Facebook Twitter Google +1     Admin

Albert Ellis la REBT y la Psicología del Deporte

20070729044541-slide0001-image001.png 

Albert Ellis es uno de los pilares más importante de la llamada terapia breve.

Existen un número amplio de autores que practican esta forma de terapia y a la vez son reconocidos como los autores originales de dicho paradigma. En el caso de Ellis, esto es innegable.

Una terapia breve, para algunos, supone que abarca 10 sesiones de trabajo. En el deporte es posible resolver una conducta disfuncional, en ocasiones con tres sesiones de trabajo, nos encontramos con personas que tiene dificultades relacionadas con el estrés o con conflictos de motivación o de relaciones interpersonales  y sobre todo son personas que no presentan estados psicopatológicos que puedan describirse en el DSM IV. Esto facilita mucho el proceso de intervención psicológica en el ámbito de consejero o coaching.

En psicología del deporte, la terapia breve es un tipo de intervención psicológica de singular importancia dado que en todos los deportes los problemas relacionados con conductas disfuncionales deben ser resueltos a la mayor brevedad posible, por ejemplo imaginemos a un boxeador minutos antes de un combate, que presenta pensamientos y sentimientos de culpa, ante la circunstancia de tener que golpear con sus puños a un adversario que no conoce y que no considera como contrario.

Pueden ocurrir muchas cosas, cuando estos pensamientos y emociones se instalan en el boxeador. Incluyendo la de bajar la guardia y permitir que le propinen algunos golpes que pueden decidir la ventaja de la victoria en la contienda. Hay que actuar con gran rapidez para cambiar dicho enfoque mental en el boxeador.

Parte de las herramientas para lograr modificar la disposición del boxeador se encuentra en la obra de A. Ellis.

Ellis, en 1955 publicó la terapia racional (TR), cambiándola a Terapia Racional Emotiva (TRE) en 1961, y a Terapia Racional Emotivo Conductual (REBT) en 1993.

Los métodos de REBT pueden emplearse con clientes difíciles, incluidos aquellos que sufren trastornos de personalidad, de organización, estados sicóticos, y deficiencia mental

La mayoría de los filósofos comparten una temática central: uno mismo, en van o y permanentemente, se crea el propio sufrimiento, cuando piensa de manera irracional y disfuncional. Así pues, también uno mismo puede cambiar esta manera de pensar y crear de nuevo una plenitud emocional y conductual.

Pocos son los terapeutas que trabajaban con este enfoque relativo a la actitud para aliviar el sentimiento y buscar la plenitud.

Una vez han usado los métodos cognitivos, emotivos y conductuales de la REBT de forma activa y segura, los clientes llegan a interiorizar, a menudo significados y creencias sanas y no frustrantes, y aprenden a reaccionar rápidamente ante los acontecimientos desagradables de la vida de manera sensible y plena.

6. Las creencias disfuncionales si se pueden cambiar fácilmente. La REBT se centra específicamente en las concepciones filosofías disfuncionales que mantienen los clientes y que no sólo conducen de forma directa a desarrollar serios problemas emocionales, sino que además son susceptibles de cambiarse y superarse. En la REBT, lo "profundo" conlleva una fuerte implicación de la concepción del mundo de la persona.

La REBT es intrínsecamente más profunda e intensa en el sentido siguiente:

Esta teoría propugna que si las personas desean sentir, a actuar y estar mejor, seria conveniente que llevaran un cambio profundo en sus creencias; esto les ayudaría más que el hecho de sencillamente sentirse mejor.

Al igual que otras terapias cognitivo conductuales, ayuda a la gente a ver y eliminar sus creencias de auto derrotista.

Intenta únicamente mostrarles cómo detrás de estas de estas creencias ilógicas y disfuncionales, razonadas de forma  absolutamente empírica, se esconden imposiciones específicas de carácter absolutista, que deben hallarse y modificarse, a no ser que quieran continuar pensando irracionalmente.

La REBT ayuda a la persona a trabajar abandonar sus molestias y trastornos presentes, adquiriendo entonces una actitud decididamente obligatoria y anti-catastrófica que les lleve a ser significativamente menos susceptibles al trastorno, tanto ahora como en el futuro.

Enseña a los deportistas un gran número de métodos cognitivos, emocionales y conductuales, y les enseña a usarlos de forma persistente y firme hasta que automáticamente lleguen a rechazar la tendencia a provocar por sí mismo el trastorno.

Una muestra de los planteamientos de Albert Ellis lo tenemos en la confección de una lista, de razones que juzgan nuestro propio valor y pueden autoderrotarnos:

La auto evaluación genera centrarse en sí mismo, en lugar de centrarse en el problema.

La auto evaluación puede fácilmente llevar a una persona a  valorarse demasiado, o a devaluarse.

Evaluarse a sí mismo basándose en algunas acciones o conductas en particular no tiene sentido.

Cuando estamos evaluándonos constantemente, es más difícil escuchar comprensivamente a los demás.

¿Cómo podemos clasificar si alguien es digno de algo?

El tiempo que gastamos en autoevaluarnos, podríamos aprovecharlo en cosas más útiles.

Entre los psicólogos que empleamos las técnicas de Ellis se encuentran T. Orlick y, B. Rushall

29/07/2007 04:45 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces

Free counter and web stats


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris