Facebook Twitter Google +1     Admin

La lesión en el running y sus estados emocionales.

20150126121342-lesiones-n.jpg

Correr está en tus venas

El post siguiente, fue enviado gentilmente por la Dra. Tamara Velázquez Colon, perteneciente a su sección en Facebook Correr está en tus venas 

La lesión en el running y sus estados emocionales.

Muchos son los runners que no recobran el mismo nivel que atesoraban antes de sufrir una lesión, a pesar de realizar procesos físicos de recuperación completos y de calidad. Y es que dentro también hay que considerar el plano psicológico.

Además, un buen funcionamiento mental es determinante para la efectividad en el plano físico. De todos es sabido que el rendimiento total de un deportista está influido por el estado anímico.

Cuando se sufre una lesión, se desencadenan unos mecanismos mentales que hay que tener en cuenta para una recuperación óptima. Según Noakes (2003), el patrón de respuesta a las lesiones es muy similar en todos los atletas:

• Negación: no se quiere reconocer la lesión, con las consecuencias que de ello se derivan.

• Enfado: cuando ya no se puede negar más, se comienzan a buscar culpables y excusas que bloquean la toma de responsabilidad para la rehabilitación.

• Depresión: caída del estado de ánimo al darse cuenta de lo que implica en todos los planos de la vida, en especial al deportivo.

• Aceptación: de la lesión, del cambio de comportamientos y rutinas habituales, de la necesidad de recuperación… Aquí es donde se empieza a superar la lesión.

Considerar que todo deportista pasa por este proceso suele mejorar la disposición a la recuperación, y también es conveniente conocer el tipo de actitud que se tiene ante una lesión y su rehabilitación para sopesar los estados emocionales más propensos para cada persona.

Hay atletas que dejan todo el control en la labor de un profesional y no aplican ninguno en sí mismos y otros intentar dominar absolutamente todo el proceso, hasta el punto de dificultar la tarea profesional por falta de flexibilidad y entendimiento.

En consecuencia, planificar y seguir fielmente una estrategia de recuperación es un elemento clave para que ésta sea satisfactoria. Aquí destacamos tres aspectos generales a tener en cuenta:

• Información: documentarse sobre todos los detalles de la lesión, grado (o gravedad), plazos de recuperación y las fases anímicas por las que se va a pasar ayuda a aceptar todo el proceso y a hacerse responsable del mismo.

• Concretar una rutina de acciones recuperadoras, como la medicación, terapias, ejercicios terapéuticos para la zona dañada y otra para el resto del cuerpo que puede seguir entrenando nos permitirá realizar una recuperación con mayor calidad.

• Establecer una comunicación abierta y eficaz con los profesionales recuperadores garantiza un control más eficaz y una respuesta más rápida a las posibles modificaciones.

Es conveniente saber que igual que el deporte mejora el equilibrio anímico, éste debe valorarse y tenerse en cuenta a la hora de enfrentarse a una lesión. Procesos mentales y físicos van unidos de la mano, y concebirlos como un todo nos aportará un entendimiento general más completo y beneficioso para progresar en nuestro rendimiento como atleta

 

26/01/2015 12:13 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris