Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Febrero de 2006.

Psicología del Deporte consideraciones sobre su práctica

Psicólogo del Deporte, una profesión fuerte. En todos los sentidos, por la atmósfera emocional que nos contagia el deporte y a la cual no se puede dejar arrastrar quien necesita mantener una cierta objetividad, el estado de los actores principales en la escena del entrenamiento y la competencia: El deportista y el entrenador.
Fuerte, porque comprender la psicología requiere de una cierta cultura para quienes solicitan al psicólogo e indiscutible cultura de la práctica para quienes la ejercen.
Fuerte, porque se exige una determinada sensibilidad para ser experto en relaciones interpersonales y convertir las contradicciones y los conflictos en ecuaciones salvables, gracias a la mediación.
Fuerte, para no sucumbir al fracaso ni dejarse embriagar por el éxito. Evítese así, las ilusiones de omnipotencia en un fenómeno tan complejo como lo es el resultado deportivo.
Fuerte, porque hay que ser campeón para ayudar a otro campeón.
Fuerte, porque aun queda terreno por recorrer para determinar la corriente de pensamiento que dé, definitivamente solución a la inserción de la psicología en el deporte y su propia identidad, como disciplina. En el plano de la teoría y la metodología especifica de su área de aplicación.
De manera que, por mucho, que hoy día los programas de capacitación de recursos humanos en psicología del deporte han avanzado, los mismos brindan aun muy pocas respuestas para el adiestramiento en habilidades profesionales como para lograr plenamente insertar, actuar y tener una aceptación estable y amplia en el ámbito de muchos deportes. En sus diferentes grados de rendimientos, edades, sexo y diversidad.
A esto se suman otros problemas, por ejemplo señala nuestro Enrique Garcés de los Fayos y  Laura Vives Benedicto en su articulo sobre “Nuevas aportaciones en Psicología del deporte…” en Cuadernos de Psicología del deporte Vol. 2004, donde ofrecen pistas sobre la innovación en Psicología del Deporte en los últimos años en España: La necesidad de aplicar a la práctica los conocimientos alcanzados.
El estudio de Garcés y Vives centrado en España resultaría de interés llevarlo a lo Ibero e Ibero América.
Quizás allí las realidades diferentes en cuanto a producción científica, investigaciones, innovación y tecnología sean muy desiguales pero en todos siguen marcando la trascendencia de aplicar Psicología del Deporte al Deporte.
Tatiana V. Ryba de la School of Human Kinetics en la The University of British Columbia, Canada viénese, también con su articulo “Sport Psychology as Cultural Praxis: Future Trajectories and Current Possibilities” a argumentar la Psicología del Deporte como una cultura de la práctica, para ello propone en Estados Unidos la necesidad de desarrollar el enfoque interdisciplinario y la integración de la trayectoria internacional de la Psicología del Deporte dentro de cada área de aplicación.
Exposición sumamente interesante que busca resaltar la necesidad de la integración de todos los resultados históricamente alcanzados en la solución de encontrar un nexo entre teoría y práctica.
Como todos tenemos una posición en al búsqueda de hacer más eficaz y eficiente la tarea del psicólogo del deporte reduciendo los riesgos que corren nuestros objetivos, pienso que  se requiere de una mayor reflexión y la búsqueda de estrategias de capacitación de los psicólogos que seleccionan el deporte como campo de acción, entre ellas ampliando aun mucho más la accesibilidad a las fuentes bibliográficas, facilitando ofertas de capacitación de carácter permanente, empleando una estrategia de supervisión del trabajo de un psicólogo por otro como tanto hacen nuestros amigos argentinos.   
Teniendo, además un respeto y consideración hacia el ángulo de lo ecológico. No es lo mismo ser psicólogo del deporte en Latinoamérica que serlo en Europa o en Asia.
Hay una Psicología del Deporte posible siempre y cuando tengamos en consideración los recursos, los avances y el contexto socio económico y político donde se realice. Para ello, debemos de conocernos más y conocer nuestras potencialidades y debilidades.
Me quedo asombrado cuando ha veces alguien señala que fue el primero en llegar, no porque lo seamos nosotros sino porque hay otros. Cuando se argumenta que llegaron a la excelencia absoluta, o que fueron los pioneros o tienen la solución a los problemas, cuando aun hoy queda tanto camino por recorrer que incluye: ¿cómo conocernos a nosotros mismos?.
La Psicología del Deporte que ha avanzado con muchos textos aun no ha esbozado sino es con raras excepciones las Teorías especificas de su campo de acción.
Siendo la Psicología del Deporte no una rama tangente de la Psicología sino una especialidad que absorbe todo el sistema de las Ciencias Psicológicas se dejan de aplicar muchos resultados de diversas especialidades de la Psicología y encontramos sólo la reiteración en muchos casos de los mismos temas y muy pocos libros, artículos e investigaciones están renovando el contenido de la Psicología del deporte. Se hace necesario caminar en ese sentido.
En próxima ocasión, hablaré de algo poco conocido y divulgado: La Historia de la Psicología del Deporte en Cuba.
20/02/2006 01:31 ucha #. sin tema Hay 1 comentario.



La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces

Free counter and web stats


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris