Facebook Twitter Google +1     Admin

El aporte del juego como actividad física en el desarrollo del niño autista.

20171008230829-autismo.jpg

Título: El aporte del juego como actividad física en el desarrollo del niño autista.

Autora: María Isabel Díaz Jerez.

La Habana.2017.

Resumen:

El autismo es una necesidad educativa especial, que merece toda la atención de la ciencia y de la sociedad a nivel mundial. En Cuba contamos con centros especializados que atienden este tipo de necesidad. El personal vinculado a estas escuelas está debidamente capacitado para poner en función de estos niños los programas adaptados a sus necesidades educativas. El profesor de educación física también debe conocer los medios que contribuyan al desarrollo del niño autista donde uno de los recursos más eficientes por las amplias cacterísticas positivas que aporta al desarrollo del niño, puede ser, el juego.

Summary:
Autism is a special educational need that deserves the full attention of science and society worldwide. In Cuba we have specialized centers that meet this type of need. Staff  linked to these schools are adequately trained to implement programs tailored to their educational needs. The physical education teacher must also know the means that contribute to the development of the autistic child where one of the most efficient resources for the broad positive characteristics that contribute to the development of the child, can be, the game.

 

Autismo:
TÉRMINO QUE ETIMIOLÓGICAMENTE PROVIENE DE LA PALABRA GRIEGA EAFTISMOS, QUE SIGNIFICA “ENCERRADO EN UNO MISMO.”

INTRODUCCIÓN:

La educación y la atención al ser humano son factores necesarios en la vida de cualquier sujeto y le permiten a este un mejor desarrollo, de manera individual o colectiva y por lo tanto, el disfrute de alcanzar los logros de acuerdo a las metas que estos sean capaz de trazarse a lo largo de su vida en dependencia de sus posibilidades socio- económicas y psicológicas principalmente.

Se puede llegar a pensar que solo algunos son los privilegiados que llegan a alcanzar o cumplir los parámetros educacionales por su poca capacidad de captar determinado contenido o idea, eso es más fácil; sin embargo, debemos comenzar a recapacitar y ver que no todos somos iguales en cuanto a cualidades psicológicas, fisiológicas o socio-económicas, lo cual puede provocar variabilidad en nuestra manera de proyectar estas con respecto a nuestro entorno.

Necesidades educativas tenemos todos, pero es importante reconocer que no todos las adquirieren al mismo ritmo. Es nuestro deber, tener la visión de que es la sociedad la que debe comenzar entender las diferencias y no continuar discriminado a aquellos que por determinadas causas no responden a los estereotipos implantados por la sociedad mayoritaria.

Diversas patologías, que demás van en ascenso, nos imponen un cambio en los conceptos con que enjaulamos a la llamada persona NORMAL, ¿Sabemos que es normal? ¿Seremos nosotros lo suficientemente perfectos y normales? No sería más justo reunir a todos en esta palabras y que la mayoría apoye a la minoría que con sus diferencias también forma parte de la sociedad?

De ahí que se vea que el autismo es una necesidad de expresión cualitativa compleja que se define como una necesidad educativa especial, que por los misterios que aun encierra para la ciencia crea expectativas a la población por las características y los comportamientos de los sujetos que la padecen. En cuba se han iniciado programas con niños de nuestro país, donde se incluye el análisis y estudio de los pacientes desde todos los puntos de vista, ya sea neurofisiológico, bioquímico imagenológico, buscando caracterizar hasta donde podamos este proceso. (Tordera Yllescas, Juan C, 2007).

El área de Educación Física, se presenta como la pedagogía de las conductas motrices, deduciendo de esta idea su finalidad de educación empleando como medio el movimiento: “educar a través del movimiento”. Esto, además de implicar que en su mayoría los contenidos van encaminados al desarrollo de habilidades y destrezas, no podemos olvidar el desarrollo integral de la personalidad del alumno/a, y sobre todo el carácter lúdico que debe bañar a todos los contenidos.

El niño y la niña se introducen el conocimiento mediante el juego y van entrando poco a poco en el mundo adulto. El juego motriz es para el niño/a la primera herramienta de interacción con lo que le rodea, y a la vez le ayuda a construir sus relaciones sociales y otros tipos de aprendizajes. El juego es una de las primeras experiencias que ayudan al individuo a socializarse, y no solamente promueve el desarrollo de las capacidades físicas y motrices, es también una práctica que introduce al niño en el mundo de los valores y actitudes: el respeto a las diferencias, a la norma, al espíritu de equipo, a la cooperación, a la superación.

En este último aspecto es donde reside la importancia de la integración en los juegos. Buscar soluciones para la participación de todos supondrá una dificultad añadida para el educador en el área de Educación Física. El esfuerzo principal consistirá en compensar la desventaja de los/as alumnos/as con necesidades educativa especiales, facilitando la participación de todos. Jugar significa disfrutar, reír, discutir, comunicarse, llegar a acuerdos, establecer estrategias, etc., una experiencia vital que también forma parte de la educación del individuo. Por todo ello no podemos negar la posibilidad y el derecho a jugar de cualquier niño/a de nuestra clase. Según nos plantea el programa de intervención en autismo en Cuba.

En nuestro campo de la cultura física se considera que para la atención educativa con escolares autistas de bajo nivel de funcionamiento en el área de la Educación Física Adaptada, se deben tener en cuenta las actividades que están dirigidas fundamentalmente al desarrollo de las habilidades motrices básicas como caminar, correr, saltar, lanzar y atrapar; al mejoramiento de la postura, el equilibrio, la orientación espacial, considerando la enseñanza de éstas desde las primeras edades orientadas hacia un fin determinado; además de la aplicación de actividades dirigidas a la socialización, la comunicación y la mejora de la conducta. (González Santaliestra, Leticia; 2008).

ETIMOLOGÍA:

El término autismo como síndrome lo empleó Leo Kanner en 1943, quien lo define como una patología independiente. Introducido antes por Bleuler (1911, 1960) como una característica más de la esquizofrenia, dada la tendencia del esquizofrénico a encerrarse en imágenes auto- referidas, centrando en sí mismo  su mundo imaginativo.

Kanner presenta al sujeto con autismo con el siguiente cuadro: 

- Profunda falta de contacto afectivo con otras personas.

- Deseo angustioso de que todo permanezca igual, un ambiente sin cambios.

- Fascinación por ciertos objetos, capaces de ser manipulados.

- Alteración profunda de las facultades comprensivas y expresivas del lenguaje.

- Ausencia de retraso mental (buen potencial cognitivo) que explique las alteraciones, presentándose ciertas habilidades especiales (memoria mecánica.).

 

El AUTISMO EN NIÑOS

Presentan comportamientos de indiferencia.

Son retraídos o ausentes por lo que su relación afectiva y social es limitada.

Algunos no se comunican verbalmente o l hacen con un lenguaje reducido y repetitivo.

 Entre las características llamativas presentan rutinas obsesivas (jugar con un zapato y el cordón todo el día).

Desarrollan actividades y fijas monótonas. Les molesta los cambios y las interrupciones. Cuxart, F. (2000).

ESTADÍSTICAS

Para 2010, la tasa de autismo se estima en alrededor de 1-2 autistas por cada 1000 personas en todo el mundo y ocurre cuatro a cinco veces más frecuente en niños que en niñas.

Para 2014, el 1,5% de los niños en los Estados Unidos (uno de cada 68) les diagnosticaron Trastorno de espectro autista (TEA), un aumento del 30 % a partir de uno de cada 88 en 2012. La tasa de autismo entre adultos mayores de 18 años en el Reino Unido es de 1,1 %.

TERAPIAS MÁS EMPLEADAS PARA EL AUTISMO

Terapia conductual

Se enseñan habilidades por medio de reforzadores y aversivos (premio y castigo).

Teacch:

Basado en la comunicación a través de imágenes o símbolos.

PECS:

Comunicación visual con lecto-escritura.

Método Tomatis y Berard:

Adiestramiento auditivo en el niño.

Músicoterapia:

Se busca un vínculo con el niño a través de la música y el  ritmo.

 

EL JUEGO COMO ACTIVIDAD FÍSICA EN EL NIÑO CON AUTISMO:

El juego surgió como una necesidad de trabajo. El hombre antes de haber jugado tuvo necesidad de trabajar para poder subsistir.

Son variados, atendiendo a las edades de los practicantes, al ambiente social del grupo que lo ejecuta,  a la actividad laboral que desarrollan, entre otros aspectos.

Según la Real Academia Española juego proviene de dos locuciones latinas: Ludus referido a los ejercicios libres, fundamentalmente físicos y Locus significa acción de jugar, diversión, ejercicios de recreo sometidos a convenios en los que se gana o se pierde.

Huizinga J (1996) define que: El juego es una acción u ocupación libre, que se desarrolla determinados , según reglas absolutamente obligatorias aunque libremente aceptas, acción que dentro de unos límites temporales y especiales tiene su fin en sí misma y va acompañada de un sentimiento de tensión , alegría y de la conciencia.

 

BENEFICIOS DEL JUEGO:

Comprender y asimilar el entorno.

Sociabilizar con otros individuos.

Contribuir al mejoramiento de la memoria y la creatividad.

Anticipar situaciones.

Con él se desarrollan habilidades.

Permite el desarrollo psicomotor, afectivo y social.

Marcar las pautas para el juego con otros niños.

Fomentar su atención.

Desarrollar sus conocimientos. 

Provocar el uso del lenguaje.

Disfrutar con él, jugando horas y horas,  de forma estructurada primero, para flexibilizarlo después.

 

LA ACTIVIDAD FÍSICA

La Actividad Física hace referencia al movimiento, la interacción, el cuerpo y la práctica humana. Tiene tres dimensiones: biológica, personal y sociocultural.

Desde una dimensión biológica (la más extendida) se define como cualquier movimiento corporal realizado con los músculos esqueléticos que lleva asociado un gasto de energía.

Pero una buena definición debería integrar las tres dimensiones citadas: “La actividad física es cualquier movimiento corporal intencional, realizado con los músculos esqueléticos, que resulta en un gasto de energía y en una experiencia personal, y nos permite interactuar con los seres y el ambiente que nos rodea”.

 

LA ACTIVIDAD FÍSICA EN EL CAMPO DE LA SALUD.  

Actividad Física Moderada (permitir llevar una práctica constante durante largo tiempo) y vigorosa (intensidad que produzca sudoración y jadeo en la respiración). 

Habitual y frecuente, de manera que forme parte del estilo de vida. 

Orientada al proceso de práctica, más que a un resultado o alto rendimiento. 

Satisfactoria. 

Social; que permita relaciones entre las demás personas. 

Si se compite, debe ser entre individuos de un mismo nivel y con el deporte adaptado a las características del que lo/a práctica. 

Existirán algunos aspectos lúdicos. 

Será acorde con la edad y características psicofísicas de los practicantes. 

Habrá una amplia variedad de actividades y deportes. 

Se adaptará a las características personales.

 

INFLUENCIA DEL JUEGO COMO ACTIVIDAD FIÍSICA EN EL NIÑO CON AUTISMO:

El juego estructura el pensamiento infantil.

La construcción del lenguaje y la representación objetiva de la realidad.

Es una forma de expresarse y explorar.

Es esencial para la estructuración del pensamiento infantil, la construcción del lenguaje y la representación objetiva de la realidad.

Mejorar el estado físico de manera general.

Estrecha la relación entre el docente y el profesor o compañero con compañera

CARACTERÍSTICAS DEL JUEGO PARA NIÑOS AUTISTAS:

Los Juegos de reglas sencillas:  

Es importante que el niño conozca  y tenga claro el objetivo del juego, las reglas e instrucciones serán pocas, claras y concretas. Es conveniente que estos juegos sean ejecutados previamente en un contexto  estructurado y con una intervención directa del adulto, con objeto de entrenar al niño en  la organización o fases del juego. Esto nos permitirá trabajar las normas, consignas verbales y destrezas físicas

 

Juegos motrices:  

Serán empleados diferentes ejemplos de juegos, materiales y estrategias para mejorar la coordinación, lateralidad, motricidad gruesa, así como los sistemas vestibulares y propioceptivo.

Es importante a la hora de elaborar la clase tener en cuenta aspectos como el tipo de rutina, la dosificación, el espacio, la diferenciación entre los alumnos de acuerdo a sus características, la atención individualizada, comenzando de lo simple a lo complejo. Además de una selección adecuada de los materiales que serán empleados por el profesor de educación física..(V V, AA, 2004).

 

PROPUESTAS DE JUEGOS PARA NIÑOS CON AUTISMO:

Juego de pelota: (Profesor- Alumno).

Teniendo en cuenta las afectaciones sensoperceptivas que por lo general presenta estos niños durante su desarrollo, podemos suponer que el hecho de jugar a pasarse la pelota con las manos no resulta fácil con un niño que tiene problemas de relación y comunicación.

Es importante que en un principio y teniendo en cuenta los aspectos antes referidos a la hora de elaborar la clase, se realice este juego de manera individualizada con el niño, lo que posibilita conoce mejor sus necesidades, sus gustos y nivel de aceptación ante la actividad que está ejecutando, apoyándonos en el intercambio de miradas, prestando atención a la acción de entregar y tomar la pelota, a la coordinación óculo manual y al nivel de destreza con se emplean las manos.

Juego del pillar:( de tres a cuatro alumnos ya integrados a un colectivo- Profesor).

Este juego proporciona al niño habilidades motrices más complejas para él. Este brinda mucha vitalidad y motivan al niño una vez que empieza a mejorar y comienza a mostrarse más abierto  a la relación, ya que lo dramatiza este juego es lograr escapar una vez vinculado al grupo en el ámbito afectivo y confía en los demás.

Juegos competitivos:(grupo de niños con profesor):

Los niños con autismo si no han mejorado bastante, a menudo no entienden los de ganar y perder, están más pendientes a lo sensorial y tienen dificultades con el significado y los valores.

Estos juegos son importantes, ya que sirven para lograr una apertura a la relación lúdica en los niños pequeños con alguna forma de autismo.

 

BIBLIOGRAFÍA

Cuxart, F. (2000). “El Autismo. Aspectos descriptivos y terapéuticos.” Málaga: Aljibe.

Gómez Leiva, I. (2009). La educación familiar desde un enfoque de Autodesarrollo para la socialización del niño con autismo. Pedagogía 2009. Matanzas, I.S.P. "Juan Marinello".

González Santaliestra. (2007). Educación física y autismo. Revista Digital (Buenos Aires) Año 12 - N° 110 - Julio.

http://www.monografias.com/trabajos88/atencion-educativa-escolares-autistas-cuba/atencion-educativa-escolares-autistas-cuba2.shtml#ixzz4ukIbwfcU

https://www.vix.com/es/imj/familia/5308/la-importancia-del-juego-en-el-nino-autista

Juan Carlos Tordera Yllescas, «El trastorno de espectro autista: delimitación lingüística», dentro de la Revista ELUA, N. 21, 2007. ISSN 0212-7636, págs. 301-314.

María Elisa Irarrázaval O., Walter Brokering A. y Gustavo Adolfo Murillo B.

VV.AA. (2004). “Actividad física adaptada: El Juego y los Alumnos con Discapacidad”. 5ª Edición. Barcelona. Paidotribo.

Wikipedia - versión of the Thursday, January 01, 2015. The text is available under the Creative Commons Attribution/Share Alike but additional terms may apply for the media files.

08/10/2017 23:02 webmasterDeUcha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris