Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2005.

Notas sobre la preparación psicológica de los deportistas para las competencias deportivas. 1

Con motivo de impartir la asignatura Preparación Psicología del deportista para las competencias deportivas en la Maestría de Psicología del Deporte que se imparte en el I.S.C.F Manuel Fajardo de Cuba, desarrollare un conjunto de reflexiones acerca de este asunto considerando la experiencia en la preparación psicológica de deportistas de muy alto rendimiento de Cuba y otros países donde brindo mi colaboración.
Este es un tema complejo y rico en matices.
En los últimos tiempos estoy focalizado en el tema de los riesgos que pueden estar presente durante la actuación de los deportistas.
Los riesgos podemos analizarlos como resultado de factores externos o de la personalidad del deportista. En cualquiera de los dos casos tiene como consecuencia que exista desviaciones de las acciones y operaciones necesarias para lograra los propósitos trazados para la competencia o se tomen decisiones que sean las mas adecuadas que incluso conlleven una crisis en la actuación y contraigan prejuicios a los resultados de la competencia.
Se requiere un estudio minucioso de los riesgos para lograra un control efectivo por parte del deportista, el entrenador y el propio psicologo involucrado en la preparación psicológica del deportista.
No se trata ahora de hacer una metodología taxonómica de los riesgos que todos pueden elaborar, incluso la revisión de la propia teoría de los riesgos, resulta de conveniencia repasarla.
Cuando las circunstancias de la competencia sé tornan complejas y peligrosas correr riesgo constituye una situación muy trascendente a los rendimientos deportivos. Coloquemos solo un ejemplo centrado en la personalidad del deportista.
Los deportistas con una elevada autoconfianza pueden romper el protocolo de actuación debido a que sienten seguridad en sus capacidades y piensan que estas pueden ser actualizadas en el momento mas critico. Esto constituye un riesgo. Es necesario seguir la programación de las acciones de acuerdo al plan previo que se lleva a cabo para la competencia, seguir con disciplina y tesón cada uno de los momentos de la actuación de lo contrario las cosas pueden complicarse llevar a toma de decisiones que no sean las adecuadas.
Hay que destacar que los sentimientos y estados emocionales en el estado de forma deportiva se relacionan con una gran seguridad en las capacidades propias y la necesidad de emplearlas en cada momento. De manera, que aun cuando no se requiera de un esfuerzo muy elevado o de confiar en las reservas el deportista puede tomar esa decisión.
¿Cómo podemos ilustrar esto?.
Esperar el final para emplearse a fondo.
No valorar a un contrario con capacidades inferiores de manera adecuada.
No velar por la realización adecuada del calentamiento previo a la competencia o incluso de mantener una temperatura corporal adecuada durante el encuentro.
No tomar los tiempos necesarios para recuperarse.
No cumplir con el régimen de descanso y alimentación.
Hay que ser realmente cuidadoso de los que debemos de realizar por encima de nuestras ilusiones de omnipotencia. La realidad puede imponerse por encima de una decisión errada y eliminar la posibilidad de obtener el mejor resultado.
La evaluación de los riesgos facilitara en mucho la confección de una estrategia objetiva de las condiciones que deben ser enfrentadas y de las posible debilidades de nuestras decisiones. El riesgo mayor que se comete es, precisamente, el de evitar la evaluación de los riesgos.
10/01/2005 16:48 #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

La Saga de los riesgos en la Preparación Psicológica del Deportista para las Competencias.

Tal y como señalamos en el tema anterior ocupa un lugar de especial consideración conocer la trascendencia de los riesgos por los que puede transitar el deportista o el equipo durante la competencia.
En diciembre del 2004 participe en el Curso Especialista Universitario en Psicología del Deporte, patrocinado por Universidad Diego Portales - Santiago de Chile - Chile, Fundación Asciende – Santiago de Chile – Chile, UNIVERSITAT de LES Illes Balears – Illes Balears – España, Fundación Universidad Empresa - Illes Balears – España. Dirigido por la Lic. Alicia Romero y Dr. Alexander García Más y un elenco de profesores de primera línea. Donde impartí el Modulo de Preparación Psicológica del Deportista para las competencias. Fue allí donde por primera ocasión hable del asunto de los riesgos y fruto de esta exposición los participantes llevaron a cabo un trabajo donde realizan el análisis de riesgo de una parte de la actividad deportiva en las condiciones de competencia. Todos presentaron sus trabajos, por cierto todos muy buenos y de ellos escogí unos cuatro para presentarlos como ejemplo en esta bitácora, de los cuales aparecen dos. Los nombres de los autores, a continuación:
Propuesta realizada por Maria de los Ángeles Schulz Osorio:
La acción elegida es la entrega del testigo en una carrera de posta, la cual requiere de la habilidad para entregar dicho elemento en un tiempo reducido de manera que no represente una desventaja en términos de los tiempos de la carrera. En consecuencia los riesgos más evidentes de dicha acción podrían ser:
Caída del testigo al entregarlo
Demora en la entrega del testigo
Dificultades en la coordinación de los atletas durante la entrega del testigo.
Tomando en cuenta los posibles riesgos de la acción señalada, se podría trabajar con las siguientes técnicas de intervención para preparar al deportista, las cuales deberían ser implementadas con el equipo de posta en su totalidad:
Modelado: Esta técnica es muy útil pues permite que los deportistas, a través de la observación de otros atletas, perciban la forma correcta de ejecutar la acción (en este caso entrega del testigo en una carrera de posta), de manera que puedan imitar lo observado y mejorar la ejecución de la acción.
Visualización: Esta técnica podría ser de mucha utilidad pues se puede utilizar para afrontar las posibles dificultades que involucra la entrega del testigo, visualizando tanto las dificultades propias de la situación planteada y cómo afrontarlas, así cómo la manera correcta de ejecutar la acción, con el objetivo de que los deportistas adquieran un patrón mental de la acción ejecutada de manera correcta.
Focalización de la Atención: debido a que la entrega del testigo requiere de cierta precisión motora, considero importante trabajar en la focalización de la atención. Para ello se pueden desarrollar ejercicios de focalización con el testamento que permitan a los deportistas familiarizarse con dicho elemento y focalizarse en él durante la carrera.
Fomentar pensamientos positivos: Esta estrategia requiere que el psicólogo indague en los pensamientos negativos que los deportistas pudiesen tener durante la carrera o previa a ésta, de manera de poder trabajar en la modificación de dichos pensamientos por pensamientos positivos, ya que el pensar de manera negativa (por ejemplo: “se me va a caer el testigo”, “me voy a demorar mucho”, “mis compañeros me van a criticar si lo hago mal”, etc) podría afectar la seguridad de los deportistas y perjudicar al equipo.
Simulación: Esta técnica consiste en simular la situación de competición de la manera más real posible, en el caso de la acción elegida se debería utilizar en el entrenamiento un testigo igual al que se utilizará en la competencia original, de manera de que los deportistas estén familiarizados con el objeto.
Seguidamente la reflexión sobre los Riesgos de Jaime Mestre V.
Deporte: Tenis de campo
Orientación deportiva: Competitiva
Periodo de preparación: General básico
Tenista: Varón
Edad: 20 años
Superficie: Arcilla
Competiciones programadas: Torneos futuros, challenger.
Objetivos de la intervención: Aumentar la eficacia del segundo servicio.
Acción deportiva:
Segundo servicio
Criterios de riesgo:
Ansiedad (por resultado de la acción)
Desconcentración (como mecanismo de defensa del estrés)
Elementos distractores del ambiente (publico, evaluación)
Condiciones ambientales (clima, Hora del día, etc.)
Condiciones estructurales (cancha, pelotas, raqueta, etc.)
Acciones para sustituir, amortiguar y minimizar los criterios de riesgo:
Transferencia de técnicas de control de la tensión y la ansiedad a los tiempos muertos del partido.
Ejercicios respiratorios con tiempo
Rutina de manejo para el tiempo entre servicio y servicio
Focalización de la tensión
Las anteriores estrategias complementadas con la práctica imaginada.
Simulación dentro del entrenamiento.
Simulación. Hacer competir al jugador con situaciones adversas, por ejemplo marcador en contra y con la posibilidad de realizar un solo servicio.
Realizar canasto de servicio (100 bolas), todos como segundo servicio, entre cada servicio realizar la pauta de acción diseñada anteriormente.
Dentro del mismo ejercicio anterior, realizar visualización donde se incorpora una buena ejecución y un adecuado resultado de la ejecución
Una vez implementado los procedimientos anteriormente descritos, realizar interferencias en las condiciones ambientales, por ejemplo:
Incorporar ruido ambiental.
Modificar la superficie de la cancha (mojarla)
Cambiar bolas y raqueta con las que debe ejecutar el servicio.
Reforzamiento.
Incorporar la técnica de economía de fichas para las buenas ejecuciones.
Dentro del caso propuesto el deportista maneja técnicas generales de control emocional, las que fueron incorporadas dentro de la planificación para el periodo pre-competitivo. Uno de los objetivos para el periodo general básico es que estas estrategias de control psicológico se contextualicen dentro de una situación específica, la que fue identificada como una necesidad del deportista al inicio de la temporada.
15/01/2005 01:21 #. sin tema Hay 1 comentario.

Continuación... La Saga de los Riesgos en la Preparación Psicológica...

Continuando el asunto de los Riesgos, la amiga Alejandra Letelier del Curso de Especialización en Psicología del Deporte, que señalamos se realizo en la Universidad Diego Portales de Santiago de Chile nos presenta:
En una competencia de natación una prueba de 1500 metros, una situación de riesgo la constituye decidir en qué momento el nadador debe aumentar la velocidad para vencer a los adversarios. La decisión puede ser aumentar al principio o aumentar hacia el final de la prueba. En consideración de la evaluación de situaciones pasadas y del conocimiento de sus adversarios, se toma la decisión de que debe dosificar las energías durante la competencia de modo de llevar a cabo un ahorro energético que le permita un máximo esfuerzo hacia el final de la prueba.
Esta situación implica un riesgo debido a que el nadador en competencias anteriores ha aumentado la velocidad al inicio de la competencia lo que lo ha perjudicado, ya que ha instalado el hábito de partir la prueba con un máximo de intensidad provocando el cansancio físico en los primeros momentos, lo que le impedía ganar la competencia en los últimos metros.
Por lo tanto tomar la decisión de aumentar la velocidad al final, constituye una situación novedosa en el funcionamiento del deportista durante la prueba. En este sentido puede generar una serie de reacciones psicológicas frente a la decisión, las cuales implican riesgos que impiden llevar a cabo con éxito la tarea.
Dentro de los riesgos que supone esta decisión se encuentran los siguientes:
Aumenta su preocupación por el rendimiento de los adversarios durante la etapa final de la competencia, perdiendo la concentración, mirando hacia las pistas laterales.
Aumenta la ansiedad somática, provocando descoordinación motora y cardiopulmonar (sensación de ahogo)
Surgimiento de pensamientos negativos.
Disminución de la autoconfianza.
En general, este cambio en el plan de acción durante la prueba, probablemente generaría un aumento de la ansiedad, por la autovaloración del grado de cansancio hacia el final de competencia, irrupción de pensamientos negativos, desconcentración, excesiva preocupación por el rendimiento de los competidores en relación al propio, lo que conductualmente podría expresarse en miradas a las pistas laterales para evaluar la actuación de los otros nadadores.
Es por esta razón que se hace necesario focalizar adecuadamente la atención evitar las distracciones, controlar el nivel de ansiedad, tener pensamientos positivos, debido a que el pensamiento negativo es particularmente efectivo para destruir la ejecución hábil y exitosa y disminuir la autoconfianza en la ejecución, empeorando la fuerza y la resistencia requerida para esta prueba.
Intervenciones
La preparación psicológica, tiene como objetivo principal la ejecución del plan de “rematar” la competencia aumentando la frecuencia hacia el final de la prueba.
Para ello, se trabajará en los procesos de atención y pensamientos. De modo de lograr focalizar la atención en la ejecución del plan y de autorregular conscientemente los posibles estados internos físico y psicológicos desfavorables, favoreciendo el mantenimiento del nivel optimo de autoconfianza y excitación emocional.
Las intervenciones se enfocaran en tres momentos distintos:
1. Durante los entrenamientos se realizarán simulaciones de competencias, integrando los factores físicos, psicológicos y ambientales que pueden influir en la competencia. De esta manera las simulaciones de las competencias están orientadas hacia el desarrollo de habilidades que le permitan el control conciente de sus dificultades durante las competencias.
Como se planteo anteriormente se pretende trabajar sobre los procesos atencionales y los pensamientos.
Para los primeros, es importante establecer previamente el foco atencional durante la competencia y entrenar la capacidad de concentración del deportista.
Foco de atención: en este caso se debe guiar al deportista a focalizar su atención en el momento de aumentar la velocidad. Para ello, se debe evaluar cual es el momento adecuado para aumentar la velocidad, identificar un estímulo que de inicio a la conducta, utilizando la anticipación y la visualización para evaluar la posible actuación de los adversarios y los posibles factores que dificulten o potencien la ejecución exitosa del plan de acción. Además, el nadador una vez que ha aumentado la velocidad debe elegir un foco atencional relacionado con su cuerpo, como por ejemplo contar las brazadas, de esta manera se evita que aumente su preocupación por el rendimientos de los adversarios.
Refocalización: para evitar que la desconcentración debido a la preocupación por el rendimiento de los adversarios, durante la simulación se debe aplicar estímulos que lo saquen del foco atencional cada ciertos intervalos de tiempo, pidiéndole que volva a su foco atencional con el fin prepararlo para posible elementos distractores presentes en la competencia.
A través del foco atencional y de la refocalización, se intenta:
1. Mantener una sensación de velocidad necesaria para ganar la prueba y de control sobre la ejecución.
2. Mantener al deportista focalizado en el momento de aumentar la velocidad.
3. Ser capaz de regresar al punto de concentración.
4. Asegúrate de extenderte hasta los limites de velocidad necesario.
Otro punto importante de la preparación psicológica es el control de los pensamientos negativos, para ellos se identifican previamente los posibles pensamientos negativos que pueden surgir durante la prueba. Y se interviene en ellos durante los entrenamientos. Para intentar controlar estos pensamientos se debe incentivar al nadador a tener una palabra clave energética que interrumpa el curso de dichos pensamientos y que en sustitución de ellos prepare ciertos pensamientos alternativos que le permitan mantener el nivel de autoconfianza necesario para hacer frente al plan de acción.
Por otra parte, para el control de la ansiedad somática, se debe establecer en que momentos surge esta, para identificar los estímulos que la potencian, de esta manera, una vez identificados, es posible integrarlos en los entrenamientos y en las simulaciones de las competencias. De esta manera, se recomiendan ejercicios de visualización que permita la elicitación de los estados ansiosos en los contextos extracompetitivos y de esta forma aplicar técnicas de relajación para su control.
Las intervenciones realizadas durante los entrenamientos buscan desarrollar en el deportista la habilidad para movilizar todas sus energías y recursos durante las partes de más altas demandas de la competencia, para extenderse a si mismo por encima de sus límites en los puntos críticos durante la prueba.
2. Momentos precompetitivos
Calentamiento psicológico, a través del cual se pretende:
a. Fortalecer la sensación de estar preparado, para mantener la autoconfianza.
b. Evitar la intromisión de pensamientos negativos, utilizando la palabra clave elegida, debido a que éstos pueden provocar el surgimiento de preocupaciones, la disminución de la confianza, interfiriendo en el foco de la competencia, entorpeciendo la ejecución psicomotora.
c. Experimentar un nivel de activación y concentración optimo que permitan el desarrollo del plan de acción.
Un calentamiento psicológico efectivo y planificado, combina series de autosugestiones positivas, con la mímica de los movimientos requeridos para la ejecución exitosa y ejercicios de relajación. Además de recordar el momento en el cual aumentar la velocidad hacia el final de la competencia
3. Durante la competencia: consistirá en la ejecución de las tácticas ejecutadas durante los entrenamientos, para mantener el foco lejos de los pensamientos y los autodiálogos negativos, manteniendo el foco en la tarea especifica y en los pensamientos, imágenes y directivas mentales positi-vas determinadas y focalizadas, que permitan mantener el nivel de autoconfianza y activación óptimos para lograr la coordinación motriz necesaria.
Cerramos los contenidos del tema con la propuesta de Mien Tje Patthey Tjhie
El deporte: voleibol
La acción: el saque o el servicio remache
Los riesgos que ponen en peligro la exitosa ejecución de este gesto técnico son:
Lanzamiento impreciso del balón.
Mal cálculo de los pasos necesarios para llegar al balón arriesgaría que el jugador pisara sobre la línea que demarca el límite de la cancha antes de que la mano entrara en contacto con el balón.
Contacto impreciso de la mano con la superficie del balón causándole una pérdida de fuerza en el envío del balón y/o un cambio en la dirección del balón
el balón toca la red en vez de pasar por encima de ésta al campo del equipo contrario.
El balón pasa por encima de la red pero toca la línea que demarca la cancha o sencillamente el balón va más allá del límite de la cancha.
Las intervenciones que podrían realizarse con el fin de minimizar los riesgos señalados son:
A nivel motor: perfeccionamiento de los movimientos biomecánicos de este gesto técnico (lanzar el balón, los pocos pasos necesarios para llegar y saltar hacia el balón. Además, agudizar la percepción de cuán correcto es el movimiento en su conjunto. Para ello, se requerirá entrenamiento físico y “virtual”. El entrenamiento “virtual” sería el entrenamiento a nivel psicomuscular y sensomotor. Este tipo de entrenamiento busca, además de perfeccionar el movimiento en sí, el sentido del movimiento por parte del deportista. Es muy importante que el atleta tenga consciencia de la estética de los gestos técnicos – movimiento fluido, armónico, con un mínimo de esfuerzo (o ahorro energético) pero con una máxima eficacia;
A nivel psicológico: entrenamiento de los procesos atencionales especialmente los cambios en los estilos de atención. Es decir, la ejecución de un saque remache en voleibol obedece a una secuencia técnica por supuesto, y acompañada por una serie de alternancias en los estilos de atención. El deportista, al caminar hacia el lugar desde donde efectuará esta acción, ya inicia un control de su estado interno por la respiración (rítmica) generalmente con el fin de regular la tensión que le permite concentrarse sobre la tarea específica que le espera. Luego, mirará el campo del equipo adverso (atención externa amplia) y lo más probable busca una zona determinada donde dirigir su servicio (atención externa estrecha). Al iniciar la secuencia técnica, se cambia simultáneamente su estilo de atención a uno interno amplio ya que el atleta toma consciencia de su posición (percepción espacial) con relación a la zona donde piensa enviar el balón. Unos instantes previos al lanzamiento del balón en el aire, la atención pasa a ser una interna pero estrecha. El voleibolista debería visualizar el gesto técnico por realizarse en su mente. Luego de cual, lo hace efectivamente concentrando principalmente en la acción de lanzar el balón y sin quitarle la vista del balón hasta tener contacto con él. El conjunto de esta secuencia técnica debería conformar lo que se denomina un ritual para el deportista. Habitualmente, puede observarse que los voleibolistas tienen cada uno su manera muy particular y constante de realizar un saque tal como lo hacen los tenistas.
Todo lo anterior debería orientarse hacia la perfección del movimiento que a su vez le daría la seguridad de la acción que busca el deportista ya que hoy en día el saque es también una arma de ataque. Con mayor razón, es de gran importancia para el equipo que cada jugador esté dispuesto a rendir en esta ejecución y, a veces, a tomar el riesgo de marcar directa e inmediatamente un punto ganador. El saque no es una simple puesta en juego de un punto... Además, con el nuevo sistema de marcar puntos, un saque fallido es un punto para el equipo rival!! Ya está ampliamente comprobado que por cada acción exitosa, se incrementa la auto confianza; y, por cada acción fallida se le quita al atleta algo de su auto confianza para las acciones subsecuentes. Con el fin de evitar un espiral descendiente en auto confianza, es preciso entrenar el pensamiento motivacional donde el atleta tenga una resistencia psicológica como para darse fuerzas de empuje, las fuerzas volitivas para seguir luchando a pesar de los errores cometidos y del marcador en contra durante la competición.
17/01/2005 14:48 #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Continuando La Saga de los Riesgos en Preparación Psicológica

En esta oportunidad se presenta el trabajo de Maria Catalina Rey Marfull, del Curso Especialista Universitario en Psicología del Deporte. Facultad de Ciencias Humanas y Educación. Universidad Diego Portales.
SITUACIÓN
Deporte: Atletismo
Prueba: Lanzamiento
Situación de riesgo: Manejo de los entretiempos en la disciplina de lanzamiento durante una situación de competencia.
Una situación de riesgo la constituye decidir ocupar los tiempos libres entre cada turno de lanzamiento durante una competencia.
Las alternativas oscilan desde dejar al deportista ocupar ese espacio libremente, a planificar y diseñar acciones planificadas para aumentar o mantener los niveles de activación y concentración.
En ocasiones pasadas el atleta no ha recibido instrucción alguna, observándose muy distraído, conversador y risueño con otros atletas, tendido en la cancha o por el contrario muy inquieto, con sudoración en las manos, aumento del ritmo cardíaco (al permanecer en reposo) y con pensamientos negativos, disminuyendo su autoconfianza. Todos estos aspectos ratificados por él.
Los resultados obtenidos aunque han sido buenos, se observan oscilantes, impidiéndole en algunas ocasiones lograr las marcas esperadas en competencia (las que si se han logrado durante los entrenamientos).
Esta situación implicaría un riesgo ya que la interrupción reiterada de la acción física y competitiva hacen variar también los niveles de activación y concentración del atleta, requiriendo lograr mantener o aumentar estos índices según el momento de la competición.
El riesgo según lo observado sería:
- Aumento de la preocupación por el rendimiento de los adversarios durante toda la prueba.
- Aumento de los pensamientos negativos automáticos, frente a la atención centrada en marcas de contendores, bajando sus niveles de autoconfianza.
- Aumento de la ansiedad somática pudiendo provocar descoordinación motora y/o caída del implemento (exceso de transpiración en mano)
Por ello, sería relevante focalizar adecuadamente la atención, controlar el nivel de ansiedad, generar pensamientos positivos, ya que los negativos son muy eficientes para disminuir la ejecución hábil y los noveles de autoconfianza, empeorando los niveles de fuerza, potencia y velocidad requeridos en los lanzamientos.
1. Disminución prudente de los niveles de activación luego de cada lanzamiento
2. Mantención de la atención focalizada en el ritmo respiratorio, para aumentar o disminuir según se requiera. A través de entrenamiento específico en ejercicios de respiración.
3. Capacidad de recuperar los niveles de atención y activación durante próximo lanzamiento.
4. Acompañar de pensamientos positivos, interrumpiendo la irrupción de los negativos. Situación que debe aprenderse y ejercitarse durante los entrenamientos, pudiéndose acompañar de palabra clave asociada a activación o relajación.
5. Entrenamiento en ejercicios de visualización que permitan acceder a los estados ansiosos competitivos para aplicar técnicas de relajación y lograr su control paulatino.
Es de gran importancia realizar el entrenamiento psicológico durante los entrenamientos, para que el deportista logre y sienta dominio sobre la técnica utilizada y/o pueda modificarse o ajustarse al propio estilo o ritmo del atleta.
MOMENTOS “INTERCOMPETITIVOS” O TIEMPOS MUERTOS
Entrenamiento Pre-competitivo
1. Fortalecer la sensación de la capacidad técnica y táctica para mantener niveles óptimos de autoconfianza, disminuyendo la intromisión de pensamientos negativos
2. Detectar nivel óptimo de activación y concentración (nivel al que se pueda acceder nuevamente), señales que den cuenta de él.
3. Ejercitación para relajación y recuperación de nivel óptimo, a través de mímica de movimientos, auto relajación y auto activación controlando tiempos, situación símil a competencia.
Durante la competición.
1.- Evitar diálogos azarosos con otros competidores o atletas, manteniendo sólo sobre dichos o indicaciones del entrenador.
2.- Establecimiento de rituales que focalizen la atención del deportista, con mayor peso que la situación general (sin perder la atención sobre su turno o rendimiento de otros competidores). Distribución de minutos disponibles en acciones previamente planificadas.
Focalización: en los ritmos internos de respiración, ejecución de los ejercicios de elongación, ordenamiento de material o zapatillas (implementos deportivos), anulación de contacto verbal no atingente con otros compañeros o competidores.-
Es así que se ha programado el manejo de los entre tiempos con la alternancia en el uso de ejercicios de respiración, los que estarán enfocados a regular los niveles de activación y a la implementación de rituales conductuales que dirijan la atención hacia aspectos técnicos o físicos del propio deportista obteniendo mayor focalización sobre el proceso competitivo más que la interacción que surge con otros durante este proceso.
TABLA MANEJO DE ENTRETIEMPOS
Distribución de tiempos disponibles
3 minutos
1.-Orden de implemento.
2.-Hidratación.
3.-Correcciones técnicas del entrenador.
4.-Ejercicios de elongación general
4 minutos
1.- Ejercicios de respiración.
Y visualización (estos deben incluir las correcciones técnicas).
3 minutos
1.- Atención ante el próximo turno de lanzamiento y otras marcas.
2.-Revisión y ejercitación de gesto técnico corregido.
3.-Elongación especifica con implemento.
30/01/2005 15:41 #. sin tema No hay comentarios. Comentar.



La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces

Free counter and web stats


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris