Facebook Twitter Google +1     Admin

La movilización de las energías del deportista.

20070305105356-slide0001-image002.jpg

La movilización de las energías del deportista.
Una preocupación intensa de los entrenadores consiste en la urgencia de incrementar los rendimientos de sus deportistas a grados superiores a los alcanzados en competencias anteriores. Hago énfasis en la palabra urgencia. Ya sabemos que los deportistas se preparan para avanzar en sus resultados pero aquí se trata de romper todas las barreras, y en sueño preciado de cada entrenador con determinados deportistas. Aquellos que ellos estiman pueden llegar aun más lejos.
En muchos casos son deportistas con cualidades físicas excepcionales pero que no llegan a actualizar su potencial hasta sus límites. A menudo, deportistas que rinden en un grado superior en entrenamientos y no en competencias.
Asimismo, podemos encontrar deportistas que presentan características técnicas excepcionales y no son capaces de darle solución a los problemas del juego.
Varias son las estrategias que emplean los entrenadores para darle solución a su inquietud por lograr mayores rendimientos que los esperados.
Para tal propósito emplean con frecuencia:
Incrementar la intensidad y los volúmenes de las cargas de entrenamiento para lograr un desarrollo superior de las cualidades deportivas, bien sean físicas, técnicas o tácticas, por ejemplo, para compensar la debilidad de algunas cualidades de la voluntad, se aumenta considerablemente al capacidad de trabajo del deportista, lo que facilitara la resistencia al grado de esfuerzo a realizar.
Otro de los recursos de lo entrenadores es preocuparse por encontrar las llamadas ayudas ergogénicas con las cuales incrementar las energías, garantizar la recuperación del deportista y la reposición de los recursos biológicos perdidos durante las cargas de entrenamiento y competencia.
No es raro que se corran riesgos muy peligrosos con el empleo de sustancias que pueden estar dentro de la lista de las prohibidas como doping. El entrenador debe confiar la dirección del empleo de los recuperantes y otras sustancias al médico.
Otra de las orientaciones que sigue el comportamiento de los entrenadores consiste en realizar intervenciones de tipo psicológica que responden más a su propia experiencia personal que a una propuesta surgida de los conocimientos acabados de la Psicología.
En estas operaciones psicológicas empíricas emplean elementos de persuasión y sugestión, aplican refuerzos positivos y de igual forma acciones punitivas con el deportista tales como críticas, castigos, sarcasmos y hasta la acción física contra el deportista. Se han hecho estudios que evidencian en ocasiones la utilización del mobbing y el atrapamiento del deportista por entrenadores.
Esta incursión en la psicología sin un conocimiento profundo de la misma y ni la colaboración de un psicólogo tiene más resultados negativos que frutos beneficiosos para el deporte y al formación de los deportistas.

02/03/2007 15:57 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces

Free counter and web stats


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris