Facebook Twitter Google +1     Admin

Ejercicios de rehabilitación para paciente cardiópata en fase de convalecencia. Estudio de caso.

20171030222417-200177300-001.jpg

Autora: Lic. María Isabel Díaz Jerez. INDER Nacional. Lic. José Ángel Mustelier Oquendo. Instituto de Cardiología. Lic. Camilo Peláez Sordo, fisioterapeuta del Equipo Nacional de Pesas, Instituto de Medicina Deportiva.

Resumen

La rehabilitación integral del paciente con infarto agudo al miocardio, es un elemento fundamental para la ciencia y la sociedad a nivel mundial. En Cuba contamos con centros especializados que atienden este tipo de patología en cada una de sus etapas, dándole al paciente las herramientas necesarias para mejorar su calidad de vida mediante la eliminación de los factores de riesgo modificables, reinsertándolo en la sociedad. El personal vinculado está capacitado para trabajar en función de los programas de actividad física adaptados a estos pacientes obteniendo un resultado positivo en su recuperación mediante el protocolo establecido y teniendo en cuenta el concepto inviolable de invidualización.

Palabras claves: Infarto agudo, rehabilitación, ejercicio físico, individualización.

Introducción

El infarto de miocardio es una patología que se caracteriza por la muerte de una porción del músculo cardíaco que se produce cuando se obstruye completamente una arteria coronaria. En las circunstancias en las que se produce la obstrucción el aporte sanguíneo se suprime.

El término infarto agudo de miocardio (agudo significa súbito, mio músculo y cardio corazón), frecuentemente abreviado como IAM o IMA y conocido en el lenguaje coloquial como ataque al corazón, ataque cardíaco o infarto, refleja la muerte de células cardíacas provocada por la isquemia resultante del desequilibrio entre la demanda y el aporte de riego sanguíneo por la circulación coronaria.12

La principal causa es la enfermedad de las arterias coronarias con riego sanguíneo insuficiente, que produce daño tisular en una parte del corazón producido por la obstrucción en una de las arterias coronarias, frecuentemente por ruptura de una placa de ateroma vulnerable. La isquemia o suministro deficiente de oxígeno que resulta de tal obstrucción produce la angina de pecho, que si se recanaliza precozmente, no produce muerte del tejido cardíaco, mientras que si se mantiene la anoxia (falta de oxígeno en un tejido) o hipoxia (disminución del suministro de oxígeno), se produce la lesión del miocardio y finalmente la necrosis, es decir, el infarto.

El infarto de miocardio es la principal causa de muerte de hombres y mujeres en todo el mundo. ​La facilidad de producir arritmias, fundamentalmente la fibrilación ventricular, es la causa más frecuente de muerte en el infarto agudo de miocardio en los primeros minutos, razón por la que existe la tendencia a colocar desfibriladores externos automáticos en lugares públicos concurridos.

Los principales riesgos que predisponen a un infarto son la aterosclerosis u otra enfermedad de las coronarias, antecedentes de angina de pecho, de un infarto anterior o de trastornos del ritmo cardíaco, así como la edad, principalmente en hombres mayores de 40 años y mujeres mayores de 50 años. Ciertos hábitos modificables, como tabaquismo, consumo excesivo de bebidas alcohólicas, obesidad y niveles altos de estrés también contribuyen significativamente a un mayor riesgo de tener un infarto.

Un infarto de miocardio es una urgencia médica por definición y se debe buscar atención médica inmediata. Las demoras son un error grave que cobra miles de vidas cada año. El pronóstico vital de un paciente con infarto depende de la extensión del mismo (es decir, la cantidad de músculo cardíaco perdido como consecuencia de la falta de irrigación sanguínea) y la rapidez de la atención recibida.

En pacientes con infarto agudo de miocardio (IAM), el tratamiento con angioplastia coronaria transluminal percutánea (ACTP) se asocia con una reducción absoluta del 4,6% en la incidencia de muerte o reinfarto en comparación con el empleo de la fibrinólisis1.

La angioplastía coronaria transluminal percutánea (ACTP), se realiza para abrir las arterias coronarias obstruidas a causa de la enfermedad de la arteria coronaria (CAD) y para restaurar el flujo sanguíneo arterial hacia el tejido cardíaco sin necesidad de recurrir a una cirugía a corazón abierto. Se inserta un catéter (tubo largo y hueco) especial dentro de la arteria coronaria que recibirá tratamiento. Este catéter tiene un balón diminuto en la punta. Se infla el balón después de que el catéter se haya colocado dentro de la zona estenosada de la arteria coronaria. Al inflarse el balón, se comprime el tejido graso de la arteria y se forma una abertura más grande dentro de la arteria para mejorar el flujo sanguíneo.

En los últimos años, se han desarrollado muchos perfeccionamientos en el procedimiento de ACTP, como la colocación de endoprótesis vasculares. La endoprótesis vascular es un dispositivo metálico muy pequeño, expandible, que se inserta dentro de la zona de la arteria recientemente abierta con el propósito de impedir que la arteria se vuelva a estenosar (angostar) u ocluir (cerrar).

Una vez colocada la endoprótesis vascular, se comenzará a formar tejido sobre ella, pocos días después del procedimiento. La endoprótesis vascular quedará completamente cubierta por tejido al cabo de un m es, aproximadamente. Es necesario tomar un medicamento, como aspirina o clopidogrel (Plavix?), que disminuye la viscosidad de las plaquetas (tipo de células sanguíneas que se agrupan para formar coágulos para detener el sangrado) con el fin de evitar que se formen coágulos dentro de la endoprótesis vascular.

Las endoprótesis vasculares más nuevas (stents farmacológicos o DES, por sus siglas en inglés) están recubiertas de un medicamento que previene la formación de tejido cicatricial dentro de la endoprótesis vascular. Estos stents farmacológicos liberan el medicamento dentro del mismo vaso sanguíneo. Este medicamento inhibe el crecimiento excesivo de tejido que se puede producir dentro de la endoprótesis vascular. El efecto de este medicamento es prevenir la estenosis del vaso sanguíneo recientemente tratado con endoprótesis vascular.

Si se forma tejido cicatricial dentro de la endoprótesis vascular, se puede utilizar radioterapia (llamada braquiterapia) para despejar la zona cicatricial y abrir el vaso por completo. Una vez terminado el procedimiento y la fase hospitalaria el paciente pasa a la fase de convalecencia, donde es atendido de acuerdo a las orientaciones médicas por el fisiatra, rehabilitador, psicólogo y nutricionista.

Estudio de caso:

Paciente Carlos Manuel Pérez López, de 48años de edad, Director Económico de una Empresa, que se encuentra en fase de convalecencia y llega a nuestra área de salud con una fase hospitalaria realizada. Tiene un IMA y se le realiza un ACTP y se le coloca un stents en la coronaria derecha, además es hipertenso, obeso, sedentario, es fumador. Medicado con Atenolol, con un pulso de entrenamiento de 100-110.

Datos generales de la fase de convalecencia:

Duración: 2 a 3 meses y hasta 6 meses.

Frecuencia: 4 a 5 veces / semana.

Intensidad: 40 - 60 % de la FC máx.

Capacidades físicas a desarrollar: Resistencia general, fuerza a la resistencia, coordinación y amplitud articular.

Duración de la sesión de ejercicios: 30 a 90 minutos.

Indicaciones metodológicas generales del programa de ejercicios físicos:

Suspender o no comenzar los ejercicios con dolor precordial en lugares típicos. 

Los pacientes deben usar una vestimenta holgada, fresca y limpia.

Los pacientes deben hidratarse durante y al finalizar los ejercicios.

No comenzar los ejercicios con frecuencia cardíaca en reposo muy alta o muy baja de la habitual.

No comenzar los ejercicios con presiones arteriales en reposo muy alta (160/100) o muy baja de la habitual.

Con trastornos digestivos (náuseas, vómitos, diarrea, etc.), no realizar ejercicios.

El control del entrenamiento debe ser por la frecuencia cardíaca.

El aumento de las cargas de ejercicios será de acuerdo con el pulso de entrenamiento, al estado clínico y las características individuales de cada paciente.

Se deben combinar los ejercicios respiratorios con los otros ejercicios.

En los ejercicios respiratorios se debe tener siempre presente que la inspiración debe realizarse por la nariz y la espiración por la boca.

 Orientaciones metodológicas que se les deben indicar a los pacientes:

El ejercicio debe ser diario, con un día de descanso a la semana.

El ejercicio debe hacerse antes de las comidas o pasadas tres horas de éstas.

No deben hacer los ejercicios después de un período muy prolongado sin ingerir alimentos.

Deben evitar cargar grandes pesos o empujarlos, sobre todo en la fase de convalecencia.

Con fiebre, gripe o cualquier tipo de infección e indisposición no se deben realizar ejercicios.

Consumir sus medicamentos como lo tienen indicados.

Protocolo de rehabilitación

Se le toma el pulso en reposo

Se le toma la TA

Se comienza con ejercicios de estiramiento y con un calentamiento general, donde se ejecutan ejercicios de movilidad articular, de flexión y extensión de brazos y piernas, de manera simultánea y alterna.

Y se realizan los siguientes ejercicios:

5 min de bicicleta

2 de estera

1 de escalón

10 semicuclillas

Ejercicios de respiración diafragmática de recuperación.

Nota: Con la toma de pulso después de cada ejercicio.

De acuerdo con la evolución del paciente se le aumenta cada 5 sesiones, 1 min de trabajo en dos o tres de los ejercicios antes mencionados, por ejemplo:

5 min de bicicleta

3 min de estera

2 min de escalón

10 semicuclillas

Ejercicios de respiración diafragmática de recuperación.

Ejercicios de relajacion.

Nota: Con la toma de pulso después de cada ejercicio.

Estos procedimientos tienen dentro de sus principales objetivos son mejorar la capacidad física de trabajo y propiciar una reincorporación laboral temprana. Al finalizar la fase es importante que los pacientes estén realizando alrededor de 30 minutos de ejercicio aeróbico, siempre que lo permita su estado clínico y físico, atendiendo siempre a sus individualidades.

Conclusiones:

A partir de la aplicación de este protocolo se pudo constatar que el paciente pudo mejorar su capacidad de trabajo ante el ejercicio físico y por tanto su calidad de vida de manera general.

Bibliografía

https://es.wikipedia.org/wiki/Infarto_agudo_de_miocardio

Informe sobre la actividad de Cardiología Intervencionista. Red Nacional. MINSAP 2007.

Moreno R, García E. Beneficios e indicaciones de la Angioplastia primaria como estrategia de reperfusión en el IMA. En Angioplastia primaria. Reperfusión en el Infarto Agudo de Miocardio. Cap.2 pág 35-61, Ed. Gráficas Letra S.A, 2007.

Méndez T. Síndrome Coronario Agudo sin elevación del segmento ST en libro Terapia Intensiva, tomo II. Editor Armando Caballero López. Cuba 2008.

www.cuidateplus.com/enfermedades/enfermedades-vasculares.../infarto-miocardio.html

 

 

30/10/2017 22:24 webmasterDeUcha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Site Oficial 2019 Visitar: http://psicologiadeldeporte.space/

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris