Facebook Twitter Google +1     Admin

La impaciencia del corredor lesionado Consejos para Corredores

20150219065113-impaciencia.jpg

La impaciencia del corredor lesionado  Consejos para Corredores

Fuente: Runfitners

Correr está en tus venas

El post siguiente, fue enviado gentilmente por la Dra. Tamara Velázquez Colon, perteneciente a su sección en Facebook

Sin dudas, una de las peores cosas que le puede pasar a un corredor es lesionarse, siendo peor aún si sucede mientras te preparas para participar de una carrera. Lamentablemente, el running es un deporte que exige a nuestro cuerpo, ya que con cada zancada que damos al correr debemos soportar impactos que pueden superar en más de tres veces nuestro peso corporal.

Cuanto más tiempo corremos, más nos exigimos, y por ello, aumentan las chances de sufrir de una lesión (sobre todo si no tomamos las medidas necesarias para prevenirlas), que te puede impedir competir o que puede arruinar las expectativas que tenías al comenzar el plan de entrenamiento (obtener una mejor marca, por ejemplo).

Además de afectarnos físicamente, una lesión genera un daño importante en nuestro espíritu y entre otras cosas, suele despertar la impaciencia del corredor lesionado, y de ella queremos hablar en esta nota.

La impaciencia del corredor lesionado

En muchos corredores, la paciencia es la gran virtud olvidada, son naturalmente impacientes y desean mejorar rápidamente (extremadamente rápido), y suelen caer en sobre entrenamiento o lesiones por sobreuso.

Del otro lado, están los corredores pacientes y metódicos, que trabajan de manera constante y consistente para obtener resultados a largo plazo y son quienes tienen más posibilidades de tener éxito, aunque no están exentos de lesionarse.

De todas formas, al lesionarse ambos tipos de corredores corren el riesgo de padecer la impaciencia del corredor lesionado, los naturalmente impacientes se volverán mucho más impacientes y los pacientes comenzarán a perder la paciencia con facilidad.

Ver cómo pasa el tiempo sin recuperarse, puede crispar los nervios de cualquier persona, pero sobre todo la de un corredor que desea salir a correr (aún más si falta cada vez menos tiempo para una carrera).

La impaciencia puede hacer que quieras volver a correr antes de estar completamente recuperado, y empeore tu lesión; puede hacer que no te detengas a tiempo y continúes corriendo hasta empeorar la lesión; básicamente puede arruinar la psiquis y el espíritu de un corredor (y su forma física si se prolonga).

¿Qué hacer?

Cuando te has lesionado, debes hacer todo lo posible para luchar contra la impaciencia y evitar que te venza; debes aceptar que estás lesionado y que el plan de entrenamiento que tuvieras ya no es válido. Aceptando que estás lesionado y sabiendo la importancia que tiene recuperarte, deberás realizar las modificaciones necesarias para reducir el estrés de tu cuerpo para que pueda recuperarse más rápido.

Seguramente, mientras dure tú tu lesión y no puedas correr, mueras de ganas de salir y vencer a esa lesión, pero dejar que te gane la impaciencia y hacerlo cuando aún no estás preparado, únicamente te llevará a la derrota y a lesionarte más. Dependiendo en qué fase de tu plan de entrenamiento sufras la lesión, puedes tener que aceptar que no podrás participar de la carrera u olvidarte de conseguir tú objetivo original (quizás ibas a buscar tu mejor marca).

Nunca dejes que la impaciencia te venza, se paciente e inteligente.

Sin dudas, dejar de participar en tu carrera, es algo frustrante, pero con paciencia e inteligencia, podrás plantearte un nuevo objetivo al que puedas llegar libre de lesiones. En el mejor de los casos, habrás aprendido que errores cometiste y trabajarás para mejorar y no volver a cometerlos.

Si te ves obligado a desviarte de tu objetivo (olvidar ir en búsqueda de tu mejor marca), deberás tener la paciencia necesaria para evitar que el día de la carrera la impaciencia y la ansiedad te venzan y corras de manera desenfrenada. Tu nuevo objetivo, debería ser terminar la carrera y hacerlo de la mejor forma posible (completamente libre de lesiones).

Claro que decirlo puede ser muy fácil, pero sabemos que controlar tu impaciencia mientras estás lesionado será una lucha que deberás tener todos los días, hasta el momento de tu recuperación completa.

19/02/2015 06:51 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris