Facebook Twitter Google +1     Admin

La comunicación del entrenador en las condiciones de las competencias de los juegos deportivos

Cap. X La comunicación del entrenador en las condiciones de las competencias de los juegos deportivos. D. Ya. Bogdanova, L. K. Doronina. En: Cuestiones de la psicología del deporte, editor A. Z. Puni Leningrado. 1975. Pag. 79-83. Ilus.2.

Obshchenie trenera v usloviyakh sorevnovanii po sportivnim igram.

En la estructura de la actividad pedagógica (según N. V. Kuzmina), en la cual se incluyen los elementos gnóstico, constructivo, organizativo y expansivo, la comunicación desempeña un papel primordial. Por esta razón en los últimos años y en la psicología social se observa el aumento de la actividad para estudiar la comunicación en las condiciones de aprendizaje y educación de la juventud. El problema de la comunicación se perfecciona en la psicología del deporte. En esta dirección ya se han acumulado ciertos materiales, los cuales tocan el estudio de la dirección, el contenido, los medios, la concentración, la intensidad de la comunicación en una actividad interrelacionada del deporte con balón pero en las condiciones de la competencia entre los miembros de los colectivos de juego, es decir, de los equipos. Sin embargo, El entrenador-pedagogo es un participante continuo del proceso de la comunicación y con frecuencia desempeña el papel principal. No es casual, que en la VII Conferencia Nacional de psicología de la educación física y del deporte se prestó una atención especial al estudio de las cuestiones de la comunicación entre los entrenadores y los deportistas.

La comunicación del entrenador se realiza en los actos de contacto directo con las diferentes personas: colectivos deportivos, administración, jueces y otros pero ante todo con sus propios alumnos

Por el contenido la información docente, educativa, pericial, organizativa un entrenador se comunica mediante los diferentes medios verbales y no verbales y en una forma diferente por las indicaciones, observaciones y exigencias. En la comunicación se detectan las relaciones recíprocas interpersonales, se expresan los papeles sociales, así como también las particularidades individuales inconfundibles y personales. En otras palabras, en el cualquier acto de la comunicación se manifiestan las características más disimiles del entrenador, las cuales están condicionadas desde las características formales que se desarrollan por la posición ocupada hasta las personales inconfundibles.

En la elaboración del problema de la comunicación en la cátedra de psicología una de las direcciones fue el estudio de los actos de la comunicación oral o verbal directa de los entrenadores con los deportistas en el proceso de la actividad deportiva real. En trabajos publicados anteriormente se tocaron las cuestiones sobre las particularidades de la comunicación de los de los entrenadores en las EID durante el proceso estudio-entrenamiento.

El presente artículo está dedicado a la comunicación de los entrenadores de los equipos de balonmano y baloncesto con los jugadores en las competencias. El material se recopiló por el método de observación en los campeonatos de la URSS, de la RSFSR, en los encuentros Moscú y Leningrado, en los torneos amistosos. Las observaciones tuvieron lugar en 90 juegos en 16 equipos femeninos y masculinos.

La comunicación de los entrenadores con los jugadores se observó en el proceso del juego (cuando el entrenador se dirigía a los jugadores cercarnos e inclusive lejanos a él, al llamara determinados jugadores y durante los recesos, así como también en los momentos de cambio y en el tiempo de cobro de las faltas de los deportistas). En el proceso de la observación por un esquema especialmente codificado se registraron:

  1. La intensidad de la comunicación, es decir, la cantidad de tratamientos orales del entrenador hacia los jugadores.
  2. Dirección de los tratamientos, es decir, cuantas veces se dirigió el entrenador a cada jugador.
  3. Formas de los tratamientos (voz de mando, pregunta, indicación, observación, animación, no-animación, estimulación, exigencia).
  4. Contenido de los tratamientos, es decir que tipo de información realiza el entrenador (técnica, disciplinaria, organizativa, valorativa, táctica, apaciguadora).
  5. Causa de los tratamientos, es decir, la reacción sobre una actividad del juego, mala, disciplinaria, tratamiento hacia el entrenador, interpelación de los jugadores, reacción negativa sobre la lejanía del jugador en el campo de juego, faltas y errores personales.
  6. Tonalidad de la voz del entrenador, es decir, tono de arenga, habitual, agudo, brusco.
  7. Reacciones emocionales del entrenador sobre el éxito (fracaso) del equipo, es decir, la reacción que subraya la tranquilidad, la normalidad nerviosismo, agitación, o casi conflictiva, conflictos.
  8. Medios de la comunicación, es decir, lenguaje, mímica, gestos, "señales" especiales.

Durante el análisis del material recopilado se mostraron claramente las diferencias individuales de los entrenadores, dichas diferencias se pudieron separar en dos grupos, denominados condicionalmente unos "emocionales", los otros de "contenidos". En la tabla 1 esta representado el material real que caracteriza las particularidades de la comunicación con uno u otro grupo.

Sobre la base de estos factores se puede decir, que a los entrenadores "emotivos", les es inherente la intensidad elevada de la comunicación: la cantidad de tratamientos en un juego fue en ellos de un promedio de 61,1. Ellos al hablar acompañaban su lenguaje con mímica y gestos ricos. Por la dirección, la comunicación se limitaba a 3-4 de los mejores jugadores del equipo. En los tratamientos a los jugadores predomina el tono agudo y brusco de la voz, aunque se observa una tonalidad habitual con bastante frecuencia. El tono de arenga, probablemente no es propio de la comunicación oficial en las condiciones de la competencia, su promedio registrado es solamente de 0.6 casos en un juego.

El contenido de los tratamientos de los entrenadores "emotivos" se caracteriza por el predominio de la información técnica, valorativa y organizativa. Los tratamientos apaciguadores y disciplinarios aparecen raramente. Entre las formas de tratamiento predominan las indicaciones, estímulos, la no-animación (en conjunto ellas son utilizadas durante el juego en un promedio de 36,5 veces), más frecuentes son las observaciones, la animación, las exigencias.

De una manera especial las reacciones sobre la técnica sirven de causa para los tratamientos. Las reacciones emocionales provocan acciones descalabradas de los jugadores. Estas reacciones tienen un carácter muy expresivo y sobre todo nervioso, a veces casi conflictivo que en determinados casos conduce al conflicto. Las reacciones apaciguadoras ante los fracasos del equipo no son propias de los entrenadores "emotivos".

La comunicación de los entrenadores "moderados" se diferencia significativamente de sus colegas "emotivos". La intensidad de la comunicación en ellos responde a un promedio de 35 tratamientos por juego. Ellos no hablan demasiado, su lenguaje no es rico en mímica, gestos, los tratamientos están dirigidos también a 3-4 de los mejores jugadores del equipo. El tono del tratamiento es algo agudo y corriente, el tono brusco se observa con muy poca frecuencia. En el contenido de los tratamientos aparece frecuentemente la información técnica, valorativa y táctica. Casi están ausentes las informaciones organizativas, apaciguadoras y disciplinarias. En las formas de los tratamientos predominan los estímulos, las indicaciones, la no-animación y las observaciones. Raramente aparecen las animaciones y casi nunca las exigencias. Como causas para los tratamientos sirven con frecuencia las reacciones a los momentos técnicos. Las reacciones emocionales de los entrenadores "moderados" con respecto a las acciones no exitosas de los jugadores y del equipo casi no se manifiestan. Con una mayor frecuencia se observan las manifestaciones normal, a veces nerviosa, y tranquila de las emociones.

De esta forma, entre los entrenadores "emotivos" y "moderados" se manifiestan diferencias valorativas por parámetros tales como: La intensidad, la actividad de la comunicación, el empleo del tono brusco, de la información disciplina, organizativa, apaciguadora y valorativa, la aplicación de las exigencias, las animaciones, las no-animaciones, e indicaciones, así como también por la manifestación de las reacciones emocionales.

Las situaciones violentas y casi conflictivas y los conflictos directos con los jugadores surgen con los entrenadores "emotivos", dichas situaciones no son propias de los entrenadores "moderados".

En la investigación se estableció, que el resultado de una actividad de equipo no depende directamente de las particularidades de la comunicación de los entrenadores. La correlación de las victorias y las derrotas en los juegos de los equipos que son dirigidos por entrenadores "emotivos" y "moderados" es iguales a 2:1. En otras palabras, no se detectó una relación directa entre el éxito y el fracaso de la actividad del equipo y las particularidades establecidas de la comunicación de los entrenadores con los jugadores. Sin embargo, no ofrece dudas, que la manera de dirigir un entrenador en las condiciones de las competencias es significativa para el equipo en lo integral y para cada jugador.

Sobre las ventajas de una u otra manera de la comunicación es muy temprano para hablar, pero toda la "modestia" de un entrenador en la comunicación se relaciona preferente y favorablemente con las interpelaciones del entrenador con el colectivo de juego.

Tabla 1. Particularidades de la comunicación de los entrenadores.

Grupo de entrenadores.

Intensidad.

Dirección.

Formas de la comunicación.

Contenido de los tratamientos.

 

 

 

Anima-ción.

No-anima-ción.

Indica-ción.

Obser-vación.

Estímulo.

Exigencia.

Técni-cos

Disci-plina-rios.

Organizativos.

Tácti-cos.

Apaci-guado-res.

Valora-tivos.

Entrenadores emotivos.

61,1

Jugadores 3-4.

6,6

10,7

14,3

8,2

11,5

6,3

20.7

2,0

12,7

7,6

2,7

17,3

Entrenadores moderados.

35

Jugadores 3-4.

3,4

6,6

7,9

6,0

9,3

0,75

16,0

0,5

2,6

5,7

1,4

10,1

Las cifras reflejan la cantidad media de los tratamientos por un juego.

SEGUNDA PARTE DE LA TABLA 1.

Causa de los tratamientos.

Tonalidad de la voz.

Reacciones emocionales.

Medios de la comunicación.

Reacción a la técnica.

Necesidad en la colocación de los jugadores.

Reacción negativa a la falta personal.

Arenga.

Normal.

Eleva-da.

Brusca.

Tranquilas.

Nor-males.

Nervio-sas.

Violen-tas, casi conflic-tivas.

Conflic-tivas.

Lengua-je.

Mími-ca.

Gestos, señales.

55

3,5

0,7

0,6

20,7

25,4

12,5

1,6

27

27

5,3

0,7

61,1

44,3

17,7

32

1,4

0

0,8

13,7

18,0

3,2

4,0

12,3

8,7

0,4

0

35

17

13,9

Nota. Las cifras reflejan la cantidad media

07/11/2013 23:02 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris