Facebook Twitter Google +1     Admin

Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014 y Complejidad.

A pocas horas que se desencadene el evento deportivo de mayor relevancia en este año, la Copa Mundial de Fútbol Brasil 2014.

Se iniciará en medio de un clima de elevadas expectativas acerca de quién será el ganador de la Copa.

Un número indeterminado de hechiceros y clarividentes hacían sus conjuros en el Estadio Nacional de Fútbol en Lima ayer a favor de los que serán los triunfadores de la Copa. Es tal la presión que todos han acudido de una forma u otra a intentar por todos los medios de satisfacer sus expectativas.

No obstante, la Copa tendrá a su triunfador fruto de una combinación de las condiciones deportivas, del grado de preparación en su interacción con las circunstancias concretas de la competencia y de posibles casualidades incontrolables que hoy nos exponen algunas corrientes filosóficas como Complejidad y que nos advierten de la fragilidad de los conjuros.

Complejidad es uno de los términos utilizados con frecuencia en los últimos años, en eventos científicos o técnicos, en publicaciones de carácter diverso. En los círculos de psicólogos, pedagogos, filósofos, ciencias sociales y en la ciencia del deporte. Se pueden leer los acercamientos al terma en los trabajos de García Manso. Mas, para algunos de estos investigadores la palabra complejidad es, muchas veces, sinónimo de complicado.

La noción de complicado advierten los especialistas no es la noción de complejidad. Complicado es cuando existe un número incalculable de interacciones digamos entre las moléculas de una célula o el número de interacciones entre las neuronas de nuestro cerebro, este número incalculable de interacciones y de inter retroacciones sobre pasa, evidentemente cualquier capacidad de una computadora extremadamente potente con la cual pudiéramos discernir los elementos y procesos de este enmarañado número de interacciones. La categoría complicado se enmarca en lo cuantitativo.

La descripción de la complejidad, se atestigua más a la importancia de la noción de las casualidades. Lo complicado es una noción cuantitativa. La complejidad aparece, a primera vista y de modo efectivo como irracionalidad, falta de certeza, confusión y desorden. Se remite a “contrario a simplicidad”, así como “ininteligible” o algo oscuro y “difícil de ser explicado” o “multifacético”.

La complejidad se ordena simultáneamente en diversas perspectivas contradictorias. Por eso es preciso hablar de lecturas plurales. Será así considerado complejo aquello que hace que el análisis cartesiano fracase al intentar descomponer (por tanto conviene siempre reservar al uso de palabra complicado para aquello que puede ser desenlazado y aquello que será eventualmente reducido posteriormente por descomposición).

Con esta evolución de la noción de complejidad se rehabilita lo plural y de la heterogeneidad el carácter fundamentalmente más normal de lo patológico, de lo conflictivo y de la alteraciones, bien como reconocimiento. Las características de base, que se tornaran clásicas, acrecentándose, de ahora en adelante, la rehabilitación de lo plural y de heterogeneidad, el carácter finalmente más normal de lo patológico de lo conflicto y de la alteración, bien como o reconocimiento del tiempo y de la historia para la comprensión de los fenómenos.

Un motivo para hablar de complejidad está impulsado por el actual desarrollo de las ciencias humanas, concepciones y teorías con diferentes génesis y vías de desarrollo va encontrando puntos de contacto y de convergencia que contribuyen para su mutua legitimización – inclusive para la posibilidad de nuevos momentos de desarrollo de una o de otra. En una tentativa de comprender lo real en su complejidad constituida en las diferentes teorías en campos y por caminos diferentes a puntos comunes y complementarios que fortalezcan las posiciones teóricas. Ejemplos de esos resultados son puntos de convergencia importantes en la filosofía y en la teoría del pensamiento complejo de Morin,…”en la psicología, y la teoría de la subjetividad que con génesis diferentes y desarrollo de hechos paralelos contribuyen para mejorar la comprensión de la complejidad humana”.

Hay varias teorías que se relacionan con la complejidad una de ellas es la elaborada por Edward Lorenz, el padre de la Teoría del Caos

Su obra tiene una importancia trascendente para la ciencia actual. Realizando pronósticos meteorológicos propuso el denominado Efecto mariposa. "Si una mariposa bate sus alas en Tokio puede provocar un huracán en Nueva York".

Este fenómeno es mal interpretado. La Mariposa no es la causa del huracán. La mariposa no causa el huracán sino que forma parte de un sistema cuyas condiciones posteriores incluyen el huracán.

“Lo que sí significa es que si no tienes cifras muy precisas no puedes vaticinar los resultados de los sistemas complejos a través del tiempo. Puesto que nunca podríamos estar seguros de haber medido todos los factores minúsculos (como el aleteo de una mariposa), tampoco podríamos pronosticar correctamente el tiempo a largo plazo” Lorenz.

Todo partió de los años 60 en que desarrolló modelos matemáticos que lo llevaron a la conclusión de que "Un sistema tan dinámico como la atmósfera podía incubar enormes e insospechadas consecuencias". Lorenz

Esas conclusiones abrieron un nuevo campo de estudios que incluyeron virtualmente todas las ramas de las ciencias, y en el caso específico de la meteorología llevaron al convencimiento de que era imposible pronosticar el estado del tiempo más allá de dos o tres semanas con cierto grado de precisión.

"Al demostrar que ciertos sistemas tienen límites de predicción, Lorenz "acabó con el universo cartesiano y dio pie a la tercera revolución científica del siglo XX.

Efecto Mariposa: Amplificación de errores que pueden aparecer en el comportamiento de un sistema complejo

Comportamiento de un sistema caótico:

Las variables cambian de forma compleja y errática.

Imposible hacer predicciones más allá de un determinado punto

La idea de caos en el deporte está siendo analizada, focalizada y utilizada. Más que todo por los aspectos de imprecisión típico de un objeto de estudio tan complejo como el que estudia la actividad deportiva.

Sus aplicaciones están vinculadas a la terapia familiar.

"Caos y determinismo en el deporte.- “Hemos dicho que la teoría del caos, a pesar de su denominación, no concibe la realidad como puro azar, sino como una mezcla de azar y determinismo, de manera que tiene algunos aspectos predecibles y otros no. En todo caso, debido a la incidencia del azar, las predicciones que se hagan sobre futuros acontecimientos sólo pueden ser probabilísticas".

Los deportistas se parecen mucho al clima: tienen comportamientos predictibles pero también impredecibles, y nunca se pueden descubrir todos los factores que sobre ellas actúan.

Sin embargo, por una parte la teoría del caos salta el problema de la aleatoriedad, y predice que todo comportamiento es determinístico, no obstante, al saltar este problema cae en otro, que es saber cuál es exactamente el modelo y una vez que se tenga, saber cuáles son exactamente los valores de las variables que intervienen en el modelo. Con ello, si algún día se llega a encontrar un método para salvar estas dificultades, todo estará dicho, por ejemplo, se puede pensar en que lo único que paso, lo que pasa y lo que pasará puede ser predicho por el modelo caótico que rige al universo, por lo que la teoría del caos termina con el libre albedrío.

Caos (Lorenz, 1963; Ruelle e Takes, 1971), La Teoría de los Fractales (Mandelbrot, 1975-1987), la Teoría de las Catástrofes (Thom, 1972) y la Teoría de los Conjuntos Difusos (Zadeh, 1965) intenta aproximarse a la realidad sin reducir su complejidad, o su naturaleza esencialmente cualitativa teniendo un importante significado para las ciencias humanas.

Estas teorías tienen una enorme importancia epistemológica para abrir vías de acceso a la realidad y no prescindir de la complejidad. Simultáneamente muestran propiedades desconocidas de la realidad. Así, ofrecen un novo concepto de la complejidad. En este sentido, afirmar que la realidad es compleja significa al menos cuatro cosas: 1 – que la realidad es difusa, 2 – que la realidad es catastrófica, 3 – que la realidad es fractal, y 4 – que la realidad es caótica.

A la luz de estas teorias nos aparece una realidad paradojal, una realidad que no es nítida, pero también no es dual; que no es contínua ni discontínua, que no es ni estáble ni inestable, que no es ni reiterativa, ni innovadora, que no es ni ordenada, ni desordenada.

Otras teorias son propaladas por Morin, como teorias de acceso a la complejidad: la Teoria de la Información, la Teoría de los Sistemas y de la Cibernética.

Esto que es complejidad forma parte del encanto de la sopresas, de los momentos subitos y novedosos que brindará la Copa, como parte de la vida misma.

Dr. Francisco García Ucha.

Investigador Titular de la Academia de Ciencias de Cuba

11/06/2014 16:50 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris