Facebook Twitter Google +1     Admin

Determinismo táctico (2)

20070124025729-slide0001-image001.png

Regulación de los impulsos y decisiones de las acciones deportivas del juego.

Requisito respecto a las funciones cognoscitivas en la regulación de los impulsos y decisiones de las acciones deportivas del juego.

La regulación de los  impulsos y decisiones abarca a aquellos procesos síquicos que, sobre la base de la regulación de la orientación, conducen a decidir una acción determinada y producen el desenlace la  acción motriz.

Este complejo de regulación determinada  el objetivo, el contenido, la intensidad, la duración y el resultado de la actividad deportiva del juego. En este caso, son de gran significación la vivencia de la valencia, las particularidades de las necesidades e intereses, así como las actitudes y motivos. En estrecha interrelación con la recepción sensorial y recopilación de informaciones por medio de la memoria se produce una elaboración diferenciada de las informaciones actuales y recopiladas mediante el pensamiento, lo que posibilita, una acción del jugador de acuerdo con la situación.

Por medio de la elaboración analítico-sintética de los múltiples contenidos de las percepciones en sus relaciones reciprocas, el deportista abarca los vínculos complejos entre los fenómenos individuales, reconoce con anticipación las intenciones de las acciones de sus compañeros y contrarios y deduce de ahí la tarea de juego  correspondiente.

La forma de pensar que transcurre inmediatamente durante las actividad del juego, es esencialmente un pensar "operativo" que hay que diferencias de aquellos procesos mentales que se producen antes y después de la competencia. El pensamiento operativo, o sea, la capacidad de tomar decisiones tácticas rápidas y oportunas, se encuentra entre las capacidades más importantes del jugador. La elaboración rápida y correcta de las informaciones decide en múltiples ocasiones el éxito de las acciones de juego técnico-tácticas y se encuentran frecuentemente entre las causas de las diferencias inter-individuales de los rendimientos.

La  calidad y la velocidad de los procesos del pensar "operativo" en el juego dependen, entre otras cosas, de:

  • - la velocidad y exactitud de la recepción de las informaciones,
  • - la activación y el empleo correcto de las diferentes cualidades de la atención,
  • - los conocimientos tácticos, las capacidades y experiencias,
  • - las particularidades de motivación, emocionales y volitivas de los jugadores.

Las anticipaciones son una condición para las decisiones de las acciones que se toman dentro del marco de los procesos tácticos mentales, las cuales están estrechamente unidas a las imágenes. La acción del jugador está unida a una anticipación constante de la situación que incluye la anticipación de las intenciones de las acciones de los compañeros, contrarios, así como la propia anticipación de los objetivos y los programas (esquema 3).

La anticipación de la situación del juego le plantea al jugador elevadas exigencias, ya que él, sobre la base de la anticipación de la situación, tiene que concordar constantemente por anticipado los objetivos y el programa de  sus acciones. En el  proyecto anticipado propio de los movimientos hay que incluir la anticipación de los siguientes movimientos extraños con proporciones y periodos alternos.

1. Anticipación  del objetivo y del  programa de las posibilidades de las acciones de juego de los compañeros en:

  • - procedimientos ofensivos individuales y colectivo-tácticos (compañero: en posesión y sin posesión del balón, sin y con penetración del adversario) y
  • - los procedimientos defensivos individuales y colectivo-tácticos (contra el poseedor del balón o contra el no poseedor del balón).

2. Anticipación del objetivo y del programa de las acciones de juego de los adversarios en:

  • - los procedimientos ofensivos individuales y táctico colectivos (contrario: con y sin posesión del balón, sin y con penetración por medio de los compañeros) y los procedimientos defensivos táctico-colectivos y táctico-individuales (contra los compañeros en posesión del balón).

3. Anticipación de los movimientos del balón en:

  • - combinación con los propios movimientos del jugador (trayectorias del balón en espera del mismo, durante la ejecución de acciones propias con el balón después pases de diferentes tipos).
  • - combinación con movimientos extraños de los compañeros o contrarios (trayectorias del movimiento del balón esperando el mismo por medio del compañero o contrario, en las acciones del balón de los compañeros y contrarios.

Asimismo, hay que destacar los requisitos  respecto a la capacidad de anticipación del jugador, de ellos los siguientes:

  • - Trabajos sucesivos y simultáneos de anticipación.

Las diferentes condiciones de la situación de juego permiten rara vez limitarse a las anticipaciones individuales, si  no exige principalmente secuencias de anticipación.

En este caso, es característica una anticipación simultánea frecuente de los movimientos extraños de diferentes objetos, de movimientos propios y extraños, así como un cambio constante de los contenidos de anticipación (movimientos  ofensivos y defensivos, movimientos propios y extraños).

  • - Trabajos de anticipación considerando múltiples alternativas de acciones de los compañeros y contrarios en el espacio próximo.
  • - Trabajos de anticipación con un elevado grado de inseguridad.

Estos requisitos son causados por la presencia frecuente de las acciones variables de engaño. El mismo efecto se presenta en los juegos contra jugadores o equipos desconocidos, mediante lo cual se dificulta considerablemente los pronósticos de probabilidad.

  • - Trabajos de anticipación bajo presión de tiempo.

Con un mínimo de información hay que lograr un óptimo de anticipación.

  • - Anticipación con adelanto (anticipación del objetivo mediato).

La anticipación no puede limitarse únicamente a la acción próxima. Hay que anticipar tanto las combinaciones propias de los movimientos en el desarrollo ulterior de las acciones como también el desarrollo futuro de las posibilidades de combinación de las acciones de juego de los compañeros y contrarios.

  • - Conservar una elevada calidad de anticipación a pesar de elevadas cargas psicológicas y físicas durante todo el tiempo de juego.

Sobre la base de la percepción y de la anticipación de la situación el jugador tiene que tomar una decisión para una acción determinada a partir de una cantidad más o menos elevada de alternativas de acciones.

Decisión significativa, que en este caso la cantidad de alternativa de acciones existentes objetivas y subjetivamente se limita a una, o sea, la anulación de la estructura de las alternativas se realiza por selección.

La decisión adecuada en una situación requerida como lo es la competencia, significa una correcta selección de las posibles alternativas de acciones adaptadas a las condiciones situacionales, asimismo como a las normas de comportamiento y objetivos trascendentes. Ella representa un acontecimiento muy complejo, del que forman parte las operaciones intelectuales, experiencias, relaciones emocionales y motivos de los tipos más variados, así como procesos psicológicos conscientes y no conscientes. Al decidir, el jugador tiene que poner en relación los fines perseguidos con las probabilidades de su logro y las consecuencias que se esperan. La situación actual y las condiciones objetivas situacionales deben relacionarse correspondientemente con las posibilidades precedentes y posteriores del rendimiento y el comportamiento (capacidades, normas, etc.)

Una decisión es determinada tanto por los factores objetivos como, también por los factores subjetivos. El fundamento subjetivo para encontrar una decisión representa la situación del juego (determinado tipo de situación).

Dentro de los factores subjetivos de la toma de decisión tenemos:

  • - La motivación trascendental de la acción.
  • - El grado de características de determinadas propiedades volitivas de control.
  • - El grado de desarrollo de las capacidades intelectuales.
  • - El conocimiento de las posibilidades técnicas y tácticas existentes, además, las experiencias ya acumuladas.

Al evaluar la bibliografía sobre el tema parece ser necesario caracterizar con más exactitud las múltiples exigencias respecto al comportamiento de la decisión del jugador. El esquema 4 representa un experimento para caracterizar el proceso de decisión dentro de la actividad deportiva del juego en sus fases.

A consecuencia de los numerosos compañeros y adversarios y la multiplicidad de sus posibilidades de decisión y acciones resultan condiciones complejas de decisión para el jugador. Para una toma de decisión óptima él juega primeramente varias variantes de solución en su mente en unidades de tiempo mínimos. Después, toma una decisión para el objetivo de la acción (decisión del objetivo de la acción, por ejemplo para un tiro a la portería) y selecciona posteriormente un programa adecuado de acciones (decisión del programa de acciones, por ejemplo, una variante especial de ejecución de un "tiro con salto o un salto de longitud"), que él trata de realizar después.

Continuará...

24/01/2007 02:57 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces

Free counter and web stats


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris