Facebook Twitter Google +1     Admin

Imagen y Evolución de la Cátedra de Estudios Olímpicos Isla de la Juventud, Cuba.

20130315040532-douglas-ucha-olimpiada.jpg

Imagen y Evolución de la Cátedra de Estudios Olímpicos Isla de la Juventud, Cuba.

Universidad de ciencias de la Cultura Física y el Deporte “Manuel Fajardo”, Cuba.

Facultad Isla de la Juventud.

Dr. C. Douglas Crispin Castellanos.

Resumen.

El Olimpismo antiguo ha sido fuente de inspiración para muchas personalidades de la filosofía a lo largo de toda la vida, pues los griegos a.n.e., supieron dar a la actividad física un lugar educativo, en la formación de su pueblo buscando un equilibrio entre el cuerpo y el alma de sus practicantes, con un profundo carácter clasista, religioso y militar. También veían en la actividad física un vehículo cultural, pues durante la celebración de los Juegos Olímpicos, que significaban la máxima expresión de la actividad del músculo jamás vista en ninguna civilización, se reunían los más afamados filósofos, retóricos, oradores, hombres de negocios y todo tipo de personas libres de esa sociedad, convirtiendo dichos Juegos en una fiesta cultural y deportiva. Todo este legado ha llegado hasta nuestros días, gracias a la obra de Pierre de Ferdi, el padre del Olimpismo moderno. En Cuba estas ideas se han convertido en realidad gracias a la obra de la  revolución, nuestro municipio no está ajeno a  está filosofía, pues  cuenta con una Cátedra de Estudios Olímpicos, en coordinación con la Academia Olímpica Cubana, por lo que es objetivo nuestro dar a conocer la imagen y evolución que ha tenido la misma en nuestro territorio.               

Si el Olimpismo existió en la antigüedad Y existe en la era moderna es producto a la labor persistente del hombre, gracias a que su fin fue y es en la actualidad el desarrollo del hombre, buscando la perfección del individuo donde cuerpo y alma unidos en todo resaltaban la figura de un hombre listo para cualquier tarea, ya sea física o intelectual, priorizando el perfeccionamiento de las cualidades humanas de los hombres a través del Deporte como un medio pedagógico para lograr tales fines.

Estos ideales fueron desarrollados por muchos pueblos del mundo antiguo, incluso los Americanos, pero sobresale el pueblo Helénico, que supo educar a través del ejercicio físico a sus hombres, de forma sana y generalizadora, llegando hasta nuestros días sus antiguos cantares, el más famoso de ellos rezaba”: Queremos para todos nuestros conciudadanos una mente de oro en un cuerpo de hierro...”   Dichas ideas hicieron eco en muchos filósofos y pedagogos ilustres de nuestra era, pero fue Pirre de Fredi Barón Pierre de Coubertin quien inmortalizara estas idea en el modernismo, al darle vida nuevamente al Olimpismo Griego, como un medio de preparar a la juventud de forma sana y armónica a través del ejercicio físico, siendo los deportes un camino y los Juegos Olímpicos Modernos, la fiesta cuatrienal de la juventud, en torno a lo que más cale y brilla del deporte en el mundo.

¿Qué es el Olimpismo? Quienes hablan actualmente del Olimpismo tienden a ver en la extensa y múltiple obra de Pierre de Coubertin solamente lo relacionado con los Juegos Olímpicos. Que error. Para él los juegos eran un medio no un fin. Los juegos ofrecían la ventaja inconmensurable de presentar al universo el comienzo de la aplicación práctica de sus ideales  sobre la educación, la fraternidad, el honor, la fusión del espíritu y el cuerpo, eso que él había bautizado con nombre afortunado la euritmia cuya significación es conocida de muy pocos. Según él, el Olimpismo es un estado. Estado de equilibrio entre el cuerpo y el alma, el espíritu y la materia, los impulsos y la conciencia, estado de gracia en la búsqueda de la superación de sí mismo. El Olimpismo va mucho más allá que el deporte, puesto que es inseparable de la educación en su acepción más amplia y completa. En el se funden la actividad física, el arte y el espíritu, teniendo así, a la formación del hombre completo...

Su excelencia. Sr. D. Juan Antonio Samaranch.

El Olimpismo no es un sistema sino una actitud del espíritu. Esta actitud del espíritu nace de un doble culto: del culto del esfuerzo y del culto de la euritmia, la combinación del gusto del exceso y del gusto de la mesura. (Coubertin, P. 1916).

Incuestionablemente el Olimpismo se ha convertido en la organización sociológica más grande que existe sobre la faz de la tierra en nuestros días. Es un movimiento capaz de reunir cada cuatro años a toda la juventud del mundo, sin distinción de rasas, sexo, grupo social o religión; con el único objetivo de estrechar aún más las relaciones humanas entre sus seguidores. Siendo esta organización la que más ha hecho por la paz y la educación de los pueblos del mundo.

En neutro planeta no existió ningún mecanismo social, político o religioso que juntara a todos los pueblos del mundo y en especial a su juventud, después de las desgarradoras I y II guerras mundiales, donde los países rugían de odio hacia el prójimo producto de la masacre encabezada por los países agresores, solo fueron los Juegos Olímpicos de 1920 en Amberes y los de 1948 en Londres, el único movimiento sociológico que aglutino a las juventudes del mundo, dejando a un lado sus rencores y disfrutando del festival de los Juegos Olímpicos Modernos, como un símbolo de paz y amistad entre las naciones.

Esta filosofía se ha mantenido viva la llama del Olimpismo y recorre cada cuatro años el mundo, desde la sagrada Olimpia hasta la ciudad sede de los Juegos Olímpicos. El C.O.I., está consciente de que para perdurar el ideal Olímpico es necesario educar a la juventud en su filosofía para mantener su tradición, por ello creó una institución capaz de desempeñar esa función y que cumpliera ese objetivo, La Academia Olímpica Internacional es esa institución, con sede permanente en el recinto sagrado de Olimpia Grecia, se funda en 1961 y las Academias Olímpicas Nacionales, a partir de ese momento, con sede permanente en el C.O.N., del país en cuestión; En el nuestro se creó en 1991 y por primera vez sale a la Palestra internacional en 1997, con gran aceptación entre sus miembros. Esto constituye un paso importante pues en materia Olímpica Cuba está muy bien representada en participación y resultados deportivos, en estos momentos la A.O.C., despliega un profundo trabajo en aras de desarrollar dicha filosofía en todo el país.

Nuestro territorio no está apartado de este fenómeno, pese a tener que esperar 100 años para tener un medallista Olímpico, no queremos que pasen 100 años más, sin estar presentes como un elemento más de desarrollo educacional y cultural de la sociedad pinera en la filosofía del Olimpismo.

Por estos motivos el 15 de abril de 1998 se funda en la Filial Universitaria del territorio La Cátedra de Estudios Olímpicos de la Isla de la Juventud, con sede permanente en dicho recinto universitario, con los siguientes objetivos:

Difundir la filosofía del Olimpismo en el territorio.

Defender los postulados Olímpicos.

Denunciar cualquier acción que se manifieste en contra del Olimpismo.

Hoy con gran satisfacción dejamos atrás la fecha  de constituida la Cátedra, primera de su tipo en Cuba, con una Sesión  Anual Científico Recreativo Internacional, donde rendimos homenaje al Olimpismo antiguo y moderno.

Estamos plenamente convencidos que en estos precisos momentos desde el fondo de la era antigua, desde un país tan lejano como Grecia, en la sagrada Olimpia todos sus héroes, olimpioniques y dioses, estarán regocijados por el tributo rendido por nosotros al ideario Olímpico, como también desde Suiza u Olimpia donde descansan los restos del Barón de Coubertin, igualmente sé alegraría pues vería que su obra no ha sido destruida y hoy más que nunca se levanta desde esta pequeña isla del Caribe, firme en todos los tiempos, estoica ante tantos huracanes y ciclones que azotan a esta región, se levanta como un faro la llama Olímpica difundiéndose en todas direcciones, como la espada de los antiguos Oplitas griegos.

En todo este tiempo hemos realizado más de 40 actividades, todas relacionadas con los objetivos de la Cátedra, para lograr cada día que el deporte sea, como lo es, el medio más eficaz de cultivar el cuerpo y el alma.

El deporte será pues, no solo el medio más cómodo, rápido y eficaz para la formación del individuo, sino también el vehículo más directo de comunicación, comprensión y pacificación de los pueblos, al ser una escuela de nobleza y pureza moral, a la ves que medio de fortalecimiento y energía física.

En la Isla de la Juventud la Cátedra de Estudios Olímpicos, desempeña una ardua labor educativa del ideal Olímpico dentro de la sociedad, no solo dirigida a los profesionales de la Cultura Física, sino también a otras capas de la sociedad, como por ejemplo los escolares de todas las enseñanzas por solo citar uno de ellos.

Se ha desarrollado un sistema de conferencias especializadas en el Olimpismo impartidas a todos los profesionales del deporte en el territorio, se han creado círculos de interés en las escuelas y se desarrollan investigaciones sobre los deportistas más destacados de la Isla en todos los tiempos.

Como culminación a todas las actividades realizadas se efectúa en el mes de Abril de cada año una Sesión científica recreativa Olímpica llamada “La Cotorra Olímpica”, donde se debaten trabajos relacionados con las temáticas del Olimpismo y se realizan unos juegos recreativos al estilo Griego Antiguo, para de esta forma rendir tributo a los creadores de la gran obra humana del Olimpismo.

En nuestra Cátedra militan más de 100 personas de diferentes perfiles profesionales, los cuales reciben superación en materia Olímpica, ese es el futuro del ideal Olímpico que estamos desarrollando en la juventud cubana, para que desde nuestro país las ideas humanas de Coubertin no mueran y sigan siendo las más grandes en materia educativa y formadoras de valores en Cuba y el mundo. En 1998 nuestro Presidente nos representó en la 38 Sesión Internacional para Jóvenes participantes de la Academia Olímpica Internacional IOA, donde puso bien en alto los logros alcanzados por nuestro país en el deporte y en todas las esferas de nuestra sociedad. 

Quisiéramos culminar con una reflexión acerca del significado del lema de la competición Olímpica, pensamiento de profundo contenido deportivo y olímpico, de paternidad normal atribuida a Coubertin, pero fue el Arzobispo de Pensilvania, Monseñor Ethelbert Talbot, el 17 de Junio de 1908, en la Catedral de San Pablo, en los Juegos de la IV Olimpiada que se resume en “lo importante no es vencer, sino competir”. Coubertin interpretó la célebre frase en su personal forma distinguida con “lo importante en la vida –diría- no es el triunfo sino la lucha, lo esencial no es haber vencido, sino haberse batido bien. Extender estas ideas es preparar una humanidad más valiente, más fuerte, más escrupulosa y por tanto más abnegada”. D. Conrado Durántez.

Precisamente estas ideas son las que deben iluminar nuestro sendero, para que el ideal Olímpico nunca muera.

14/03/2013 23:05 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris