Facebook Twitter Google +1     Admin

El entrenamiento psicológico desarrollando de flow

20130325062319-aay4jx.jpg

El entrenamiento psicológico desarrollando de flow

El entrenador define las tareas deportivas de la unidad de entrenamiento. Exigencia y objetivo son determinados de manera realista, por el entrenador, por ejemplo, voleibol: El saque en una determinada zona).  De fallar un intento único se continúa con el entrenamiento, por ejemplo, edición acordada de forma adicional) o se interrumpe. De esta forma al deportista se le pueden esclarecer las consecuencias negativas. Los atletas sin éxito, también se les exige en el entrenamiento para que “elaboren” de forma cognoscitiva el desagradable sentimiento de la decepción. Aprenden de esta forma a adaptarse a las elevadas exigencias psicológicas y físicas y la vivencia mejor las derrotas en las competencias.

Se consideran en el proceso de entrenamiento tanto la perspectiva interna del deportista (el sentimiento propio – Estado psicológico)

En el proceso es posible aplicar entre otras intervenciones el entrenamiento de la imaginación para la estabilización del estado flow.

De igual modo, se aplican las formas del entrenamiento imaginativo a fin de posibilitarle al deportista la comprensión mental de sus ejecuciones y actuación deportiva y vivencias del estado flow más exitosa.  El empleo de todas las modalidades sensoriales tiene una importancia crucial a la hora de comprender el estado flow rápidamente y poder percibir lo más nítido posible el sentimiento interno.  El objetivo de este entrenamiento es aprender a alcanzar en todo momento los estados flow y poderlos transferir a las diferentes circunstancias en que transcurre la actividad deportiva con la propósito de poder adaptar y realizar mediante esta capacidad los estados óptimos de acción.

Es conveniente tener en cuenta a la hora de establecer una forma correcta de procedimiento los puntos siguientes:

Establecimiento de las condiciones concretas de la actividad.

Al comienzo se trata de la formación de una relación de colaboración, de plena confianza entre el psicólogo y el deportista. El psicólogo, en reciprocidad con el entrenador, debe ser competente en la esfera del deporte de alto rendimiento a fin de que pueda analizar también exigencias específicas y procesos motores de conjunto con el deportista y el entrenador.  El psicólogo debe estar también en condiciones de poder plantear preguntas orientadas a lo específico del deporte a fin de apoyar la elaboración de los aspectos fundamentales de un movimiento en conexión con el nivel del sentido.  El psicólogo con éxito actúa como un asociado competente entre los componentes estructurales del entrenamiento y las competencias.  Tiene la tarea de abordar con el deportista sus virtudes y debilidades por medio del entrenamiento de visualización, sobre la base de los análisis de los videos y conversatorios realizados y provocar las vivencias del estado de flow.

Del deportista se espera que facilite de forma activa y que acepte la responsabilidad.  Mediante el logro de condiciones iniciales y secundarias, tales como el lugar, el momento, organización, financiamiento sean la base para el éxito.

Comunicación previa.

Ante todo el deportista tiene la tarea de informar detalladamente acerca de su competencia más importante o más exitosa. El psicólogo toma nota de los aspectos fundamentales. Se preguntará con precisión por las sensaciones y percepciones cada una de estas situaciones.  El deportista tiene la misión, de tiempo en tiempo, de visualizar de nuevo sus sentimientos en estado relajado y con los ojos cerrados.

Para finalizar hablará detalladamente en estado de reposo comparando ¨el nivel psicológico¨ alcanzado hasta ese momento.

Realización.

Fase de relajación.

El deportista adopta una posición cómoda y se concentra en un punto deseado. El psicólogo estimula a incluir todas las modalidades sensoriales (calor, gravedad, superficies de contacto, sonidos, percepciones ópticas, olores, percepción de los sentidos) en la fase de relajación y que adapte su lenguaje a su respiración (expiración).  Esta medida se denomina, también en el lenguaje especializado. El deportista será dirigido a fin de que concentre la atención de afuera hacia adentro. Aquí se estimula la capacidad de diferenciación cinética por medio de las sugestiones más diversas orientadas a los sentidos (¿Cuáles son las diferencias entre la pierna derecha y la izquierda que te transmiten tus sentidos? La relajación muscular profunda se produce con un despertar cognoscitivo de forma tal que el deportista puede desde su posición de concentrado seguir todas las sugestiones durante el entrenamiento e incluso, dado el caso, mezclarlo con las palabras. El momento de cerrar los ojos es algo que el deportista puede determinar por cuenta propia.

Seguidamente el deportista pasa, haciendo uso de todos los órganos sensoriales, es decir internamente y de la forma más viva posible, a su imagen de reposo. El psicólogo habla con el deportista sobre su percepción. Se desarrolla un diálogo, el que está marcado por el hablar muy pausado del deportista (estado parecido al trance). Una vez que el deportista se ha precisado de lleno en la situación, lo más realmente posible, el psicólogo toca su antebrazo y trata de captar esa sensación por medio de esa percepción táctil adicional y almacenarla (acondicionamiento).

Fase de visualización.

A continuación de la fase de relajación se repasa de nuevo mentalmente la competencia exitosa y se lleva a la forma de diálogo, donde el psicólogo siempre pregunta de nuevo acerca de la opinión del deportista en las fases determinantes de la competencia y también acerca de la acción y sobre esta base guía la conversación. Facilita la representación activa al deportista y desencadena los procesos ideo motores, ideo sensoriales, ideo afectivos, los que pueden estar en correspondencia con la estimulación externa en una forma algo más debilitada.

Mediante el toque en el hombro se puede enfatizar también esta fuente (por ejemplo la vivencia de éxito).  El sentimiento exitoso se puede intensificar también mediante los ejercicios de imitación delas posturas de éxito.

Al culminar con la representación de la situación de la competencia el deportista se puede recuperar de nuevo y relajarse en un estado de reposo.

Retorno a la posición inicial.

La posición anterior tiene lugar mediante la instrucción ¨mover lentamente las extremidades¨ mediante estiramiento y respiración activadora y finalmente se estiran de forma activa varias veces hacia arriba los brazos, así como también el cuello, pelvis, piernas, etcétera.

Formas del entrenamiento de la visualización para el fomento de la autoconfianza al efectuar la acción.

También, con el uso de esta técnica de la visualización se pueden tratar situaciones problemas.  El aspecto central al respecto es el acoplamiento representado, sensorial de la situación preocupante con la vivencia flow positiva. La mezcla provoca una forma nueva de observación sensorial de la situación problema.

El ejemplo siguiente debe aclarar la posibilidad de empleo de esta técnica:

Un portero cometió un error decisivo en los últimos dos juegos del campeonato. Ante balones altos en el área de penalty trata de agarrar el balón y provoca por su acción que se anote el gol que determinó el resultado del juego. A partir de este momento el portero le teme los balones altos dirigidos a los flancos en el próximo juego contra el contrario. Tiene miedo, de realizar la misma operación.

Procedimiento

El portero es llevado a un estado parecido al trance y debe ahora reproducir la situación problemática de manera real.

A continuación, ha de visualizar las acciones en las cuales ha sostenido con seguridad y control balones elevados lanzados a los flancos. Ambas representaciones incorporadas por todos los sentidos serán llamadas de forma alternada desde su almacenamiento en los recuerdos. Para su interiorización táctil el entrenador mental puede intensificar tanto el sentimiento desagradable como también el agradable mediante el toque (por ejemplo: del antebrazo = agradable, brazo = desagradable). El portero actualiza así la representación problemática a partir de una sensación completamente nueva.

El juego de campeonato siguiente lo narró de la forma siguiente: ¨Me alegraba ante la presencia de los balones altos del contrario por los flancos, pudiendo actuar con seguridad y consciente¨.

En el ejemplo siguiente se debe explicar en vivo una forma del entrenamiento de preparación mental (esta forma de entrenamiento se basa en el grado del entrenamiento de la visualización):

Conjuntamente con un ciclista y el psicólogo determinamos realizar en el verano, un entrenamiento imaginativo directamente en el trayecto más exigente del circuito, con la finalidad de intensificar el efecto por razón del medio circundante. El corredor fue confrontado con los pasajes más difíciles (cuervas, entradas y salidas), que ya el conocía las condiciones de la pista con anterioridad.

Al respecto conoció cómo sortear las dificultades del medio varias veces sin miedo alguno, los mismos que en la temporada pasada le habían planteado grandes dificultades.

Realización.

El deportista habló al recorrer el trayecto con el entrenador de ciclismo de ruta sobre los detalles técnicos. Cada tramo del recorrido fue visualizado y guardado en memoria. El psicólogo  tiene aquí la tarea de hablar sobre las sensaciones y el sentido y aconsejar y guiar al deportista en caso de bloqueos de los pensamientos sobre las cogniciones o los métodos relajadores.

Una vez recorrido todo el trayecto el corredor imita durante la representación mental con inclusión de todos los órganos sensoriales varias carreras próximas a competencia. El sentimiento de flow debe ser concretado también con el casco, el calzado, guantes. En la visualización se incluyen también las fases de calentamiento y la elevada moral de la arrancada. La imitación tiene lugar en la pose de arrancada. Mediante la traslación del punto de gravedad del deportista en las curvas el entrenador puede llegar a conclusiones acerca de los pasajes parciales, que serán recorridos en la imaginación. A manera de completamiento debe cronometrarse mentalmente el tiempo necesitado para poder determinar la estabilidad de los esfuerzos en cada tramo.

A continuación, se aplica el procedimiento visualización descrito bajo condiciones ¨reales¨ de entrenamiento y competencia y se combina con la acción motora real.

Resumiendo se deben dar en este lugar algunos estímulos por el psicólogo en pro del establecimiento de las experiencias del estado flow:

Aplicar estímulos ricos en variantes

Formular y poner de manera real las tareas y los objetivos planteados

Pensar en pequeños pasos y elevar las exigencias paulatinamente

Establecer formas de entrenamiento alternativas (entre otras cosas para la reproducción psíquica)

Dar indicaciones sensoriales reforzadas

Fomentar las retrospectivas afectivas

Ofrecer un amplio espectro en experiencias motoras específicas del deporte

Utilizar los efectos dinámicos del grupo

Realizar las correcciones de forma concreta y constructiva

Intensificar positivamente las acciones válidas.

Finalmente digamos que las vivencias del estado flow pueden cumplir de esta forma, también una función reguladora. Así se determinó que las pequeñas vivencias diarias del flow elevan el grado de activación adecuada.

25/03/2013 01:23 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris