Facebook Twitter Google +1     Admin

Temas de actualidad en psicología del deporte.

20080707042756-ucha-meditando.jpg

Uno de los temas actuales de la psicología del deporte en diferentes países se trata de lograr que los psicólogos que tienen formación académica en psicología del deporte tengan una certificación que garantice que los deportistas y las organizaciones deportivas consideren sus habilidades profesionales que se actúe con prudencia con la participación de psicólogos con otras especializaciones en el área del deporte.

No es lo mismo un psicólogo del deporte que un psicólogo en el deporte. A veces es un psicólogo que no ha tenido éxito en su especialidad y pretende alcanzar buenos resultados en el deporte.

El intrusismo profesional, a menudo proviene hasta de personas que no llegan a ser ni tan siquiera especialistas en psicología.

La actividad deportiva tiene características únicas y la red social del deporte tiene sus propias representaciones sociales acerca de los diferentes roles que desempeñan sus miembros, así como valores y creencias que forman parte de una subcultura. El deporte es una institución socio cultural.

Un psicólogo del deporte conoce de estas características del deporte y puede trabajar con diferentes deportes, deportistas de diferentes edades y sexo y grados de rendimiento diversos.

He planteado, en diferentes ocasiones, que la psicología del deporte no tiene una relación tangencial con la psicología; de manera que el psicólogo del deporte debe tener conocimientos profundos de varias ramas de la psicología.

La comprensión de la subjetividad del deportista y el entrenador no se agota en una rama de la psicología sino que incluye como actividad interdisciplinaria a toda la psicología, desde la general, la salud mental, lo social, el aprendizaje motor e incluso aspectos de la sociología y otras ciencias sociales.

Se pueden cometer fallos sino se tiene un conocimiento al menos básico de la metodología del entrenamiento y del resto de las ciencias que apoyan el deporte.

Aun cuando no es necesario ser un sabio o un genio para ser psicólogo del deporte nos encontramos ante decisiones de importancia que tiene un carácter trascendente para la permanencia en la esfera del deporte.

La única forma de lograr credibilidad con los deportistas y entrenadores consiste en tener conocimientos de las ciencias del deporte y habilidades competitivas profesionales que incluyen la comunicación, la capacidad de promoverse y anunciar su campo de trabajo, empatia, persuasión y una buena regulación emocional para no perder el rumbo de las tareas.

Todo lo planteado nos lleva a reconocer la necesidad de la formación en psicología del deporte. Es una responsabilidad del psicólogo poder dar respuesta satisfactoria a las expectativas que tienen los entrenadores y deportistas acerca de su labor.

Para muchos es muy importante saber distinguir entre el interés por elevar los rendimientos y la misión de preservar la salud mental del deportista. Hay que prevenir las altas demandas del deporte relacionadas con la presencia frecuente de lesiones, sobreentrenamiento, burnout, desordenes alimentarios. Ante estas circunstancias el psicólogo del deporte debe trabajar en un sentido preparando al deportista para las competencias y por otra parte garantizando la salud mental.

Cuando estamos capacitando a los psicólogos en psicología del deporte seguimos diferentes estrategias desde cursos de post grados a diplomados y programas de maestría y estimulando la realización doctorados, sin embargo los programas de entrenamiento de los psicólogos en las condiciones de la practica con frecuencia no se incluyen y cuando están no abarcan el tiempo necesario. Es necesario contemplar esto como un principio básico en la formación de profesionales en psicología del deporte. Sobre todo, horas de entrenamiento laboral en condiciones de terreno.

Esto nos habla de la inclusión de supervisión al trabajo del psicólogo y la presencia de tutores desde un inicio de la formación en psicología del deporte con el propósito de estar constantemente vinculado a la práctica. A mi modo de ver esto se debe de llevar a cabo entre dos a tres años de supervisión constante por especialistas que ya lograron ser eficaces en su labor.

Se hace necesario darles más tiempo a los estudiantes de intercambiar con profesionales de experiencia y especialistas que tengan capacidad de liderazgo en el tema de la psicología del deporte.

Los programas de estudio deben incluir muchos temas específicos del deporte como lo es los problemas del dopaje y sus consecuencias, la prevención de la violencia y la agresividad como las habilidades para enfrentar las frustraciones y las tensiones propias del deporte.

He tenido la vivencia, por ejemplo durante los cursos impartidos con psicólogos interesados en la psicología del deporte de lo difícil que le resulta a alguien que no ha estado vinculado al deporte llegar a comprender toda la complejidad del trabajo del entrenador y esto es mucho mas difícil cuando el psicólogo tuvo práctica profesional en otro campo donde su actividad se centraba sólo en una persona que busca ayuda para sus reacciones emocionales inadaptadas.

Al introducirnos en la psicología del deporte y atender a los deportistas nos encontramos vinculados a un sistema que incluye al entrenador, entonces la experiencia de trabajar con lideres resulta un conocimiento y una metodología de vital importancia.

Es como único puedo llegar a definir esta situación en este trabajo. La figura del entrenador es fundamental en cualquier plan de preparación mental de deportistas. El logro de los objetivos de todos los procedimientos transita por la necesaria colaboración y el trabajo mancomunado con el entrenador e incluso con todo su grupo de apoyo.

Por esta razón, en muchas ocasiones, cuando viene un psicólogo a interesarse por su formación en psicología del deporte le recomiendo que se haga experto en relaciones interpersonales y mediador en conflicto.

Además, puedo decir que conocer no es una garantía de que logres ser eficaz, en este campo de trabajo como en tantos otros hay situaciones en que la no credibilidad, la falta de confianza y la ausencia de propósitos para favorecer las tareas del psicólogo pueden llevar al mejor experto a un fracaso.

Por eso tenemos que estar preparados a salir mal de alguna situación o de una tarea. No somos invulnerables, mucho más cuando hay personas con segundas intenciones.

De las más frecuentes responsabilizar al psicólogo de cualquier tipo de fracaso. Cuando no, proyectar la propia hostilidad sobre la persona del psicólogo.

Un campo que esta proporcionando gran cantidad de información significativa para la formación en psicología del deporte es la psicología organizacional y el trabajo con lideres y en la solución de conflictos que son necesariamente frecuentes en el deporte y hasta en el área de la formación académica en psicología del deporte.

Otro tema de importancia radica en la posibilidad de abrir nuevos campos de trabajo para los psicólogos del deporte por ejemplo en la promoción de la actividad física con fines de restablecer o mantener la salud.

La actividad física y el deporte se imponen como las vías salvadoras o capaz de colaborar en los tratamientos de las enfermedades crónicas no trasmisibles, también para el mejoramiento de la estética y para la mejora del bienestar subjetivo. En este tema hay una gran cantidad de alternativas que se relacionan con la psicología del deporte, como lo es por ejemplo el atraer a las personas sedentarias a la actividad física y el deporte y lograr que permanezcan en la misma.

Es muy interesante ver el grado de profundidad que están tomando las investigaciones en este campo referido al impacto que sobre la subjetividad del participante ejerce la actividad física y el deporte. No se trata ya de la realización de cualquier actividad físico o deporte sino de sus relaciones con el tipo de rehabilitación que se desee hacer de una persona que padece de una enfermedad o incluso los propósitos que tiene un participante sano en relación con alargar la calidad de su vida.

Se abre un campo para el psicólogo del deporte como consultante del entrenador personal y de los programas de fitness.

La combinación del entrenamiento psicológico junto a la práctica de la actividad física y el deporte incluyendo la orientación en la dieta resultan los tres pilares básicos para poder enfrentar los retos y tensiones de la sociedad actual.

Por todo ello, la integración de la psicología del deporte a la medicina del deporte, a la fisiología del ejercicio y a la nutrición pueden permitir adelantos de gran importancia en el mejoramiento de la vida.

La medicina del comportamiento incluye junto a la actividad física, el entrenamiento psicológico.

Continuará...

Dr. Francisco García Ucha

07/07/2008 04:27 ucha #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris