Facebook Twitter Google +1     Admin

Tratamiento para la Parálisis Facial Periférica Idiopática con Agentes Físicos y Masaje

Tratamiento para la Parálisis Facial Periférica Idiopática con Agentes Físicos y Masaje

Lic. Wendy Campillo Casanova

Lic. María Isabel Díaz Jerez

Lic. Lutgarda Irene Cárdenas Tejeda

Departamento de Rehabilitación del Policlínico “Isidro de Arma” municipio Playa. E-mail: wendycc@infomed.sld.cu

Resumen:

Diariamente en los Servicios Integrales de Rehabilitación en las Áreas de Salud (policlínicos), hay presencia de personas con parálisis facial por diferentes factores ejemplos: disgustos, HTA alto, cambios de temperatura, isquemia etc. Estas personas necesitan un tratamiento eficaz para su recuperación rápida. Las diferencias de acercamientos en cuanto al uso de agentes físicos en la parálisis facial periférica han fomentado la realización de investigaciones diversas que han permitido proponer las nuevas alternativas del tratamiento, como ellos fueran el uso de nuevos agentes físicos que han demostrado su efectividad en otras patologías con la similitud del fisiopatogenia. Los tratamientos actuales buscan acelerar la mejora y aumentar el porcentaje de personas recuperadas. Los pacientes que recibieron la terapia combinada de campo magnético, el láser y masaje tientan para tener una recuperación más rápida que cuando no se usa los agentes físicos, ellos recuperan pero más lentamente. El objetivo que se busca con este trabajo es dar para saber la efectividad que tiene el tratamiento con los agentes físicos (el campo magnético y láser) en los pacientes con la parálisis facial.

Palabras llave: parálisis facial periférica, agentes físicos, campo magnético, láser, masaje

Introducción:

La parálisis facial periférica consiste en un síndrome agudo con debilidad de la musculatura facial por afectación del nervio facial después del núcleo de este nervio (infra-nuclear), si el origen es anterior al núcleo (supra-nuclear), no es parálisis periférica, sino parálisis central, teniendo importancia en medicina distinguir las dos afecciones (la parálisis facial central es contralateral a la lesión afectando a la hemicara inferior mientras que la parálisis facial periférica es ipsilateral afectando a toda la hemicara). Es la más frecuente de todas las parálisis de los nervios craneales, puede ser unilateral si afecta únicamente a un lado y en raros casos bilateral. Según su origen puede dividirse en dos grupos:

Parálisis facial periférica idiopática o primaria, también llamada parálisis de Bell o parálisis a frigore. Es la más habitual y no se conoce la causa que la origina.

Parálisis facial sintomática o secundaria. Su frecuencia es menor, en este caso la parálisis facial es uno de los síntomas de otra enfermedad.

La parálisis facial periférica idiopática o primaria, es aquella que tiene comienzo agudo y no tiene causa conocida. Se asociaba con el enfriamiento brusco del rostro (parálisis a frigore), sin embargo, actualmente la etiología se atribuye a un proceso inflamatorio en el nervio debido a una infección viral (particularmente de la familia herpes virus). Es unilateral en un 99% de los casos; y en caso de ser bilateral debe de hacerse una investigación más profunda de su etiología. Provoca parálisis de los músculos inervados por la rama temporofacial y cervicofacial del nervio facial, ocasionando la pérdida total o parcial de los movimientos voluntarios, reflejos y automáticos de dichos músculos.

Cada nervio facial controla los músculos de un lado de la cara y transporta impulsos nerviosos a las glándulas lacrimales, las glándulas salivares, y los músculos de un pequeño hueso en el oído medio llamado estribo. El nervio facial también transmite sensaciones del gusto provenientes de la lengua. Cuando se produce la parálisis de Bell, se interrumpe la función del nervio facial, causando la interrupción de los mensajes que el cerebro le envía a los músculos faciales.

Etimología

Recibe su nombre de Sir Charles Bell, un cirujano escocés del siglo XIX quien fue el primero en describir la afección.

Síntomas

Generalmente afecta a un solo lado de la cara, en casos raros puede afectar simultáneamente a los dos lados. Debido a la complejidad del nervio facial, la interrupción de su función puede generar diversos problemas. Los síntomas varían entre las personas y fluctúan en gravedad desde una debilidad leve a parálisis total, pueden incluir tics. Del lado afectado presenta aplanamiento de arrugas frontales, descenso de la ceja, imposibilidad de ocluir el párpado, con epifora o lagrimeo. Cuando se le pide al paciente que cierre los ojos, el globo ocular del lado paralizado se dirige hacia arriba (signo de Bell). El surco naso-geniano se borra, con desviación de la comisura bucal hacia el lado opuesto. Según el nivel de la lesión pueden afectarse las funciones secretorias, del músculo del estribo y del gusto.  Con mayor frecuencia estos síntomas, que generalmente comienzan súbitamente y llegan al máximo en 48 horas, llevan a una distorsión facial significativa. Otros síntomas pueden comprender dolor o molestias alrededor de la mandíbula y detrás del oído, zumbido en uno o ambos oídos, dolor de cabeza, pérdida del gusto, hipersensibilidad al sonido del lado afectado, deterioro en el habla, mareos y dificultad para comer o beber.

Etiología

La parálisis de Bell se produce cuando el nervio que controla los músculos faciales está inflamado o comprimido, sin embargo, se desconoce qué es lo que causa el daño. La mayoría de los científicos cree que una infección viral causa el trastorno. Se cree que el nervio facial se inflama como reacción a la infección, causando presión dentro del canal de Falopio y llevando a un infarto (muerte de las células nerviosas debido al suministro insuficiente de sangre y oxígeno). En algunos casos leves sólo hay daño en la vaina de mielina del nervio. La vaina de mielina es el recubrimiento graso, el cual funciona como un aislante, de las fibras nerviosas del cerebro. Hace más de dos décadas se reconoce una íntima relación entre parálisis facial periférica "idiopática" y enfermedades sistémicas metabólicas como el la diabetes mellitus, hipertensión arterial sistémica y dislipidemia tipo hipercolesterolemia, siendo la parálisis de Bell una manifestación temprana, aguda y grave del síndrome metabólico en la gran mayoría de los enfermos con primo diagnóstico.

La parálisis facial periférica idiopática (PFPI) o parálisis facial de Bell (PFB) es una enfermedad muy frecuente hoy en día, que causa parálisis aguda en un lado de la cara. Las tasas promedio de incidencia anual son bastante similares en el mundo y oscilan de 20 a 32,7 casos por cada 100 000 habitantes. Sin embargo, muchos investigadores plantean una mayor frecuencia entre los japoneses, israelitas, italianos de la isla de Sicilia y mexicanos residentes en Texas, mientras que la enfermedad suele ser más rara entre los suecos y los habitantes de países anglosajones como Gran Bretaña y los Estados Unidos de América (EUA).

De igual forma se señala un crecimiento significativo del episodio en las mujeres embarazadas, que es de 45 por cada 100 000 embarazadas. El punto de incidencia más alto en que se expresa la afección oscila entre los 20 y los 40 años de edad y afecta ambos sexos y lados de la cara por igual.

Desde el año 1927, se describe la fisioterapia como una parte del tratamiento de la PFPI. Como lo es la utilización protocolizada de ejercicios de la mímica facial. En 1994 se publica una revisión en la que se describen una serie de tratamientos fisioterapéuticos aplicados a la parálisis facial que siguen utilizándose hoy en día. Pero aun así sigue la polémica sobre el tratamiento convencional en la rehabilitación de esta afección, como son el uso de agentes físicos: calor infrarrojo, corrientes y masaje estimulante, debido a que muchos especialistas han denigrado su uso en la etapa aguda. Pues lejos de beneficiar ha provocado mayor grado de lesión y complicaciones.

Los tratamientos actuales se apoyan en la medicina basada en la evidencia. Los Ensayos Clínicos Aleatorizados Controlados (ECAC) referentes a esta temática han planteado que la reeducación neuromuscular y la terapia de la mímica facial son efectivas en la mejora de la simetría, la rigidez y la movilidad de los músculos faciales, y que se puede considerar como método para prevenir las secuelas de la misma. También los resultados demuestran que el tratamiento de ejercicio frente al espejo es eficaz en la prevención del desarrollo de sin cinesias tras una parálisis.

La problemática principal en la rehabilitación de la PFPI es que presenta un tratamiento incierto y cuestionable, dado que las investigaciones plantean diversas teorías y resultados poco alentadores en fisioterapia. La PFPI desde el punto de vista fisiopatológico presenta una inflamación a nivel del canal de Falopio, que trae por consecuencia una isquemia del nervio y su degeneración, acompañado de ciertos síntomas como el dolor retroauricular, los trastornos del gusto e hiperacusia.

Eso hace sospechar que en la etapa aguda de la enfermedad deberíamos utilizar agentes físicos como el campo magnético (CM) y el láser, los cuales muestran efectos antiinflamatorios, vasculares y reparadores de tejidos. Estos agentes no generan calor, pues traerían una mayor inflamación y gravedad de la enfermedad, como ha ocurrido cuando se ha aplicado calor infrarrojo, acupuntura y corriente estimulante.

Los estudios recientes sobre el CM son bastante alentadores, pues plantean que al aplicarse de forma pulsada en un tejido vivo se produce una apertura de capilares o pequeños vasos sanguíneos. Lo que trae consigo no solo una vasodilatación por la acción sobre la pared del vaso, sino que también actúa sobre la columna circulatoria. Asimismo se han estudiado los efectos analgésicos y antiinflamatorios que presenta en diferentes sistemas del organismo: en los huesos, los cartílagos, el sistema linfático, los músculos y recientemente en los nervios con atrapamiento (el mediano y el ulnar) y en las poli-neuropatías sensitivas.

El láser a su vez ha manifestado gran éxito terapéutico en la actualidad, por su efecto antiinflamatorio, vascular y regenerador de tejidos tanto muscular como nervioso. Por tanto es una nueva terapia alternativa para las afecciones tempranas de los nervios, como las parálisis congénitas y adquiridas del nervio facial, radial y del plexo braquial.

Por los que el objetivo general es: Dar a conocer la efectividad que tiene el tratamiento de la parálisis facial periférica con la inclusión de agentes físicos

Desarrollo:

Origen y Evolución de los agentes físicos (láser y campo magnético)

La palabra ser es un acrónimo de las palabras inglesas: Light Amplification by Stimulated Emisión of Radiación, es decir, amplificación de luz mediante emisión estimulada de radiación. Realmente representa el nombre de un dispositivo cuántico, que sirve para generar ondas electromagnéticas de la gama óptica.

Se define como láser terapia la acción sobre el organismo de una terapia energética, siendo la energía lumínica aportada la mayor responsable del resultado terapéutico. El láser proporciona una forma de emisión de radiación luminosa de características especiales.

La radiación láser es monocromática (una sola longitud de onda), posee una gran direccionalidad (escasa divergencia) y puede concentrar un elevado número de fotones en fase en áreas muy pequeñas. Estas características han permitido una gran diversidad de aplicaciones en el campo de la tecnología actual y, en concreto, en la medicina.

Las primeras aplicaciones médicas del láser correspondieron a la cirugía. Comenzó empleándose en la fotocoagulación de tumores de la retina; pronto se aprovecharon las propiedades fototérmicas y fotoablativas de la elevada concentración energética en áreas muy pequeñas para la utilización reglada del «láser quirúrgico» en cirugía.

A partir de experiencias realizadas a principios de los setenta, se comenzó a observar que la irradiación láser de bajo nivel energético, sin llegar a producir efecto térmico, podía tener una acción estimulante sobre ciertos procesos biológicos, como la cicatriza­ción o la resolución del edema y la inflamación. Esta modalidad «atérmica» de tratamiento constituye la laserterapia de baja intensidad o de baja potencia, de especial interés en medicina física.

Efectos Terapéuticos Generales

-Analgésico.

-Antinflamatorio.

-Antiedematoso.

-Normalizador circulatorio.    

-Bioestimulante del trofismo celular.

Denominamos magnetoterapia al tratamiento mediante campos magnéticos. Podemos diferenciar la aplicación de campos magnéticos producidos mediante corriente eléctrica (magnetoterapia propiamente dicha) de los campos magnéticos obtenidos mediante imanes, naturales o artificiales (imán terapia).

Es la rama de la medicina que estudia las posibilidades de tratamientos de distintas enfermedades mediante la influencia del campo magnético en el organismo, utilizando imanes permanentes o equipos generadores de campos magnéticos.

Los campos magnéticos aplicados a la medicina son de baja frecuencia y de baja intensidad.

Existen numerosos datos sobre la utilización del magnetismo en la antigüedad. El nombre de magnetismo se acuñó en Grecia, bien debido al pastor Magnes, el cual según se dice comprobó cómo ciertos minerales atraían la contera metálica de su bastón, o bien derivado de la ciudad de Magnes, en Asia menor, donde abundan los minerales de estas características.

Por otra parte, en China se conocían desde muy antiguo las propiedades de las agujas imantadas, que, suspendidas de un hilo, señalaban el norte, fenómeno base de la brújula, que pasó a Occidente en el siglo XIII.

Paracelso, en el siglo XVI, utilizaba en sus tratamientos barras imantadas, distinguiendo los distintos efectos terapéuticos del polo norte y del polo sur.

En 1600, el médico inglés William Gilbert, en su obra De Magnete, considera la tierra como un enorme imán, lo que explicaba la orientación de la aguja magnética en el sentido de los meridianos.

La utilización de la imanterapia es discontinua pero, en el siglo XVIII, Mesmer la fundamenta y aplica con gran éxito, ante de establecer la teoría de ¨magnetismo animal¨.

En el siglo XIX, el estudio de las corrientes alternas conduce al descubrimiento de la producción, a partir de ellas, del campo electromagnético. Los trabajos de Faraday, Maxwell y Gauss establecen las bases teóricas de sus aplicaciones prácticas, industriales y médicas.

A principios del presente siglo, destaca el interés por el efecto de los campos magnéticos sobre el organismo humano. M.F. Barnothy, en Estados Unidos, inicia una serie de recopilaciones de trabajos sobre el efecto biológico de los campos magnéticos. La NASA tiene un interés especial en el tema, por lo que propicia numerosas investigaciones. Y en distintos países, en especial en Alemania e Italia, destaca el interés por la aplicación terapéutica de la magnetoterapia.

Efectos Terapéuticos Generarles

-Relajación muscular

-Vasodilatación

-Aumento de la presión parcial del oxígeno en los tejidos

-Efecto sobre el metabolismo del calcio en el hueso y sobre el colágeno

-Efecto analgésico

-Efecto de relajación orgánica generalizada

El masaje puede considerarse como la herramienta terapéutica más antigua que el ser humano utilizado para proporcionarse un recurso natural contra el dolor, frotarse con la mano la zona del cuerpo en la que se ha producido dolor es una reacción natural e instintiva, así como realizar fricciones repetidas en la zona orgánica en la que se siente frio. Se aplica como medio higiénico, profiláctico, sanatorio y también para aumentar los resultados deportivos, hace más de 35 siglos. La historia se pierde en los tiempos antiguos, donde poetas, dibujantes y escritores nos han dejado muchas descripciones del masaje que se utilizaba como tratamiento médico o culto religioso

El masaje es un sistema basado en datos científicos y comprobados en la práctica. Este sistema abarca manipulaciones de influencia mecánica sobre el organismo del hombre y pueden ser aplicadas con las manos del masajista o por medio de aparatos especiales. El objetivo de esta influencia es desarrollar y restablecer funciones del organismo y también en su coordinación. 

Bases del tratamiento:

Los pacientes desde la primera sesión de tratamiento comienzan con los agentes físicos en el departamento de electroterapia y después pasan al gimnasio a darse el masaje.

La técnica de láser puntual: se aplicó con el equipo Lasermed 670, a través del recorrido del nervio facial, con un espacio de 1,5 cm por cada punto y un punto extra en la emergencia del nervio. Se le realizó depósitos de 14 j/cm2 de forma pulsátil, donde la potencia de salida es de 40 mw, con un tiempo variable que comenzaba con 30 segundos y se aumenta 15 segundos cada 5 sesiones hasta llegar a un minuto. La longitud de onda del láser fue de 670nm. Se realiza la técnica una vez por día durante 30 sesiones, de lunes a viernes.

Se aplica el campo magnético (ASA-PMT quattro PRO) donde los solenoides van en ambos lado de la cara con los siguientes parámetros: Frecuencia 25 Hz e intensidad de 75 % y con un tiempo de 15 minutos. Se realiza la técnica una vez por día durante 30 sesiones, de lunes a viernes.

La fisioterapia con el masaje para estimular al nervio facial, ayuda a mantener el tono muscular y ayuda a evitar las contracturas permanentes (contracción o acortamiento de músculos) de los músculos paralizados antes de que se produzca la recuperación.

Referencia Bibliográfica:

1-Ailioaie, L.M., Ailioaie C. and Topoliceanu F. (2001). Laser Action in Nerve Injuries in Children. Book of Abstracts, 8-th International Congress of EMLA, Moscow, 42

2-Allen D, Dunn L. Aciclovir o valaciclovir para la parálisis de Bell (parálisis facial idiopática) (Revisión Cochrane traducida).En: La Biblioteca Cochrane Plus, 2008 Número 2. Oxford: Update Software Ltd. Disponible en: http: //www.update-software.com. (Traducida de The Cochrane Library, 2008 Issue 2. Chichester, UK: John Wiley & Sons, Ltd.).pdf

3-Beurskens CH, Heymans PG. Mime therapy improves facial symmetry in people with long-term facial nerve paresis: a randomised controlled trial. Aust J Physiother. [serie en internet] 2006 [citada 24 Nov 2010]; 52(3):177-83. Disponible en: http://preview.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed.pdf

4-Beurskens CH, Heymans PG. Positive effects of mime therapy on sequelae of facial paralysis: stiffness, lip mobility, and social and physical aspects of facial disability. Otol Neurotol. [serie en internet]  2003 Jul [citada 24 Nov 2010];(; 24(4):677-81. Disponible en: http://preview.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed.pdf

5-De Diego-Sastre JI, Prim-Espada MP, Fernández-García F. Epidemiología de la parálisis facial de Bell. Rev Neurol 2005; 41 (5): 287-290.Disponible en: http://www.neurologia.com/pdf/Web/4105/t050287.pdf

6-Finsterer J. Management of peripheral facial nerve palsy. Eur Arch Otorhinolaryngol. [serie en internet]  2008 Jul [citada 24 Nov 2010]; 265(7):743-52. Disponible en: http://preview.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed.pdf

7-Ishida, Masashi; Fujioka, Mikihiro; Takahashi, Kenji; Arai, Yuji; Kubo,Toshikazu. Electromagnetic Fields: A Novel Prophylaxis for Steroid-induced Osteonecrosis. Clinical Orthopaedics and Related Research, Volume 466, Number 5, May 2008, pp. 1068-1073(6).pdf

8-Jabor MA, Gianoli G. Management of Bell's palsy. J La State Med Soc. [serie en internet]  1996Jul [citada 24 Nov 2010]; 148(7):279-83. Disponible en: http://preview.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed.pdf

9-Jackson CG, Von Doersten PG. The facial nerve. Current trends in diagnosis, treatment, and rehabilitation. Med Clin North Am. [serie en internet ]  1999 Jan[citada 24 Nov 2010]; 83(1):179-95, x. Disponible en: http://preview.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed.pdf

10-Martin Cordero J M (2008) Agentes Físicos Terapéuticos. La Habana. Ed: Ciencias Médicas.

11-Mohammed IF, Al-Mustawfi N, Kaka LN. Promotion of regenerative processes in injured peripheral nerve induced by low-level laser therapy. Photomed Laser Surg. 2007 Apr; 25(2):107-11.pdf

12-Rivero Fdez, A. E. et al, (2007) Masaje: Un recurso valioso para el trabajo con deportista. La Habana. Ed: Deportes

13-Rochkind S, Leider-Trejo L, Nissan M, Shamir MH, Kharenko O, Alon M. Efficacy of 780-nm laser phototherapy on peripheral nerve regeneration after neurotube reconstruction procedure (double-blind randomized study). Photomed Laser Surg. [serie en internet]  2007 Jun [citada 24 Nov 2010];25(3):137-43. Disponible en: http://preview.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed.pdf

14-Weintraub, Michael I, Cole, Steven P. A Randomized Controlled Trial of the Effects of a Combination of Static and Dynamic Magnetic Fields on Carpal Tunnel Syndrome. Volume 9, Number 5, July/August 2008, pp. 493-504(12).pdf

15-Weintraub MI, Herrmann DN, Smith AG, Backonja MM, Cole SP. Pulsed electromagnetic fields to reduce diabetic neuropathic pain and stimulate neuronal repair: a randomized controlled trial. 2009 Jul;90(7):1102-9.PMID: 19577022.pfd

.

 

06/04/2018 14:20 webmasterDeUcha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris