Facebook Twitter Google +1     Admin

“MANIFESTACIONES PSICOLOGICAS DE LA REDUCCIÓN BRUSCA DEL PESO CORPORAL EN DEPORTES DE COMBATE”

20090614040016-slide0001-image002.gif

 

Ms. C. Jorge L. López Abascal

Psicólogo de las Selecciones Olímpicas de Boxeo (1996-2000) y Lucha Grecorromana (2005-2008) de Cuba.

Investigador Agregado del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente de la República de Cuba.

Profesor adjunto de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Habana.

jllopezabascal@yahoo.com

jorgelopez@infomed.sld.cu

Instituto de Medicina del Deporte de Cuba.

La pérdida brusca de peso corporal en los individuos, y específicamente en los deportistas en gran medida va a provocar modificaciones a nivel orgánico que comprometen varios de los sistemas de vida del organismo, lo que a su vez tendrá una repercusión, en esencia nociva, en la conducta del practicante tanto en la fase de entrenamiento como ya en el propio período relativo al rendimiento en competencias.

Por todo lo anterior a continuación haremos referencia a un conjunto de manifestaciones de corte psicológico que bien podrían aparecer de manera aislada o incluso formando parte de un cuadro psíquico abundante en el cual se conjugan dos o más de estos síntomas.

En primer lugar debemos considerar que unido a la fatiga psíquica provocada esencialmente por la pérdida de electrolitos y sales minerales del organismo, dada en su generalidad por métodos inadecuados en la reducción del peso corporal sobre la base de un proceso de deshidratación y no la eliminación del contenido graso acumulado en dicho organismo, aparece una fatiga psíquica que en un inicio puede mostrarse de manera eventual pero con el tiempo llegar a convertirse en crónica cada vez que el deportista se someta a procesos de este tipo. Por otra parte dicho estado bien puede traer aparejado manifestaciones de monotonía, que con frecuencia llegan al grado de aversión, provocando un rechazo parcial o total de la actividad deportiva en cuestión.

En la esfera de los estados emocionales, durante este proceso se hacen marcados el malestar, la irritabilidad, la elevación de los niveles de ansiedad, que generan en trastornos en las relaciones sociales, en la familia, en los grupos de pertenencia (entiéndase con el grupo laboral al que puede pertenecer el atleta, con entrenadores, compañeros de equipo y otro personal que forma parte del equipo técnico de trabajo) e inclusive en el área de las relaciones íntimas, dando lugar en un elevado por ciento a trastornos en las relaciones sexuales, a corto, mediano y largo plazos.

Las repercusiones anteriores también de manera invariable pueden derivar en trastornos de la alimentación como lo constituyen las conocidas anorexia y bulimia que generan síntomas depresivos relacionados con alteraciones del estado anímico, afectaciones de la autoestima, pensamiento rígido y pérdida de iniciativa y la creatividad para enfrentar la actividad competitiva. Además paralelamente se originan modificaciones en el dormir ya sea en forma de insomnio o de pesadillas.

Para concluir debemos hacer referencia a otras afectaciones que de manera general pueden influir en la conducta competitiva del atleta, y son aquellas relativas al aumento ligero o marcado en la agresividad del sujeto, el cual si bien en los deportes de combate podría ser positivo hasta un nivel moderado, en la mayoría de los casos como tendencia se convierte en negativa pues provoca una desorganización total o parcial de la conducta competitiva.

PONENCIA PRESENTADA EN EL 1er ENCUENTRO ON LINE DE PSICOLOGÍA DEL DEPORTE (SIPD 2009).

 

13/06/2009 23:00 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris