismo, sin embargo si el cambio es de 6 - 8 husos exige una adaptación completa y de bastante duración)
  • Dirección del vuelo (se soporta con mayor facilidad un vuelo en dirección oeste que hacia el este).
  • Régimen de duración similar al del vuelo precedente, una preparación previa puede facilitar, en gran manera, el proceso de adaptación.
  • Alimentación equilibrada antes, durante y después del vuelo
  • Toma de preparados y tratamientos especiales, ingestión de somníferos, utilización de luz deslumbrante, tratamientos de recuperación y tranquilizantes de carácter físico y psicológico, etc.
  • Tipo específico de deporte y de disciplina competitiva .Se produce con mayor rapidez la adaptación, las modalidades con una estructura de movimiento relativamente simple y con un entrenamiento de carácter cíclico y uniforme, sin exigir una presión duradera de las funciones orgánicas
  • Complejidad de las acciones motoras .La sincronización de los ritmos para ejecutar una acción simple; la fuerza estática; el tiempo de reacción de movimiento simple; la velocidad que para ejecutar un movimiento más complejo, sobre todo en situaciones diversas
  • Carácter de las actividades competitivas y de entrenamiento precedentes .Los deportistas que participan asiduamente en competiciones en continentes diversos y que por consiguiente se ven obligados a cambiar el horario de entrenamiento y competición, se adaptan con mayor prontitud tras los vuelos de larga distancia. Ganan en experiencia migratoria

Adaptación temporal de los deportistas después de vuelos de larga distancia.

Es costumbre destacar tres fases de adaptación de los ritmos diarios tras los vuelos de larga distancia. La primera fase (primeras reacciones de adaptación) tiene una duración de alrededor  de 1 día y se caracteriza por la presencia del síndrome de estrés, con una clara desviación de los efectos finales conseguidos a partir del nivel constante. La segunda fase de adaptación (adaptación básica) se prolonga hasta 5-7 días. En dicha fase tiene lugar  una reestructuración preliminar de las funciones del organismo y sus sistemas reguladores, incluidas las reacciones compensadoras y de ajuste. La tercera fase (final  de la reacción de adaptación) se demora de 10-15 días.   En el transcurso de este periodo de tiempo se va recuperando gradualmente el nivel estable de funcionamiento de los sistemas principales del organismo y se vuelve a la homeostasis habitual.

La manifestación y la duración de las fases mencionadas  dependen de la cantidad de franjas horarias que se sobrevuelen. Cuando se atraviesan de 2 a 3 franjas horarias el cambio en el estado funcional del organismo tiene un carácter moderado y la adaptación temporal transcurre con suficiente rapidez. Cuando las franjas horarias atravesadas superan las 5-8 horas, el ritmo diario de las funciones del organismo se ve alterado sustancialmente y el proceso de adaptación tiene una mayor duración (J. E. Wright et al., 1983; O. P. Panfilov, 1986; A. N. Nicholson et al., 1993).

Para lograr la adaptación a las nuevas condiciones horarias contribuye, especialmente, una organización correcta de las cargas, una dieta adecuada, buena convicción y motivación del proceso, un régimen correcto de trabajo y de descanso.  Al mismo tiempo, un comportamiento incorrecto del deportista en los últimos días previos al vuelo y durante los primeros días de estancia en el nuevo lugar ,puede dificultar considerablemente el proceso de sincronización del sueño y de la actividad, influir sustancialmente en el rendimiento, retardar las reacciones de restablecimiento; empeorar el estado psicológico, etc.

Las normas de adaptación en relación con el cambio de franjas horarias influyen esencialmente en la elección del lugar y en el carácter del entrenamiento en el período en el que se celebraron las competiciones principales precedentes. Esta circunstancia es sumamente problemática cuando se trata de deportistas de alto nivel, que deben prepararse para competiciones tan cruciales como puede ser el Campeonato del Mundo o los Juegos Olímpicos. Con el fin de conseguir una adaptación más eficaz, el equipo con frecuencia se traslada dos o tres de semanas antes del inicio de la competición al lugar donde se realizarán las competiciones. Muchos deportistas, unos 10-15 días antes del inicio, varían el horario de ejecución de los ejercicios de entrenamientos y el tiempo del sueño para favorecer, de esta manera, la reestructuración del régimen diario en relación con las exigencias del lugar en el que posteriormente se realizarán las competiciones (V. N. Platonov, 1991).

Al planificar el proceso de preparación de un cambio brusco de las franjas horarias es necesario recordar que la capacidad del deportista para trabajar (en particular, en las modalidades deportivas de compleja coordinación, de combate cuerpo a cuerpo y en juegos deportivos) las reacciones psicológicas complejas, las resistencia y la fuerza dinámica, están más expuesta a la arritmia, que para trabajar la fuerza estática, el tiempo de reacción de movimiento simple, las funciones psicomotoras simples o la capacidad para el trabajo en las modalidades deportivas cíclicas y de velocidad-fuerza.

Los cambios climatológicos notables, el estado de ansiedad antes de las competiciones, el ambiente inhabitual en el nuevo hábitat, así como el lugar de celebración de los entrenamientos y las competencias también pueden dificultar el proceso de adaptación temporal a nuevas situaciones. Si se tienen en cuenta estos factores y sobre todo si éstos van al unísono con la motivación correspondiente se ésta capacitado tanto para reducir la magnitud de las variaciones como para acelerar el proceso de adaptación frente a las nuevas condiciones temporales.

Una preparación previa al vuelo, configurada mediante una transformación paulatina del régimen de vida y de los entrenamientos, puede acelerar considerablemente el proceso de adaptación del deportista. Por ejemplo, antes de un vuelo hacia el oeste es conveniente que 7-10 días antes del viaje se realice una reducción del tiempo, que consistirá en avanzar una hora todas las actividades (levantarse antes, entrenarse antes, acostarse antes). A los 4-5 días y posteriormente, a los 2-3 días que preceden al día del vuelo es ventajoso reorganizar de nuevo el reparto del tiempo como antes (V. N. Platonov, 1991). La planificación de cargas físicas intensivas, teniendo en cuenta las condiciones del tiempo. también, contribuye a evitar el proceso de descoordinación en relación con el ritmo de la capacidad de trabajo y de otras funciones (C. M. Winget et al., 1985).

Para facilitar la adaptación al atravesar franjas horarias se puede aplicar varios procedimientos. El seguimiento de dietas especiales puede convertirse en un método suficientemente efectivo. La ingestión de alimentos preferiblemente proteicos durante el desayuno y el almuerzo contribuye al aumento de la  producción de catecolaminas durante el día. Una cena ligera y rica en hidratos de carbonos favorece al organismo con triptófano contribuyendo a la síntesis de serotonina durante la noche (C. F. Ehret, L. W. Scanlon, 1983). Esto significa que la alimentación con un alto contenido en hidratos de carbono y un bajo contenido en proteínas, como resultado de transformaciones

De esta forma, para una adaptación racional del organismo del deportista ante un estado de estrés temporal, es de gran trascendencia tener una alimentación equilibrada antes del vuelo, durante e inmediatamente después de llegar al lugar de destino. Por ejemplo, antes de un vuelo al oeste se recomienda comer (y esta comida tiene que incluir un alto contenido proteínico y un bajo contenido en hidratos de carbono). Durante el vuelo no es aconsejable comer mucho, pero es conveniente beber agua y jugos es grandes cantidades y abstenerse de consumir bebidas que contengan cafeína. Transcurridas 2-2,5 horas tras la llegada al lugar de destino es indispensable entrenarse con ejercicios de cargas reducidas. Es conveniente cenar hora u hora y media antes de acostarse. La cena tiene que ser ligera, con un elevado contenido en hidratos de carbono. Antes de acostarse es aconsejable tomar un baño de agua caliente para tranquilizarse y a ser posible, masajes relajantes y tratamientos psicológicos.

Asimismo y de forma simultanea a la alimentación normal, otros métodos pueden tener un papel de sincronizadores del ritmo circadiano. Frecuentemente, durante las dos primeras noches después de un vuelo en dirección oeste, y tras las tres o cinco primeras noches, si el vuelo es en particular interés la ingestión de mela tonina (hormona segregada por la glándula pineal) al anochecer. El consumo de melatonina antes de acostarse no sólo reduce la alteración del sueño(J. Arendt et al., 1987), sino que también contribuye a una activación del proceso de reorganización de los ritmos diarios del organismo(A,. Samel et al., 1991).

La utilización de la luz deslumbrante también permite prepararse para los posibles cambios en los husos horarios y facilita el proceso de interacción de los ritmos diarios. Si se expone al deportista a una luz intensa que le deslumbre unos cuantos días antes del vuelo a última hora de la noche se puede simplificar, claramente, el proceso de adaptación del deportista en el vuelo den dirección oeste(R. A. Wever et al., 1983, C. A. Czeisler et al., 1990). La emisión de un destello de luz por la noche reduce el descenso de la temperatura interna corporal y retiene la secreción de melatonina por la glándula pineal, cuya cantidad se regula por el pasa de luz y de sombra y en condiciones habituales, alcanza el punto álgido cerca de las 2 de la madrugada (G .W. Brown, 1992). Al mismo tiempo, la toma oral de melatonina elimina por completo el aumento de la temperatura interna durante la noche a causa de la luz brillante proyectada.   Con lo dicho, se argumentó la posibilidad de ingerir melatonina como agente regulador de la temperatura corporal interna y como un medio auxiliar para facilitar la adaptación del organismo ante los cambios de las franjas horarias (A. Cagnacci et al., 1993). La actividad y el rechazo del sueño mientras dura el vuelo también contribuye a ello (P. P. Roy-Byrne et al., 1984). Sin embargo, y también en este caso, la utilización de una luz deslumbrante facilita enormemente el rechazo del sueño (L. Wetterberg, 1994).

Los especialistas soviéticos pusieron una especial atención en el problema de la reestructuración de los ritmos circadianos en relación con los vuelos de larga distancia con dirección este, durante la preparación de los deportistas que iban a participar, formando parte de la selección de la ex URSS, en los Juegos Olímpicos de Seúl, en 1988. Los deportistas de la ex URSS ganaron 132 medallas (53 de oro, 31 de plata y 46 de bronce) adelantando con ventaja a los adversarios principales (las selecciones de la ex RDA y de EE.UU. (102 de oro y 92 de plata). El resultado de la participación en las diversas modalidades deportivas con medición métrica de los deportistas ante un cambio en los husos horarios resultó ser de una eficacia destacada. A ello ayudaron los resultados de las investigaciones y observaciones  llevadas a cabo en los últimos dos años previos a los Juegos Olímpicos, a partir de los cuales fueron constatados muchos factores nuevos de carácter práctico.

Se demostró que factores tales como la singularidad de las modalidades deportivas, el equipo de especialistas, el carácter de la actividad competitiva de los Juegos Olímpicos precedentes, así como las particularidades individuales de cada deportista, ejercen una influencia primordial en el tiempo y en la intensidad de la reestructuración de los ritmos circadianos. En función de estos factores, para la formación de las reestructuraciones de adaptación que son muestra de la preparación  del deportista ante la competición, en unos casos son suficientes 5-7 días mientras que en otros se exige de 10 a 15 días. Los deportistas especializados en modalidades de fuerza rápida, se adaptan con mayor rapidez que los deportistas de gran resistencia, así como los especializados en modalidades de coordinación compleja de los movimientos, en juegos deportivos y en deportes de combate.

Los deportistas experimentados con un alto nivel de entrenamiento y que a menudo, participan en competiciones en diversas partes del mundo, se adaptan con mayor rapidez (un 30-40%) que los deportistas más jóvenes, los cuales no están habituados a los vuelos de largo recorrido. Una preparación previa durante una semana antes del vuelo en la que se propondrá un cambio paulatino del horario de ejercicios para más tarde (de 1 hasta 4 h.), la aplicación de cargas intensivas y emocionales a última hora (22-24 h), el análisis a última hora de la técnica y de la táctica propuestas para la lucha competitiva en las futuras carreras, atención psicológica etc., facilita y reduce sensiblemente el período de adaptación tras un vuelo de larga distancia hacia el este. También contribuye a la misma causa la supresión, durante la última semana antes del vuelo, de un entrenamiento a primera hora de la mañana (7-9 h), levantarse y desayunar más tarde, disminuir las cargas y la intensidad del trabajo de los ejercicios matinales.

La planificación del proceso de entrenamiento durante los primeros días posteriores al vuelo exige una especial atención. La alteración del ritmo circadiano de las funciones fisiológicas y del estado psíquico es capaz de disminuir en un 30-40% la capacidad total para el trabajo en el entrenamiento, si éste se realiza  durante los primeros dos días después del vuelo, al tercer día, si bien la capacidad de adaptación aumenta, permanece en un nivel bajo (la disminución es de un 15-20%). La recuperación de la capacidad para el trabajo, dependiendo de las causas arriba mencionadas, puede ser observada a partir del cuarto día después del vuelo.

Una situación análoga puede advertirse con la reacción ante cargas estandarizadas. Durante los primeros días tras el vuelo las cargas estandarizadas comportan, ciertamente cambios más acentuados en la actividad de los sistemas funcionales  que las cargas básicas, por ejemplo, en los ciclistas y nadadores este hecho se manifiesta en una mayor magnitud en la frecuencia cardiaca y el gasto cardíaco, en un aumento de la ventilación pulmonar y del contenido de lactato en sangre. Asimismo, se retarda el de los procesos de recuperación.

La adaptación del organismo del deportista tras su regreso a casa transcurre significativamente con más facilidad, a pesar de que también depende del tiempo que se ha prolongado la ausencia. Unos cuantos cambios en la distribución del tiempo antes de efectuar el regreso (acostarse a la hora habitual) todavía facilita más el proceso de adaptación, pudiéndose dar por finalizado al cabo de 13 días.

NOTA Este trabajo ha sido realizado bajo el concepto de una recopilación bibliográfica especializada de diferentes autores que han trabajado esta temática

René Romero Esquivel

DTM

Etiquetas: ,

17/12/2007 01:52 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Crece la familia de la Psicología del Deporte

20071223205801-slide0001-image002.jpg

 

 

En la foto la psicóloga del deporte, Paula Ortiz, con su hijo Vicente, casi recién nacido y su esposo Leo, desde el Sol Pampino de Chile. Nos desean a todos un feliz 2008.Saludos y afectosUcha

 

Etiquetas: , , , ,

23/12/2007 20:58 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El arbolito que me envió mi amigo Carlos Ferres desde Uruguay

20071224212455--cid-image001.gif 

 

Tengo tantos amigos en Uruguay, en el Cono Sur completo, en Uruguay, Chile, Argentina, Paraguay y  en Bolivia. Amigos que quiero entrañablemente. Todos como tendencia, de una forma u otra nos hemos comunicado en este fin de año.

En Uruguay Carlos Ferres. Me envió este sorprendente arbolito. con sus felicitaciones por el 2008.

Allí están. también Jesús Chalela, Espasandini, Gabriel Gutiérrez, Silvana Adami, Carlos Magallanes, Fabiana Pérez, Italo Monetti, Irene da Cunda, Silvia Lavarello, Hugo Monetti Artola y me deben de faltar algunos más, que si bien no están en la lista recuerdo sus rostros, nuestro secretario de SOSUPE.

Han llegado felicitaciones de España, de México, de Yucatán, del Distrito Federal, Portugal. Brasil, Chile, Argentina, Paraguay, Perú, Ecuador, Colombia. Venezuela. Guatemala, Costa Rica, Cuba, Puerto Rico, Dominicana, Alemania, Suecia, Suiza, Australia, etc. Con todos me siento obligado y emocionado.

Para todos mis amigos comparto este arbolito de Carlos.

Que el nuevo año venga con mucha suerte y salud para todos y de esta forma, todos unidos por la Psicología del Deporte logremos fortalecer nuestra especialidad.

Saludos cordiales,

Ucha

Etiquetas: , , ,

24/12/2007 21:24 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Desde San Luís de Potosí a Buenos Aires. Ocho años de diferencia.

20071228030917-slide0001-image002.jpg

 

 

 

En la Primera foto estamos Carlos Moran Dosta, Marcelo Roffe y yo en el Congreso Internacional Psicología de la Actividad Física y del Deporte. Universidad Autónoma de San Luís Potosí 28, 29 y 30 de Octubre 1999.

En la Segunda ocho años, después de terminado el III Encuentro Iberoamericano de Psicología del Deporte. APDA con sede en la Universidad de Palermo, 5 al 6 de octubre del 2007. La foto fue tomada en la Estación del Tren de la Costa, rumbo al Tigre, sobre el 14 de octubre del 2007.

Etiquetas: , , ,

28/12/2007 03:09 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Journal of Clinical Sport Psychology.

20071230124628-0736068422.jpg

 

 

The Journal of Clinical Sport Psychology (JCSP) is intended to be a scholarly refereed journal designed to stimulate thought, promote empirical investigation, and disseminate scientifically informed knowledge related to the comprehensive psychological care and overall well-being of athletes, coaches, and sport organizations. Included will be topics relating to psychological health and well-being of athletes and coaches, psychological aspects of athletic performance, as well as issues and concerns that connect physical and psychological functioning. To subscribe to either the print or e-version of JCSP, press the Subscribe or Renew button at the top of your screen or follow this link http://www.humankinetics.com/products/journals/index.cfm

ISSN: 1932-9261 (print); 1932-927X (online)
Frequency: Quarterly (March, June, September, and December)
Editor:

Frank Gardner

La Salle University

1900 Olney Ave.

Philadelphia, PA 19141

Phone: (215) 951-1350

E-mail: gardner@lasalle.edu

Volume 1, Issue 4 (December 2007)

Eating Disorders

A Psychiatric Perspective on Athletes With Eating Disorders
Alan Currie

Psychosocial Correlates of Disordered Eating Among Male Collegiate Athletes
Trent A. Petrie, Christy Greenleaf, Jennifer E. Carter, Justine J. Reel

The Female Athlete Triad: Is the Triad a Problem Among Division I Female Athletes?
Justine J. Reel, Sonya SooHoo, Holly Doetsch, Jennifer E. Carter, Trent A. Petrie

Evidence-Based Interventions for the Treatment of Eating Disorders
Zella E. Moore, Raquel Ciampa, Jaime Wilsnack, Elizabeth Wright

JCSP, 1(4), December 2007, Copyright © 2007

Original Research

Personality Traits Relate to Heading Frequency in Male Soccer Players
Frank M. Webbe, Shelly R. Ochs

Figure Skating: A Different Kind of Youth Sport
Lori F. Cummins

 

Personality Traits Relate to Heading Frequency in Male Soccer Players
Frank M. WebbeShelly R. Ochs

Abstract

Concussions in soccer are often coincident with the act of heading the ball, and some researchers have reported that soccer heading is associated with neurocognitive decrements. This study aimed to understand (a) the personality factors that may predict frequent soccer heading, and (b) how knowledge of players' personality traits might help sport counselors persuade neurologically at-risk players to moderate their heading behavior. Sixty elite male soccer players (ages 16-34) completed structured self-report interviews, the NEO-FFI personality inventory, and the Arnett Inventory of Sensation Seeking. Players who headed most had significantly higher extraversion scores than comparison athletes and soccer players who headed less. Physical height was the best predictor of heading frequency but was not correlated with extraversion, which was also a significant predictor. Players with the typical profile of the high heading group may be more resistant to suggestion that they alter their style of play for safety reasons.

 

Etiquetas: , ,

30/12/2007 12:46 ucha #. sin tema Hay 2 comentarios.

Journal of Sport & Exercise Psychology.

20071230124852-0736010602.jpg 

Volume 29, Issue 6 (December 2007)

Sport Psychology

Predictors of Poor Sportspersonship in Youth Sports: Personal Attitudes and Social Influences
David L. Shields, Nicole M. LaVoi, Brenda Light Bredemeier, F. Clark Power
pages 747-762

Goal Striving, Goal Attainment, and Well-Being: Adapting and Testing the Self-Concordance Model in Sport
Alison Smith, Nikos Ntoumanis, Joan L. Duda
pages 763-782
Exercise Psychology

Cross-Lagged Relationships Among Leisure-Time Exercise and Perceived Stress in Blue-Collar Workers
Rafer S. Lutz, Marc R. Lochbaum, Beth Lanning, Lucinda G. Stinson, Ronda Brewer
pages 687-705

Exercise Makes You Feel Good, But Does Feeling Good Make You Exercise?: An Examination of Obese Dieters
Robert A. Carels, Carissa Coit, Kathleen Young, Bonnie Berger
pages 706-722

Resistance Training and Older Adults' Beliefs About Psychological Benefits: The Importance of Self-Efficacy and Social Interaction
Rylee Dionigi
pages 723-746
The Digest

The Digest
pages 792-799
Author Index

Author Index and Guest Reviewers
pages 800-808
Research Notes

Exercise and Working Memory: An Individual Differences Investigation
Benjamin A. Sibley, Sian Beilock
pages 783-791

JSEP, 29(6), December 2007, Copyright © 2007
Exercise and Working Memory: An Individual Differences Investigation
Benjamin A. SibleySian Beilock

Abstract

In the current work we asked whether executive function, as measured by tests of working memory capacity, might benefit from an acute bout of exercise and, more specifically, whether individuals who are lower or higher in working memory to begin with would be more or less affected by an exercise manipulation. Healthy adults completed working memory measures in a nonexercise (baseline) session and immediately following a 30-min self-paced bout of exercise on a treadmill (exercise session). Sessions were conducted 1 week apart and session order was counterbalanced across participants. A significant Session X Working Memory interaction was obtained such that only those individuals lowest in working memory benefited from the exercise manipulation. This work suggests that acute bouts of exercise may be most beneficial for healthy adults whose cognitive performance is generally the lowest, and it demonstrates that the impact of exercise on cognition is not uniform across all individuals.

 

 

30/12/2007 12:48 ucha #. sin tema Hay 1 comentario.

The Sport Psychologist.

20071230125058-0736011072.jpg 

Volume 21, Issue 4 (December 2007)

Applied Research

The Development of a Culturally Appropriate Analogy for Implicit Motor Learning in a Chinese Population

Jamie Poolton, Richard S.W. Masters, Jon P. Maxwell

pages 375-382

Should the Coaches of Elite Female Handball Teams Focus on Collective Efficacy or Group Cohesion?

Jean-Philippe Heuze, Gregoire Bosselut, Jean-Philippe Thomas

pages 383-399

A Qualitative Study of Sport Enjoyment in the Sampling Years

Paul J. McCarthy, Marc V. Jones

pages 400-416

Multiple Goal Orientations as Predictors of Moral Behavior in Youth Soccer

Luke Sage, Maria Kavussanu

pages 417-437

Flow Experience and Athletes' Performance With Reference to the Orthogonal Model of Flow Nektarios A. Stavrou, Susan A. Jackson, Yannis Zervas, Konstantinos Karterliotis pages 438-457

Professional Practice

Enhancing the Evaluation of Effectiveness With Professional Judgment and Decision Making

Amanda Martindale, Dave Collins pages 458-474

Improving the Delivery of Applied Sport Psychology Support Through Reflective Practice
Brendan Cropley, Andrew Miles, Sheldon Hanton, Ailsa G. Niven

pages 475-494

Book and Resource Reviews

BOOK REVIEW - Psychological Bases of Sport Injuries (3rd Ed.)

Lois Butcher-Poffley

pages 495-496

BOOK REVIEW - Essential Readings in Sport and Exercise Psychology

Diane Finley

pages 497-498

BOOK REVIEW - The College Athlete's Guide to Academic Success: Tips From Peers and Profs

Cheryl Weiss

pages 499-501

 

TSP, 21(4), December 2007, Copyright © 2007

Improving the Delivery of Applied Sport Psychology Support Through Reflective Practice

Brendan CropleyAndrew MilesSheldon HantonAilsa G. Niven

Abstract

This article offers an exploration of factors that influence the effectiveness of applied sport psychology delivery through reflection on a series of consulting experiences. Knowledge gained by a British Association of Sport and Exercise Sciences (BASES) trainee sport psychologist (Cropley), through a process of reflective practice during the first year of supervised experience, is presented around a number of themes that have emerged from current literature regarding the characteristics of effective service providers (A. Anderson, A. Miles, P. Robinson, & C. Mahoney, 2004). It is argued that reflection improves self-awareness and generates knowledge in action that can enhance the delivery of applied sport psychology. Support is therefore provided for the adoption of reflective practice as a tool for personal and professional development

 

TSP, 21(4), December 2007, Copyright © 2007

Flow Experience and Athletes' Performance With Reference to the Orthogonal Model of Flow

Nektarios A. StavrouSusan A. JacksonYannis ZervasKonstantinos Karterliotis

Abstract

The purposes of the current study were to examine (a) the differences in Flow State Scale (FSS) subscales between the 4 experiential states of the orthogonal model (apathy, anxiety, relaxation, and flow), (b) the relationship between challenge, skills, and flow experience; and (c) the relationship between flow experience and athletes' performance. Two hundred twenty athletes volunteered to participate in this study. Challenge of the game and skills of the athlete were measured before and after competition. Thirty minutes after the competition, the FSS was used to measure flow experience. In addition, subjective and objective measures of athletes' performance were assessed. Athletes in the flow and relaxation states revealed the most optimal states, whereas the athletes in the apathy state showed the least optimal state. There were positive associations between athletes' flow experience and their performance measures, indicating that positive emotional states are related to elevated levels of performance. On the other hand, there were low or no correlations between athletes' performance and reported challenge of the game, whereas skills of the athlete were moderately correlated with flow. Multipleregression analysis demonstrated significant prediction of athletes' performance based on flow experience during competition. Future research should examine the relationship between flow, athletes' performance, and additional dispositional and state variables.

 

TSP, 21(4), December 2007, Copyright © 2007

Enhancing the Evaluation of Effectiveness With Professional Judgment and Decision Making

Amanda MartindaleDave Collins

Abstract

On the basis of anecdotal evidence and media interest, the public profile of applied sport psychology is ever increasing in terms of its perceived impact on the performance of elite athletes and teams. In the profession, however, there is some concern over whether we are managing to concurrently match this pace empirically, through the evolution of scientific methods and mechanisms to evaluate the effectiveness of practice. This article considers requirements of the current evaluation climate and provides an overview of existing formal evaluation procedures. It is suggested that the evolving intricacies and complexities of applied sport psychology practice are neither fully captured nor represented by these procedures. Consequently, a framework of professional judgment and decision making (PJDM) is proposed from which to consider the evaluation of practice. In addition, methods and mechanisms for enhancing and building on our current evaluation procedures are offered.

30/12/2007 12:50 ucha #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Essential Readings in Sport and Exercise Psychology.

20071230125338-bigimagewssencoialreading.jgp.jpg 

Essential Readings in Sport and Exercise Psychology.

Daniel E. Smith, Michael Bar-Eli

Copyright 2007 ISBN: 0736057676

ISBN13: 9780736057677

Table of Contents

Part I: Understanding the Historical Foundations

1. The Dynamogenic Factors in Pacemaking and Competition

Norman Triplett

2. The Relation of Strength of Stimulus to Rapidity of Habit Formation

Robert M. Yerkes and John D. Dodson

3. Getting Ready to Coach

Coleman Griffith

4. America's First Sport Psychologist

Wa
5. About Smocks and Jocks.

Rainer Martens

Part II: Understanding Individual Differences Among Sport Participants

6. The Trait Psychology Controversy

William P. Morgan

7. Emotions and Athletic Performance: Individual Zones of Optimal Functioning Model

Yuri L. Hanin

8. A Multidimensional Theory of Competitive State Anxiety

Rainer Martens, Damon Burton, Robin S. Vealey, Linda A. Bump, and Daniel E. Smith

9. Motivation in Sport Settings: A Goal Perspective Approach

Joan L. Duda

10. Does the Iceberg Profile Discriminate Between Successful and Less Successful Athletes? A Meta-Analysis

Allan J. Rowley, Daniel M. Landers, L. Blaine Kyllo, and Jennifer L. Etnier

11. Personality and Intellectual Capabilities in Sport Psychology

Gershon Tenenbaum and Michael Bar-Eli

Part III: Understanding Sport and Exercise Environments

12. Peak Experiences in Sport
Kenneth Ravizza

13. Cooperative Games: Systematic Analysis and Cooperative Impact

T.D. Orlick, Jane McNally, and Tom O'Hara
14. Behavioral Research and Intervention in Youth Sports

Ronald E. Smith and Frank L. Smoll

15. Factors Influencing the Occurrence of Flow State in Elite Athletes

Susan A. Jackson
16. Intrinsic and Extrinsic Motivation in Sport: Toward a Hierarchical Model

Robert J. Vallerand and Stéphane Perrault

Part IV: Understanding Group Processes

17. Team Performance Outcome and the Cohesiveness of Competitive Coacting Groups

Daniel M. Landers and Günther Lüschen

18. Cohesiveness and Performance in Sport Groups

Diane L. Gill

19. Dimensions of Leader Behavior in Sports: Development of a Leadership Scale

Packianathan Chelladurai and S.D. Saleh
20. The Development of an Instrument to Assess Cohesion in Sport Teams: The Group Environment Questionnaire
Albert V. Carron, W. Neil Widmeyer, and Lawrence R. Brawley

21. Building Bridges for Disengagement: The Transition Process for Individuals and Teams

Steven J. Danish, Susanna S. Owens, Scott L. Green, and John P. Brunelle

Part V: Enhancing Performance

22. The Arousal-Performance Relationship Revisited

Daniel M. Landers

23. The Effects of Mental Practice on Motor Skill Learning and Performance: A Meta-Analysis

Deborah L. Feltz and Daniel M. Landers

24. The Application of Sport Psychology for Performance Optimization

Daniel Gould and Robert C. Eklund

25. Mental Training With Children for Sport and Life

Terry Orlick and Nadeane McCaffrey

26. The Coleman Roberts Griffith Address: Three Myths About Applied Consultancy Work

Lew Hardy

27. Imagery Use by Athletes: Development of the Sport Imagery Questionnaire

Craig R. Hall, Diane E. Mack, Allan Paivio, and Heather A. Hausenblas

28. Reliability and Validity of the Attentional and Interpersonal Style (TAIS) Inventory Concentration Scales

Robert M. Nideffer

29. Self-Confidence and Sports Performance

Deborah L. Feltz

30. Future Directions in Psychological Skills Training

Robin S. Vealey

31. Effect of Goal Difficulty, Goal Specificity and Duration of Practice Time Intervals on Muscular Endurance Performance

Michael Bar-Eli, Gershon Tenenbaum, Joan S. Pie, Yaacov Btesh, and Asher Almog

Part VI: Enhancing Health and Well-Being

32. Toward a Cognitive-Affective Model of Athletic Burnout

Ronald E. Smith

33. A Model of Stress and Athletic Injury: Prediction and Prevention

Mark B. Andersen and Jean M. Williams

34. Historical and Conceptual Roots of Exercise Psychology.

W. Jack Rejeski and Amy Thompson

35. Increasing Physical Activity: A Quantitative Synthesis

Rod K. Dishman and Janet Buckworth

36. Psychological Effects of Endogenous Testosterone and Anabolic-Androgenic Steroids

Michael S. Bahrke

37. Social Influence and Exercise: A Meta-Analysis

Albert V. Carron, Heather A. Hausenblas, and Diane E. Mack

38. Exercise Motivation Across the Life Span

Stuart J.H. Biddle

Part VII: Facilitating Psychological Growth and Development
39. Coach Effectiveness Training: A Cognitive-Behavioral Approach to Enhancing Relationship Skills in Youth Sport Coaches

Ronald E. Smith, Frank L. Smoll, and Bill Curtis

40. Understanding Attrition in Children's Sport

Daniel Gould

41. Sport as a Context for Developing Competence

Steven J. Danish, Albert J. Petitpas, and Bruce D. Hale

42. Can Sports Build Character?

David Light Shields and Brenda Light Bredemeier

43. Toward a Multidimensional Definition of Sportsmanship

Robert J. Vallerand, Paul Deshaies, Jean-Pierre Cuerrier, Nathalie M. Briere, and Luc G. Pelletier
44. "That's What Friends Are For": Children's and Teenagers' Perceptions of Peer Relationships in the Sport Domain

Maureen R. Weiss, Alan L. Smith, Marc Theeboom

Part VIII: Understanding Professional Issues

45. Science, Knowledge, and Sport Psychology

Rainer Martens

46. Critical Issues Confronting the Advancement of Applied Sport Psychology

John M. Silva III, David E. Conroy, and Samuel J. Zizzi

47. Applied Sport Psychology: Issues and Challenges

Robert S. Weinberg

48. The Coleman Roberts Griffith Address: Toward the Integration of Theory, Research, and Practice in Sport Psychology

Albert V. Carron

49. Ethical Beliefs and Behaviors in Applied Sport Psychology: The AAASP Ethics Survey

Albert J. Petitpas, Britton W. Brewer, Patricia M. Rivera, and Judy L. Van Raalte

50. Certification in Sport and Exercise Psychology

Samuel Zizzi, Leonard Zaichkowsky, and Frank M. Perna

30/12/2007 12:53 ucha #. sin tema Hay 7 comentarios.

Apuntes sobre la Historia de la Psicología del Deporte en México. Primera parte

20071231002840-banderam-e9xico.jgp.gif 

Un amigo me solicita que le brinde mi colaboración con información sobre la Historia de la Psicología del Deporte en México.

Voy a describir la información que tengo en mi biblioteca, lo que no quiere decir que haga papel de historiador, ni algo semejante, sólo pretendo con mi tiempo buscar y referir lo que conozco de esta especialidad en un país que tanto quiero y aprecio como lo es México.

Le pido a mis colegas mexicanos que también me ayuden al respecto.

Se trata de una importante colaboración a quien esta solicitando ayuda por razones académicas, que de seguro van a redundar en un conocimiento imprescindible.

Por mi parte, ni tan siquiera pretendo abarcar toda la historia ya que no es motivo de mis líneas de investigación, y resulta muy riesgoso y con posibilidades de caer en la ignorancia de los hechos o las personas.

Por ello, les solicito que cada post tiene la posibilidad de que el interesado en el tema, que desee regular las ideas que describo haga sus comentarios.

Algo puede faltar y el dialogo siempre es enriquecedor.

Ya una vez tuve que abundar sobre la Psicología del Deporte en el Perú.

Hay varios artículos en revista electrónicas y de formato duro que pueden ser útiles para, brindarnos luz acerca de los hitos de la Psicología del Deporte en México.

Las publicaciones se constituyen en uno de los indicadores del desarrollo de una especialidad científica, aunque no sea el único indicador.

Quiero destacar en este sentido, los artículos que aparecen en el sitio http://www.lictor.com/ Que tiene, también por dirección actual http://www.psicologiadeportiva.net/ de Eneko Larraumbe. Allí, escritos por Carlos Moran Dosta y Gustavo Zepeda, aparecen trabajos como:

Estado actual de la Psicología del Deporte en México. Carlos Moran Dosta. Número 1. 1 de Julio de 2000 ISSN: 1576-527X

Estado actual de la Psicología del Deporte en México. Manuel Gustavo Zepeda Gómez. Número 1, 1 de Julio de 2000 ISSN: 1576-527X

Formación y Psicología del Deporte Profesional en México. Carlos Moran Dosta Número 5 monográfico  15 de Mayo de 2002 ISSN: 1576-527X

Datos interesantes sobre le desarrollo de la Psicología del Deporte en México podemos encontrarlos en la Internacional Journal of Sport Psychology que surge entre los órganos oficiales de la Sociedad Internacional de Psicología del Deporte.

En el Vol. 29 No. 1 de january-march 1998 pág. 95 En su sección de Psicología del Deporte Around the World, encontré:

México:

El 1er Encuentro Nacional de Psicología del Deporte fue celebrado los días 1 y 2 de noviembre del 1997 en el Centro Otami, México. Asistieron 120 participantes en los cinco simposios que se realizaron. Los temas se relacionaron con la metodología de las Intervenciones. El 2do. Encuentro se programó para realizarse el 21 de marzo de 1998.

Y continúa la sección con: La Universidad del Estado de México realizó un programa de postgrado en Psicología del Deporte.

La Universidad Intercontinental en la Ciudad de México iniciaría y grado en Psicología del Deporte.

En el Journal aparece como uno de sus corresponsales el Dr. Guillermo Dellamary de Guadalajara. Jalisco. México y que formó parte de los miembros directivos de la Sociedad Internacional de Psicología del Deporte.

En el Vol. 29 No. 3 july-september de 1998 en la misma sección se describe:

México:

El 1er Congreso Nacional de la Sociedad de Psicología del Deporte fue desarrollado los días 3 y 5 de mayo de 1998. Los conferencistas invitados fueron Prof. Gloria Balagué, Prof. Sidónio Serpa y Prof. José María Buceta

Con 400 participantes contribuyó a la consolidación de la Sociedad Mexicana de Psicología del Deporte.

Una revisión de la Revista de Psicología del Deporte Española, que con tanta fuerza y vigor desarrollan como Editor: Alexander García Mas con su equipo de trabajo. Sirva estas palabras para reconocer su tenacidad y perseverancia.

Aparece en el vol.11 No. 2 del 2002 anunciado el V Congreso Internacional de Psicología del Deporte y la Actividad Física en Toluca, México, del 21 al 23 de marzo de 2003. Organizado por la Sociedad Mexicana de Psicología del Deporte la Actividad Física (PSIDAFI). Entre los conferencistas invitados señala la RPD estuvo Yuri Hanin.

En el número relacionado con el vol. 14 No. 2 del 2005 aparece el anuncio del 1er. Congreso de las Sociedad Iberoamericana de Psicología del Deporte (SIPD) en Guadalajara México Noviembre de 2006 Organizado por ITESO. Con la colaboración de SIPD. Secretaria e Información a cargo de Tomás Trujillo del Centro de Educación Física y Salud Integral, ITESO. Universidad Jesuita de Guadalajara.

En la RPD aparece un trabajo de Alicia Claudia Rivas Garza "Intervención Psicológica en adiestramiento ecuestre", 10, 2, Practica profesional, 313-328. 2001

Desde el año 2001 aparece Alicia Claudia Rivas Garza, en el Comité Editor de la RPD.

En la edición del 2002, vol. 11, No. 2 página 269 comienza el trabajo de Parma O. Aragón Mládosich, en la sección de práctica profesional "Intervención psicológica con deportistas para olímpicos Sydney 2000".

No he terminado de colocar todos los datos a mano. Aquí no esta toda la información y no creo que pueda tenerla solo yo. Los orígenes de la Psicología del Deporte en los países latinoamericanos a veces se remontan a acontecimientos poco registrados. Se encuentran en una perspectiva arqueológica.

Me sorprendo a mi mismo cuando leo el libro resumen del 2do Congreso de Psicología del Deporte Contemporánea efectuado por la ISSP en Washington D. C. en 1968.

La Historia es la ciencia del nunca acabar. Lo que no le quita su importancia y relevancia.

Saludos

Dr. Francisco García Ucha

Etiquetas: , , , , ,

31/12/2007 00:28 ucha #. sin tema Hay 1 comentario.

Apuntes sobre la Historia de la Psicología del Deporte en México. Segunda parte.

20071231211922-slide0001-image002.jpg

 

 

En la foto tomada en el aeropuerto de Ciudad México: Marcelo Roffe, Carlos Giesenow y yo. Después de haber asistido como invitados al Congreso de Internacional Psicología de la Actividad Física y del Deporte. Universidad Autónoma de San Luís Potosí. San Luís Potosí México. 1999.

Otras actividades que conforman la Historia de la Psicología del Deporte México son:

Cervantes, E. B. (1986)."Aplicación del control de la Atención y Relajación muscular en el rendimiento atlético".  Tesis inédita de Licenciatura en Psicología. Guadalajara, Jalisco. : ITESO http://www.efsi.iteso.mx/psicologia/index.html

1er Taller de Psicología del Deporte. INJUDE. Monterrey. Nuevo León. México. Monterrey México Octubre 1994

1er Taller de Psicología del Deporte. Instituto Tecnológico de Zacatecas. Zacatecas México Octubre 1994

En 1995 Se edita el libro del Ensayo sobre "La maldición de los penales...y su exorcismo" por el Dr. Octavio Rivas Solís. Impreso fue en Litho Offset Alfaro Hermanos S. A.  Detenernos debemos ante la obra del Dr. Octavio Rivas Solís. Amigo de una recia personalidad, organizador de eventos científicos, de temas de investigación, de artículos, precursor, propalador, activista. A mi juicio uno de los pioneros activos y afanoso aun y por siempre de la Psicología del Deporte. Psicólogo de equipo de Fútbol. Y sobre todo esto que señalo, trabajo directo con el deportista.

En abril del 1996, Se impartió: Curso Teórico-Práctico. Psicología del deporte. Secretaria de Extensión Universitaria Univ. Nacional Autónoma de México. México D. F.

Curso: Psicología del deporte. Empresa Especialistas Deportivos Asociados. México D. F. Abril. 1996.

1er. Taller de Psicología del Deporte. Centro de Excelencia Académica. ITESM Campus Monterrey. Nuevo León. México Monterrey México Diciembre 1994

Congreso Internacional Psicología de la Actividad Física y del Deporte. Universidad Autónoma de San Luís Potosí. San Luís Potosí México. 28, 29 y 30 de Octubre 1999. Magistralmente organizado por el Dr. Arturo Alba.

I Congreso de Psicología del Deporte. ITESO. Guadalajara. México. 22,23, 24 de Junio del 2001

Reunión académica de psicólogos del deporte en Jalisco. En el Campus ITESO, Jalisco el 8 y 9 de diciembre de 2001, ver en http://www.efdeportes.com/ Revista Digital - Buenos Aires - Año 8 - Nº 45 - Febrero de 2002

Congreso de Psicología del Deporte y Salud Universitaria. ITESO, Guadalajara, Jalisco 2003.

1er Simposio Internacional de Psicología del Deporte. Consultora Instinto en Psicología del deporte. Tijuana. México. 11 al 14 de agosto del 2003.

Hay tercera y posible cuarta parte.

Feliz año

Ucha

 

 

31/12/2007 21:19 ucha #. sin tema Hay 2 comentarios.



La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris