Facebook Twitter Google +1     Admin

La Obesidad una Enfermedad Crónica No Transmisible: Un reto del siglo XXI.

20171030220744-81715221.jpg

Autores: Lic. Wendy Campillo Casanova, Policlínico “Isidro de Armas”; Lic. Ariel García Alfonso, Combinado Deportivo “Mártires de Barbados”; Lic. María Isabel Díaz Jerez, INDER Nacional.

Resumen:

Cuba es uno de los países latinoamericanos que se enfrenta a las Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT), la magnitud alcanzada y la rapidez con que la poblacional adquiere estas enfermedades es una preocupación en los años futuros. La HTA, la Diabetes y las Enfermedades Respiratorias Crónicas (ERC) se agrupan dentro de las ECNT. Dentro de las ECNT también está la obesidad, la cual hay que prestarle mucha atención. Es considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde 1998 una epidemia y constituye uno de los principales problemas de salud actual, en ascenso para todos los países. Afectando por igual, etnias, sexo, edades. Considerada el 2do motivo de muerte prevenible en el mundo. Se estima que en el 2020, alrededor de 5 millones de personas morirán con patologías relacionadas con la obesidad.

La obesidad en los niños y adolescentes constituye una enfermedad preocupante, no solo por su magnitud y consecuencias a corto plazo, sino porque se relaciona con el desarrollo posterior de enfermedades cardiovasculares de mayor riesgo de mortalidad en edades tempranas. La OMS estima que el 30% de los actuales escolares, serán obesos al llegar a la edad adulta. Las estrategias de prevención y tratamiento en estas edades son las que garantizan que se gane la batalla de las ECNT.

Nuestro estado considera que la obesidad es una preocupación a escala mundial, trae consigo enfermedades de riesgo, lo cual requiere de acciones cooperativas y solidarias, que trazando estrategias nacionales e internacionales tiendan a prevenir y disminuir dicha enfermedad.

Palabras claves: Enfermedades Crónicas No Transmisibles (ECNT), obesidad y prevención.

Summary

Cuba is one of the Latin American countries that not face the Chronic Illnesses Transferable (ECNT), the reached magnitude and the speed with which the populational one acquires these illnesses it is a concern in the future years. The HTA, the Diabetes and the Chronic Breathing Illnesses (ERC) they group inside the ECNT. The obesity is also inside the ECNT, which it is necessary to pay him a lot of attention. It is considered by the World Organization of the Health (OMS) from 1998 an epidemic and one of the main problems of current health constitutes, in ascent for all the countries. Affecting equally, ethnoses, sex, ages. Considered the 2do reason of death prevenible in the world. He/she is considered that in the 2020, around 5 million people they will die with pathologies related with the obesity. 

The obesity in the children and adolescents constitutes an illness preoccupant, not alone for its magnitude and short term consequences, but because he/she is related with the later development of cardiovascular illnesses of more risk of mortality in early ages. The OMS estimates that the school 30% of the current ones, they will be obese when arriving to the mature age. The strategies of prevention and treatment in these ages are those that guarantee that the battle of the ECNT is won.

Our state considers that the obesity is a concern to world scale, he/she brings I get illnesses of risk, that which requires of cooperative and solidary actions that tracing national and international strategies spreads to prevent and to diminish this illness.

Key words: Chronic illnesses Not Transferable (ECNT), obesity and prevention.

Introducción:

En varias culturas humanas, la obesidad estuvo asociada con atractivo físico, fuerza y fertilidad. Algunos de los primeros artefactos culturales conocidos, como las figuritas de Venus, son estatuas tamaño bolsillo representando una figura femenina obesa. Aunque su significado cultural no está registrado, su amplio uso por todas las culturas prehistóricas mediterráneas y europeas sugiere un rol central para la forma femenina obesa y el uso en rituales mágicos sugiere la aprobación cultural de (y quizás la reverencia por) esta forma corporal. Esto es más probable se deba a su habilidad para lidiar fácilmente con niños y sobrevivía las hambrunas.

La obesidad fue considerada un símbolo de riqueza y estrato social en culturas propensas a la escasez de comida o hambrunas. Esto fue visto también de la misma manera en el período moderno temprano en las culturas europeas, pero cuando la seguridad alimentaria fue realizada, sirvió más como una muestra visible de "lujuria por la vida", apetito e inmersión en el reino del erótico. Este fue especialmente el caso en las artes visuales, tales como las pinturas de Rubens (1577-1640), cuya representación regular de mujeres obesas nos dio el término descriptivo de "rubenesca".

La obesidad también puede ser vista como un símbolo dentro de un sistema de prestigio. "El tipo de comida, la cantidad y la manera en la cual está servida están entre los criterios importantes de clase social. En la mayoría de las sociedades tribales, inclusive aquellas con un sistema social altamente estratificado, todo el mundo-la realeza y los plebeyos-, comían la misma clase de alimentos y si hubo una hambruna todo el mundo estuvo hambriento. Con la siempre creciente diversidad de elementos, la comida se ha convertido no solamente en un asunto de estatus social, sino también una marca de la personalidad y el gusto individual".

En las culturas occidentales modernas, la forma del cuerpo obeso es ampliamente considerado no atractivo y muchos estereotipos negativos están comúnmente asociados con la gente obesa. Los niños, adolescentes y adultos obesos también pueden enfrentar un pesado estigma social. Los niños obesos son frecuentemente el blanco de amenazas y son con frecuencia rechazados por sus pares. Aunque las tasas de obesidad se están incrementando entre todas clases sociales en el mundo occidental, la obesidad es frecuente vista como un signo de estatus socioeconómico bajo.

La mayoría de las personas ha experimentado pensamientos negativos acerca de su imagen corporal, y algunos de ellos toman medidas drásticas para tratar de cambiar su forma, incluyendo la dieta, el uso de medicamentos inclusive la cirugía. No todas las culturas contemporáneas desaprueban la obesidad. Existen muchas culturas las cuales tradicionalmente aprueban más (en diversos grados) la obesidad, incluyendo algunas culturas africanas, árabes, hindúes y en las islas del pacífico. Especialmente en décadas recientes, la obesidad ha comenzado a ser vista más como una condición médica en la cultura occidental moderna inclusive tiene referida como una epidemia.

Recientemente ha emergido un pequeño pero creciente movimiento de aceptación a la gordura que busca cuestionar la discriminación basada en el peso. Los grupos de apoyo y aceptación de la obesidad, han iniciado un litigio para defender los derechos de las personas obesas y para prevenir su exclusión social. Autores dentro de este movimiento argumentan que el estigma social alrededor de la obesidad está fundado en la ansiedad cultural y que la preocupación pública sobre los riesgos de salud asociados con la obesidad es inapropiadamente usada como una racionalización de este estigma.

Varios estereotipos de personas obesas han encontrado su vía dentro de expresión de la cultura popular. Un estereotipo común es el carácter de la persona obesa, quien tiene una personalidad cálida y fiable, sin embargo es igualmente común el estereotipo del matón vicioso y obeso (tal como Dudley Dursley de la serie de libros de Harry Potter, Nelson Muntz de Los Simpsons). La glotonería y la obesidad son comúnmente representadas juntas en trabajos de ficción. En los dibujos animados, la obesidad es frecuentemente usada como efecto cómico, con personajes de dibujos animados gordos (tales como Piggy, Porky Pigy Tummi Gummi) teniendo que escurrirse a través de espacios angostos quedando frecuentemente atascados o inclusive explotando. 

Un ejemplo más inusual de humor relacionado con la obesidad es Bustopher Jones, del poema de T. S. Eliot. Bustopher Jones: The Cat About Town que figura en su libro Old Possum's Book of Practical Cats, así como en el musical Cats, quien se hizo famoso por ser un visitante regular de muchos clubes de caballeros. Debido a sus constantes almuerzos en el club, él es extraordinariamente gordo, siendo descrito por los otros como "un 25 libras y él está ganando peso cada día". Otro personaje popular es Garfield, un gato de dibujos animados, es también obesidad para humor. Cuando su dueño, John, lo puso a dieta, en vez de perder peso, Garfield disminuyó la velocidad de ganancia de peso.

Es discutible que esta representación en la cultura popular suma y mantiene los estereotipos comúnmente percibidos, dañando la autoestima de las personas obesas. Por otro lado, la obesidad es frecuentemente asociada con características positivas tales como el del humor (el estereotipo del gordo alegre como Santa Claus) y algunas personas son más atraídas sexualmente por personas obesas que por personas delgadas.

Desarrollo:

La obesidad es define como una enfermedad crónica de origen multifactorial prevenible, la cual se caracteriza por acumulación excesiva de grasa o hipertrofia general del tejido adiposo en el cuerpo; es decir, cuando la reserva natural de energía de los humanos y otros mamíferos almacenada en forma de grasa corporal se incrementa hasta un punto en que pone en riesgo la salud o la vida.

La OMS define como obesidad cuando el IMC (índice de masa corporal, cociente entre la estatura y el peso de un individuo al cuadrado) es igual o superior a 30 kg/m².También se considera signo de obesidad un perímetro abdominal en hombres mayor o igual a 102 cm y en mujeres mayor o igual a 88 cm.

La obesidad forma parte del síndrome metabólico, y es un factor de riesgo conocido, es decir, es una indicación de la predisposición a varias enfermedades, particularmente enfermedades cardiovasculares, diabetes mellitus tipo 2, apnea del sueño, ictus y osteoartritis, así como para algunas formas de cáncer, padecimientos dermatológicos y gastrointestinales.

Aunque la obesidad es una condición clínica individual, se ha convertido en un serio problema de salud pública que va en aumento. Ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial. Aunque anteriormente se consideraba un problema confinado a los países de altos ingresos, en la actualidad la obesidad también es prevalente en los países de ingresos bajos y medianos. Artículo de la OMS (Organización Mundial de la Salud).

Según el origen de la obesidad, esta se clasifica en los siguientes tipos:

Obesidad exógena: La obesidad debida a un régimen alimenticio inadecuado en conjunción con una escasa actividad física.

Obesidad endógena: La que tiene por causa alteraciones metabólicas. Dentro de las causas endógenas, se habla de obesidad endocrina cuando está provocada por disfunción de alguna glándula endocrina, como la tiroides (obesidad hipotiroidea) o por deficiencia de hormonas sexuales como es el caso de la obesidad gonadal.

Las causas de la obesidad son múltiples, e incluyen factores tales como la herencia y la genética; el comportamiento del sistema nervioso, endocrino y metabólico; y el tipo o estilo de vida que se lleve. Para Mazza (2001) entre los factores que pueden causar obesidad puede ser atribuido un 30 % a los factores genéticos, 40 % a los factores no heredables y 30 % a los factores meramente sociales, es decir, la relación entre factores genéticos y ambientales son del 30 % y 70 % respectivamente. Los mecanismos para que estos factores causen exceso de grasa corporal son:

1-Mayor ingesta de calorías de las que el cuerpo necesita.

2-Menor actividad física de la que el cuerpo precisa.

Cuando se ingiere mayor cantidad de energía innecesariamente esta se acumula en forma de grasa. Por lo que la obesidad se produce por exceso de energía, como resultado de las alteraciones en el equilibrio de entrada/salida de energía. Como consecuencia se pueden producir diversas complicaciones.

La herencia tiene un papel importante, tanto que de padres obesos el riesgo de sufrir obesidad para un niño es 10 veces superior a lo normal. En parte es debido a tendencias metabólicas de acumulación de grasa, pero en parte se debe a que los hábitos culturales alimentarios y sedentarios contribuyen a repetir los patrones de obesidad de padres a hijos. Otra parte de los obesos lo son por enfermedades hormonales o endocrinas, y pueden ser solucionados mediante un correcto diagnóstico y tratamiento especializado.

Existen diferentes técnicas para medir la obesidad tales como:

1-Índice de masa corporal (IMC = peso (kg) / altura (m)2).

2-Circunferencia de la cintura.

3-Relación cintura –cadera.

4-Medición de los pliegues cutáneos.

5-Índice nariz- ombligo.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) establece una definición comúnmente en uso con los siguientes valores, acordados en 1997, publicados en 2000 y ajustados en el 2010:

IMC menos de 18,5 es por debajo del peso normal.

IMC de 18,5-24,9 es peso normal.

IMC de 25,0-29,9 es sobrepeso.

IMC de 30,0-34,9 es obesidad clase I.

IMC de 35,0-39,9 es obesidad clase II.

IMC de 40,0 o mayor es obesidad clase III, grave (o mórbida).

IMC de 35,0 o mayor en la presencia de al menos una u otra morbilidad significativa es también clasificada por algunas personas como obesidad mórbida.

Efectos sobre la salud y las enfermedades asociadas

La OMS señala que "El sobrepeso y la obesidad son el quinto factor principal de riesgo de defunción en el mundo. Cada año fallecen por lo menos 2,8 millones de personas adultas como consecuencia del sobrepeso o la obesidad. Además, el 44 % de la carga de diabetes, el 23 % de la carga de cardiopatías isquémicas y entre el 7 y el 41 % de la carga de algunos cánceres son atribuibles al sobrepeso y la obesidad."

Un gran número de condiciones médicas han sido asociadas con la obesidad y las consecuencias sobre la salud son el resultad .La mortalidad está incrementada en la obesidad, con un IMC mayor de 32 están asociado con un doble riesgo de muerte. Existen alteraciones en la respuesta del organismo a la insulina con (resistencia a la insulina), un estado pro- inflamatorio y una tendencia incrementada a la trombosis (estado pro- trombótico). Además del síndrome metabólico, la obesidad es también correlacionada con una variedad de otras complicaciones. Pero algunas de estas dolencias no ha sido establecido claramente hasta qué punto son causadas directamente por la obesidad como tal o si tienen otra causa (tal como sedentarismo) que también causa obesidad:

Cardiovascular: Insuficiencia cardíaca congestiva, corazón aumentado de tamaño y las arritmias y mareos asociados, várices y embolismo pulmonar.

Endocrino: síndrome de ovario poliquístico, desórdenes menstruales e infertilidad.

Gastrointestinal: enfermedad de reflujo gastro-esofágico, hígado graso, colelitiasis, hernia y cáncer colorectal.

Renal y génito-urinario: disfunción eréctil, incontinencia urinaria, insuficiencia renal crónica, hipogonadismo (hombres), cáncer mamario (mujeres), cáncer uterino (mujeres),

Obstétrico: Sufrimiento fetal agudo con muerte fetal intrauterina.

Tegumentos (piel y apéndices): estrías, acantosis nigricans, linfedema, celulitis, forúnculos, intertrigo.

Músculo esquelético: hiperuricemia (que predispone a la gota), pérdida de la movilidad, osteoartritis, dolor de espalda.

Neurológico: accidente cerebrovascular, meralgia parestésica, dolores de cabeza, síndrome del túnel del carpo; deterioro cognitivo, demencia y depresión; hipertensión intracraneal idiopática.

Respiratorio: disnea, apnea obstructiva del sueño o síndrome de Pickwick, y asma.

Psicológico: depresión, baja autoestima, desorden de cuerpo dismórficos, estigmatización social.

Por todo lo anteriormente mencionado, actualmente en Cuba se han tomado estrategias para prevenir y disminuir la obesidad desde edades tempranas. Desde la detección del embarazo, en los centros escolares con la educación física y la práctica de deportes, en las áreas deportivas con el programas de ejercicios físicos para personas obesas , en las instalaciones de salud con la consultad de promoción de salud que educa, informa y da herramientas para que estas personas tengan mejor calidad de vida y en las salas de rehabilitación con un programa de ejercicios terapéuticos .También hay un incremento de gimnasio particulares donde las personas con esta enfermedad han incrementado su asistencia, algunos por problemas de salud y otro a por belleza.

También hay otras formas de reducir la obesidad como llevar una dieta sana y balanceada, supresión de bebidas alcohólicas, no fumar, evitar el estrés y evitar el sedentarismo. Es necesario que las personas obesas concienticen de su enfermedad para que las medidas de prevención que se adopten de resultados favorables en cuanto a su salud y calidad de vida.

Conclusiones:

1-Las enfermedades crónicas no trasmisibles, unidas a los estilos de vida no saludables, provocan las grandes epidemias del siglo XXI, las cuales pueden ser prevenibles.

2-En etapas tempranas de la vida es cuando más podemos hacer para ganar la batalla contra la obesidad, al prevenirla se está aumentando la calidad de vida.

3-La actividad física y la dieta contribuyen a evitar la obesidad y mejorar la calidad de vida en la población en general.

Bibliografía:

1.http://kinedeportes.com.ar/img/alumnos/actividades_fisicas_deportes/actividad_fisica_ejercicio.pdf

2. Federación Española de Enfermedades Neuromusculares: http://www.asemgalicia.com/biblioteca/monograficos_documentos/El%20musculo%20esqueletico.pdf

3. European Food Information Council (E.U.F.I.C.): http://www.eufic.org/article/es/expid/tipos-ejercicio/.pdf

4. Academia Americana de Médicos de Familia www.familydoctor.org.pdf

5. Regresar a Ejercicio y Salud. American College of Sports Medicine* 401 West Michigan Street Indianapolis, IN 46202-3223 www.acsm.org.pdf

6. Centers for Disease Control and Prevention (Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades) 1600 Clifton Road Atlanta, www.cdc.gov, www.cdc.gov/spanish.pdf

7. Mazza, C. (2001). Obesidad en pediatría: Panorama Actual. SAOTA, Obesidad.pdf

8. Obesidad y sobrepeso, nota descriptiva n. º 311, en el sitio web de la OMS, mayo de 2012. pdf

9. Diez datos sobre la obesidad, clasificación del IMC, artículo en el sitio web de la OMS.pdf

10. La obesidad, artículo en el sitio web de la OMS.pdf

11. Centers for Disease Control and Prevention, National Center for Health Statistics, Fast Facts A to Z. Available at: http://www.cdc.gov/nchs/fastats/overwt.htm. pdf

12. Morrill A, Chinn C. (2004) The obesity epidemic in the United States. J Public Health Policy.pdf

 

 

30/10/2017 22:07 webmasterDeUcha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Site Oficial 2019 Visitar: http://psicologiadeldeporte.space/

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris