Facebook Twitter Google +1     Admin

Psicología del Deporte en la Bitácora del Dr. Ucha. 2

20110327015556-deporte-curso-ucha.png

Continuando la exposición del libro, La Práctica de la Psicología Deportiva: Las Clases – el Entrenamiento – la Competencia, de Sigurd Baumann. – Munich; Viena, Zurich: BLV Editorial Verlagsgesellschaft, 1986.

El deporte de alto rendimiento.

   Los objetivos de los atletas de alto rendimiento consisten en lograr, estabilizar y mejorar sus rendimientos deportivos. La psicología deportiva debe contribuir por una parte, a crear las condiciones psíquicas para ello en el atleta, por otro lado, ha de regular en el desarrollo del entrenamiento y la competencia, los procesos psíquicos que tienen lugar y evaluarlos los rendimientos de forma que los estimule.

   La regulación psicológica de la actividad de este tipo debe llevarse a cabo en caso óptimo por el propio deportista = autorregulación. Muchos deportistas, sobre todo los más jóvenes, aún no se encuentran capacitados para efectuar por sí mismos una psicorregulación de sus acciones, por lo que requieren en menor o mayor medida de las influencias sociales externas, las que pueden proceder de aquellas personas encargadas de dirigirlos, pero también de sus compañeros de equipo.

   Retomando el conocimiento fundamental  acerca de que la personalidad humana se desarrolla en torno a los enfrentamientos con las influencias materiales y sociales del medio que los rodea, entonces, la autorregulación por parte del atleta sólo resultará exitosa cuando se contemplen todos los  factores  de efectividad en la esfera de actividad del deporte.

   Con la ayuda de las acciones dirigidas, el atleta entra en activa relación con el mundo que le rodea. En el marco del sistema de mutuas influencias a partir de la persona, la situación y la acción,  (gráfica número 2), se puede alcanzar a través del cambio también de sólo una dimensión de efectividad, una variación en la estructura psíquica de las acciones en el deportista.

   La importancia de la estructura de las situaciones deportivas específicas, así como del cambio y de sus efectos sobre las condiciones psíquicas de las condiciones de las acciones ha de resaltarse sobre todas las cosas, para  los jóvenes atletas de rendimiento.

    Se requiere de planes coordinados de forma individual y de la selección de las situaciones específicas de la competencia, para no exigir en demasía de las jóvenes promesas como consecuencia de las cargas psíquicas. Los campeones mundiales del entrenamiento, aquellos que fracasan durante la competencia son víctimas en gran medida de las malas regulaciones psíquicas por el entrenador en su anterior período de desarrollo. Los deportistas más inestables, más inseguros, los que aún luchan por lograr un concepto propio, requieren de una organización de la planificación que los proteja. Las personalidades más seguras de sí mismas y más estables por el contrario, buscan en épocas más tempranas las pruebas que los confirmen durante la fase de mayor tensión de la situación competitiva.

   En la futura planificación y organización del entrenamiento así como de la competencia, en todas las etapas han de tenerse en cuenta las premisas psico-reguladoras, tanto las de la personalidad individual del deportista, así como también las que dan forma a la situación (Gráfica número 3).

   Gráfica número 2

 

DEPORTISTA

 

SITUACIÓN DEPORTIVA

 

ACCIONES Y CONDUCTA DEPORTIVA

 

 

   Gráfica número 3:

Preparación psíquica

Competencia

Elaboración psíquica

 

Entrenamiento

 

Planificación

Psicológica

Personal

psicorregulación

Social

Características

Psíquicas

Propias

Los componentes psíquicos adicionales cobran efectividad en las disciplinas colectivas. Especialmente allí, donde la victoria o la derrota es la consecuencia de la adición de rendimientos individuales, la regulación psíquica adquiere una importancia fundamental. Por ejemplo, en el caso del tenis de mesa, de la equitación o de la esgrima, entre otros, casos, en los que los rendimientos individuales contribuyen al éxito o el fracaso de todo el colectivo, ello puede conducir a que exista la mayor disposición, pero también a que se experimente un mayor nerviosismo que posibiliten o imposibiliten los rendimientos.

   Por otra parte, las disciplinas deportivas colectivas  de gran interacción, es decir, aquellas en las que los rendimientos colectivos son el resultado de la mutua coordinación y la dependencia de los rendimientos individuales, por ejemplo, el caso del fútbol, del voleibol, etc., también a los jugadores más inestables se les puede conducir a través de la adecuada distribución de los roles y la ayuda de los compañeros en esa tarea, a que obtengan los rendimientos óptimos.

   Por ultimo, la totalidad de los conocimientos psicológicos y sociales se puede emplear en los deportes colectivos. Las más diferentes estructuras de los equipos, las expectativas en cuanto al papel a desempeñar con sus múltiples requerimientos con respecto a las correspondientes personalidades que han de ejecutar la tarea, así como las relaciones de los jugadores entre sí y con el entrenador constituyen una esfera inagotable de acontecimientos en el marco de la dinámica de grupo.

   Mientras que en el caso de los atletas individuales, se trata de lograr las condiciones apropiadas en correspondencia con sus capacidades fìsicas, asì como mejorar y estabilizar la calidad desde el punto de vista técnico de los  movimientos y la adaptación táctica. La regulación de las acciones experimenta en el caso de las disciplinas deportivas la adición de componentes psicológicos en el campo social de los jugadores del equipo y de los oponente.

   La importancia de los factores sociales y psicológicos de influencias sobre la conducta ante los movimientos de los atletas miembros del equipo hace que nos parezca adecuado que resaltemos los dos puntos fundamentales de la regulación individual y social en las acciones deportivas (Gráfica número 4). Esta diferenciación la interpretamos como una ayuda en la aplicación para los entrenadores. La misma debe subrayar los componentes sociales y psicológicos de los deportes colectivos, pero tampoco deja de reconocer que también los atletas individuales se encuentran sometidos en menor o mayor medida a las influencias externas de su entorno social y están obligados a enfrentarlo.

   Gráfica número 4:

 

Deporte de alto rendimiento

 

Disciplinas individuales

 

Disciplinas colectivas

Psicorregulación de las acciones Individuales

 

Psicorregulación de las  Acciones  sociales

La psicorregulación de los atletas individuales en una situación estándar, por ejemplo, en el salto alto, en el kayac individual o en el caso del tiro puede interpretarse sobre la  base de puntos de vista más sencillos, en comparación con la particularidad de las variables situaciones sociales de las  que dependen los jugadores  miembros de un equipo y sus oponentes en una disciplina colectiva. En relación con la situación de las cargas de los atletas de alto rendimiento, los que se ven sometidos a las presiones producto de las expectativas del auditorio, apenas observan diferencias entre los atletas individuales y los de las disciplinas colectivas.

   Por último, para el caso de los altos rendimientos deportivos no sólo son necesarias las aptitudes motoras, sino que también es necesario cumplir con el perfil de exigencias de una disciplina deportiva en lo que a la estructura psíquica de la personalidad respecta, aspectos entre los cuales juegan un papel fundamental las actitudes, las condiciones emocionales, las premisas intelectuales, las capacidades psíquicas de regulación y las cualidades psicodinámicas. Estas serán tratadas en los próximos capítulos con mayor profundidad.

   El deporte masivo y de tiempo libre.

   La importancia de la actividad deportiva durante el tiempo libre ha experimentado un rápido crecimiento en los últimos años. El movimiento deportivo masivo organizado que fuera iniciado en primer lugar por la Sociedad Deportiva de Alemania ya no resulta suficiente para hacer una caracterización de la multiplicidad en cuanto al ejercicio del deporte de forma organizada y no organizada. De igual manera, los sociólogos, los médicos y los psicólogos recomiendan la práctica deportiva durante el tiempo libre para el mantenimiento de la salud desde los puntos de vista físico, psíquico y de toda la sociedad. Los clubes deportivos con agrupaciones de todas las categorías de edades y distribuciones en cuanto al sexo, hasta los grupos informales no organizados de tiempo libre se forman atendiendo a las exigencias de los seres humanos para lograr la plena satisfacción a través de nuevas vivencias, las que apenas pueden lograrse en la vida cotidiana. La necesidad original de aventura, de nuevas experiencias puede satisfacerse en el marco del deporte, de igual forma que las ansias presentes de demostrar lo que conocemos y dominamos una y otra vez.

   La situación social dinámica y variable requiere de las recomendaciones de la psicología deportiva acerca de las formas de efectos, de la organización, de los contenidos, y de los objetivos de las más diferentes formas de acciones deportivas. No son las ideas acerca de los rendimientos las que se encuentran en el punto central de las reflexiones de carácter psicológico, sino las cuestiones  referentes a la motivación, las de las cargas psicológicas, de la selección de los grupos de objetivos especiales, de las formas de efecto de la compensación que poseen las actividades deportivas, pero también de la función estabilizadora del deporte, la cual se puede materializar en los objetivos individuales.

   Los clubes, las organizaciones deportivas, y las instituciones comerciales han de tener en cuenta las variaciones de las situaciones psicológicas y proyectar atendiendo a ello, los contenidos de sus ofertas en lo que a su contenido y organización respecta. Sólo el conocimiento y a la atención que brindemos a las múltiples necesidades y motivaciones, el tener en cuenta  diferentes formas de expectativas y de intereses, así como la coordinación de las ofertas con las más diferentes características de las capacidades, pueden asegurar al club deportivo en el futuro, una importancia en el marco de la sociedad.

   Las libertades de elección social, los cambios en la conducta sexual, la nueva estructuración del papel sexual, las tendencias de la moda y de los medios de difusión han conducido a muchas personas a adoptar una nueva conducta más consciente con respecto a su propio cuerpo físico. Este último representa no sólo el instrumento, el aparato de movimientos o el lugar que constituye el fundamento, sino que se ha convertido en el punto de partida de la estima personal. Atendiendo a este desarrollo, también las mujeres como las muchachas practican en medida cada vez más creciente el fisiculturismo y el entrenamiento muscular.

   Las razones  que motivan al ejercicio del deporte, para muchas personas van más allá de la esfera físico-motora. La búsqueda de contacto, el temor a la soledad, las ansias de compañía son con mucha frecuencia los motores impulsores para ello, al igual que los motivos de carácter deportivo o los relacionados con la salud.

   Se incluye dentro de la esfera deportivo-psicológica, al igual que la creación de un clima social apropiado, la conducta de dirección orientada hacia los intereses del grupo por parte de quienes dirigen los ejercicios y los animadores de la actividad. La gráfica número 5 tiene el objetivo de esclarecernos los temas fundamentales relacionados con la psicología en el deporte masivo y de tiempo libre y de delimitar la multiplicidad de las tareas de la esfera.

Gráfica número 5:

Publicidad

Orientación de los grupos de objetivos

Organización

 

Clima Social

 

Compensación

Cambios sociales

 

Ofertas deportivas

Conductas expectativas

Tiempo libre

Psicología del Deporte

Contenido de las experiencias

Cambio de las motivaciones

 

Consciencia Corporal

 

Regulación de las acciones

 

Necesidad de actividad Física

 

El Deporte Escolar.

   Mientras que los objetivos psicológicos en el deporte de alto rendimiento se encuentran en primer lugar en el aspecto de optimizar los rendimientos y para el de tiempo libre en la compensación del déficit existente del universo laboral, las tareas del deporte escolar desde el punto de vista que nos toca se encuentran precisamente en la esfera educativa.

   Las reflexiones psicológico-deportivas en el deporte escolar se encuentran al servicio del desarrollo de la personalidad del hombre joven. Los escolares han de experimentar el deporte con una distancia crítica, en relación con los valores de la propia personalidad. El profesor de deportes tiene ante sí la tarea de agotar completamente las posibilidades de las clases desde el punto de vista psicológico. Especialmente, la dimensión emocional de lo que acontece en el mundo del deporte requiere de la correcta dirección por parte del profesor de esta actividad. La evidencia con que se tomen los múltiples estados afectivos posibles, comenzando por quienes se retraen producto del miedo, hasta la explosión provocada por la euforia ha de evidenciar la tendencia de una dirección educativa. La inhibición y la desinhibición, el control y la estabilidad, el sensibilizar y la diferenciación de las emociones y los sentimientos deben mencionarse aquí de una forma ilustrativa.

   Las clases de deportes nos permiten, como casi ningún otro campo de la educación, constituir las relaciones sociales y reducir las conductas antisociales. Durante los procesos de aprendizaje individual y social nos topamos con determinados ingredientes de la personalidad de desarrollo y de tipo social y psicológico, los cuales experimentan por último en su constitución psicológica-deportiva una orientación de los valores.

   La totalidad de las reflexiones desde el punto de vista de la psicología deportiva en el deporte escolar casi no pueden reducirse en su multiplicidad de aspectos.  Desde la perspectiva pedagógica e inmanente de la especialidad, se encuentra en estrecha relación con el deporte de rendimientos y de tiempo libre. El esquema que sigue a continuación (Gráfica número 6) nos muestra algunos de los puntos fundamentales de las reflexiones de la psicología deportiva.

   Gráfica número 6:

 

 

Desarrollo de la Personalidad

 

Aprendizaje

 

Rendimientos

Aprendizaje

 

Salud

Transferencia de los efectos

 

Interacción

Regulación psíquica de las

acciones

El deporte escolar

 La Psicología  Deportiva

 El Deporte

Compensación

Competencia en la toma de decisiones

 

Emociones

Reflexión crítica

 

Motivación

El Deporte Especial

   Los grupos marginales desde el punto de  vista social no siempre permiten se les integren a los programas de las instituciones deportivas. Ellos requieren de una atención psicológica especial, ya que los mismos se caracterizan por ciertos rasgos que dificultan su inclusión en la esfera normal de la vida deportiva. Se trata en este caso de seres humanos a los cuales se les hace difícil el ejercicio del deporte debido a limitaciones de carácter psíquico, físico o de otro tipo, se ven afectado por lo  expresado anteriormente, por ejemplo, los ciudadanos extranjeros que no conocen el idioma, los enfermos durante la fase de rehabilitación, los impedidos físicos o mentales o los jóvenes que deben someterse a un proceso de rehabilitación (social). En estos casos, el deporte constituye una ayuda esencial para la integración social, para encontrarse a sí mismo, para superar y para superar las limitaciones provisionales o permanentes.

   Las reflexiones psicológico-deportivas se refieren a las cargas específicas psico-físicas producto de las actividades deportivas, las posibilidades de cargas psíquicas de los grupos a los que nos hemos referido, a la frecuencia con que tienen lugar las ofertas deportivas y a las posibilidades de sacar a los grupos de impedidos de su aislamiento e integrarlos a los grupos deportivos usuales. Una representación diferenciada de las tareas de la psicología deportiva rompería con el marco de esta introducción

26/03/2011 20:55 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris