Facebook Twitter Google +1     Admin

LESIONES POR SOBREUSO EN CORREDORES: CAUSAS Y PREVENCIÓN

20150503105705-tamara21deabrillesiones.jpg

LESIONES POR SOBREUSO EN CORREDORES: CAUSAS Y PREVENCIÓN

El post siguiente, fue enviado gentilmente por la Dra. Tamara Velázquez Colon, perteneciente a su sección en Facebook Correr está en tus venas

Fuente: RunFitners — abril 17, 2015

Las lesiones son moneda común entre corredores y lamentablemente una gran cantidad de runners las padecen durante el año.

Las zonas del cuerpo más lesionadas en corredores son las rodillas, los pies y tobillos, las caderas, el tendón de Aquiles y las pantorrillas.

En corredores las lesiones más comunes son el síndrome patelofemoral; síndrome de la banda iliotibial , la fascitis plantar, tendinitis rotuliana y la aquiliana.

Aunque las causas de estas lesiones son variadas, una gran parte de ellas se pueden producir por excesos y/o errores en los entrenamientos y por ello se las puede catalogar como “lesiones por sobreuso“.

Teniendo en cuenta la elevada cantidad de corredores lesionados al año, a continuación te contaremos algunos datos importantes sobre las “lesiones por sobreuso”.

LESIONES POR SOBREUSO EN CORREDORES

Pese a que el running es una actividad física con múltiples beneficios para la salud física y mental, es un deporte que genera impactos repetitivos en tu cuerpo y que por ende puede generar un gran desgaste.

Afortunadamente, el cuerpo humano es una máquina de adaptación casi perfecta, y cuando se le presentan determinados estímulos, realiza las adaptaciones necesarias.

Así, correr genera un estímulo que produce una serie de adaptaciones importantes en el aparato locomotor (formado por el sistema osteoarticular -huesos, articulaciones y ligamentos- y el sistema muscular -músculos y tendones-).

Estas adaptaciones permiten que tus huesos, articulaciones, ligamentos, músculos y tendones puedan soportar las tensiones que el running genera e ir ampliando sus capacidades.
Para que estas adaptaciones se produzcan y tu cuerpo esté listo para tolerar una mayor exigencia física, tu cuerpo necesita dos cosas:

1.- Que la exigencia física no sea exagerada.

2.- Que le des tiempo para recuperarse.

El primer punto es muy fácil de entender, pero muy difícil de aplicar para un corredor; si golpeas un vidrio con un lápiz, difícilmente podrás romperlo; pero si lo golpeas con un martillo es mucho más fácil.

Realizar entrenamientos extremadamente duros y para los que tu cuerpo no está acostumbrado, es como golpear un vidrio con un martillo una y otra vez; quizás la primera vez no se rompa, pero cada golpe aumenta el riesgo.

El segundo punto es conocido por la mayoría de los corredores, tu cuerpo necesita descanso y tiempo para recuperarse, pero es uno de los grandes errores en los entrenamientos de los corredores.

Exigir físicamente a tu cuerpo de forma exagerada, ya sea por la intensidad, frecuencia o volumen de tus entrenamientos y no darle tiempo suficiente para descansar y recuperarse, es la principal causa de “lesiones por sobreuso”.

Aunque la combinación de ambos factores es la receta perfecta para la producción de una lesión por sobreuso; con que cometas uno solo de estos dos errores será suficiente para que aparezcan.

NO ES TAN FÁCIL

De lo anterior, podría parecer que bastaría con entrenar de forma moderada y descansar para no lesionarte, pero lamentablemente no es tan fácil.

Las características personales son un factor vital en la producción de lesiones por sobreuso.

Diferencias estructurales entre corredores, desbalances y debilidades musculares, una técnica de carrera inadecuada, son factores a considerar en la producción de una lesión por sobreuso.

Este tipo de factores puede producir que determinadas zonas de tu cuerpo tengan que trabajar más mientras corres, generando una mayor exigencia en determinadas zonas de tu cuerpo.

5 TRUCOS PARA PREVENIR LESIONES POR SOBREUSO

1.-NO TE SOBREENTRENES

Demasiadas personas creen imposible que un corredor amateur llegue a sobre entrenarse, pero suele suceder cuando se intenta hacer demasiado, en poco tiempo y superamos la capacidad de adaptación que tiene nuestro cuerpo.

Si llegamos a esta instancia, habrá dos opciones, detenernos y recuperarnos o seguir y lesionarnos; de ti depende cuál de las dos opciones tomes.

2.- NUNCA REALICES ENTRENAMIENTOS DUROS DOS DÍAS CONSECUTIVOS

Jamás realices dos entrenamientos duros en días consecutivos. ¿Que consideramos entrenamientos duros? Tempo, fondos, sesiones de velocidad, son algunas de las rutinas duras que nos tocarán en nuestro plan.

Alterna días duros, con días fáciles y así disfrutarás más y pasarás menos tiempo lesionado.

3- NO OLVIDES TU TÉCNICA DE CARRERA

Tener una buena técnica de carrera te ayudará a ser un corredor más eficiente y a mantenerte alejado de las lesiones.

No creas que por ser un corredor amateur no puedes trabajar en tu forma de correr.

4.- NUNCA CORRAS CON DOLOR

Si sientes dolor, no corras. Si estás cansado y sientes las piernas molestas, modera tus entrenamientos y evita los entrenamientos duros. Aprende a distinguir el dolor del cansancio.

Tomarte un día de descanso es mucho mejor que tomarse una temporada entera en doctores y rehabilitación.

5.- ADEMAS DE CORRER, FORTALECE TU CUERPO

Cuando corres, no todos tus músculos trabajan de la misma manera, algunos son más activos (y son más exigidos) que otros.

Los movimientos repetitivos que realizas al correr pueden crear desequilibrios que conduzcan a una lesión y por ello es vital que incorpores el entrenamiento de fuerza.

 

 

03/05/2015 10:57 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris