Facebook Twitter Google +1     Admin

Procesos cognitivos en Psicologia del Deporte I

El asunto de los procesos cognitivos en Psicología ha resultado durante años un área de muchos tratamientos y polémicas. Las conclusiones finales nos hablan de habilidades cognitivas específicas a una tarea y no de inteligencia general. Esto hace que nuestra visión del problema nos lleve de la mano a la búsqueda de los requerimientos cognitivos del deporte como actividad. La respuesta táctica del deportista no abarca sólo su capacidad reflexiva sino un conjunto de procesos sobre los cuales se asienta. Que van desde la atención, la percepción, la memoria y un principio en muchas ocasiones olvidado, de que no hay proceso cognitivos aislados sino para su estudio analítico. En el hombre los procesos cognitivos y afectivos están unidos íntimamente, nunca están separados.
Hoy muchos autores hablan de inteligencia emocional. Y este no es un descubrimiento novedoso, en muchos casos, los resultados sólo corroboran lo planteado por otros autores, mucho antes.
Ante tal complejidad, se podría decir que no se puede hacer nada.
No es así, se pueden hacer muchas cosas. Estudios valiosos para la práctica misma de la actividad, y ante todo hay que tener una profunda capacitación del área donde nos movemos. Primero, para poder actuar, para que nos comprendan y para poder dar las respuestas que los entrenadores esperan.
Como psicólogo de un equipo de juegos con pelota durante casi seis años, tuve la necesidad de valorar alguna de estas cuestiones.
Para mí fue muy importante la lectura del libro de Federick Mahlo “La acción táctica del juego”. Este libro esta en la actualidad agotado. Es un clásico.
F. Mahlo: Acciones tácticas como "soluciones prácticas, que persiguen el mejor resultado posible de la actividad global, colectiva, en la mayor parte, aplicada a las situaciones problemas del juego, como consecuencia de las acciones y reacciones de los adversarios y compañeros".
Son acciones donde mediante la reflexión se aplican en la práctica los conocimientos y la técnica.
La táctica es un proceso complejo: cognitivo-afectivo-volitivo.
En la solución de los problemas tácticos participa con gran importancia el pensamiento. Este se basa fundamentalmente en las percepciones.
Por otra parte, en la competencia aparecen fuertes estados afectivos que influyen en el comportamiento. La voluntad debe vencer los obstáculos de cualquier naturaleza y organizar el comportamiento y regular las acciones. Cuando hablamos de volunta anotemos la personalidad del deportista.
Ese proceso complejo requiere por una parte la valoración de las habilidades cognitivas del deportista, implica sus posibilidades perceptúales y de concentración de la atención y finalmente el grado de control emocional.
Cada uno de los aspectos señalados deben ser integrados a la luz de la propia personalidad del deportista (esto es lo más importante) y entonces el entrenador y el deportista van a conocer cuales son sus fortalezas, debilidades y como pueden aprovechar las oportunidades que le brindara el juego y como deben preparase para las amenazas que aparecerán en el juego.
Los invito a leer un trabajo mío que aparece en el Web de la Asociación Psicología del Deporte Argentina sobre Aspectos psicológicos Táctica http://www.psicodeportes.com
También se habla de las posibles diferencias en el grado de inteligencia de los practicantes de un deporte u otro.
No es correcto pensar que en los deportes colectivos o de juegos con pelotas se encuentran los deportistas más inteligentes. Como tendencia y tras 26 años de trabajo y por lo datos que poseo. Trabajé cinco años con todas las modalidades de atletismo, supervise durante 14 años a un grupo de 25 psicólogos que trabajaron con aproximadamente 35 modalidades deportivas y laboré seis años con un equipo de juego con pelota.
Hay deportes individuales de arte competitivo que requieren que sus deportistas sean prácticamente super inteligentes. No tiene resultados si no lo son, y los deportistas por debajo el promedio normal terminan abandonando el deporte.
Deportes tales como el lanzamiento, de la jabalina, gimnástica, clavado, salto alto, triple salto requieren como tendencia deportista de elevado coeficiente intelectual.
En deportes de combate lo requiere de manera notable el judo. Estos deportistas deben de construir, por decirlo de una forma, modelos de acción o capacidades de desempeño que tiene requerimientos muy elevados en los procesos cognitivos.
Las carreras de fondo y maratón caen dentro de este grupo de elevadas exigencias cognitivas complejas. Es posible que se me queden algunos otros deportes.
No quiere decir que uno no encuentre un deportista borde line (quiere decir en la frontera de lo normal). Es de esperar que no lleguen a brillar en estos deportes y a la larga lo abandonen.
Ocurre, en algunas organizaciones deportivas en países no hay un trabajo riguroso desde el punto de vista psicológico, que los deportistas no son previamente seleccionados por medio de una evaluación psicológica. Los entrenadores seleccionan sobre la base de determinados rendimientos en el grado inferior, al que se encuentran y buscan señales en tópicos como fortaleza, rapidez y composición corporal. Si notan que el deportista es tranquilo, y manejable ya se sienten más seguros.
Muchas personas con un grado bajo intelectual tienden a llevarse por la influencia de los demás, se muestran dóciles y disciplinados, hablan poco y no interfieren. Se dejan impresionar cuando les dicen que pueden ser muy buenos.
He observado deportistas por debajo del promedio en equipo de juego con pelota. Aquí ocurre, además que el equipo requiere ser heterogéneo.
Raramente, un equipo homogéneo puede funcionar a cabalidad.
Se necesita de la diversidad y a veces las personas poco inteligente tienen otras cualidades compensatorias. Como ejemplo, fuerza, pueden ser intrépidos, pueden mostrar agresividad y dejarse llevar por una atmósfera violenta y los entrenadores quieren este deportista, aun cuando no pueden esperar mucho de su actuación táctica. Ellos son el soporte de determinadas acciones en situaciones que se requieren.
Casi siempre son jugadores del banco que salen en circunstancias determinadas.
Recordemos que el hombre es un sistema hiperestable y que puede compensar en una tarea sus deficiencias en un proceso o habilidad, hasta un cierto punto, desde luego.
Así, tenemos:
a) Las imperfecciones del pensamiento táctico se compensan con la rapidez de las reacciones motoras, la estabilidad de la atención y su despliegue, el "sentido del tiempo" y "sentido de la distancia".
b) Las imperfecciones de la atención se compensan con la rapidez de la percepción y de las operaciones
mentales y la exactitud de diferenciaciones músculo motoras.
c) Las imperfecciones de la rapidez de las reacciones motoras se compensan con la capacidad de pronosticar el "sentido de la distancia" , el "sentido de la tiempo", el despliegue de la atención y su estabilidad y con el pensamiento táctico.
30/05/2004 06:56 #. sin tema

Comentarios » Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





La Bitácora del Dr. Ucha

Temas

Archivos

Enlaces


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris