Facebook Twitter Google +1     Admin

Averigua si estás listo para las largas distancias

20150324040744-tamara-20n.jpg

Correr está en tus venas

Averigua si estás listo para las largas distancias | Consejos para Corredores

Fuente: runfitners

El post siguiente, fue enviado gentilmente por la Dra. Tamara Velázquez Colon, perteneciente a su sección en Facebook

Muchos corredores después de algún tiempo de participar de carreras de cortas distancias (5k y 10 k), comienzan a dudar si están listos para las largas distancias.

Para decidir participar de un medio maratón o atreverte al desafío de correr un maratón (42 kilómetros) o una distancia superior, es necesario que tengas claro lo que ello significa.

A diferencia de las cortas distancias, participar de este tipo de eventos, demandará un gran esfuerzo y por ello deberás aceptar realizar ciertos “sacrificios”.

Por ello, para saber si estás listo para para las largas distancias, te recomendamos que respondas estas preguntas y analices tus respuestas.

¿Disfrutas correr mucho tiempo?

Entrenar para largas distancias, inevitablemente significa correr mucho tiempo y sumar kilómetros en tus pies y piernas.

Si sufres, te aburres o no disfrutas cuando realizas tus entrenamientos de fondo (los más largos de la semana), quizás aún no estás listo para dedicarte a las largas distancias.

¿Dispones de tiempo extra?

Para entrenar para las largas distancias, no sólo necesitarás más tiempo para entrenar, sino más tiempo para trabajar en tu recuperación, uno de los aspectos claves para rendir más y evitar lesiones.

El aumento en el volumen de entrenamiento (no recomendamos menos de 60 kilómetros semanales para un medio maratón u 80 kilómetros para un maratón) requerirá de más tiempo que el que probablemente utilices actualmente.

Asimismo, el mayor desgaste físico aumentará tu agotamiento y las posibilidades de sufrir lesiones, por lo que invertir tiempo en tu recuperación y descanso será clave.

¿Estás dispuesto a correr más lento?

Cuanto mayor sea la distancia para la que corras, tenderás a correr más lento (en tus entrenamientos y carreras), por lo que perderás velocidad.

Si eres un apasionado de los sprints o de las carreras cortas pero rápidas, deberás saber que las largas distancias son diferentes y en ellas deberás utilizar la inteligencia al máximo para determinar el mejor ritmo para correr.

Si no estás dispuesto a correr más lento y perder velocidad, quizás te convenga seguir dedicándote a distancias más cortas.

¿Vida social?

Ocupar buena parte de tu tiempo para entrenar, descansar y realizar tus actividades laborales/universitarias, probablemente afecte tu vida social.

Además de la falta de tiempo, probablemente haya días donde estarás realmente cansado y debas sacrificar alguno de tus compromisos sociales.

Si no estás dispuesto a perderte alguna que otra fiesta o reunión con amigos/familia, quizás no sea el mejor momento para probar las largas distancias.

¿Tu alimentación?

Aunque la alimentación es importante en todas las distancias, en las largas, será clave que lleves una alimentación equilibrada y adecuada para soportar las exigencias a las que te someterás.

Verduras, frutas, cereales, frutos secos y fuentes de proteínas, deberán dominar tu dieta, manteniéndose alejado de los alimentos basura.

 

24/03/2015 04:07 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris