Facebook Twitter Google +1     Admin

Terapia Activa de, Frester 12

20070407212218-slide0001-image001.png 

3.4.2. Análisis de parámetros fisiológicos y neurofisiológicos como resultado de derivaciones polígrafas

Con el fin de obtener unas valoraciones diferenciadas de los efectos de la TA, así como de la duración de los efectos -la duración tiene importancia para la aplicación óptima de la TA en el entrenamiento y la competición-, unas tres semanas después realizamos derivaciones polígrafas en deportistas de diversas disciplinas (cf. KO H LER Y Frester, 1968). En el momento de los exámenes, los deportistas ofrecieron durante el ejercicio de TA una vivencia de pesadez y calor «muy manifiesta». La vivencia de calor en las piernas también se producía, aunque era calificada de «regularmente manifestada».

El estado físico y de ánimo, así como la actividad psíquica de los deportistas correspondían a su norma personal y eran «buenos». Todos los deportistas formaban un grupo de características uniformes, debido a su misma edad, el dominio uniforme de la TA, estado físico y psíquico discretos, y el estado de entrenamiento, bueno a muy bueno.

El examen se efectuó según el siguiente curso:

1. 5 minutos en posición decúbito supino (I).

 2. 5 minutos de pie (II).

3. Posición decúbito supino con ejercicio de TA (III).

4. Posición de pie (IV).

La instrucción de iniciar el ejercicio de TA fue dada después de haberse presentado de nuevo unas condiciones fisiológicas constantes. El curso del ensayo fue realizado con y sin aplicación de clicks. El curso del ensayo permitió obtener valores comparativos en diversas posturas del cuerpo, antes y después del ejercicio (Fig. 6).

Presión sanguínea. La f figura 6 muestra el comportamiento de la amplitud de la presión sanguínea durante el curso de la prueba. Bajo la influencia de la TA, la amplitud de la presión sanguínea aumenta en todos los deportistas por lo menos un 14 % y como máximo alrededor de un 350 %.

Se compararon las amplitudes en posición decúbito y en decúbito después de la TA. Como muestra el gráfico, la amplitud de la presión sanguínea comienza a subir durante la pausa de reposo de la TA, y alcanza su máximo al terminar el ejercicio de TA. Con frecuencia la amplitud de la presión sanguínea sigue uniformemente alta incluso después de incorporarse el deportista. En dos personas llegó a disminuir excepcionalmente durante la pausa de reposo y sólo llegó a ampliarse durante la fase de activación de la TA. En la repetición del ejercicio de TA, se amplió inmediatamente al principio del ejercicio.

 

Temperatura cutánea. A consecuencia del ejercicio de TA la temperatura cutánea sufre un aumento de un mínimo de 0,3° C hasta un máximo de 1,4° C. El aumento de la temperatura prosiguió incluso después del ejercicio. La repetición del ejercicio dio lugar a otro claro aumento de la temperatura cutánea, aun­que menor en comparación con la del ejercicio precedente. Durante la pausa de descanso del primer ejercicio pudo comprobarse, excepcionalmente, una disminución de la temperatura en dos deportistas, que corrió paralela con una disminución de la amplitud de la presión sanguínea. Sin embargo, tales efectos ya no volvieron a detectarse durante la repetición del ejercicio.

Test de ortostasis. Después de la incorporación del deportista de la postura decúbito (I) a las posturas de pie (II), antes de la TA, aparecieron en todas las personas, con un tiempo de latencia variable de medio a tres segundos, unas marcadas reducciones de las distancias R-R del ECG, que luego pasaron a una clara alteración de tales distancias. Este proceso puede repetirse de forma menos marcada.

Las primeras transformaciones después de la incorporación son las más marcadas. Esta alternancia de disminución y alargamiento de las distancias R-R no es idéntica con las condiciones sincrónicas rítmicas que en la arritmia respiratoria. Sin embargo, temporalmente puede comprobarse una coincidencia de ambos procesos. Tales fenómenos se producen igualmente después de los ejercicios de la TA. Después de la TA las acciones del corazón se prolongan significativamente (p = 0,001), el acortamiento y la prolongación muestran en los puntos más marcados una clara demora de su aparición. Dicha prolongación de los tiempos de latencia no sólo se explica por la prolongación de las diversas acciones del corazón, sino que sólo aparece después de transcurrido gran número de acciones aisladas.

 

07/04/2007 21:22 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces

Free counter and web stats


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris