Facebook Twitter Google +1     Admin

Pensando los Juegos Olímpicos de Londres 2012 (1)

20120821234243-dise.jpg

El inicio de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, coincidió con mi estancia en la ciudad de Quito, mientras compartía mis conocimientos con un grupo de estudiantes de la Maestría de Psicología del Deporte del Instituto de Post Grado de la Facultad de Ciencias Psicológicas de la Universidad Central de Ecuador, demoraba en el Hotel Barnard situado a una altura de más de 2400 metros.

Mi prueba “Olímpica” era llegar al Instituto de Post Grado al salón de conferencias a 2800 metros de altura, que tenia por panorámica frontal al telúrico Pichincha, con sus más de 4000 metros de altura.

Mis repetidas estancias en esas alturas dieron lugar en esta ocasión a la mejor  respuesta adaptativa. Llegaba al cuarto piso del Instituto a casi 2800 metros del altitud, por medio de una escalera, sin grandes alteraciones de la frecuencia cardiaca.

Fue en Quito que vi la inauguración de los Juegos Olímpicos, la delegación de Cuba y la de otros tantos países. Mis alumnos celebraban conmigo mi regreso a Cuba.

El transito en el aeropuerto de Panamá fue tan veloz que no pude visualizar absolutamente algo de la Olimpiada.

Ya en la Habana pude ver la primera medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en la modalidad de tiro con pistola. La primera de Cuba en Londres y la primera en toda la historia del tiro cubano, en Juegos Olímpicos. Un hecho heroico como es para mí todo lo que se logre en Oro en unos Juegos Olímpicos. Máxima excelencia. Además, proeza de un cubano que obtiene con modestos y limitados recursos materiales frente a quienes poseen todos los medios de alta tecnológicos. Pistolas, cartuchos, tecnologías de registro.

Un mundo de apoyos tecnológicos superados por las reservas emocionales de quien desde que salió de La Habana para Londres, declaró que la traería en su cuello la medalla de Oro y cumplió.

Fuerza de la mente y el corazón. Compromiso y amor en cada arteria, en cada pulsación, en el oxigeno que atrapara sus pulmones.

Después, la segunda de Oro en el judo femenino. Nuevamente, Oro Olímpico en nuestro coloso “Abanderado” quien llevará nuestra digna Bandera de la Estrella Solitaria y que repitió su hazaña de los Juegos Olímpicos de Beijing.

Finalmente, el deporte insignia de Cuba: el Boxeo con dos de Oro, una de ellas de un joven de 18 años.

Estuvimos en el 15 lugar y por una prueba de dopaje positiva de una deportista de otra nación, al ser descalificada y otorgada la medalla a otro país pasamos al 16 lugar.

La prensa mundial coloca a Cuba como el país que representa el lugar más elevado de todos los países latinoamericanos.

Agregue y hoy señaló al mundo: El primero de Iberoamérica.

Volvimos a esa posición, que no ocupamos en los Juegos Olímpicos de Beijing.

¿Dónde radica la fuerza de una nación de 11 y tantos millones de habitantes para ocupar este puesto en unos Juegos Olímpicos?

¿Cómo con recursos materiales limitados para los medios de entrenamiento se logro la preparación de nuestros deportistas y sus proezas olímpicas?

Se podrían llenar cuartillas para decir todo lo necesario y sin embargo en síntesis la esencia a mi juicio radica en la concepción del movimiento deportivo cubano. En su base social. Sobre todo en esto: lo Social que se expresa en el derecho de todo el pueblo a practicar el deporte y para ellos e trabaja y garantiza.

García Ucha

21/08/2012 18:42 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

gravatar.comAutor: GUILLERMO ANTONIO GUAÑA H

Saludos a la distancia Dr. y felicitaciones por Cuba en las olimpiadas un ejemplo a seguir pero ya...

Fecha: 03/09/2012 20:33.


Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris