Facebook Twitter Google +1     Admin

ENTREVISTA A ENRIQUE CANTÓN

El profesor y Presidente de la Sociedad Latinocaribeña de Psicología del deporte Marcelo Roffe, realizo al Dr. Enrique Cantón Chirivella la entrevista siguiente:

1-COMO NACIO TU AMOR POR LA PSICOLOGIA?

Cuando comencé a estudiar psicología era un caso un poco atípico, en el sentido de que la inmensa mayoría de mis compañeros provenía de estudios previos de letras y yo, sin embargo, provenía de estudiar ciencias y especialmente interesando en la biología. Precisamente desde mi querencia por las ciencias de la naturaleza llegué a interesarme por el ser humano como parte de esta, reflexionando e intentando responderme a preguntas que me rondaban la cabeza, como qué es lo que podíamos tener de diferente o de especiales respecto a otros seres vivos, lo que me condujo al final a interesarme por la Psicología. De hecho, en el primer Departamento universitario donde estuve colaborando durante mis años finales de estudio y en el que hice mi Tesis de Licenciatura fue en Psicobiología, conectando un tema que en aquel momento era el eje principal de la investigación de mi tutora, la agresividad humana, empleando para su estudio el deporte, en concreto en un ámbito que me era familiar y en el que tenía relación previa por ser practicante, empleando sujetos provenientes de las artes marciales con los que realicé dicho trabajo de investigación. Paralelamente y al finalizar mis estudios, comencé a trabajar como psicólogo clínico, integrándome en un centro de psicología, compaginando así desde el principio la práctica profesional con mi interés por la investigación.

2-¿Cómo NACIO TU AMOR POR LA PSICOLOGIA DEL DEPORTE ?

En este caso tuvo mucho que ver con el hecho de que en los últimos años de estudio de mi carrera y para financiarla, deje de trabajar en una joyería y comencé a ganarme la vida como entrenador de karate dando clase en algunos gimnasios, siempre compaginándolo con mis estudios. En uno de estos centros deportivos, me encargaron las clases de un grupo de adolescentes provenientes de un barrio marginal y con muchos problemas de comportamiento, no tanto en el tatami como en el vestuario o en el resto de instalaciones. En esos momentos yo estaba estudiando cuarto curso de Psicología y estudiando la materia de aprendizaje y di con una estrategia, la Economía de Fichas, que pensé me podía servir para resolver  dificultades que tenía con ese grupo, y así lo hice, lo diseñé, lo apliqué y funcionó a las mil maravillas. Un profesor, enterado de lo que estaba haciendo, me aconsejó que lo presentara a un premio de investigación universitaria, logrando obtener el primer premio. Esta actividad cuasi-profesional coincidió en el tiempo con mis inicios de colaboración en Psicobiología, que he mencionado, y con el hecho de que llegó a mis oídos que se iba a celebrar en Madrid un Simposio Internacional de Psicología del Deporte en la ya lejana fecha de 1984, en el que presenté y defendí lo que había hecho en las clases de karate. Allí fue mi primer contacto con algunas otras personas interesadas en el área y los inicios de acuerdos para formalizar la disciplina, cosa que se concretaría con la creación de asociaciones de psicología del deporte, más tarde organizadas en una Federación, y la puesta en marchas de los congresos nacionales de psicología del deporte, realizándose el primero de ellos dos años después en Barcelona.  Desde entonces he estado combinando la formación, la investigación y la aplicación, que se ha ido reflejando en mi evolución posterior hasta el momento actual.

3-EN TU IMPORTANTE CARRERA, ¿CUALES FUERON LOS MOMENTOS MAS FAVORABLES? Y ¿LOS MAS DUROS?

Es una pregunta difícil de contestar, me gusta pensar que un momento favorable es el actual en el que fruto de muchos años de trabajo y esfuerzo, junto con la inestimable  colaboración de muchos compañeros y compañeras, se ha conseguido la reciente aprobación de la Especialidad de Psicología del Deporte por parte del Consejo de la Psicología de España. También, es muy ilusionante mi participación en que conseguir que se vaya configurando esta especialidad en el ámbito iberoamericano y europeo, así como poder dirigir un Máster muy profesional de Psicología del Deporte aquí en Valencia, con mucha demanda y que ya va por su novena edición, formando nuevas generaciones de psicólogos, cada vez más capacitados y competentes. También podría mencionar otros momentos, sobre todo en mis inicios en los años ochenta, en los que los encuentros con otras personas interesadas en esta área estaban rodeados de ilusión, de emoción y de amistad.

De los peores momentos no me gusta hablar mucho, aunque en toda carrera los hay. Quizás los mencione con detalle más tarde, quizá cuando me jubile, pero alguno de ellos ha tenido que ver con comportamientos poco presentables y dañinos de algunas esas personas que son aparentemente sociales pero piensan que la mejor manera de ocupar un espacio es desplazando a quien está allí, sin importarte la suciedad del método a emplear. Afortunadamente son una pequeña minoría.

4-EN TANTOS AÑOS DE TRAYECTORIA, ¿EN CUANTOS DEPORTES TRABAJASTE? Y ¿CUAL TE AGRADO MAS?

La verdad es que he trabajado en muchos deportes, especialmente en los llamados individuales y dentro de estos últimos quiero destacar los deportes de lucha, en especial, el karate. Sin embargo, también he tenido experiencias gratificantes y variadas en deportes como el ciclismo, el tenis, el motociclismo, el golf, la natación o el baile deportivo, entre otros. Si a eso le añadimos las veces que he tenido la oportunidad de trabajar en colaboración o formando parte de un equipo, pocos son los deportes en los que no haya tenido ninguna experiencia profesional, incluyendo los colectivos como el futbol o el balonmano. También quiero mencionar el trabajo que he podido hacer en ocasiones con personas que practicaban ejercicio, actividad física, especialmente desde una óptica de la psicología de la salud o, incluso, de la psicología clínica, manejando temas como la vigorexia o el dopaje. En general, todo me ha agradado, especialmente cuando he podido comprobar que la labor realizada se traducía en mejoras psicológicas favorables, tanto para el rendimiento como para el bienestar de la persona. Realmente para mí ha sido una labor muy motivadora intrínsecamente.

5-¿QUE EVOLUCION FUISTE VIENDO DE NUESTRA ESPECIALIDAD? ¿EN ESPAÑA? Y ¿EN EL RESTO DEL MUNDO?

Creo que ha habido una evolución muy clara que ha hecho que nuestra disciplina esté actualmente reconocida. Quizás en este proceso, todavía inconcluso, una de sus características haya sido el ir tomando cuerpo visible y diferenciado dentro de las ciencias del deporte, evolucionando hacia una base más sólida dentro de la propia Psicología. Otro aspecto importante en el que creo que ha ido evolucionando y que precisamente ha ayudado al desarrollo de la especialidad es la diferenciación cada vez más clara de un enfoque clínico o psicopatológico, distinguiendo las técnicas a emplear del uso de las mismas, que no deja de ser comunes a todos los campos de la psicología, deporte incluido. Por último creo que también he podido observar una evolución favorable en cuanto a la normalización de nuestra figura profesional en el ámbito del deporte y el ejercicio, empezando a formar parte del conjunto de profesionales siendo uno más de entre los mismos. También he visto evolucionar los medios disponibles para la formación especializada, en cuanto a la creación de ofertas académicas de formación, de libros y materiales especializados, de revistas específicas de alto nivel, etc., si bien  creo que aunque estando en el camino, en estas cosas todavía falta bastante trecho por recorrer.

6-COMO COORDINADOR DEL ÁREA DE PSICOLOGIA DEL DEPORTE DEL COLEGIO DE PSICOLOGOS DE ESPAÑA, ¿QUE TE PREOCUPA? Y ¿QUE TE ALIENTA ?

En realidad lo que me preocupa o me alienta es casi lo mismo, ya que ambas cosas se aúnan en los retos que se presentan. Uno de estos retos importante es desarrollar formalmente la especialidad, dotarla de marco legal y que se pueda extender a nivel internacional. En el fondo se trata de consolidar el ejercicio profesional de la especialidad, dotándole de una formación de calidad y diferenciada como psicólogos que nos permita desarrollar bien nuestro oficio, hacer una labor eficaz y eficiente, sin diluirnos en una confusa amalgama con otros profesionales o arribistas. En ese sentido, tenemos el reto de hacer bien nuestro trabajo, colaborando y participando en equipos multidisciplinares, pero sin difuminar nuestro rol profesional. Otro reto importante que tenemos es ser capaces de transmitir a toda la gente del mundo del deporte y a la sociedad en general, cuales son nuestra funciones, cuáles son nuestras competencias y cuáles son nuestras capacidades; tenemos que llegar más a la gente, que sepan quienes somos y lo que somos capaces de hacer. Y luego, claro está, hacerlo muy bien.

7-¿COMO VES A AMERICA LATINA Y EL CARIBE EN RELACION A LA PSICOLOGIA DEL DEPORTE?

Es difícil hablar de todo ello como un todo, ya que como ocurre dentro de cada país con las diferentes regiones, los niveles de desarrollo son distintos en los diferentes países. Esforzándome por sintetizar, diría que en América latina hay ya una gran cantidad de excelentes profesionales que ya llevan tiempo realizando su labor aplicada con bastante éxito, quizá distribuidos de forma desigual en los diferentes deportes, con una parte muy importante volcada en el fútbol y que, entiendo, está al nivel de competencias y capacidades de cualquier otro lugar del mundo, y como digo, con grandes diferencias entre unos países y otros. Estamos hablando de una enorme extensión geográfica y poblacional, con situaciones diversas pero con intereses comunes en lo profesional, lo que hace del todo necesario el buscar vías organizativas y de actividades que favorezcan el contacto, la coordinación y la búsqueda de sinergias y acuerdos, con el fin  de ir vertebrando nuestras fuerzas dispersas y hacernos más eficaces para defender nuestra posición científica y profesional a todos los niveles de la sociedad, desde las entidades universitarias hasta el ámbito legal o político, en el que se toman decisiones que afectan al desarrollo de muestra especialidad. Si somos capaces de cooperar y conectarnos en América latina y el Caribe, contando con países como España y Portugal que nos sirvan de puente con Europa, podemos llegar a ser referente mundial en esta área, sin lugar a dudas.

8-¿COMO RESULTO TU EXPERIENCA EN EL CONGRESO NACIONAL E INTERNACIONAL DE APDA EN BUENOS AIRES EN AGOSTO DEL 2014?

Creo que precisamente en ese Congreso se reflejó muy bien lo que mencionaba anteriormente, en cuanto a la elevada capacidad de los profesionales del área. La cantidad y calidad de los trabajos que pude ver mostraban unos niveles de calidad muy notable, especialmente en lo que a la parte profesional aplicada se refieren. También fue emocionante comprobar la gran cantidad de personas que participaron y el elevado interés por el área , claro indicador de al menos dos cosas: la muy buena labor previa de quienes estuvieron organizando esta actividad y la garantía de que en el futuro podamos ser más personas trabajando e investigando en este ámbito en un país tan relevante para la psicología como es Argentina. Por la parte humana, lo que mejor podría resumir la experiencia es el que me sentí como en casa, con un trato cuidadoso, atento y muy agradable, que públicamente agradezco.

9-¿QUE OBSTACULOS MAS COMUNES SE TOPAN LOS PSICOLOGOS DEL DEPORTE Y COMO REACCIONAN?

Un obstáculo muy común es encontrarse con demandas de intervención poco realistas y/o desajustadas respecto a las condiciones de trabajo que luego realmente se ofrecen o a las competencias propias de nuestra especialidad. Nos pueden pedir, por ejemplo, que hagamos demasiadas cosas en demasiado poco tiempo, que aseguremos resultados deportivos o que atendamos demandas que están fuera de la psicología del deporte –algunas de otras especialidades o de otras ciencias- como mejorar el rendimiento académico o manejar diferentes tipos de trastornos, aunque como he dicho es en parte responsabilidad nuestra el trasmitir claramente cuáles son las características de nuestro rol profesional.

En otras ocasiones, los obstáculos al ejercicio profesional han provenido del hecho de encontrar que otras personas sin nuestra cualificación están desempeñando lo que son nuestras funciones, es decir el problema del intrusismo. En unos casos porque algún otro profesional considera que con una pequeña parte de conocimientos de psicología pueden desempeñar la profesión en su ámbito deportivo, otras porque tienen algún tipo de  “certificación” pseudocientífica y que creen que eso los capacita para trabajar aspectos psicológicos. Y me refiero a los que se autodenominan coach, mentalistas, potenciadores mentales y demás términos que aunque no reflejan realmente ninguna profesión o formación oficial, se mueven en el margen de la legalidad que siempre existe. En estos casos, buena parte de la responsabilidad es nuestra, ya que la formación que imparten algunos psicólogos/as no siempre deja claro que ella NO conduce a una titulación profesional, de la misma forma que por mucho que se lea novela negra o se vean películas de detectives, no nos convierte en licenciados en Criminología. A estas dificultades se pueden sumar a veces el que desde algún equipo de investigación universitario se acude al ámbito social del deporte para obtener información relevante, normalmente empleando una gran cantidad de tests y cuestionarios, algo nada cuestionable de entrada, pero que en ocasiones puede afectar negativamente la imagen de nuestra profesión al no hacer un retorno adecuado de la información y, sobre todo, no deja claro desde el principio que se trata de una actividad investigadora, que debe estar claramente diferenciada de la intervención profesional.

11-¿COMO VES AL COACHING, QUE HOY ES UNA MODA, EN NUESTRO AMBITO?

Uno de los pioneros de la Psicología del Deporte estadounidense, Coleman Griffit ya escribió un libro en 1926 que se titulaba Psychology of Coaching, en el cual se mencionaba lo que hoy llamaríamos entrenamiento psicológico, con ese enfoque consistente en desarrollar las cualidades y potenciar los recursos del deportista, aumentar su capacidad para afrontar cada vez retos más exigente, etc., vamos, lo que caracteriza el enfoque del coaching actualmente. Es por eso que seguramente para los especialistas de Psicología del deporte sea de lo más natural y sencillo aplicar las estrategias del coaching, ya que éstas proceden en gran medida de este ámbito, incluyendo su propio nombre. El problema con que nos podemos encontrar en relación con este enfoque de trabajo es que sigue habiendo mucha confusión conceptual –no siempre ajena a intereses poco presentables- acerca de en qué consisten dichas estrategias y quién puede usarlas. En un reciente trabajo (2014, nº 107) en la revista Informació Psicológica (http://www.informaciopsicologica.info/), intento aportar alguna propuesta al respecto, si bien puedo señalar aquí que un error es confundir la estrategia –coaching- con un rol profesional –coach-, del mismo modo que sería un error considerar que porque hay estrategias, por ejemplo, de “comunicación” hay “comunicólogos”. En realidad son usos coloquiales de términos y vocablos, pero que pueden emplearse torticeramente. Otro error desde mi punto de vista es posicionarse de forma extrema en cuanto a las posibilidades de su uso: o pensar que cualquiera que use esas estrategias se puede asimilar y actuar como un psicólogo; o que solo los psicólogos podemos emplearlas. En mi opinión, creo que se trata de unas estrategias que pueden ser empleadas por distintos profesionales pero a distintos niveles, siendo los psicólogos los mejor preparados al ser estrategias que derivan de esta ciencia. Creo que un buen símil sería el de los primeros auxilios, como estrategias médicas que pueden ser empleadas por otros profesionales, si bien con límites y condiciones claras, cosa que en el caso del coaching tendíamos también que establecer. Una de ellas, muy clara, es quien puede ser un formador en este campo y creo que aquí somos los psicólogos/as quienes tenemos la más adecuada capacitación, de la misma manera que nadie mejor que un médico para enseñar los primeros auxilios. En fin, creo que la reflexión, el diálogo y la discusión constructiva deben estar presente en este campo y, como no, en todo lo demás.

GRACIAS POR TU APORTE ENRIQUE, HAS SIDO MUY GENTIL Y CLARO CON TUS LUMINOSAS RESPUESTAS. EN NOMBRE DE SOLCPAD, ROFFE Y UCHA TE LO AGRADECEMOS. LA GENTE VALORARA MUCHO TU APORTE!

Gracias a Uds. Es fácil responder bien, si las preguntas son buenas y profundas. Éxitos en esta nueva etapa! Y gran 2015!!!

19/02/2015 06:22 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris